Relajado y bebiendo Coca-Cola: así enfrentó Lozoya su audiencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Relajado, sentado en la cama y bebiendo Coca-Cola: así enfrentó Lozoya su audiencia en México

Por primera vez se pueden dar detalles de la presencia, apariencia, actitud y acciones de Emilio Lozoya en su comparecencia ante un juez en Ciudad de México, tras ser extraditado desde España. Con el cabello encanecido, barba recortada y recuperado de su problema de salud escuchó los cargos en su contra.
Cuartoscuro Archivo
28 de septiembre, 2020
Comparte

Sentado en la cama de la habitación 617 del Hospital Ángeles del Pedregal. Con una bata con los logos de dicho nosocomio y un cubrebocas blanco en el rostro. Sin aparatos médicos conectados. Bebiendo té, agua y hasta una Coca-Cola en lata. Tomando apuntes e intercambiando impresiones con los dos abogados sentados a su lado.

Así fue como Emilio Lozoya Austin compareció en julio pasado ante un juez de la Ciudad de México para ser procesado por lavado de dinero. Con el cabello encanecido, pero relajado y sin sobresaltos, el exdirector de Pemex escuchó y hasta agradeció los cargos que le dieron a conocer los fiscales en una larga pero tersa audiencia realizada por videoconferencia.

Por primera vez, Animal Político puede dar cuenta de la forma en que Emilio Lozoya enfrentó su primera audiencia judicial en nuestro país, tras ser extraditado desde España.  Una audiencia que, como se recordará, fue a puerta cerrada por las restricciones sanitarias. De hecho, las autoridades no han difundido ni una foto del exdirector de Pemex desde que llegó a México.

Aunque el Poder Judicial rechazó entregar a este medio una copia del video de la audiencia realizada el 28 de julio, se pudo conseguir – luego de un tramite de dos meses – que nos fuera proyectada la grabación íntegra de dicha audiencia inicial en un equipo de cómputo del centro de justicia federal en el Reclusorio Norte.

Lee más: La fortuna y propiedades de lujo que Lozoya nunca reportó en sus declaraciones patrimoniales

Las imágenes muestran a un Emilio Lozoya cuya apariencia es muy similar a la última fotografía difundida públicamente tras ser detenido en España. Aunque fue sometido a un tratamiento por anemia y otras complicaciones de esófago, en su rostro no se aprecian estragos ni se le ve, al menos visiblemente, más delgado.

La diferencia, tal vez más llamativa, es la notoria presencia de algunas canas sobretodo en los costados de su cabellera. Compareció, además, con una tenue barba recortada, visible en los momentos en que se retiraba el cubrebocas para hablar o beber algún líquido.

Su tono y forma de hablar tampoco ha variado. El exdirector de Pemex tomó la palabra al micrófono en 19 ocasiones en esta primera audiencia. Sus primeras frases las pronunció con un ritmo lento y pausado, pero conforme avanzó la sesión regresó su tono sobrio y calmado; el mismo de cuando era director de Pemex.

Debido a las complicaciones de salud que retrasaron su comparecencia judicial tras llegar a nuestro país, y que de hecho derivaron en que la audiencia se realizara con el aún en el hospital, el juez Artemio Zúñiga Mendoza le ofreció a Lozoya interrumpir en cualquier momento la audiencia si se sentía mal. Pero eso no fue necesario.

De hecho, Lozoya no mostró en ningún momento rasgos visibles de molestia ni por un malestar físico, pero tampoco por las acusaciones que los fiscales le hicieron de aceptar sobornos a cambio de beneficiar a futuros contratistas de Pemex, y de utilizar a su familia para lavar dinero.

La actitud del exdirector de Pemex fue, por el contrario, relajada durante toda la sesión. Por momentos se le apreciaba atento a la cámara y tomando la palabra cuando el juez se lo pedía, pero también con frecuencia intercambiando puntos de vista (con micrófono apagado) con sus dos abogados sentados a su izquierda: Miguel Ángel Ontiveros y Alejandro Rojas.

Entérate: Inteligencia Financiera alista sexta denuncia contra Lozoya por caso Odebrecht

Fue una audiencia larga, que comenzó a las 9:35 de la mañana y terminó casi doce horas después, aunque con algunas interrupciones por recesos. Había transcurrido casi una hora cuando el exdirector de Pemex comenzó a beber lo que parecía ser un té en una taza. Mas tarde, siguió con agua simple en una botella y ya en las horas de la tarde ingirió una Coca-Cola Light en lata.

