Vecinos de este fraccionamiento en Edomex llevan años peleando por tener luz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cortesía

El valle de la oscuridad: vecinos de este fraccionamiento en Edomex llevan años peleando por tener luz

Habitantes del fraccionamiento Valle de los Sauces, en Atlacomulco, Estado de México, padecen por la falta de instalación eléctrica, se sienten inseguros y sus hijos no pueden tomar las videoclases.
Foto: Cortesía
Por Samedi Aguirre y Arturo Daen
28 de agosto, 2020
Comparte

Para muchos encender la luz, ver la televisión y encender la computadora es algo común. Pero para los habitantes del fraccionamiento Valle de los Sauces, en Atlacomulco, Estado de México, lograr tener energía eléctrica de forma regular es un anhelo por el que ya llevan años luchando, y ahora con más premura porque los niños necesitan tomar videoclases en medio de la contingencia.

Estamos realmente en el ombligo de la oscuridad“, dice María Cruz, habitante de una de las manzanas del fraccionamiento de unas 1800 viviendas de interés social, que según relata por las noches se convierte en un “pueblo fantasma” e inseguro, al estar aislado en un camino lejano al centro de Atlacomulco, y además sin luz.

Entérate: Aislados y sin internet, jóvenes padecen exclusión escolar durante la epidemia

Esta zona habitacional fue construida hace 8 años por la empresa Geo Edificaciones. Prometió realizar todo un desarrollo habitacional, sin embargo, quebró en 2015 y el fraccionamiento quedó incompleto, sin la instalación eléctrica adecuada de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Fueron colocados generadores eléctricos que funcionan con diésel, como una medida temporal, y que solo les da luz cierto tiempo durante el día. A las 22:30, todo el fraccionamiento está a oscuras.

“Se quedó a medias la construcción, que se tenía planeada, iban a construir como 7 mil viviendas, y nada más hay 1,800”, relata uno de los habitantes.

Ante la quiebra, la empresa Solida Banorte Administradora de Portafolios entró a un concurso mercantil y quedó a cargo del fraccionamiento. Se hicieron los trámites de electrificación con la CFE, según relatan los vecinos, pero por trabas burocráticas y desinterés de las autoridades municipales y estatales, no avanzaron.

La situación se mantuvo así, hasta que en marzo pasado, según denuncian los vecinos, justo cuando comenzó la emergencia sanitaria por COVID, Solida Administradora de Portafolios dejó de hacerse cargo de pagar el diésel para los generadores, por el alto costo de este servicio.

Los vecinos tuvieron que pagar el diésel por su cuenta, pero conforme avanzó la epidemia, comenzaron a bajar los salarios e incluso hubo despidos por la cuarentena. Llegó la crisis. Entonces desembolsar 800 pesos al mes por el diésel, que además solo les permitía tener luz en su casa unas cuantas horas al día, de 8 a 11 de la mañana y de 8 de la noche a las 10:30, se convirtió en una carga más pesada.

“Es mucho dinero para el poquito tiempo que tenemos de luz”, menciona uno de los vecinos.

El problema se hizo más evidente cuando la SEP informó que, debido a la epidemia, las clases a partir de agosto serían a distancia con materiales transmitidos en televisión e internet.

El señor Ricardo, habitante del fraccionamiento, tiene tres hijos menores de 12 años. Otra vecina consultada, María Cruz, tiene dos niñas, de 12 y 10 años. En ambos casos, sus hijos no han podido tomar las clases como planea la SEP. Tratan de leer con ellos o dejarles otras actividades, pero saben que así no están cumpliendo con su curso.

Su situación incluso se agravó más porque ellos, al igual que otros vecinos, decidieron ya no pagar el diésel, acusando que los jefes de manzana que se hicieron cargo de hacer ese servicio se volvieron muy agresivos demandando o incluso amenazando con los cobros. Les quitaron el generador. Así que ahora ni tienen luz en ningún momento del día.

“Lo que es manzana 3, 4 y 10 no hay nada de luz. No hay generador, se lo llevaron. Llevamos así apróximadamente 20 días”, relata Ricardo, detallando que esto afecta a unas 150 o 180 personas, que tienen que ir a pedirle un poquito de luz a vecinos de otras manzanas, para cargar un rato el celular o preparar la comida.

Ante este escenario de penumbra y también de problemas de falta de agua, los vecinos consideraron que era necesario levantar más la voz. Así que hace tres días padres de familia y algunos de sus hijos acudieron a Palacio Nacional, para exigir que las autoridades resuelvan su problema de instalación eléctrica, que se ha extendido durante meses.

“Hemos tocado las puertas del municipio y del estado, y hasta la fecha no hemos recibido una respuesta satisfactoria”, dijo en la protesta Félix Ortega, poblador del fraccionamiento, en entrevista con MilenioTV.

“Los niños, jóvenes y adultos no pueden tomar clases toda vez que se diseñaron programas virtuales, pero al considerarse una zona urbana, no tenemos el apoyo de los cuadernillos que se hacen llegar a las zonas rurales, y esto complica el trabajo”, agregó.

