Extitular de la Agencia Urbana acumula 8 denuncias por el gasto de 383 mdp
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Extitular de la Agencia Urbana acumula 8 denuncias y señalamientos en el gasto de 383 mdp

La Fiscalía capitalina inició hasta 8 carpetas de investigación en contra de Jaime Slomianski tras detectar irregularidades en diversos contratos firmados durante su gestión.
Archivo Cuartoscuro
Por Manu Ureste y Arturo Ángel
22 de septiembre, 2020
Comparte

Jaime Slomianski, extitular de la Agencia de Gestión Urbana (AGU) durante la administración del gobierno capitalino de Miguel Ángel Mancera, acumula múltiples carpetas de investigación en su contra y señalamientos por presuntas irregularidades en el gasto de 383 millones de pesos en obras de bacheo.  

La Fiscalía capitalina anunció ayer lunes en un comunicado que investiga a Slomianski Aguilar y a varios colaboradores por un presunto desfalco en un contrato que la AGU entregó a una empresa privada.  

Sin embargo, fuentes con pleno conocimiento del caso indicaron a Animal Político que la Fiscalía tiene iniciadas hasta ocho carpetas de investigación en contra de Slomianski por la firma de ocho contratos durante su gestión, en los cuales la contraloría interna de la ciudad detectó diversas irregularidades.  

Estas mismas fuentes confirmaron que de las ocho carpetas iniciadas en total, la número CI-FSP/B/UI-B-1.C/D/18110/2019 ya se encuentra judicializada. 

Lee: Gobierno de CDMX acusa que la administración de Mancera autorizó 48 construcciones irregulares

A partir de esta carpeta, un juez ya concedió a la Fiscalía una orden de aprehensión en contra de Slomianski, por lo que el exfuncionario está siendo buscado por las autoridades para que comparezca ante la justicia.

En esa carpeta judicializada, la Fiscalía de la ciudad detectó irregularidades en un contrato que la AGU otorgó el 11 de noviembre de 2018 a la empresa Dirección en Ingeniería y Arquitectura Integral, por 29 millones 980 mil pesos.

El contrato, que fue otorgado a partir del proceso de licitación AGU-LPN-L-2-068-2018, tenía por objeto que la compañía le diera a la AGU servicios de “apoyo técnico y administrativo para la planeación, ejecución y control de procesos de obra pública”. 

Sin embargo, la Fiscalía concluyó en su investigación que la AGU ya contaba con esos servicios y que, por lo tanto, era innecesaria la contratación de esta empresa a la que benefició con casi 30 millones de pesos de dinero público. 

Según la indagatoria, el titular de la AGU debía autorizar y firmar las contrataciones, ya que sin su aval no podían concretarse las licitaciones. De ahí, su presunta responsabilidad en el desfalco. 

Por este caso, a partir del cual se giró orden de captura en contra de Slomianski Aguilar, la Fiscalía también investiga a tres de sus colaboradores: Mario N., Francisco Javier N., y Enrique N., todos exfuncionarios de la AGU que laboraron en el área de compras y contrataciones de la dependencia. 

La hoy extinta Agencia de Gestión Urbana era la dependencia responsable de dar atención y mantenimiento a la infraestructura urbana de la Ciudad de México como pavimentación de vías primarias, bacheo, jardinería y alumbrado público, principalmente. 

Contrataron a empresa de edecanes para bachear

Este no es el primer señalamiento de irregularidades en contra de la Agencia de Gestión Urbana bajo la dirección de Jaime Slomianski. 

Ya desde diciembre de 2018, tan solo 17 días después de la entrada del nuevo gobierno de Claudia Sheinbaum, la nueva dirección de procedimientos de contratación de obra pública de la AGU, dirigida en ese entonces por Toshimi Jacob Hira, detectó irregularidades millonarias en la gestión de Slomianski. 

En concreto, la ‘nueva’ AGU instruyó a la contraloría de obras del gobierno capitalino para que investigara posibles irregularidades en 12 contratos por 383 millones de pesos que fueron entregados a empresas por esta dependencia. 

Lee: Agencia de Gestión Urbana: un experimento para gobernar mejor

Entre esos 12 contratos señalados está el que ganó la compañía Tecnología Urbana Aplicada. 

En febrero de 2019, Animal Político documentó que esta empresa, al momento de ser beneficiada por la AGU de Slomianski Aguilar con un contrato por 49 millones 977 mil pesos para bachear las 16 alcaldías capitalinas, tenía como giro social organizar campañas publicitarias con edecanes.

Esta compañía, además, simuló presuntamente trabajos de bacheo -reportó a la AGU en sus informes que tapó hoyos en coordenadas que conducen a un punto remoto en mitad del Océano Pacífico-, y se benefició de una falsificación de firmas de documentos oficiales para presuntamente defraudar al erario capitalino casi 50 millones de pesos. 

