Familiares de víctimas piden renuncia de Rosario Piedra en reunión en Segob
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Segob

Familiares de víctimas piden renuncia de Rosario Piedra a CNDH en reunión en Segob

El grupo recibido en la Segob fue el del Frente Ni Una Menos, de Yesenia Zamudio, mientras que las integrantes de Bloque Negro no pudieron entrar al recinto. 
Segob
17 de septiembre, 2020
Comparte

Las mujeres familiares de víctimas que acudieron a la reunión en Segob le pidieron a Rosario Piedra Ibarra que renuncie a la presidencia de la CNDH y una disculpa pública por el trato que les ha dado, ante lo cual ella guardó silencio y casi no habló en la reunión, según contaron varias de las asistentes al salir.

En total fueron casi tres horas las que las mujeres pasaron dentro de la dependencia federal, primero en diálogo una comisión de 13, y luego la secretaria escuchó durante unos minutos uno por uno alrededor de 60 casos que le presentaron, entre víctimas de desaparición forzada, feminicidios, trata de personas, y violencia sexual, provenientes de Guerrero, Veracruz, Michoacán, Baja California, Jalisco y el Valle de México, principalmente.

Las mujeres dijeron estar inconformes con la actitud de Piedra Ibarra, a quien reclaman que ya no recuerda que ella misma es víctima por la desaparición de su hermano en los 70. En contraste, se dijeron satisfechas con el compromiso de la secretaria Olga Sánchez Cordero de atender todos los casos, con acompañamiento directo en los estados para revisar que avancen las investigaciones en las Fiscalías locales. A las familias de Guerrero, por ejemplo, les dieron una nueva cita para el próximo miércoles 23 de septiembre.

“Ella se compromete a que a través de este momento pone a trabajar a la gente de cada área que tiene que ver en los asuntos para que se les dé celeridad, en cuanto a desaparición y feminicidios y el tema de violencia sexual. Entonces esperemos que esta vez sí sea cumplida, porque venimos de un plantón de un mes en el que nunca fuimos escuchadas y nada más nos daban minutas y minutas que nunca se cumplieron”, señaló Karla Guerrero, esposa de un hombre desaparecido hace 6 años en Xalapa, Veracruz.

Karla García Tello, que tiene cinco denuncias contra su expareja, incluyendo una por intento de feminicidio, comentó que por fin le dieron medidas cautelares para ella y para su hijo y el compromiso de seguimiento a sus carpetas de investigación y de investigar posible corrupción en su caso, pero reclamó que ocurra hasta ahora por la movilización que se ha realizado.

“Rosario Piedra solo se justificaba y no aceptó las cosas, que pidiera una disculpa pública. Pero la señora Sánchez Cordero muy amable, se comprometió, yo creo que todas las instancias que estaban presentes se comprometieron a apoyarnos. Yo lo único que espero es que no quede esto en palabras, que se vean los resultados inmediatos”, comentó al salir.

Las asistentes a la reunión no quisieron ahondar en por qué se dejó fuera a Erika Martínez, dijeron que la lista de quiénes entraban la hizo Segob, quizá hubo un error de comunicación, pero que después habrá más reuniones en las que también la atenderán.

Respecto al anuncio hecho la víspera por Yesenia Zamudio de que se retiraría de la toma, varias integrantes de Ni Una Menos dijeron que nadie se va, que no hay una ruptura sino solo diferencias que están solucionando al interior.

El encuentro fue pactado desde el martes pasado, cuando ambas partes se reunieron para que las manifestantes entregaran un pliego petitorio.

En la reunión participaron familiares de mujeres víctimas de violencia, encabezadas por Yesenia Zamudio, y por parte del gobierno federal estuvo la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra; la presidenta de Inmujeres, Nadine Gasman, y la titular de la Conavim, María Fabiola Alanís Sámano.

Se trata de la segunda reunión que se realiza tras la toma de instalaciones de la CNDH en CDMX por parte de familiares de víctimas y diversas colectivas.

Lee: Frente Ni Una Menos anuncia salida de ocupación en CNDH; se mantiene colectiva Bloque Negro

Sin embargo, en esta ocasión las representantes del gobierno solo recibieron a una parte de las mujeres que tomaron dicho inmueble. Erika Martínez y Bloque Negro regresaron a la sede de la CNDH donde van a tener una asamblea.

Esta semana el Frente Ni Una Menos y el resto de las colectivas encabezadas por Bloque Negro anunciaron su separación.

Este miércoles, en su cuenta de Facebook, Yesenia Zamudio, que lidera la colectiva Ni Una Menos, primero anunció que su grupo se retiraba de la ocupación por diferencias con la colectiva feminista Bloque Negro, que también encabezó la toma, pero después borró esa publicación y en otra dijo que se presentaría a la reunión con Segob de este jueves.

Por su parte, la colectiva Bloque Negro contestó que se deslindaban “de cualquier acción y discurso de Yesenia Zamudio”.  Más tarde, Erika Martínez confirmó que ella y el resto de las colectivas continuarían con la toma de instalaciones.