Su reclamo tuvo eco mediático. Los vecinos fueron convocados entonces a una reunión con autoridades municipales, estatales e incluso federales. Dicho encuentro ocurrió el 26 de agosto, y en él la empresa Solida se comprometió a costear una verificación de la infraestructura del fraccionamiento, para que la CFE  pueda hacer la instalación. El proceso de verificación será de tres días. Si se cumplen todos los requisitos y los trámites avanzan como se debe, los vecinos por fin verán luz, con la instalación eléctrica.

Los vecinos consultados para esta nota se dicen esperanzados de que ahora sí se cumplan sus exigencias, aunque también tienen temor de los jefes de manzana que hacían los cobros por el diésel, que se han vuelto agresivos y que se oponen a que se tenga ahora la instalación de la CFE.

“Todos los jefes de manzana, que les confiábamos nuestro dinero para suministrar el diésel, están coludidos, tienen reuniones a altas horas de la noche”, dice una vecina. En el fraccionamiento, relata, hay elementos de seguridad privada, que pagan los propios vecinos, sin embargo se han puesto del lado de los jefes de manzana.

En una reunión sobre los problemas del fraccionamiento, acusa, uno de esos elementos incluso agredió a vecinos, por lo que acudieron a presentar una denuncia.

Otros vecinos, según relata Ricardo, se hartaron de la oscuridad y prefirieron emigrar de Valle de los Sauces, aunque quizá vuelvan pronto, cuando se haga la luz.

Animal Político buscó a la Comisión Federal de Electricidad para conocer su postura sobre este caso. Hasta la redacción de esta nota, no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sentencian a pena de muerte a hombre que prendió fuego a bloguera en 'live' en redes

La popular creadora de videos Lamu murió en 2020 luego de haber sufrido un ataque calificado como "extremadamente cruel" por el tribunal que ordenó la pena de muerte para su exmarido.
14 de octubre, 2021
Comparte

La manera en que la videobloguera china Lamu fue asesinada fue calificada por un tribunal como “extremadamente cruel”.

La mujer tibetana tenía cientos de miles de seguidores en Douyin, la versión china de TikTok, por sus populares videos sobre la vida rural.

Mientras estaba transmitiendo en vivo, su exesposo, Tang Lu, le roció gasolina y le prendió fuego. Murió el 30 de septiembre de 2020, luego de pasar semanas hospitalizada por las quemaduras en el 90% de su cuerpo.

Por este crimen, un tribunal emitió una sentencia de muerte contra Tang y calificó el crimen como “extremadamente cruel y con impacto social extremadamente malo”.

El caso causó indignación en China y desató un renovado debate sobre la violencia que sufren muchas mujeres en sus matrimonios.

¿Quién era Lamu?

Conocida solo como Lamu, la mujer falleció a los 30 años.

Atrajo a casi 800.000 seguidores por sus publicaciones optimistas sobre el estilo simple de la vida rural que compartía en la plataforma Douyin.

Sus videos la mostraban buscando comida en las montañas, cocinando y haciendo divertidas parodias de canciones vestida con ropa tradicional tibetana.

Sus publicaciones llegaron a acumular más de 6,3 millones de “me gusta”.

Video de Lamu en Douyin

Douyin/Lamu

Estaba casada con Tang, quien según el tribunal tenía un historial de violencia contra ella.

El ataque

Varios reportes indican que Lamu se acercó a la policía en repetidas ocasiones para denunciar la violencia que sufría por parte de su esposo, pero los agentes le decían que la violencia era un “asunto familiar”.

La pareja se divorció en junio de 2020.

Sin embargo, la joven regresó con él después de que Tang amenazara con matar a uno de sus hijos. La violencia no paró, así que se separó por segunda vez y obtuvo la custodia de ambos niños.

Luego de casi tres meses desde la separación, ocurrió el ataque con gasolina y fuego mientras la joven hacía una transmisión en la casa de su padre.

Las demandas de justicia

Después de su muerte, decenas de miles de sus seguidores dejaron mensajes en su página de Douyin, mientras que millones de usuarios de la plataforma Weibo pidieron justicia utilizando hashtags que luego fueron censurados.

El tribunal de la prefectura de Aba, una zona rural remota en el suroeste de la provincia de Sichuan donde vive un gran número de tibetanos, dijo que Tang merecía un “castigo severo” de acuerdo con la ley.

El hombre fue detenido, juzgado y sentenciado a la pena capital.

Un cartel sobre violencia doméstica en Pekín

Getty Images
La violencia doméstica ha sido un tema de debate en años recientes en China.

China tipificó como delito la violencia doméstica en 2016, pero es una problemática que sigue estando muy extendida, sobre todo en las zonas rurales.

Aproximadamente una cuarta parte de las mujeres casadas han sufrido abuso doméstico, según un estudio de 2013 de la Federación de Mujeres de China.

Algunos activistas temen que un período de “reflexión” obligatorio de 30 días recientemente introducido para las parejas que desean divorciarse pueda dificultar que las mujeres abandonen las relaciones abusivas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8kErwjPKwjY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.