¿Qué más hizo el exdirector de Pemex en ese tiempo? Acomodarse en la cama, mirar al techo, recargar su barbilla en su mano, rascarse el cuello, quitarse y volver a poner el cubrebocas, echarse gel en las manos, tomar y dejar una pluma, leer unos documentos, y platicar con alguien mas que estaba en el cuarto con los abogados, pero que no comparecía frente a la cámara.

Audiencia tranquila; ni debate… ni sana distancia en fiscalía

En la audiencia del 28 de julio la FGR le imputó a Lozoya haber recibido de la empresa Altos Hornos de México sobornos durante la campaña de 2012 que, finalmente, le abrieron el camino para venderle a Pemex la empresa chatarra Agronitrogenados. Los fiscales señalaron al exdirector de emplear a sus familiares y empresas para triangular ese recurso con el que presuntamente se compro una casa. Un día después, también lo acusaron de recibir sobornos, pero de Odebrecht.

Se trata de imputaciones graves que podrían significar mas de una década de cárcel para Lozoya. Pese a ello en la audiencia no hubo ningún debate de la defensa. Por el contrario, por momentos tanto Lozoya como sus abogados literalmente agradecieron a los fiscales el darles a conocer a detalles las acusaciones. En ocasiones parecía como si no hubiera bandos opuestos.

Como se recordará, el área de comunicación social del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) difundió casi en tiempo real lo sucedido en la audiencia de Altos Hornos y en la de Odebrecht en un canal de Whastapp. Tras la revisión completa del video de la primera sesión y una parte de la segunda, Animal Político puede confirmar que dichas transcripciones fueron prácticamente fidedignas, y que los datos importantes se dieron a conocer íntegramente.

En la primera audiencia, Emilio Lozoya tomó la palabra en 19 ocasiones con el micrófono encendido. La mayor parte de las veces fue para responder al juez preguntas sencillas como si había entendido lo que acababa de pasar o si tenía algo que agregar.

Te puede interesar: Lozoya negocia beneficios en su caso con documentos que se conocían hace años

Pero hubo dos intervenciones más largas en las que Lozoya emitió una declaración breve para señalar que no era culpable de los delitos que se le imputaban, que había sido utilizado e intimidado por un “aparato organizado de poder” y que denunciaría todos los hechos.

Esto ya había sido revelado, aunque de forma resumida, en el canal de Whatsapp donde el CJF dio a conocer los detalles de la audiencia A continuación se transcribe la intervención completa de Lozoya en este punto:

“Haré una declaración breve, gracias por la oportunidad. Quisiera agradecer al agente del Ministerio Público por haberme informado los hechos que se me atribuyen. Lo único que quiero manifestar a esta autoridad es lo siguiente… en el marco de mi compromiso de colaborar con esta institución dí instrucciones en España para que se agilizaran los trámites de mi extradición. Fue un acto voluntario el renunciar al procedimiento de extradición para precisamente cumplir mi compromiso de colaborar con las autoridades del Estado Mexicano. Asimismo, y de manera respetuosa hacia la autoridad quiero que sepan que no soy culpable ni responsable de los hechos que se me imputan y que con todo gusto en el marco de la investigación podré aclarar los hechos que he escuchado. Asimismo, solo una aclaración a lo mencionado por el MP sobre el ocultamiento de estos supuestos recursos quisiera aclarar que el bien inmueble que se menciona en la declaración del MP fue declarado en mis declaraciones patrimoniales ante la SFP desde el comienzo de mi gestión como director General de Pemex. Asimismo, respecto a los recursos que se me imputan de haber recibido antes de ser funcionario público aclararé el origen de estos en los datos de investigación que aportaré en colaboración con las autoridades. Eso es todo su señoría, muchas gracias”.

Y luego de un receso añadió lo siguiente:

“Añado en relación a los hechos objeto de esta investigación que fui sistemáticamente intimidado, presionado e instrumentalizado y manifiesto a usted que denunciaré y señalaré a las personas responsables de estos hechos. Y vuelvo a reiterar mi compromiso de colaborar en esta investigación con las autoridades del Estado Mexicano”.

