Más de un mes sin que comisión explique pasos para dar amnistía a presos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Ley de Amnistía: más de un mes sin que comisión explique los pasos para ser excarcelado

La institución que dirige Olga Sánchez Cordero dijo que “se está trabajando” sobre el procedimiento; dos ONG denuncian inacción para despresurizar las cárceles durante la pandemia.
Cuartoscuro Archivo
Comparte

Ha transcurrido más de un mes desde la primera y única reunión de la Comisión de Amnistía y todavía no se ha hecho público el procedimiento para que las personas privadas de libertad puedan optar a su excarcelación.

“No contamos con lineamientos claros. Seguimos sin tener certeza de los requisitos para presentar las solicitudes”, dice Viridiana Valgañón, abogada litigante de Equis Justicia para las Mujeres. Esta organización presentó el 1 de julio un caso para que sea resuelto por la comisión, pero todavía no ha recibido respuesta. En la misma situación está Documenta, otra asociación civil que registró otro caso y que tampoco tiene noticias sobre su evolución.

Entérate: Inquietudes para la Ley de Amnistía: ¿altas expectativas y bajo impacto?

Según el Transitorio Segundo del acuerdo por el que se creó la Comisión de Amnistía el 12 de junio, esta debía hacer público el procedimiento en un máximo de 72 horas desde la celebración de su primera reunión. Esta tuvo lugar el 23 de junio, pero todavía no se conoce documento alguno que explique qué es lo que un preso debe presentar para pedir ser liberado.

La Ley de Amnistía, aprobada el 22 de abril, sí recoge los delitos que pueden aspirar a las excarcelación (aborto; homicidio por razón de parentesco;delitos contra la salud, en especial aquellos condicionados por su situación de vulnerabilidad; robo simple y sin violencia y sedición). Lo que no señala es qué deben hacer los presos que quieran acogerse a la amnistía y sus abogados: qué presentar y de qué plazos disponen. Únicamente, la norma indica que si transcurren 4 meses sin obtener respuesta, la persona presa debe dar por hecho que rechazaron su solicitud. “Esto genera indefensión, ya que ni siquiera sabemos qué debemos apelar”, explica Nohemí Juárez, del área jurídica de Documenta.  

El mismo 23 de junio, cuando tuvo lugar la primera reunión (por vía telemática debido la pandemia de COVID-19), la secretaría de Gobernación hizo público que se habían recibido 2 mil 487 solicitudes de amnistía (de las que 56 eran del fuero federal, 2 mil 016 del fuero común, 496 sin identificar y 9 ya habían alcanzado su libertad). Animal Político solicitó la actualización de esta cifra, pero en la Segob respondieron que solo se hará pública cuando se celebre una nueva reunión de la comisión, para la que no hay fecha todavía. 

La institución que dirige Olga Sánchez Cordero dijo que “se está trabajando” sobre el procedimiento. 

Recientemente, Equis Justicia para las Mujeres presentó un amparo por el incumplimiento de la obligación de hacer público en el Boletín Oficial de la Federación (BOF) los requisitos para aspirar a la amnistía. 

Los dos casos presentados por las ONG entran dentro de los supuestos que marca la ley. Una es una mujer de Oaxaca, zapoteca, que está al cuidado de su madre. Está en prisión tras ser detenida con un paquete con droga de camino a Ciudad de México. Le pagaron 2 mil pesos por transportarlo. El otro es un joven que tenía 18 cuando fue detenido en la frontera entre México y Estados Unidos. Fue condenado en el país vecino pero regresó por un acuerdo que le permite cumplir la pena en México. 

“Seguimos sin tener certeza de los requisitos”, denunció Viridiana Valgañón. Las únicas comunicaciones recibidas desde la comisión han sido para que los presos entreguen copia de su expediente. Pero la abogada recordó que no todas las personas recluidas tienen recursos para acceder a esta documentación. Además, consideró que esta ley no se ha explicado bien al interior de los reclusorios. 

La aprobación de la Ley de Amnistía coincidió con la expansión de la pandemia por COVID-19 en México. Ambas organizaciones consideraron que este podía haber sido un mecanismo para “despresurizar” las cárceles, espacios vulnerables por su hacinamiento y falta de medidas higiénicas. 

El impacto que la enfermedad ha tenido en los reclusorios mexicanos no está claro. La única entidad que está haciendo públicos los datos es la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH), cuyo último recuento cifra en más de mil 700 los contagios y 180 los fallecimientos.

“Hay un subregistro porque no todos los penales están reportando”, dijo María Sirvent, directora de Documenta. 

Según datos del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), el número de muertes en prisión se triplicó en mayo. 

Además, este mismo informe revela que en mayo había 7 mil presos más que en enero, lo que contradice las promesas de gobiernos federales y estatales para acelerar las preliberaciones y tratar de descongestionar las prisiones. 

“Hay más decesos que nunca y hay más personas que están entrando a prisión. Debería haber estrategia integral de despresurización de las prisiones”, dijo Sirvent. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid: enfrentamientos y desesperación en Shanghái por el estricto confinamiento y la falta de comida

La tolerancia cero contra el coronavirus en China está poniendo a prueba la capacidad de resistencia de los residentes de Shanghái cuando la mayor parte del mundo aprende a convivir con el patógeno.
15 de abril, 2022
Comparte

Bloques de apartamentos convertidos en centros de cuarentena. Civiles enfrentados a la policía. Interrupciones en el suministro de alimentos y productos.

