La búsqueda de un hijo es más fuerte que el COVID: padre de normalista
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Franyeli García

La búsqueda de un hijo es más fuerte que el COVID: padre de uno de los 43 normalistas

El recuerdo de Alexander a quien le dice "su chocoyote", porque es el más pequeño de los seis hijos que tuvo con su fallecida esposa Delia, le dio fuerza para vencer esta enfermedad que lo tuvo postrado en cama casi tres meses.
Franyeli García
Por Amapola Periodismo
26 de septiembre, 2020
Comparte

“No me venció esa maldita enfermedad del coronavirus porque pensé en mi hijo Alexander”, dice Ezequiel Mora Chona, padre de uno de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala hace seis años.

Alexander en enero del 2021 cumple 25 años. Es uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala durante la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre del 2014 y que oficialmente está muerto.

64 días después de la desaparición, con el fragmento de una muela y un pedazo de hueso, localizados en el río de Cocula, la PGR identificó al hijo de Ezequiel Mora.

El hallazgo fue confirmado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) luego de los estudios que realizó la Universidad de Innsbruck, Austria.

Superado el virus, Ezequiel o don Cheque como lo conocen aquí en la comunidad de El Pericón, del municipio de Tecoanapa, está seguro que desde el interior de su ser recibió las vibras para sobreponerse al COVID-19.

El recuerdo de Alexander a quien le dice “su chocoyote”, porque es el más pequeño de los seis hijos que tuvo con su fallecida esposa Delia, le dio fuerza para vencer esta enfermedad que lo tuvo postrado en cama casi tres meses.

A Ezequiel los recuerdos lo agobian. Su voz casi no se le escucha y dice que a lo mejor esto le sucede por las secuelas que tuvo por el coronavirus.

Respira profundo para agarrar fuerza y saca un hilo de voz: “Yo no estoy conforme con lo que me dijeron el 5 de diciembre (del 2014) de que mi hijo está muerto”.

Señala que en esa fecha le notificaron oficialmente del fallecimiento de su hijo y las autoridades federales de ese entonces le aseguraron que en 15 días le entregarían sus restos.

“Pero ni siquiera me han entregado la muela y el pedazo de hueso”, denunció.

Te puede interesar: Esto dijo el padre de Alexander Mora al saber que hallaron los restos de su hijo

Ezequiel cuenta el caso de don Margarito Guerrero a quien (en septiembre del 2015) las autoridades de la entonces PGR le aseguraron que su hijo Jhosivani Guerrero de la Cruz era otro de los normalistas muertos.

Sin embargo, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) rechazó la identificación de Jhosivani.

Menciona también lo que ha dicho Clemente Rodríguez quien tampoco ha aceptado que su hijo Christian, otro de los normalistas desaparecidos, esté muerto como se lo notificó el 5 de julio el Jefe de la Unidad para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, y el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

“Tenemos el derecho de no aceptar lo que te diga cualquier gobierno, en primera porque no nos han entregado los cadáveres o más pruebas”, refiere.

“Yo quiero vivo a mi hijo”, clama.

Durante la plática lo asaltan los recuerdos de los cuatro últimos meses del 2014, principalmente del viernes 5 de diciembre.

A veces desvía la mirada hacia el suelo. En este momento, en El Pericón son las 9:30 de la mañana y el calor ya está en aumento.

Da un respiro y retoma la plática.

Ese día (viernes 5 de diciembre) él venía llegando de Oaxaca cuando alguien de su familia le habló a su teléfono celular.

Era para decirle que tenía que presentarse a la escuela Normal de Ayotzinapa porque lo estaban buscando y urgía su presencia.

Dice que como pudo consiguió dinero para trasladarse a la Normal, a más de tres horas en vehículo.

Cuando llegó a la escuela ya lo estaban esperando algunos integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense y abogados (del centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan). Recibió la noticia.

“Sentí mucho coraje y tristeza”, sintetiza.

Menciona que ahí le dijeron que en dos semanas le entregarían el cadáver de su hijo, cosa que hasta el momento no ha ocurrido.

Era la segunda noticia triste que en las instalaciones de la Normal recibía don Ezequiel en ese 2014.

La primera fue el domingo 28 de septiembre cuando algunos estudiantes le dijeron que su hijo al que le apodaban “La Roca” no llegaba a la escuela y que estaba en una lista de alrededor de 60 jóvenes desaparecidos dos días antes en Iguala.