La revisión del video también permite conocer como estaban distribuidas las partes que intervinieron en la sesión. En la sala de audiencias del Centro de Justicia Federal del Reclusorio Norte solo estaba presente el juez Artemio Zúñiga y sus asistentes. En la habitación 617 del Hospital Ángeles estaba Lozoya y a su costado izquierdo sus dos abogados defensores, cada uno con cámara independiente también.

En cambio, los que se encontraban prácticamente pegados en una sola mesa y con una sola cámara en otra locación fueron los cinco fiscales de la FGR, que además estaban acompañados de representantes de Pemex y de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda. En total nueve personas sentadas una junto a la otra.

Esto llamó la atención del juez quien les advirtió que era su decisión haberse distribuido de esa forma en un espacio pequeño, en lugar de haber asistido a la sala de audiencia donde el espacio era bastante mas amplio. Y en la audiencia del día posterior, volvió a ocurrir lo mismo.

Lee más: La denuncia de Lozoya, bajo la lupa (segunda parte): Sus dichos sobre Higa, huachicol y Etileno XXI

Como ya se dijo, la sesión se desarrolló sin incidentes ni enfrentamiento entre las partes, salvo dos interrupciones que tuvo que ordenar el juez debido a que la imagen transmitida por internet desde la habitación de Lozoya se congeló.

El juez y la duda de la NO prisión a Lozoya

En la parte final de la audiencia del 28 de julio se abordó que medida cautelar debía aplicársele a Emilio Lozoya luego de que el juez ordenó vincularlo a proceso por lavado de dinero.

Los fiscales de FGR expusieron que era necesario imponer medidas restrictivas a Lozoya ya que había la posibilidad de que huyera durante el proceso. Argumentaron, entre otras cosas, que tenia posibilidades y motivos para hacerlo pues contaba con dinero y con domicilios en Estados Unidos y Suiza además de México; y que su familia vive en el extranjero. Recalcaron que el exdirector de Pemex tuvo que ser perseguido y detenido en Europa con una orden de arresto previo a que aceptara la extradición a México.

Sin embargo, al momento de indicar que medidas debían aplicársele los fiscales no pidieron la prisión justificada para Lozoya como podría haber correspondido. En su lugar solicitaron que se le pusiera un brazalete electrónico y que no se le permitiera abandonar el país. Incluso la FGR no requirió para él ningún tipo de vigilancia extra.

Dicha situación llamó la atención del juez Zúñiga Mendoza quien expresó que le parecía que los argumentos esgrimidos inicialmente podrían haber dado paso a un requerimiento para que Lozoya fuera encarcelado.

“Me parece que la motivación va encaminada a la solicitud de una prisión preventiva justificada pero la conclusión es diversa. Solo la Fiscalía puede solicitar la prisión preventiva justificada y eso lo deja patente ya que mas allá de la motivación de la Fiscalía ha solicitado otras medidas pero no la (prisión) justificada. Y yo no puedo poner una medida mas grave que la que me piden los fiscales”, dijo el juez.

Lo que sí añadió el juez federal como medida cautelar extra para Lozoya fue la obligación de firmar cada 15 días una hoja de control ante el juzgado, situación que debido a la pandemia puede hacerse a distancia.

Los males de Lozoya al llegar a México

Otra parte interesante que arrojó la revisión de la audiencia es el resumen, a detalle, que dieron los fiscales al juez sobre los antecedentes de salud de Lozoya al llegar a México, y que justificaron que fuera trasladado a un hospital privado y no directamente al Reclusorio Norte.

Entérate: La denuncia de Lozoya, bajo la lupa: una verificación de los dichos del exdirector de Pemex

Lo que los fiscales explicaron es que al llegar al Hangar 5 de la FGR en el Aeropuerto capitalino, poco después de la medianoche del 17 de julio, el exdirector de Pemex traía consigo un expediente médico que entregó a los peritos en medicina forense Sandra Angélica Esquivel Martínez y Roberto González.

Dicho documento daba cuenta de dos ingresos de urgencia de Lozoya al Hospital Universitario Fundación Alarcón en Madrid. Uno el pasado 25 de junio por un cuadro de anemia, astenia y mareos, acompañados de palidez cutánea y hemorroides externas grado 2 y 3 con sangrado activo. Todo diagnosticado por el doctor Guillermo Vaquero Navarro.

