Es un alivio el anuncio de que rescatarán los cuerpos de mineros: familiares
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

'Es un alivio', dicen familiares de mineros de Pasta de Conchos sobre acuerdo de rescate de cuerpos

Después de 14 años del accidente al interior de la mina en Nueva Rosita, Coahuila, el gobierno federal se compromete a buscar los restos, hacer un mausoleo e indemnizar a los allegados.
Cuartoscuro Archivo
15 de septiembre, 2020
Comparte

“Esto es un alivio, vivimos un tormento esperando 14 años”. Martha Perla Iglesias López tenía 32 años aquel 2 de febrero en el que le llamaron para avisarle que su padre, Guillermo Iglesias, estaba al interior de la mina de Pasta de Conchos cuando esta colapsó. Fue un shock para ella, para sus cuatro hermanos y para toda Nueva Rosita, Coahuila, una tierra minera en la que la mayor parte de la población vive de la extracción. El pozo, propiedad de Grupo México, se vino abajo y 65 personas fueron sepultadas. Solo dos de los cuerpos pudieron ser recuperados. Ahora, Iglesias tiene 46 y acaba de escuchar por primera vez el compromiso de que iniciarán las labores de rescate.

“Mi corazón está contento, son casi 15 años, hoy es un día muy importante para las familias”, aseguró.

“Fue muy impactante de un día para otro no ver a mi papá. A los once meses, mi mamá falleció. Ahora sabemos que podemos recuperar el cuerpo de papá para darle sepultura”, dijo la mujer.

“Son emociones encontradas. Todos estos años teníamos la esperanza de tener este rescate. Ahorita estamos en un punto de que va a empezar, pero falta otro tiempo para lo que viene”, explicó. Es consciente de que lo viene puede ser duro. Porque nadie sabe cómo estarán los restos después de casi tres lustros y con toneladas de tierra y minerales por encima. A pesar de todo, ella mantiene la ilusión de que sus padres puedan ser enterrados juntos.

La noticia de que había voluntad para iniciar el proceso se la dio a las familias el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante un encuentro en Palacio Nacional. Ahí les anunció el calendario para recuperar los restos: los trabajos de acondicionamiento comienzan esta semana, pero él se desplazará hasta Coahuila para dar seguimiento el 23 de octubre. Estas labores podrían alargarse hasta cuatro años. Además, se instalará un mausoleo para recordar a las víctimas y se procederá a las indemnizaciones.

Para Iglesias y el resto de familias, con esta promesa termina un ciclo que les ha llevado a manifestarse, a protestar, a participar en cientos de reuniones, todo con el objetivo de que el gobierno se comprometiese a reabrir la mina y buscar los cuerpos de sus allegados.

“La emoción de hoy es cuando te dan claramente el sí. Veníamos con bajas expectativas, no ha sido una lucha fácil”, explicó, desde las oficinas del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez. Junto a ella, Cesáreo Calvillo, Orlando Minjares y Alfonso Julián Martínez, familiares de mineros que se encontraban al interior del pozo durante la tragedia, y Stephanie Brewer, de la organización de derechos humanos.

Previamente, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, había hecho pública la minuta suscrita entre el gobierno federal y los familiares de los mineros.

Según lo acordado, la Comisión Federal de la Energía iniciaría los trabajos de rescate, que serían costeados en parte por el carbón que se extraiga una vez terminados los trabajos. Se estima que podrían costar 75 millones de dólares. En el predio de la mina en el que tuvo lugar el siniestro se levantará un memorial. Habrá una reparación individual y colectiva.

Según los familiares, López Obrador se comprometió a mejorar las condiciones de vida de la comunidad, con pavimentación y la construcción de una universidad. Los trabajos deberían comenzar en enero de 2021. Previamente, a través de la secretaría de Gobernación, deberá liquidarse la indemnización, que en un encuentro anterior se fijó en 3,7 millones de pesos para cada familia.

Los representantes de las familias afectadas se mostraron muy agradecidas con el presidente López Obrador. “Nos dijo que el rescate se va a hacer. Y esto cambió las expectativas”, dijo Iglesias.