En esta misma investigación periodística se documentó que Tecnología Urbana Aplicada simuló el 75% de los trabajos de bacheo utilizando como comprobantes fotografías de socavones que ya habían sido tapados en otras obras. 

Mientras que en el 15% de trabajos que sí hizo, la empresa supervisora de las obras denunció que esta contratista empleó cascajo con arena y piedra para tapar baches que, con las lluvias, se deshacían con la mano.

Al margen de este caso, la ‘nueva’ AGU también instruyó a la contraloría de obras de la ciudad para que verificara la “legalidad y la realización de los trabajos” de los contratos otorgados a siete empresas en la gestión de Slomianski Aguilar.

De acuerdo con el oficio GCDMX/AGU/DPCOP/2018-12-17.017, fechado el 17 de diciembre de 2018, y cuya copia fue obtenida por este medio a través de una solicitud de información, los contratos que se instruyó que se investigaran  fueron otorgados a estas empresas con tan solo cinco días de separación: entre el 25 y el 30 de mayo de 2018, a tan solo seis meses de que concluyera la gestión de Slomianski en la AGU. 

Y todos fueron entregados para realizar el mismo tipo de obra: trabajos de mantenimiento a través de reencarpetado en vialidades secundarias de la alcaldía Álvaro Obregón. 

Las empresas beneficiadas fueron:

  1. Construcción Mantenimiento y Asesoría de Obras Duma SA de CV, 78 millones 883 mil pesos en dos contratos.
  2. Grupo Velasco, Servicios de Ingeniería y Arrendamiento SA de CV, otros dos contratos por 63 millones de pesos.
  3. Proveedora de Ingeniería Instalaciones e Infraestructura SA de CV, dos contratos por 65 millones 388 mil pesos.
  4. Procesos de Ingeniería Aplicada SA de CV, dos contratos por 68 millones.
  5. Terracería Dalsi SA de CV, con un contrato por 22 millones 947 mil pesos; Proyectos GAD SA de CV, 25 millones 559 mil pesos; y Maggno Proyectos y Arquitectos SA de CV, 12 millones 434 mil pesos.

La revista Proceso publicó en septiembre de 2018 que este grupo de empresas pertenece a un solo contratista: José Velasco Jiménez, cuya red de compañías obtuvo durante la administración de Slomianski múltiples contratos de reconstrucción y mantenimiento de la carpeta asfáltica de la capital.

En esos contratos, las empresas de Velasco cometieron presuntas irregularidades.

Por ejemplo, en las obras de reconstrucción y mantenimiento de la carpeta asfáltica de los Centros de Transferencia Multimodal de la Central de Abasto, las empresas que ganaron la licitación para realizar dicho trabajo, entre las que figuran Grupo Velasco y Construcción, Mantenimiento y Asesoría de Obras Duma, “carecían de suficiente asfalto, por lo que tuvieron que desviar el material de otras empresas con contratos vigentes”.

“Pero ese asfalto no lo compraron, salió de la planta del propio gobierno de la ciudad de México sin ningún costo”, publicó el semanario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la fatiga de decisión, el gran reto de las plataformas de "streaming" para no perder consumidores

Al acabar el día y tras la toma de muchas decisiones, los espectadores no son capaces de elegir qué ver en Netflix o Amazon y terminan por desconectar. Los gigantes del streaming pondrán en marcha un botón que elija por nosotros y nos evite la "fatiga de decisión".
Getty Images
29 de marzo, 2021
Comparte

Uno de los puestos de trabajo más decisivos en el mundo de la televisión es el del programador.

La persona que decide qué se ve en cada momento: si un concurso va al prime time, si es mejor colocar en esa franja horaria una película…

De hecho este es uno de los factores que deciden si un contenido tiene éxito entre la audiencia o no.

Normalmente, el puesto tiene tanta responsabilidad que la decisión recae en un equipo de personas.

Pero el uso de los servicios de streaming nos ha convertido a todos en programadores, y eso lleva a muchos a dedicar más tiempo a decidir qué contenido van a ver que lo que se tarda luego en verlo, o a quedar paralizados ante tantas posibilidades.

Es la fatiga de decisión.

Este término fue acuñado por Roy F. Baumeister, psicólogo social y autor de “La fuerza de voluntad: Redescubriendo la mayor fuerza humana”.

Es el desgaste mental que padece una persona al verse sometida diariamente a un cúmulo de informaciones que necesitamos para tomar decisiones.

Mujer cansada en el sofá

Getty Images
A veces se tarda más tiempo en elegir qué ver que en verlo.

Lo primero que le explica a BBC Mundo Rafael Penadés, psicólogo del Hospital Clínico de Barcelona y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, es que la fatiga de decisión no es un trastorno clínico, pero es un fenómeno real que sufren miles de personas cada día.