El segundo ingreso fue el 7 de julio en donde le fue diagnosticado anemia ferropénica (un tipo de anemia común por falta de hierro) y estómago de Barret (padecimiento en el esófago acompañado generalmente de reflujo que también genera debilidad y dolor en el cuerpo).

Los peritos de la FGR revisaron además las condiciones de salud del exdirector de Pemex y confirmaron el padecimiento en el esófago, más una anemia de tres semanas de evolución junto con mareos. Un medico particular de Lozoya, el doctor Juan Ortega Cerda, también corroboró los diagnósticos y concluyeron que se requería valoración médica inmediata.

De esta forma y al filo de las 4 de la mañana de este 17 de julio, Lozoya fue trasladado en un helicóptero matrícula XEBJZ de la institución al referido hospital. En tierra, mientras tanto, los medios cubrieron el traslado de un convoy con dirección al Reclusorio Norte que sirvió de señuelo.

Publicidad de las audiencias… a medias

Por definición constitucional las audiencias del sistema penal acusatorio, como la que enfrentó Lozoya, son de carácter público. Ello se traduce en que cualquier persona que lo desee puede asistir a la misma, con las limitantes de que no se pueden tomar fotos ni grabar videos.

Pero en el caso de Lozoya, como en muchas otras audiencias en los meses de la pandemia COVID-19, se ha restringido el acceso como medida sanitaria

Entérate: Empresarios rechazan vínculos con caso Lozoya y Odebrecht

En ese contexto Animal Político solicitó vía transparencia al Consejo de la Judicatura Federal acceso a los videos de las referidas audiencias y una copia de cada uno de ellos. Las solicitudes se enviaron justo un día después de que transcurrieron las sesiones.

Luego de casi dos meses de espera se recibió la respuesta del CJF en la que indicó que la información fue clasificada como “confidencial”. Se dijo, además, que no era posible entregar una copia por escrito de un registro que se encuentra en audio y video, y que no existe forma de realizar una versión pública.

No obstante, el CJF añadió que de acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales las audiencias son públicas, por lo que se habilitaba la opción de consultarlas directamente en una de las computadoras de los empleados del Consejo, previa tramitación de una cita.

La respuesta no detalló como realizar dicha cita ya que primero se pidió enviar un correo a uno de los empleados de la Unidad de Transparencia del Consejo para corroborar que realmente había interés en la información. Cumplido este paso previo se informó que el trámite de la cita debía hacerse vía internet, pero no se proporcionó alguna dirección web para hacerlo.

Tras pedir una aclaración vía telefónica, se entregó la dirección para realizar la cita en el centro de justicia. Posteriormente, al acudir a la misma, se requirió al autor de esta nota un hecho poco común: acreditar con una constancia que la solicitud de transparencia estaba a su nombre. 

Finalmente, tras entregar en un área de seguridad todas las pertenencias incluido el teléfono celular, se permitió el acceso a la revisión del video de la audiencia y se avaló hacer anotaciones, pero solo en hojas blancas que los mismos empleados del Poder Judicial proporcionaron.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: 10 buenas noticias sobre la pandemia (un año después)

El catedrático de microbiología español Ignacio López-Goñi hace balance sobre la experiencia científica acumulada en los últimos meses.
24 de febrero, 2021
Comparte

No sabemos qué ocurrirá en los próximos meses y las nuevas variantes genéticas son motivo de incertidumbre, pero un año después el mensaje es el mismo: los avances de la ciencia nos animan a ser optimistas y a ver el vaso medio lleno.

1. Hay más artículos sobre SARS-CoV-2 y la covid-19 que sobre malaria

Hace un año nos asombrábamos de que en poco más de un mes desde que se notificaran los primeros casos ya hubiera más de 164 artículos científicos en PubMed (un motor de búsqueda de libre acceso para consultar publicaciones científicas) sobre el nuevo virus y la enfermedad.

Hoy esa cifra se ha multiplicado por más de 600 y ya supera los 100.000 artículos, más que los que aparecen bajo el epígrafe de “malaria”, por ejemplo. Existen registrados más de 4.800 estudios en curso sobre tratamientos y vacunas.

Sabemos más sobre el SARS-CoV-2 y la covid-19 que de otras enfermedades que llevamos lustros estudiando.

2. Más de 200 nuevas vacunas

Hace un año se destacaba que hubiera ocho nuevos proyectos sobre vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2.

Según el portal bioRENDER ahora son más 195 candidatos, al menos 71 ya en ensayos clínicos.

