Destrucción de evidencia, fugas: los riesgos por filtraciones en caso Lozoya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fuga de involucrados, destrucción de evidencia: los riesgos por las filtraciones en caso Lozoya

Es prematuro decir que se ha violado la integridad del proceso, pero las filtraciones pueden generar otras dificultades para investigadores, señalan especialistas.
Cuartoscuro Archivo
21 de agosto, 2020
Comparte

La publicación de un video en donde se muestra pago de supuestos sobornos a senadores, así como la filtración de la denuncia íntegra que el exdirector de Pemex Emilio Lozoya presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR), por presunta corrupción en los dos últimos sexenios, no anula la apertura de eventuales procesos contra los implicados, pero sí genera riesgos.

Así lo señalaron cinco abogados investigadores y expertos en Derecho entrevistados por Animal Político. Coincidieron en que, si bien es prematuro decir que se ha violado irremediablemente la integridad del proceso, la información que se ha dado a conocer puede generar otras dificultades para los investigadores.

Entérate: La denuncia de Lozoya en frases: alianzas, odios y extorsiones entre políticos

Por ejemplo, algunos señalan que se habría afectado el principio de presunción de inocencia, sobre todo si se confirma que la filtración fue resultado de una omisión de la autoridad, lo que puede generar demandas. Otros difieren, pero apuntan un riesgo distinto: un alertamiento prematuro que complique la localización de posibles implicados o que facilite la destrucción de evidencia.

La primera filtración se registró el lunes pasado, luego de que en la plataforma You Tube se publicó un video en el que se aprecia a asistentes de exsenadores del PAN recibiendo un presunto soborno de un funcionario de Pemex, en el contexto de la discusión de la reforma energética.

A ello se sumó la filtración ocurrida el miércoles de la denuncia de 63 páginas que Lozoya presentó el pasado 11 de agosto ante la FGR y en la que, entre otras cosas, acusa que en los últimos dos sexenios funcionó un esquema de corrupción encabezado por expresidentes en México, donde igual se recibieron sobornos de empresas como Odebrecht, se extorsionaron a empresarios, o se traficaron influencias.

En dicha denuncia se revelan los nombres de más de 15 personas denunciadas, así como varias de las pruebas y de los testigos (incluso con teléfonos personales) que Lozoya se ha comprometido a aportar.

Sobre ello se detalla el análisis de cada uno de los especialistas entrevistados.

Adriana Greaves Muñoz

Maestra en Derecho Comparado e Internacional, y experta en sistema penal acusatorio

La especialista advierte que la revelación de datos personales y reservados contenidos en la denuncia, así como la imagen de personas que aparecen en el video de los sobornos, sí genera una violación al principio de presunción de inocencia de los implicados y abre la puerta a demandas civiles contra quien resulte responsable.

Incluso, fue la propia FGR la que anunció que había iniciado una carpeta de investigación para identificar cémo es que esta información, que solo debería estar en sus manos y en la de Lozoya y sus abogados, se filtró.

Pero esta irregularidad, aclara Greaves, por sí sola no representa una violación a eventuales procesos en contra de los denunciados por Lozoya, si es que la FGR integra bien la indagatoria.

“La línea del proceso penal de estos hechos criminales que se dieron a conocer a partir de la denuncia de Lozoya y está corroborando la FGR es distinta. No veo una violación al debido proceso ni que haya un efecto corruptor que en un futuro pudiera demeritar las acciones que lleve a cabo la Fiscalía, para corroborar la información. Si la FGR la corrobora bien y se allega de datos de prueba no existe ese efecto corruptor…”, dijo Greaves.

Donde la maestra sí advierte un riesgo preocupante, es en el hecho de que las filtraciones anulan en automático la secrecía de la indagatoria, al revelar quiénes son los indagados y qué hechos se están corroborando.

“Se abre la puerta a que se oculten datos de prueba o a que los implicados se deshagan de evidencia o que, por ejemplo, se escondan o cierren cuentas bancarias. Se hace mas difícil un trabajo que de por sí es complicado”, dijo Greaves.