La lista se fue depurando hasta llegar a 43 luego de que fueron llegando más normalistas a la institución educativa.

Indica que estuvo toda la semana en la Normal esperando que su hijo llegara.

“Me la pasé muy triste en la escuela y varios de mis hijos me acompañaron en esos días “, contó.

En el trayecto cuando se trasladaba a la Normal abrigaba la esperanza de que su hijo ya estuviera en la escuela, pero a la vez iba más preocupado porque desde un día antes (el sábado 27) luego de que le avisaron de que su hijo no aparecía, no contestaba las llamadas en su teléfono celular.

Ezequiel viste una camisa morada y pantalón café.

Atrás de él, hay apiladas más de una veintena de cargas de leña que consume durante todo el año el fogón que la familia utiliza para guisar la comida y las tortillas.

Como tono costeño, don Cheque, luce la camisa desbraguetada. En el pecho le cuelga una pequeña medalla de plata.

Dice que la última vez que vio a su hijo Alexander fue el 15 de septiembre.

Ese día invitó a él y a otros tres de sus hijos a Tecoanapa para presenciar el grito de Independencia.

Se los llevó en un automóvil que en ese entonces tenía y que lo utilizaba como taxi.

Terminado el festejo oficial se regresó a su pueblo solamente con tres de sus hijos porque Alexander se quedó con algunos de sus amigos en Tecoanapa.

Ezequiel dice que el 16 de septiembre salió a trabajar en su taxi y ya no pudo ver a su hijo porque además éste le dijo que ya se regresaba a la Normal.

La última vez que supo de su hijo fue el 23 de septiembre cuando le dijeron en su casa que este le había hablado para pedirle que le depositara dinero.

“Le deposité dinero para sus gastos y también le puse una recarga a su teléfono celular para que me comunicara con él”, refiere.

Le contaron que Alexander le había informado a un familiar que en esos días irían a Guadalajara con sus compañeros normalistas.

“Ya después no supe nada de él”, dice.

Para don Ezequiel no hay duda de que fue el gobierno el responsable de la desaparición de su hijo y de los otros 42 jóvenes.

“No fue la maña o la mafia, fue el Ejército y el expresidente Enrique Peña Nieto lo sabía porque el representaba al gobierno”, asegura.

Recordó que en la primera reunión que tuvieron con Peña (el 24 de octubre del 2014) le reclamaron por qué no se investigaba al Ejército de la desaparición de los estudiantes.

“Nunca nos dijo nada”. Estamos seguros de que él (Peña Nieto) lo protegió (al Ejército).

Ahora con las nuevas investigaciones que está realizando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Ezequiel, se muestra escéptico en los avances.

El presidente les ha dicho, en las reuniones que han tenido, que grupos políticos que aún están en el gobierno obstaculizan las investigaciones.

¿Si el propio presidente que es el que manda en el gobierno te está diciendo eso, entonces qué podemos esperar ? Se pregunta.

Ezequiel dice que a seis años de la desaparición de su hijo lo mantiene vivo la esperanza de encontrarlo vivo, a pesar de que en este tiempo ha vivido varias tragedias familiares, que él mismo dice, no lo han doblegado.

El 28 de agosto del 2017, su mamá Brígida Chora, falleció de una enfermedad.

El 16 de abril del 2018, seis meses después del fallecimiento de su madre, asesinaron a su hijo Irene, de 41 años.

Relata que ese día su hijo recién había llegado de Sonora donde trabajó de jornalero agrícola durante tres meses. El dinero que ganó lo utilizaría para rentar unas placas de taxi de esta zona.

Estaban en la mesa comiendo y tomando un refresco cuando el hijo de don Ezequiel, le dijo que iría a dejar en el automóvil a unos amigos a la comunidad vecina de Huamachapa.

“Después de una hora que se fue de aquí me avisaron que mi hijo estaba muerto”, indica.

La versión que le dieron las autoridades es de que su hijo murió en un accidente, pero él cree que los dos hombres a los que les dio un raid lo golpearon y eso provocó que perdiera el control del vehículo y se volcara.

“Qué casualidad que a ellos (los acompañantes de su hijo) no les ocurrió nada”, dice.

A pesar de que asegura que a su hijo lo mataron nunca pidió que se investigara por el temor de que estas personas le hicieran daño a su familia.