Estos emplean todo tipo de tecnologías: virus vivos atenuados, virus inactivados, subunidades de proteínas, vectores virales recombinantes, partículas similares a virus (VLP), ADN y ARNm.

Personal de salud con una ampolla de la vacuna contra el covid-19

Getty Images
Existen cerca de 200 proyectos de vacunas contra la covid-19.

Jamás se había invertido tanto dinero y había habido tanta colaboración para el desarrollo de vacunas entre entidades públicas, privadas, centros de investigación, universidades, farmacéuticas, empresas y ONG.

Algunos proyectos se han abandonado, pero otros ya fueron autorizados por la OMS: Pfizer/BioNTech y Moderna con tecnología ARNm, AstraZeneca/Oxford y Sputnik V con tecnología de adenovirus recombinantes y la china Sinopharm, con coronavirus inactivos.

Al menos otras 20 vacunas están ya en ensayos clínicos de fase III y en las próximas semanas y meses podrán ser aprobadas, si los resultados son satisfactorios.

3. Las vacunas de ARNm son muy seguras

Uno de los posibles efectos graves de las vacunas es la anafilaxis, una reacción alérgica que puede llegar a ser mortal y que ocurre normalmente al poco tiempo de administrar la vacuna.

Se han analizado datos del primer mes de vacunación en EE.UU., donde se han administrado más de 17,5 millones de dosis (exactamente 9.943.247 de la vacuna de Pfizer/BioNTech y 7.581.429 de la de Moderna).

El Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) ha registrado solo 66 casos de anafilaxia (47 con la vacuna de Pfizer/BioNTech y 19 con la de Moderna).

Esto supone menos de 4 casos por millón de dosis o el 0,0003% de todas las dosis analizadas. 21 (el 32%) de esos 66 casos había tenido casos previos de anafilaxia por otros motivos. No se ha detectado ningún fallecimiento.

Trabajadores médicos frente al hospital Langone Health de Nueva York mientras la gente aplaude para mostrar su gratitud al personal médico y a los trabajadores esenciales en la primera línea de la pandemia de coronavirus el 19 de abril de 2020 en la ciudad de Nueva York.

Getty Images
Hay más conocimiento científico de la covid-19 que de la malaria.

Si se compara con el número de casos de covid-19, las secuelas que deja la enfermedad y el número de fallecimientos, el beneficio que suponen las vacunas supera enormemente los posibles efectos adversos.

Todo esto permite afirmar que, de momento, las vacunas de ARNm son muy seguras.

4. Las vacunas son efectivas

Israel es el país que más población tiene ya vacunada.

A principios de febrero y desde que comenzó la campaña en diciembre, más de 3,67 millones de israelíes habían recibido la primera dosis de la vacuna de ARNm de Pfizer/BioNTech.

Esto representaba cerca del 40% de la población del país. Más del 28% había recibido también la segunda dosis. Entre los mayores de 60, más del 80% había sido vacunado.

Los datos preliminares muestran que la vacunación está siendo efectiva.

El número de infecciones está disminuyendo de forma significativa, especialmente entre las personas mayores de 60. En este grupo de edad, ha habido un 56% menos de infecciones y un 42% menos de hospitalizaciones y un 35% menos de fallecimientos por covid-19 después de la segunda dosis.

Los resultados con las dos dosis son excelentes: de los 523.000 israelíes vacunados con dos dosis solo hay 544 casos de covid-19, tan solo 4 casos de covid-19 grave y cero fallecimientos. Estos datos confirman los obtenidos en los ensayos clínicos previos.

Vacunación en Israel en febrero de 2021.

Getty Images
Israel es el país que más vacunó a su población.

Pero no hay que irse hasta Israel.

En Asturias, España el pasado día 15 de febrero se había sobrepasado la cifra de 2.000 personas fallecidas por covid-19 desde el inicio de la pandemia.

Entre ellas, había una gran proporción de personas con domicilio en residencias de mayores, donde el impacto ha sido considerable.

Sin embargo, en estos momentos la situación comienza a estar relativamente controlada gracias a los esfuerzos de vacunación dirigidos específicamente a las personas residentes y trabajadores que los atienden.

El efecto de la vacuna queda de manifiesto al comparar la mortalidad entre personas mayores con domicilio en residencias (casi todas vacunadas), en las que desciende bruscamente, y el número de fallecidos en personas con domicilio fuera de ellas (no vacunadas), entre las que aumenta considerablemente.