Alfonso Julián Martínez González es otro de los afectados por la tragedia. Tenía 25 años cuando su padre Julián murió sepultado. “Aquel golpe fue algo que no se esperaba nadie. Ese día que pasó la tragedia estábamos esperando para ir a trabajar, haciendo la casa de uno de los hermanos. Mi hija también lo estaba esperando, pero nunca llegó”, explica.

“Se nos avisó, nos enteramos por los medios. Y yo y mis hermanos fuimos para allá. Nadie se espera nada así”, explica. Han pasado 14 años desde aquello, pero para el hombre sigue siendo difícil revivir aquella tragedia.

Para él resulta importante el cambio mostrado por la actual administración en el trato hacia las familias. “Ningún gobierno nos había recibido. Nunca tuvimos respuesta de ellos, siempre era que el rescate no era viable. Con este, quedamos sorprendidos de verdad con la resolución que dio”, dice. Anteriormente, tanto Felipe Calderón como Enrique Peña Nieto les cerraron las puertas, asegura.

“Es una alegría, un descanso. Estamos muy contentos de que se vaya a dar”, explicó el hombre, minero como su padre. Ahí en Nueva Rosita trabajar perforando la tierra es un orgullo que se pasa de padres a hijos. Lo sabe Martínez, que siguió con el oficio a pesar de la tragedia. También sus tres hermanos. Todos siguieron los pasos del padre fallecido en el siniestro.

“No da miedo. Lo que pasa es que la región, como su nombre lo dice, es una región carbonífera. La fuente de empleo casi es minera. Desde que estás chico, quieres ser como tu papá. Es un trabajo riesgoso, pero puede ser bonito”, afirmó.

A pesar de la alegría, las familias mantienen la cautela porque queda todo por hacer. “Esto no termina. Termina hasta que tengamos el rescate. El origen es que nos digan que van a hacer el rescate. Estamos viviendo otro episodio mas”, dijo Iglesias.

Además, queda pendiente la justicia hacia los familiares. Según dijo la mujer, este es un punto al que el presidente también se comprometió. “Al hablar de justicia y de leyes tiene que haber responsabilidades”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sequía en México: 4 imágenes satelitales que muestran los graves efectos de la escasez de lluvias

Casi la totalidad del territorio mexicano sufre distintos grados de sequía. ¿Qué consecuencias tiene este fenómeno? ¿Y cómo se ve desde el espacio?
19 de mayo, 2021
Comparte

Aunque sea un fenómeno recurrente en México, la escasez de agua en medio de la pandemia ha causado daños en gran parte del país.

“Vemos una sequía que se ha venido extendiendo y profundizando. Cada quincena, desde julio de 2020, ha ido aumentando el porcentaje de área afectada. En muchas regiones ha pasado de sequía severa a sequía extrema o excepcional”, dice a BBC Mundo Jorge Zavala Hidalgo, coordinador del Servicio Meteorológico Nacional de México (SMN).Actualmente, cerca del 87,5% del territorio mexicano sufre sequía de distintas intensidades.

Mapa de los niveles de sequía en México

AFP

Al 30 de abril, más de la mitad del país se encontraba en estado de sequía severa, lo que significa que “hay pérdidas en cultivos o pastos, el riesgo de incendios es alto, la escasez de agua es común y se deben imponer restricciones en el uso del agua”, según el servicio de monitoreo de la sequía de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

¿Cuáles son las causas?

Su localización y la complejidad de su clima hacen que México tenga períodos prolongados de falta de lluvia todos los años, pero suelen ocurrir en regiones aisladas, durante menos tiempo y con menos intensidad.

Esa complejidad climática en gran medida está determinada por lo que pasa en el Atlántico Norte — la variación de temperaturas junto a sus patrones oceánicos y atmosféricos — y también por lo que pasa en el océano Pacífico, principalmente por los fenómenos de El Niño y de La Niña.

