5 mitos y verdades del Grito de Dolores que llevó a la independencia de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

5 mitos y verdades del Grito de Dolores que llevó a la independencia de México

A más de 200 años de ese suceso, aún existen divergencias en los libros sobre la historia de la independencia mexicana.
14 de septiembre, 2020
Comparte

La noche de cada 15 de septiembre los mexicanos tienen su fiesta más importante del año.

Celebran la independencia de la corona española a través de la conmemoración de un suceso histórico ocurrido en 1810 en una pequeñísima población llamada Dolores, en la intendencia de Guanajuato.

En ese lugar, el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla hizo repicar las campanas de su parroquia para que la gente se reuniera y escuchara su llamado a la rebelión contra el gobierno de la Nueva España.

Ese hecho se convirtió en el histórico “Grito de Dolores” del cura Hidalgo, el cual marcó el inicio de la lucha independentista de lo que luego se convertiría en México.

Sin embargo, a más de 200 años de ese suceso, aún existen divergencias en los libros de la historia de la independencia mexicana.

Algunas han dado pie a la reproducción de mitos sobre qué paso en el famoso “Grito de Dolores” y cuáles eran realmente las intenciones del cura Hidalgo y sus compañeros insurgentes.

1. ¿Hubo un llamado a la independencia?

Miguel Hidalgo es considerado el “Padre de la Patria” en México por su llamado al pueblo a emanciparse del gobierno europeo en el Virreinato de la Nueva España.

El sacerdote criollo —hijo de españoles, pero nacido en América— era parte de un grupo de conspiradores, encabezados por Ignacio Allende, que buscaban derrocar a los europeos del gobierno del virreinato.

Pero no todos querían la independencia, sino el acceso de los criollos al poder.

Miguel Hidalgo

Getty Images
Miguel Hidalgo era parte de un grupo que conspiraba para lograr un derrocamiento del gobierno español peninsular en el virreinato de la Nueva España.

En España, el rey Fernando VII había sido depuesto por José Bonaparte, el hermano mayor de Napoleón Bonaparte, por lo que eran momentos convulsos en el imperio español.

Los libros de enseñanza de historia en las escuelas públicas de México enseñan que Hidalgo no buscaba la independencia (Historia, 4° grado, edición 2018).

El texto indica que el cura Hidalgo hizo el llamado a “apoyar el regreso de Fernando VII y destituir a la autoridad virreinal, ya que en ese momento no se buscaba propiamente la independencia, sino solo dejar de depender de España mientras esta fuera ocupada por el ejército francés”.

CONALITEG/SEP

Dario Brooks
Ha sido motivo de debate entre los historiadores cuál fue el motivo del llamado a la insurrección de los conspiradores del grupo de Hidalgo.

Sin embargo, el historiador Carlos Herrejón, especialista en el movimiento independentista, discrepa de esa perspectiva.

“Ignacio Allende sí estaba por invocar (apegarse) al rey Fernando VII. Había quienes lo rechazaban, como el cura Hidalgo“, explica el investigador a BBC Mundo.

Hidalgo estaba por una independencia absoluta. Eso lo confirma en su proceso Mariano Jiménez, que fue también quien se adhirió a la lucha en Guanajuato. El cura quería la independencia absoluta”, indica.

Mapa de México

BBC
El movimiento inició su lucha armada en el pequeño pueblo que hoy se conoce como Dolores Hidalgo, Cuna de la Independencia.

2. ¿Qué gritó Hidalgo?

Un punto de debate entre historiadores ha sido establecer qué dijo Hidalgo en su “Grito de Dolores”.

Existen múltiples versiones basadas en documentos escritos después de ese acontecimiento, pues en ese preciso momento no hubo un registro documental de sus palabras exactas dichas ante el pueblo en Dolores.

Estas son varias versiones de la arenga del cura atribuidas a personajes de la época:

  • “¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII y muera el mal gobierno!” (obispo Manuel Abad y Queipo).
  • “¡Viva la América!, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la religión y mueran los gachupines!” (fray Diego Bringas).
  • “¡Viva la religión!, ¡viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la América y muera el mal gobierno!” (Lucas Alamán).