Además, se acaban de publicar los resultados de un estudio preliminar en Inglaterra en el que demuestran que la vacuna de ARNm de Pfizer/BioNTech es efectiva para prevenir la infección en adultos sintomáticos y asintomáticos, incluso contra la variante “británica” B1.1.7.

5. La confianza en las vacunas aumenta

Después de más de 160 millones de dosis de vacunas frente a la covid-19 administradas, la confianza de la población en las vacunas va en aumento.

Por ejemplo, se ha realizado una encuesta a 13.500 personas de quince países de Europa, Asia y Australia entre noviembre del 2020 y enero de 2021.

En noviembre, antes de que los países comenzaran a aprobar las vacunas, solo cerca del 40% de los encuestados se pondrían la vacuna contra la covid-19 y más del 50% estaban preocupados por los posibles efectos secundarios.

Para enero, más de la mitad se pondría la vacuna y el número de personas preocupadas por los efectos secundarios había disminuido ligeramente.

Un paciente curado de covid-19 saluda a los trabajadores médicos cuando es dado de alta del Centro de Salud Pública de Chongqing el 15 de marzo de 2020 en Chongqing, China.

Getty Images
La población cada vez confía más en las vacunas contra la covid-19.

Reino Unido fue el país en el que más gente se manifestó dispuesta a vacunarse (hasta un 78% de los encuestados) y en España la proporción de gente dispuesta a vacunarse pasó de un 28% en noviembre a un 52% a mediados de enero.

6. La respuesta inmune frente al virus dura al menos ocho meses

Los test serológicos que miden anticuerpos frente al SARS-CoV-2 no reflejan todo el potencial, la duración y la memoria de la respuesta inmune frente al virus.

Conocer cuánto dura la respuesta inmune frente al virus es fundamental para determinar la protección frente a las reinfecciones, la gravedad de la enfermedad y la eficacia de la vacuna.

Se ha comprobado que, aunque hay cierta heterogeneidad en la respuesta según cada individuo, en la mayoría de las personas en las que se ha analizado mantienen una robusta respuesta inmune humoral (anticuerpos) y celular (linfocitos T), de como mínimo entre 6 y 8 meses después de la infección, independientemente de que sean leves o graves.

7. Nuevos tratamientos frente a los casos más graves

Ya sabemos que la covid-19 es mucho más que una neumonía.

Se conoce mucho más de la enfermedad y, aunque no dispongamos de momento de un antiviral específico que inhiba el virus, hay combinaciones de tratamientos que mejoran mucho el pronóstico y reducen la mortalidad de los casos más graves.

Antivirales, antiinflamatorios, anticoagulantes, corticoides, inhibidores de la tormenta de citoquinas y anticuerpos monoclonales son algunos ejemplos.

Existen más de 400 ensayos clínicos en curso en los que se están probando distintos tratamientos y combinaciones.

Un médico le da el pulgar hacia arriba a un paciente con covid-19 que ya no usa un respirador en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el Centro Médico de Asuntos de Veteranos el 21 de abril de 2020 en el distrito de Brooklyn de Nueva York.

Getty Images
Hay cada vez más y nuevos tratamientos para combatir los casos graves de covid-19.

Por ejemplo, según el ensayo clínico internacional Recovery, la combinación de tocilizumab (un anticuerpo monoclonal dirigido contra el receptor de la interleukina-6, aprobado para el tratamiento de la artritis reumatoide) y la dexametasona (un potente glucocorticoide sintético que actúa como antiinflamatorio e inmunosupresor), puede reducir a casi la mitad las muertes en los pacientes más graves con covid-19.

Por otra parte, el tratamiento preventivo con anticoagulantes en pacientes con covid-19 hospitalizados, se asocia con un 30% menos de mortalidad a 30 días y sin efectos adversos de sangrado.

8. No hay gripe

Existía una seria preocupación sobre cómo se iba a comportar el solapamiento de SARS-CoV-2 con otros patógenos respiratorios frecuentes en los meses de invierno.

No se podía descartar una situación de “tormenta perfecta” en la que coincidieran SARS-CoV-2 con otros virus, como el de la gripe o el respiratorio sincitial, que causan bronquiolitis y neumonías y son responsables de frecuentes hospitalizaciones y muertes en determinados sectores de la población más vulnerable.