Javier Martín Reyes

Licenciado en Derecho y Ciencia Política; Maestro por la Universidad de Columbia

Martín Reyes señala que si bien de momento no es posible llegar a una conclusión, las filtraciones que derivan en la construcción de una imagen negativa de personas que podrían haber cometido un delito abren la puerta a riesgos, y a la larga pueden comprometer un juicio exitoso.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha sido contundente cuando afirma que la sola exhibición de personas imputadas en los medios de comunicación representa una forma de maltrato que favorece el terreno de ilegalidad, y que propicia otras violaciones a derechos humanos”, indica Reyes.

El experto señala que cuando el Estado es el responsable de llevar a cabo dichas filtraciones se pone en duda la fiabilidad de las pruebas que a la postre reúna. La Corte, señala Reyes, ha señalado que los jueces deben ser “especialmente escépticos” para juzgar el material probatorio en los casos donde la autoridad ha generado de forma deliberada una imagen negativa de los investigados.

“El tema es que no tenemos certeza aún de dónde provienen las filtraciones, pero sí sabemos que el presidente de la República sistemáticamente ha difundido –y exigido – la difusión del video”, concluye Reyes.

Gabriel Regino García

Abogado experto en Derecho Penal exsubsecretario de Seguridad de CDMX

Regino concuerda con Greaves en el sentido de que la filtración de la denuncia y del video no echan abajo una investigación por temas del debido proceso. Lo que sí se ocasiona, en todo caso, son complicaciones en el terreno operativo.

“La filtración de una denuncia y una evidencia incriminatoria no compromete la investigación de la Fiscalía, salvo que las personas ahí filmadas se den a la fuga y se tornen ilocalizables. De ahí en fuera, su validez dependerá de la forma en que la Fiscalía relacione la denuncia con el video y demás pruebas que obtenga para acreditar la existencia de una organización delictiva”, dice Regino.

Pero el abogado pone además en duda de que se haya violentado la presunción de inocencia de los implicados con la filtración de la denuncia. Desde su perspectiva, los particulares pueden ocasionarse un daño moral (lo que podría ser el caso), pero solo las autoridades pueden vulnerar el derecho a la presunción de inocencia.

En ese sentido, añade Regino, lo que se tendría que verificar es si es la FGR la responsable de filtrar la denuncia, situación que es independiente de la indagatoria por las acusaciones hechas por Lozoya.

Juan Jesús Garza Onofre

Abogado. Maestro en Argumentación Jurídica por la Universidad de Alicante

Desde el punto de vista de Garza Onofre las filtraciones registradas en el caso sí abren las puertas para considerar una violación a la presunción de inocencia e incluso, llegado el momento, que se contemple una eventual violación al debido proceso. No obstante, ello dependería de clarificar cuál es el origen de dichas filtraciones.

Pero Garza añade otro riesgo: que el manejo político del caso a través de las referidas filtraciones o discursos como los del presidente terminen rebasando la importancia de llevar un proceso jurídico buen cuidado, donde el juicio público pese más que una eventual sentencia.

“Que esté tan politizado va a terminar influyendo, no sé qué tanto, pero de que va a terminar influyendo lo va a hacer y puede comprometer el éxito jurídico del caso a cargo de la Fiscalía”, dice.

Estefanía Medina Ruvalcaba

Licenciada en Derecho y especialista en la implementación del sistema penal acusatorio

Medina coincide con otros expertos en que resulta prematuro hablar de una violación al debido proceso, e incluso a la presunción de inocencia a partir de las filtraciones que han ocurrido. Pero subraya que estas informaciones generan un riesgo serio para una indagatoria exitosa por la divulgación anticipada de datos clasificados.

“Creo que en estos momentos esto es lo más grave: que se afecte la adecuada investigación de los hechos porque alertas a los investigados que aun no tendrían porque conocer el caso”, dijo la experta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Hotel Saratoga: el esplendor y la decadencia del edificio de La Habana que sufrió una explosión este viernes

El edificio destruido este viernes por una explosión recuperó su estatus de hotel de referencia en la ciudad tras un siglo y medio de altibajos.
7 de mayo, 2022
Comparte

Además de pérdidas humanas, la explosión ocurrida este viernes en pleno corazón de La Habana hizo saltar por los aires un pequeño pedazo de historia de la capital cubana.

Específicamente 143 años de historia, los que han transcurrido desde la construcción en 1879 del edificio de corte neoclásico y suntuosas curvas que alberga al hotel Saratoga.

Este viernes, al menos 22 personas murieron y decenas resultaron heridas tras una fuerte explosión que causó grandes daños al hotel, uno de los más caros y exclusivos de la capital de Cuba.