“Es más ni siquiera permití que el cuerpo se lo llevaran el Servicio Médico Forense porque para traerlo a mi casa, tenía que pagar y pues yo no tengo dinero”, afirmó.

El COVID tampoco lo venció

En mayo, Ezequiel empezó con dolores en el cuerpo, gripa y una poco de tos, pero pensó que era resfriado y que eso pasaría.

Sin embargo, los días pasaban y los malestares iban en aumento y se agregaba la dificultad para respirar.

Acudió con un médico conocido del centro de Salud en la comunidad vecina de Xalpatláhuac y le dijo que probablemente tuviera coronavirus.

“Me dio medicamentos y aquí en el pueblo me recomendaron muchos tés de hierbas”, dice.

Indica que prefirió no ir al Hospital de Ayutla a realizarse la prueba para saber si tenía COVID porque existen antecedentes de que en este nosocomio la gente se muere por la mala atención médica.

El Pericón es una comunidad que pertenece al municipio de Tecoanapa, tiene dos mil habitantes y durante los meses de abril hasta julio fallecieron 18 personas presuntamente de COVID-19.

Ezequiel asegura que estas personas murieron por coronavirus y no por dengue como dicen otras versiones.

“Un dengue no mata a 18 personas en menos de tres meses”, argumenta.

En la casa de Ezequiel se enfermó también la hermana, además de un vecino.

“Ellos salieron pronto porque son jóvenes”, afirma.

Confiesa que durante las semanas que vivió con el virus tuvo miedo de morirse y dejar a sus dos nietas, Gael y Larisa desamparadas.

Los dos niños que juguetean en el patio de la casa familiar son hijos de Irene, el hijo de Ezequiel asesinado en abril del 2018.

“No quería que mis nietas vivieran lo que yo viví cuando con mis hermanos quedamos huérfanos de padre ya que ninguno de mis tíos nos ayudaron “, añade.

Dice Ezequiel que no es lo mismo que te cuide un abuelo que un tío.

La mirada del papá de Alexander se desvía un poco para ver como sus dos nietos juegan.

Ezequiel empezó con la enfermedad en mayo y fue hasta el 20 de agosto cuando pudo salir a la calle y realizar sus labores cotidianas.

Ahora don Cheque ya acude a su parcela a trabajar la milpa.

Al tocar este tema de sus tierras de labor nuevamente le vienen a la mente los recuerdos de su hijo Alexander quien lo ayudaba en estas tareas.

“Desde la mañana me ayudaba en la parcela y a las 12 del día se regresaba a la casa para arreglarse a irse a estudiar a la preparatoria 15 de la Universidad Autónoma de Guerrero”, recuerda.

Reconoció que cuando Alexander le dijo que iría a la Normal de Ayotzinapa a presentar su examen de admisión él no estuvo de acuerdo.

“Mira hijo, aquí puedes estudiar y además también trabajar en el taxi”, le dijo.

Sin embargo, ante la insistencia de Alexander, Ezequiel aceptó que se fuera a Ayotzinapa pero con la promesa de que si no pasaba el examen se regresaría a su pueblo a estudiar en una universidad regional en Tecoanapa.

“Si no le hubiera pasado eso, Alexander ya fuera maestro desde hace dos años”, dice.

En la casa, todavía está el altar que el 6 de diciembre del 2014 su familia levantó para recibir el cadáver de Alexander a quien le rezaron durante una noche anterior.

A casi seis años, Ezequiel tiene la esperanza de que su hijo está con vida.

Esta nota fue publicada originalmente en Amapola Periodismo 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: GETTY IMAGES

Los 3 países de América Latina que han sufrido las peores devaluaciones de su moneda este año frente al dólar

El dólar se ha fortalecido a nivel global frente al resto de las monedas. En Latinoamérica hay tres grandes economías que han sido duramente golpeadas este año por la depreciación de sus monedas. ¿Por qué se han depreciado tanto?
Foto: GETTY IMAGES
11 de julio, 2022
Comparte

Mientras la incertidumbre sobre el futuro económico recorre el mundo, el dólar sigue ganando terreno frente al resto de las divisas.Argentina, Chile y Colombia son los tres países de América Latina que han sufrido la peor devaluación de sus monedas en lo que va de este año frente al dólar.

En cambio México, no ha visto grandes turbulencias en el mercado cambiario, mientras que el real brasileño y el sol peruano no han recibido el golpe hasta ahora y, por el contrario, se han apreciado en los primeros seis meses de este año.