Pero, tras sus investigaciones, Herrejón descarta que Hidalgo se haya referido a la Virgen de Guadalupe o al rey Fernando VII en su grito ante la multitud.

Un hombre personifica a Miguel Hidalgo

Getty Images
Diversas versiones dicen que Miguel Hidalgo lanzó vítores a la Virgen de Guadalupe.

Y cita al capitán independentista Juan Aldama, un testigo del “Grito de Dolores”, al indicar cuáles son las palabras que Hidalgo habría dicho esa madrugada:

  • “Hijos, ayúdenme a defender la patria. ¡Se acabó la opresión, se acabaron los tributos! El que me siga a caballo tendrá 1 peso. Y el que me siga a pie, 4 reales”.

Una parte de la confusión, explica, se da debido a que Hidalgo dio tres discursos ante grupos de seguidores ese día. En el primero, previo al famoso “Grito”, fue cuando se refirió a la Virgen de Guadalupe.

3. ¿Tenía un estandarte de la virgen en la mano?

En ilustraciones y murales, el “Padre de la Patria” ha sido pintado portando un estandarte de la Virgen de Guadalupe, la máxima figura católica de México desde el siglo XVI.

Sin embargo, el día del “Grito de Dolores” no sacó a relucir su icónico estandarte rectangular, sino que fue durante las primeras horas de su marcha por la independencia.

“A las pocas horas del Grito, cuando pasan por el santuario de Atotonilco, ahí sí el cura Hidalgo entra a la sacristía y toma un estandarte de la Virgen de Guadalupe”, refiere el historiador Herrejón.

La parroquia de Dolores Hidalgo

Getty Images
Una escultura frente a la parroquia de Dolores Hidalgo pone al Padre de la Patria con un estandarte, el cual no llevaba aquella madrugada.

4. ¿Fue el 15 o el 16 de septiembre?

Los historiadores coinciden en que Miguel Hidalgo realizó el “Grito de Dolores” en las primeras horas del 16 de septiembre de 1810.

Herrejón tiene indicios de que ocurrió alrededor de las seis de la mañana.

Sin embargo, en la tradición oral de México se dice que el presidente Porfirio Díaz —quien estuvo en el poder entre 1876 y 1911— cambió la celebración del día 16 a la noche del 15.

Todo con el fin de que la fiesta nacional coincidiera con su cumpleaños, el día 15.

Sin embargo, documentos de la época de la Primera República Federal (1823-1835) indican que desde esas épocas se realizaba la conmemoración del “Grito de Dolores” a la medianoche del 15 de septiembre.

“Trasladar el grito a medianoche fue una cuestión simbólica y retórica. Quizás se reafirmó con Porfirio Díaz, pero eso viene desde la Primera República Federal”, dice Herrejón.

Miguel Hidalgo

Getty Images
Los historiadores coinciden en que Miguel Hidalgo realizó el “Grito de Dolores” en las primeras horas del 16 de septiembre de 1810.

5. ¿México se hizo independiente en 1810?

Los mexicanos celebraron en 2010 el bicentenario de su Independencia.

Pero en términos estrictos, el país habrá llegado a sus 200 años de vida independiente en 2021.

Ello debido a que el “Grito de Dolores” marca el inicio de la lucha por la independencia, la cual se prolongó durante 11 años.

Fusilamiento de Miguel Hidalgo

Getty Images
Miguel Hidalgo, considerado el “Padre de la Patria”, fue fusilado el 30 de julio de 1811, apenas unos meses después de su levantamiento armado.

La entrada triunfal del Ejército de las Tres Garantías (luchaban por la independencia, la unión del país y la instauración de la religión católica) a Ciudad de México se dio el 27 de septiembre de 1821.

Durante las primeras décadas de independencia, en México se conmemoraba esa fecha con un respeto similar al que históricamente tenía el “Grito de Dolores”.