“El año pasado tuvimos una Niña muy severa y un Atlántico con temperaturas relativamente altas. Eso favorece la precipitación en la región sur y no la favorece en la región norte”, dice Jorge Hidalgo. Es decir, el año pasado hubo lluvias pero concentradas en una pequeña parte del país.

Residente de Xochimilco, en Ciudad de México, rellena botellones de agua el 20 de abril del 2021

Reuters
La disminución de agua en las presas que abastecen Ciudad de México ha provocado una crisis de aprovisionamiento en la capital.

¿Y los efectos?

1. Reducción de agua en las presas

En Ciudad de México la crisis de abastecimiento de agua hizo que la alcaldesa Claudia Sheinbaum afirmara que la actual sequía es la más intensa que ha vivido la capital en los últimos 30 años.

Eso se debe principalmente a la disminución del suministro de agua proveniente del sistema de presas de la cuenca del río Cutzamala en Estado de México y Michoacán, dos de las regiones más afectadas por la sequía.

Una de ellas, la presa Valle de Bravo, es la que se ve en estas imágenes.

Según la Conagua, el caudal del Cutzamala se encuentra cerca de un 30% por debajo de la media histórica de entre 1996 y 2020. Eso hace que menos agua llegue a la capital mexicana, proveniente de una de sus principales fuentes de abastecimiento.

En Jalisco, la presa Elías González Chávez, una de las principales del estado, almacena solamente cerca del 14% de su capacidad.

En las imágenes se ve la diferencia en la cantidad de agua que tenía en el mismo período del año pasado.

La población de ciudades cercanas, según la prensa local, tuvo a que bombear agua de lagos y ríos cercanos para garantizar el abastecimiento.

2. Ríos secos y perjuicios a la agricultura

El lago Cuitzeo, en Michoacán, se veía casi seco en marzo del 2021 en comparación con el mismo período de 2020.Según la Conagua, la región es una de las que sufre sequía severa y extrema.

“También se nota que el lago está cerca de una zona agrícola. Una situación que vemos mucho en México es que cada vez se extrae más agua de ríos, lagos o lagunas para riego. Estos no solo se ven afectados por la sequía sino también por la creciente extracción”, dice Jorge Zavala Hidalgo.

En estados como Sinaloa, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro o Sonora la producción agrícola sufre pérdidas provocadas por la falta de lluvias y la disminución de agua en las presas, según asociaciones de agricultores.

3. Incendios forestales

La falta de lluvias y las altas temperaturas en el norte del país también provocaron el aumento de incendios forestales en esta región.

“Hay una relación importante entre los incendios forestales y la sequía. Si hay menos lluvia, los campos y los bosques están más secos de lo que estarían en esta época del año. Entonces hay más material combustible y el fuego se puede dispersar más fácilmente”, explica Jorge Hidalgo.

Un ejemplo es el área protegida del Parque Nacional Montaña La Malinche, en Puebla.

Imagen satelital del incendio en el Parque Nacional La Montaña Malinche, en el 3 de abril del 2021

Planet Labs
Incendios forestales, como este que ocurrió el 3 de abril en Puebla, fueron más frecuentes en los estados más afectados por la sequía al principio de este año.

La correlación entre la sequía y los incendios también se ve en la localización de los focos de fuego, que ha cambiado de un año a otro.

“En 2020 tuvimos poca lluvia en la península de Yucatán y ahí tuvimos muchos incendios. En el 2021 los incendios se han venido concentrando en estados con sequía, como Michoacán, el estado de México o Guerrero, por ejemplo”, dice el coordinador del SMN.

¿Y cuándo acabará la sequía?

Aunque el principio del mes de mayo trajo lluvias en el norte mexicano, Jorge Zavala Hidalgo cree que aún es pronto para hablar del fin de la sequía.

“Las sequías se van desarrollando durante varios meses y también van decayendo a lo largo de varios meses. Solo se acabarían en pocos días si ocurriera un ciclón tropical, por ejemplo. Pero una lluvia de uno o dos días muchas veces es poco. Sí, está lloviendo, pero eso no va hacer que cambie rápidamente la situación”, afirma.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=38PLMHqw8aw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.