A lo largo del día, tenemos que elegir muchas cosas. Algunas son sencillas -qué comer o qué ropa elegir- y otras son mucho más complicadas porque tendrán consecuencias a largo plazo -qué tengo que hacer primero o qué es más importante-.

2.000 decisiones por hora

Algunos estudios han calculado que una persona toma unas 35.000 decisiones al día.

Es decir, unas 2.000 decisiones por hora que estamos despiertos.

La principal consecuencia de estos procesos es el cansancio, un menor autocontrol y menor fuerza de voluntad.

“Tomar decisiones consume energía mental”, dice Penadés.

Mujer eligiendo entre dos vestidos

Getty Images
Algunas decisiones son sencillas, otras pueden tener consecuencias a largo plazo y requieren un proceso mental más elaborado

“Los procesos mentales se dividen en dos tipos: los automáticos y los procesos controlados, que exigen un control continuo sobre ellos. Justamente son éstos los que consumen energía”, explica el especialista.

“Esto ocurre porque la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones son los lóbulos frontales. Son las estructuras más complejas que tenemos en el cerebro y consumen muchos recursos”, añade.

“Algo que tendría que ser tan banal, como ver una serie o como poder disfrutar de una comida, se vuelve algo serio en tu en tu vida y que va a influir en tu estado emocional“, explica la psicóloga Timanfaya Hernández, codirectora del gabinete Globaltya Psicólogos.

Por eso, cuando llegamos al sofá después de una larga jornada de trabajo, a veces resulta extremadamente difícil elegir qué ver. Estamos saturados y nos sobreviene una incapacidad para seguir tomando decisiones.

La enorme oferta en el catálogo de servicios como el de Netflix o Amazon, aunque positiva a priori, puede hacer que no sea fácil conseguir ese rato de calma frente al televisor.

Amazon premium en una televisión

Getty Images
Amazon o Netflix están dispuestos a elegir por ti.

Decidir por ti

Tanto es así que los dos gigantes del streaming están desarrollando una nueva funcionalidad que haga más fácil decidir: un botón que reproduzca contenidos aleatoriamente basándose en nuestros gustos.

Ya no tienes que hacer nada, elije el algoritmo por ti.

Ambas tecnológicas están preocupadas porque han detectado que la “fatiga de decisión” está haciendo que muchos espectadores se vayan de la app sin consumir ningún contenido.

“Antes veíamos lo que decidía el programador de una sala de cine o de una televisión. Las películas que llegaban a los videoclubs ya habían pasado por el cine con lo que más o menos las conocíamos. Era bastante fácil tomar una decisión“, explica Elena Neira, experta en nuevos modelo de distribución audiovisual y autora del libro “Streaming Wars: La nueva televisión”.

Neira cree que el hecho de que las plataformas de streaming hayan decidido poner en marcha estas funciones de reproducción aleatoria tiene que ver con este cansancio a la hora de tomar decisiones y con nuestra capacidad limitada a la hora de gestionar la enorme oferta.

“Lo que los datos han demostrado a las plataformas es que nuestra capacidad de decisión a lo largo del día se va reduciendo, por lo cual necesitan una manera de eliminar la incertidumbre”, explica.

Portada del libro de Elena Neira

Editorial Planeta
“Netflix es que quizás el servicio que tecnológicamente está más avanzado y es el que ha desarrollado fórmulas para para combatir este problema”, dice la especialista Elena Neira.

En Netflix, la nueva función se llama “Play Something” en inglés o “reproducción aleatoria” en español.

El servicio confirmó a BBC Mundo que implementará esta función a todos los clientes en la primera mitad de 2021.

Al explicar por qué la plataforma está lanzando la “reproducción aleatoria” como una función permanente, el director de operaciones y director de productos, Greg Peters, dijo que a veces los usuarios acuden al servicio “y no están realmente seguros de lo que quieren ver”.

La función está diseñada para que los usuarios “nos indiquen que no quieren tener que buscar, sino hacer clic y nosotros elegiremos un título para que puedan ver al instante”, señaló.

En el caso de Amazon, la función parece más limitada aunque permitirá a los espectadores sintonizar episodios aleatorios de sus programas de televisión favoritos.

Función de Netflix

BBC
“Play Something” ya está disponible en Netflix a través de la televisión.

Neira cree que estos nuevos botones son además “una forma fantástica de mostrar nuevos contenidos que a lo mejor a priori la persona no estaría interesada y eliminan la decisión de la ecuación”.

“Lo que quieren las plataformas de streaming por encima de todos es que veamos contenido. Porque si vemos contenido estamos fidelizados y eso significa que seguiremos pagando mes a mes“, sentencia Neira.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.