Que la moneda de un país se deprecie hace que aumente el precio de los productos importados, aumenta la inflación y encarece el pago de las deudas en dólares. Dicha situación puede generar presiones fiscales en los países que vaciaron sus arcas para enfrentar la pandemia y actualmente tienen poco margen de maniobra.

La apreciación del dólar se da en medio de un rápido aumento en las tasas de interés, que en Latinoamérica ha sido especialmente veloz, una medida que busca controlar la inflación pero que, al mismo tiempo, le pone un poco de freno al crecimiento.

Desempeño monedas frente al dólar en 2022. Mayores economías de América Latina. Período: 31 de diciembre 2021- 5 de julio 2022..

¿Por qué se han devaluado tanto las monedas de Argentina, Chile y Colombia? Aunque comparten un telón de fondo común en el frente internacional, cada uno tiene sus propias razones internas que han contribuido a la depreciación de sus monedas.

Argentina

El peso argentino encabeza el ránking de las monedas más depreciadas en Latinoamérica durante la primera mitad de este año entre las mayores economías de la región.

Sin duda la actual pérdida de valor de la divisa es parte de una tendencia histórica. Tras décadas de crisis económicas, con recurrentes ciclos inflacionarios, los argentinos no confían en el peso como moneda de reserva, y optan por refugiarse en el billete verde.

El peso argentino se creó hace 30 años con la intención de estabilizar la moneda tras un período de hiperinflación y durante una década valió lo mismo que un dólar estadounidense, gracias a una ley que equiparaba a ambas monedas.

Alberto Fernández y Silvina Batakis, ministra de Economía.

Getty Images
El 2 de julio renunció el ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán. En su reemplazo el presidente Alberto Fernández nombró a Silvina Batakis.

Situación actual

Hoy un peso equivale a menos de un centavo de dólar (contrastado contra el dólar del mercado libre ni siquiera llega a medio centavo).

“El motivo de esta tremenda devaluación, una de las peores del mundo, se resume en una sola cosa:falta de confianza“, explica Verónica Smink, corresponsal de BBC Mundo en Argentina.

En los últimos años, agrega, a los problemas macroeconómicos se han sumado cuestiones políticas que han acelerado el proceso de devaluación.

La derrota electoral del expresidente de centroderecha -y amigo de los mercados-, Mauricio Macri, en 2019, generó una disparada del dólar.

Y, más recientemente, las peleas públicas entre el actual mandatario Alberto Fernández, y su poderosa vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner -que llevaron a la renuncia el pasado 2 de julio del ministro de Economía-, también han generado incertidumbre, provocando una nueva alza (y consecuente devaluación del peso).

Así también lo argumenta Ricardo Delgado, economista y presidente de la consultora Analytica, para quien “el trasfondo de la depreciación tiene que ver con la crisis política que existe en Argentina dentro de la coalición gobernante”.

Billete argentino con flecha roja apuntando hacia abajo

Getty Images

Fernández y Kirchner, agrega, tienen dos visiones muy opuestas sobre la política económica y, particularmente, sobre cómo enfrentar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Mientras el mandatario está a favor de continuar con el acuerdo firmado en marzo, la vicepresidenta está claramente en contra, explica en diálogo con BBC Mundo.

En ese escenario y con una economía que ha emitido mucha moneda en los últimos dos años producto de la pandemia,”hay muchos pesos circulantes que, en un contexto de aceleración inflacionaria y de incertidumbre política, hacen que las personas deseen refugiarse en el dólar como reserva de valor”.

Argentina tiene una inflación interanual cercana al 62% y las proyecciones hacia fin de año apuntan a una subida mucho mayor.

Chile

La moneda chilena venía debilitándose frente a la divisa estadounidense, pero cuando marcó momentáneamente un récord histórico de 1.000 pesos por dólar el 6 de julio, provocó un fuerte debate sobre qué está ocurriendo en el mercado cambiario.

El peso chileno es la segunda moneda que más se ha depreciado en 2022 entre las grandes economías de América Latina, después de la divisa argentina.

Gabriel Boric

Getty Images
El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo que el aumento del precio del dólar es “tremendamente preocupante”.

El Presidente Gabriel Boric declaró que el aumento del dólar “es tremendamente preocupante” y argumentó que una de las principales razones “es la baja del precio del cobre producto de dos factores que son externos a lo nacional”.