De acuerdo con el gobierno de Cuba, “investigaciones preliminares indican que la explosión la provocó un escape de gas”.

El origen de este singular edificio hay que buscarlo en la segunda mitad del siglo XIX, aún bajo dominio colonial español. Corrían tiempos de fiebre arquitectónica en La Habana, cuya ciudad amurallada se quedaba pequeña para una metrópoli en plena expansión.

“Las murallas se demolieron en 1863 y todos esos terrenos se vendieron a grandes empresas, por eso los edificios tienen una escala y un plano urbano diferente a La Habana colonial, a La Habana intramural”, explica a BBC Mundo Ruslan Muñoz, profesor de Historia de la Arquitectura de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE).

Hotel Saratoga

Getty Images
El hotel tal y como lucía antes de la explosión.

No nació como un hotel

En la nueva zona, emplazada en el contorno del tradicional barrio de La Habana Vieja, explica, “se asentaron muchos teatros y hoteles fundamentalmente”.

Pero el Saratoga no era uno de ellos. De hecho, el edificio original ni siquiera tenía ese nombre.

“No surgió como un hotel. Inicialmente tenía tres niveles: su planta baja tenía función comercial y en sus pisos superiores (tenía) habitaciones que se alquilaban”.

“Quizás por ahí le viene su vocación de hotel. Pero no se inaugura como hotel hasta 1933 y asume el nombre de Saratoga”, afirma.

La idea de transformar este edificio comercial y residencial en un hotel de lujo fue propiciada por el nuevo y flamante entorno de la zona: justo enfrente, a tan solo unas decenas de metros, en 1929 se erigió el imponente y emblemático Capitolio de La Habana.

Vista al Capitolio desde el Saratoga.

Getty Images

Hogar de familias

Tras décadas de esplendor como uno de los hoteles de referencia de la próspera Habana de mediados del siglo XX, esta edificación vino cambiar su destino junto con el del resto del país con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

“En los años 60 y 70, el edificio perdió su condición de hotel, se quedó en estado ruinoso y se convirtió en casas de vecindad después de que varias familias lo ocuparan”, indica el profesor.

Fue otro suceso histórico, la caída del bloque socialista liderado por la URSS en 1991, el que contribuyó a la resurrección del Saratoga años después.

La gravísima crisis económica propiciada por la ausencia de su socio y valedor soviético, conocida como el Período Especial, llevó al gobierno cubano a abrir sus puertas al turismo en las dos décadas posteriores.

Así, en 2005, el hotel fue restaurado y remodelado para volver a alojar clientes en sus 96 habitaciones y suites.

“El Ministerio de Turismo ocupó el inmueble, las familias fueron realojadas y se sometió a un proyecto nuevo de ampliación a cargo del arquitecto Orestes del Castillo del Prado”, explica Muñoz.

Más alto y con vistas inigualables

El Saratoga, ya con seis plantas tras la ampliación, recuperó gran parte de su esplendor.

“Se convirtió en uno de los hoteles más importantes de ese sector de la ciudad porque tiene una ubicación privilegiada, en una zona muy céntrica y con vistas espectaculares” al Capitolio y, un poco más lejos, al Gran Teatro de La Habana.

Salas de negocios, bar con piscina en la azotea y un spa, entre otros servicios, situaron al hotel entre los de más alta categoría en la ciudad.

Entre sus huéspedes más notorios de esta última época destacan los cantantes Beyoncé, Jay Z y Madonna, así como el guitarrista Jimmy Page.

Tras cerrar sus puertas por la pandemia de COVID-19, se llevaron a cabo trabajos de remodelación y planeaba volver a recibir huéspedes en breve.

Hotel Saratoga

Getty Images
Las vistas al Capitolio han sido uno de los mayores atractivos del hotel.
Hotel Saratoga

Getty Images
El Saratoga recuperó su elegancia clásica tras la última renovación.

En cuanto a su valor arquitectónico, destruido en gran parte por la explosión de este viernes, el profesor de la CUJAE considera que “no es una gran joya, pero tiene su elegancia”.

“El edificio en sí no es que haya resaltado mucho por sus valores arquitectónicos, realmente tiene más su valor artístico en su valor ambiental, ya que mantuvo una imagen homogénea en estilo y arquitectura con los edificios vecinos”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WT2e01-BXUs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.