Así es el panorama que vive Shanghái, la mayor urbe de China, en su tercera semana de estricto confinamiento por el brote de coronavirus que amenaza a la controvertida estrategia de “covid cero” del gigante asiático.

A causa de la propagación de la variante ómicron, la ciudad, con 25 millones de habitantes y un peso vital para la economía del país, sufre la peor ola desde la originada en Wuhan hace más de dos años.

Millones están confinados. Todo aquel que dé positivo es puesto en cuarentena. La ciudad registra más de 20.000 casos al día, un número relativamente menor comparado al de muchos países que ya intentan aprender a convivir con el patógeno.

Pero las estrictas medidas de China implican que las infecciones comiencen a salirse de control para las autoridades, que ahora tienen dificultades para encontrar espacio suficiente para los positivos.

Videos aparecidos este jueves en redes sociales muestran choques entre la policía y personas forzadas a dejar sus casas para que sus hogares sirvan como lugares de aislamiento para los infectados.

Shanghái en confinamiento.

EPA
Shanghái tiene 25 millones de habitantes y es considerada la capital financiera de China.

Centros de exhibición y escuelas también han sido convertidos en instalaciones de cuarentena. También se han montado hospitales improvisados.

En un mundo que aprende a vivir con el virus, y con la mayoría de casos detectados siendo leves, las estrictas restricciones de China parecen estar causando ahora una visible desesperación en algunos de sus habitantes.


Análisis de Robin Brant – Corresponsal en Shanghái

Tres semanas de confinamiento y algunos aquí en Shanghái están enojados.

Escenas como estas (los videos de enfrentamientos entre la policía y habitantes) son inusuales, pero también lo es confinar a casi 25 millones de personas.

Vestidos de la cabeza a los pies con trajes protectores en un distrito al este de la ciudad, funcionarios forzaron personas fuera de sus apartamentos de alquiler para convertirlos en instalaciones temporales para la cuarentena, en nombre de la guerra contra el resurgimiento del covid.

Pero que secuestraran sus hogares fue demasiado para algunos, y para todos fue fácil escuchar su desesperación.

A unas pocos kilómetros de distancia hubo una protesta organizada, una postura audaz mientras se afianza el confinamiento en un país donde te pueden arrestar por buscar peleas.

Están enojados porque una escuela local se convirtió en otra instalación de cuarentena. Al final, la policía con escudos antidisturbios los obligó a salir de las calles.

Esto fue a pequeña escala, pero es una señal de ira y frustración a medida que avanza este bloqueo.


Residentes haciendo cola para hacerse tests en Shanghái.

Reuters
No hay fecha establecida para el fin del confinamiento en Shanghái.

Enojo en redes sociales y la calle

En semanas recientes, muchos han recurrido a las redes sociales para quejarse sobre las restricciones y la falta de alimento y suministros.

Normalmente, este tipo de quejas y comentarios no pasan los filtros de censura oficiales, pero el número de quejas está siendo tan alto que está dificultando la labor de los moderadores.

Muchos otros están usando aplicaciones de mensajería internas para mostrar su descontento.

Lo que ocurre en redes sociales se replica con lo que se ha visto en videos sobre lo que sucede en las calles.

Imágenes han mostrado a residentes gritando a funcionarios y policías pidiendo alimentos y suministros. Y otros videos evidenciaron los choques entre la policía y los residentes que fueron forzados a dejar sus casas para que los casos positivos sean puestos en cuarentena.

Falta de suministros

El bajo número de casos graves en Shanghái ha hecho que muchos se pregunten si el confinamiento es necesario.

Las personas deben ordenar comida y agua y deben esperar por los envíos del gobierno de vegetales, carne y huevos, pero algunos analistas dicen que muchos se están quedando sin suministros.

Trabajadores distribuyendo comida a comienzos de este mes.

Reuters
Los servicios de distribución de alimentos en Shanghái están saturados.

El alcance del confinamiento ha saturado los servicios de entrega, los sitios web de las tiendas de comestibles y hasta la distribución de los suministros del gobierno.

Mientras, en otras partes de China algunos sectores manufactureros puede que se vean obligados a cerrar, al menos temporalmente, porque las compañías no están obteniendo componentes esenciales desde Shanghái.

He Xiaopeng, presidente del fabricante de vehículos eléctricos Xiao Peng, dijo que si las operaciones no reiniciaban otra vez en Shanghái en mayo, potencialmente todas las fábricas de automóviles tendrían que dejar de operar.

“Persistir es vencer”

La vasta mayoría de casos detectados cada día son personas sin síntomas y no ha habido muertes reportadas de forma oficial en la ciudad durante este brote.

Según funcionarios de salud, este jueves solo hubo nueve casos graves, especialmente en pacientes mayores con otras dolencias previas.

Sin embargo, las autoridades han prometido que la ciudad “no se relajará en lo más mínimo”, preparando alrededor de 100 instalaciones de cuarentena para recibir a todos los casos.

La presión sobre la ciudad para poner el brote bajo control viene desde arriba, con el presidente Xi Jinping advirtiendo este miércoles que las estrictas medidas “no deben relajarse” y proclamando que “persistir es vencer” en un discurso publicado por medios estatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.