Se había sugerido que el riesgo de muerte en personas infectadas por gripe y SARS-CoV-2 de forma simultánea era superior que en aquellas que solo estaban infectadas por el coronavirus, especialmente en mayores de 70 años.

La coincidencia de varios virus respiratorios con el SARS-CoV-2 podría haber causado una carnicería en las personas mayores.

Mayoría de personas con mascarilla.

Getty Images
El cuidado de las personas, con el uso de las mascarillas y con distanciamiento, hizo que otros virus como el de la gripe mermaran.

La buena noticia es que esta temporada la gripe y otros virus respiratorios han desaparecido, tanto en los meses de junio a agosto en el hemisferio sur como ahora en el hemisferio norte.

No podemos descartar que esto pueda suponer un problema el año que viene (las temporadas en las que la gripe causa mayor mortalidad suelen estar precedidas de temporadas más benignas), pero este año ha supuesto un verdadero alivio a los sistemas sanitarios.

Varias son las causas que pueden explicar este declive de la gripe. Primero conviene recordar que el SARS-CoV-2 y el virus de la gripe son virus muy diferentes.

Es muy probable que el menor periodo de incubación de la gripe, la existencia de inmunidad previa, la intensa campaña de vacunación de este año, las medidas de confinamiento, disminución de viajes, uso de mascarilla, higiene y distanciamiento social hayan tenido un mayor efecto en disminuir la transmisión de este virus.

Por el contrario, en la transmisión del coronavirus además influyen mucho más el efecto de los aerosoles, el papel de los superpropagadores y los asintomáticos.

9. Podemos seguir la evolución del virus a tiempo real

El efecto que puedan tener las nuevas variantes genéticas del SARS-CoV-2 en la vacunación y en el transcurso de la pandemia es una incertidumbre.

Debido a que los cambios genéticos pueden tener un potencial efecto en cómo se comporte el virus, su análisis y seguimiento es fundamental.

La buena noticia es que hoy tenemos la capacidad de seguir la evolución a tiempo real del virus y la aparición de nuevas variantes genéticas.

Hay ya más de 260.000 secuencias del genoma de SARS-CoV-2 disponibles en las bases de datos.

Estudios con coronavirus.

Getty Images
A diferencia de otras pandemias, con la de la covid-19 podemos seguir su evolución en tiempo real.

Esas secuencias provienen de otros tantos aislamientos obtenidos de muestras humanas desde febrero del año pasado hasta el momento actual.

Aunque los cambios de nucleótidos son la primera fuente de variación genética del SARS-CoV-2, también se han detectado inserciones, deleciones (un tipo de mutación genética en la cual se pierde material genético) e incluso recombinaciones.

Todo esto permite hacer filogenias (relaciones de “parentesco” entre las variantes virales) que pueden emplearse para hacer estimaciones temporales (cuándo surgen nuevas variantes), caracterizar cómo se extiende geográficamente el virus, reconstruir la dinámica epidemiológica dentro de una región y analizar cómo se adaptan a lo largo del tiempo.

El análisis de las secuencias del SARS-CoV-2 no tiene precedentes, en la base de datos GISAID (Global Initiative on Sharing Avian Influenza Data) son más de 580.000 datos de secuencias compartidas.

Es la primera vez que se está siguiendo a tiempo real la evolución de un virus pandémico.

10. La pandemia a nivel mundial decrece

No sabemos cómo se desarrollará la pandemia en los próximos meses.

Dada la intensidad que ha tenido hasta ahora es probable que haya nuevas olas, pero quizá de menor intensidad.

No sabemos cómo será una posible cuarta ola, ni el efecto que puedan tener las nuevas variantes genéticas que van apareciendo, pero la buena noticia es que a nivel global la pandemia en este momento decrece.

Un hombre, personal de salud, saluda desde la ventana.

Getty Images
Los números de casos de covid-19 están bajando en el mundo.

Quizá sea una combinación de varios factores: el virus se comporta de forma estacional, la población va adquiriendo cierta inmunidad de grupo por infección natural o por las vacunas, quizá el virus en ese proceso natural de variación y mutación va derivando a formas menos virulentas y se va adatando a su nuevo huésped.

No lo sabemos a ciencia cierta, pero de momento sigue habiendo motivo para la esperanza.

*Ignacio López-Goñi es catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, España.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9Bbb1CsM8f0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.