Se era consciente de que la consumación de la Independencia era muy importante. Ya después, por motivos políticos e ideológicos, se suprimió el 27 de septiembre”, explica Herrejón.

En la actualidad, pocos mexicanos recuerdan que su independencia se dio realmente en 1821.


 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Investigan nuevo desvío de 3 mil 500 millones con Javier Duarte; el principal operador sigue prófugo

La nueva investigación contra Duarte se inició por una denuncia presentada por la ASF en febrero pasado, por irregularidades detectadas hace más de seis años en Veracruz.
Cuartoscuro
8 de marzo, 2021
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) abrió una nueva carpeta de investigación por el posible desvío de más de 3 mil 500 millones de pesos provenientes de diversos fondos federales que, en 2015, fueron transferidos a la administración del entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte. El dinero fue extraído de las cuentas oficiales y nunca fue devuelto.

Con esto la suma de recursos posiblemente desviados en Veracruz ya supera los 66 mil millones de pesos. Es, por mucho, la entidad con el mayor monto de recursos públicos desaparecidos. Aunque la mayor parte del dinero mal manejado corresponde al periodo de Duarte, hay más de 2 mil 600 millones desaparecidos que ya corresponden al primer año del actual gobierno de Cuitláhuac García.

Te puede interesar: Sin avance caso contra Javier Duarte por desapariciones; México no logra permiso para detenerlo

La nueva indagatoria de la FGR surge de la denuncia que el pasado 17 de febrero presentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante el Ministerio Público en contra de los funcionarios que resulten responsables de este desvío detectado hace seis años, pero que hasta ahora fue denunciado.

El informe de resultados de la auditoría de inversiones físicas 1475-DF-DS que dio pie a la denuncia, concluyó que el gobierno de Duarte desvió de su cauce legal un total de 3 mil 525 millones de pesos provenientes de seis fondos federales, destinados a obras de infraestructura, saneamiento sanitario, asistencia en casos de desastres, entre otros.

Como fue recurrente en dicha administración los auditores encontraron que la tesorería de la Secretaría de Finanzas del Estado no transfería a los municipios los recursos que recibía, o los retiraba de los fideicomisos o cuentas autorizadas creada para ello. Esto con el supuesto objetivo de usar el dinero para cubrir otros gastos.

El retirar recursos federales de las cuentas autorizadas para ello es una práctica irregular pero relativamente frecuente en varios entidades. Sin embargo, lo grave en el caso de Veracruz – de acuerdo con los funcionarios de la ASF consultados por Animal Político – es que el dinero nunca se regresaba ni se probaba en que se había gastado.

El informe de la auditoría destaca, por ejemplo, la desaparición de 2 mil 750 millones de pesos del denominado Fondo de Contingencias Económicas que deberían destinarse justo a gastos emergentes, pero que la administración estatal retiró del banco sin probar para que lo usó.

“No se acreditó documental, contable, financiera, administrativa y presupuestalmente el destino, aplicación y erogación de dicho importe (…) los recursos se retiraron indebidamente de la cuenta específica y exclusiva para llevar el registro, control y rendición de los recursos para el fortalecimiento financiero del Gobierno del Estado de Veracruz”, indican en su reporte los auditores.

Exactamente lo mismo sucedió con 104 millones 637 mil pesos del denominado Fondo Regional, y 30 millones de pesos del Programa para el Desarrollo Regional Turístico Sustentable, que la administración de Duarte retiró de las cuentas autorizadas y nunca los devolvió.

Los auditores también identificaron que el gobierno de Veracruz indebidamente 143 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda federal le transfirió para que, a su vez, fueron dispersados hacia los fideicomisos públicos de Administración e Inversión de las Zonas Metropolitanas de Acayucan, Coatzacoalcos, Veracruz y Xalapa. Dicho recurso tampoco fue devuelto a la federación.