“Uno, es la perspectivas de recesión en Europa y Estados Unidos, que recién se van a aclarar en la próxima reunión de la Reserva Federal, que todavía tienen un tiempo, y además el proceso que todavía sigue China con el cierre de ciudades que ha bajado la demanda de cobre”, precisó.

Razones de la devaluación

Junto al escenario internacional, Boric advirtió que “también hay factores internos y en esto la incertidumbre, sin lugar a dudas, contribuye”, refiriéndose al plebiscito del 4 de septiembre en que el país decidirá finalmente si aprobar o rechazar la propuesta de nueva Nueva Constitución elaborada por una Convención Constituyente elegida por voto popular.

Leonardo Suárez, director de Estudios de LarrainVial, una firma de servicios financieros, sostiene que la principal razón de la escalada del dólar en Chile es el aumento del déficit en cuenta corriente, es decir, que el gasto en las importaciones de bienes y servicios es superior a los ingresos por las exportaciones.

Pesos chilenos

Getty Images

Este déficit, agrega, fue impulsado por un “exceso de gasto” el año pasado, en el contexto de una inyección de liquidez masiva -tanto por las ayudas fiscales a raíz de la pandemia, como por el retiro anticipado de los fondos de pensiones.

La depreciación cambiaria, dice en diálogo con BBC Mundo, ya venía desde fines de 2019, cuando en medio del estallido social se logró un acuerdo político para cambiar la Constitución. A partir de ese momento, afirma, “se produjo un castigo al tipo de cambio”.

Y en el último mes, ocurrió una abrupta caída del precio del cobre, provocando una mayor depreciación del peso chileno frente al dólar, dado que el 56% del total de las exportaciones chilenas son cobre.

“Esto genera un shock de expectativas en los mercados y por eso le pasan la cuenta al peso chileno con más fuerza que a otras monedas”.

Todo esto ocurre cuando cada día crecen más los pronósticos sobre una eventual recesión global, un panorama que afecta al precio del cobre y, por lo tanto, los ingresos que recibe Chile.

Colombia

La moneda colombiana “se ha devaluado más que la mayoría de sus pares en América Latina”, dice Ricardo Ávila, analista senior del periódico colombiano El Tiempo, en diálogo con BBC Mundo.

Efectivamente, el peso colombiano ocupa el tercer lugar del ránking después de Argentina y Chile.

Gustavo petro

Getty Images
Gustavo Petro asumirá la presidencia de Colombia el 7 de agosto.

Además del contexto internacional que ha empujado a grandes inversores a refugiar sus capitales en activos menos riesgosos, “en el caso de Colombia hay un elemento extra que tiene que ver con el riesgo político”, explica Ávila.

Desde su perspectiva, existe preocupación por la llegada de Gustavo Petro al poder, en la medida que ha entregado el mensaje de que Colombia va a depender cada vez menos del petróleo, que es el principal producto de exportación.

Ante la perspectiva de que Petro no va a firmar nuevos contratos de exploración petrolera, por ejemplo, las proyecciones muestran, señala Ávila, que en 2026 Colombia tendría que empezar a importar gas y en 2028 Colombia tendría que empezar a importar petróleo.

Si se hace realidad esa promesa, existe el temor de que Colombia enfrente un déficit de divisas y devaluación, explica.

“En el último mes el peso colombiano se ha devaluado mucho y eso coincide con la elección de Petro”.

Otros observadores argumentan que eso no es tan así porque los papeles de deuda de Colombia no se han desvalorizado. Ahora bien, específicamente en el tema cambiario, dice el experto, “si la percepción es que habrá un menor ingreso de dólares, eventualmente eso incide en la tasa de cambio”.

El único país que marca una clara tendencia contra la corriente es Uruguay, cuya moneda se ha apreciado más de 10% en 2022 respecto al dólar.

Mano con dólares

Getty Images

El peso uruguayo repuntó desde que el Banco Central de ese país anunció el 17 de mayo que planeaba elevar su tasa de referencia al menos 100 puntos básicos a 10,25% a mediados de agosto, como una de las medidas para contener la inflación.

La moneda también está recibiendo un impulso por el auge de las exportaciones de productos básicos agrícolas como la carne de res, la pulpa de madera y la soja, en un contexto de aumento del precio de las materias primas como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eVsy3NQybQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.