Sumado a lo anterior los auditores identificaron que, en algunos contratos de obras hidráulicas pagados con los recursos transferidos, se etiquetaron pagos por materiales que no se utilizaron ni localizaron, lo que permite presumir que se trató de una simulación para justificar la erogación de dichos recursos.

Implicado, perdonado y ahora prófugo

De acuerdo con el dictamen técnico incluido en la denuncia presentada ante la FGR, el principal responsable del manejo de los recursos públicos desviados en Veracruz es el extesorero de la Secretaría de Finanzas estatal y exdiputado federal del PRI, Antonio Tarek Abdalá Saad.

Tanto en esta denuncia, como en las otras 61 que ya ha presentado la Auditoría en contra de la administración de Duarte (cifra récord para cualquier ente público del país), los auditores identifican a Tarek como el funcionario que autorizó el movimiento del dinero para fines ajenos a lo que estaba programado.

Sin embargo, pese al cúmulo de denuncias en su contra, la Fiscalía General no ha podido proceder en su contra debido a que en noviembre de 2018, unos días antes de que concluyera el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, la entonces PGR le concedió un criterio de oportunidad gracias a una declaración en la que reconoció que los desvíos existían pero que se los había ordenado Javier Duarte.

El efecto de dicho criterio fue “exonerar” a Tarek Abdalá de 43 posibles cargos de peculado que para ese momento ya pesaban en su contra. Sin embargo, dicho criterio se le concedió sin reclamarle un solo peso de reparación del daño pese a que así lo exigía la ley, situación irregular que ahora es investigada por la FGR.

Actualmente el extesorero está prófugo de la justicia y su paradero se desconoce. Esto luego de que en abril de 2020 un juez del estado de Veracruz giró una orden de aprehensión en su contra a petición de la Fiscalía de dicha entidad, por su participación en el esquema de desvío de recursos a través de empresas fantasma que Animal Político reveló desde 2016.

Y aunque se le exoneró de cargos penales a nivel federal, Tarek tiene en curso 64 procesos administrativos impulsados por la propia ASF. Ocho de ellos ya fueron resueltos en contra de Tarek quien debe pagar 208 millones de pesos, cosa que tampoco ha hecho.

Lee más: Javier Duarte dice que declarará todo sobre Odebrecht y los sobornos que dio a campaña de EPN en 2012

¿Dónde está el dinero?

De acuerdo con datos del Sistema Abierto de Auditoría de la ASF, el monto de recursos observados por malos manejos en Veracruz y que deben ser regresados a la Secretaría de Hacienda asciende a 66 mil 336 millones de pesos. Es, por mucho, la entidad federativa con la mayor cantidad de dinero desaparecido.

La mayor parte de ese monto corresponde al periodo de gobierno de Javier Duarte con más de 58 mil millones de pesos. Pero a ellos ya se suman 2 mil 685 millones de pesos posiblemente desviados en el año 2019, el primero de la administración del actual gobernador Cuitláhuac García. A ellos se suman 2 mil 400 millones de los dos años del gobierno de Miguel Ángel Yunes.

Lo que hasta ahora no se ha podido esclarecer pese a las numerosas investigaciones emprendidas contra la administración de Duarte, es el destino final de los recursos desviados. Como ya se dijo, el principal operador de los malos manejos fue perdonado sin que esclareciera este hecho y actualmente está prófugo.

En el caso de Javier Duarte, aunque está preso y sentenciado desde hace tres años y medio su proceso por lavado de dinero y asociación delictuosa fue por un caso ajeno a los desvíos reportados por la ASF. Exsecretarios de finanzas de su administración han sido vinculados a proceso, pero aún no hay condenas.

Lo anterior también ha ocasionado que la mayor parte de los recursos mal manejados no hayan sido devueltos al erario.

En 2018 Animal Político reveló que poco más de 3 mil 600 millones de pesos desviados terminaron en una amplia red de empresas fantasma implicadas en financiamiento ilegal a la campaña electoral del PRI en 2012, y a la adquisición de diversas propiedades.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.