Antes esto, el grupo recibido este jueves en la Segob fue el del Frente Ni Una Menos, de Yesenia Zamudio, mientras que las integrantes de Bloque Negro y otras activistas y madres de víctimas como Erika Martínez se quedaron afuera del recinto.

A la reunión entraron menos de 15 mujeres.

“Acaba de salir la licenciada Rosalinda Pimentel (abogada de Zamudio) y dijo que esta reunión solo era para Ni Una Menos”, declaró Erika Martínez a los medios de comunicación.

Erika señaló que ellas habían confirmado su cita a las 12:30 con la subprocuradora Nelly Montealegre, pero después les dijeron “que no están en la lista de las que serían recibidas”.

La también activista dijo desconocer quién armó esas listas, y añadió que permanecerán en espera de que les resuelvan si las atienden o no, o si no, no tienen prisa, porque ya tienen la casa ocupada.

Martínez acotó que aunque ella llegó a hacer la toma porque tiene una hija que sufrió violencia sexual, se asume no como madre de víctima sino como defensora de derechos de las mujeres y las niñas, y parte de las colectivas feministas integradas sobre todo por jóvenes.

Refirió que ellas son las que vieron la necesidad de tener un espacio para refugiar a víctimas, por lo que van a seguir trabajando para ellas, para realizar talleres y actividades de apoyo, y darles albergue. Por ello, aseguró, que respetarán la decisión de las madres de víctimas que apoyan a Zamudio ya sea que opten por quedarse o retirarse del edificio de la CNDH.

Lee: Familiares de víctimas que tomaron la CNDH dialogan con Gobernación

Mientras todo esto sucedía, al edificio de Segob también llegó (por su lado) Marcela Alemán, madre de una niña de San Luis Potosí que también fue víctima de violencia sexual, y que fue quien originalmente desató la toma de la CNDH al amarrarse a una silla después de una reunión con la titular, Rosario Piedra, a la que llegó invitada por familiares de desaparecidos que tienen tomada la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Marcela se amaró simbólicamente con una agujeta a la reja de Segob, pero de inmediato salieron dos funcionarios que la invitaron a pasar, con la promesa de conseguirle un encuentro con la secretaria Olga Sánchez Cordero.

El pasado viernes 4 de septiembre las colectivas tomaron el edificio de la CNDH en protesta a la falta de acción por parte del organismo ante la violencia contra la mujer.

Apenas el pasado lunes, madres de víctimas de feminicidios, familiares de personas desaparecidas y las colectivas convocaron a una “Antigrita” en las oficinas tomadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo puedes volver a hacer ejercicio después de haber tenido COVID-19?

Independientemente de la gravedad del cuadro, un 16% de los pacientes con covid-19 sufre complicaciones cardíacos. Esto es algo crucial a tener en cuenta al retomar el ejercicio.
4 de diciembre, 2020
Comparte

Encuestas realizadas en todo el mundo estiman que hasta un 16% de los pacientes con covid-19 tienen algún tipo de complicación cardíaca.

El daño al corazón no depende del grado de la enfermedad: incluso los cuadros más leves pueden dañar el sistema cardiovascular.

El problema es que, muchas veces, esta secuela en el pecho no da ningún síntoma y la persona solo sentirá sus consecuencias cuando exija un trabajo extra al sistema cardiovascular.

Esto sucede, por ejemplo, durante la actividad física: el corazón necesita latir más para bombear sangre a los músculos y, si tiene algún daño causado por el coronavirus, puede funcionar mal e incluso descomponerse.

Por esta razón, lo más recomendable es consultar con un médico, quién puede ordenar una serie de exámenes cardiológicos antes de que volvamos a hacer ejercicio de más intensidad.

Pero, ¿cómo afecta el coronavirus al corazón?

Atrás quedó la época en que el covid-19 se veía solo como una enfermedad respiratoria.

Hoy en día se sabe que no se limita a los pulmones y tiene varias repercusiones en el organismo, con consecuencias para el intestino, los riñones, el cerebro y, por supuesto, el corazón.

En el músculo cardíaco, el Sars-CoV-2, el virus responsable de la pandemia actual, tiene una acción directa e indirecta. En primer lugar, el patógeno puede alojarse allí y devastar las células del órgano.

Corazón

Getty Images
El covid-19 puede afectar al corazón de manera directa e indirecta.

En segundo lugar, la infección genera una inmensa respuesta del sistema inmunológico. Esto, a su vez, lleva a un estado de inflamación que afecta el funcionamiento de varias partes del cuerpo (incluido el propio sistema cardiovascular).

“Estos procesos pueden derivar en miocarditis, con la aparición de áreas con cicatrices y fibrosis que se relacionan con arritmias”, señala Marcelo Leitão, expresidente de la Sociedad Brasileña de Medicina del Ejercicio y el Deporte, que elaboró en colaboración con la Sociedad Brasileña de Cardiología una guía sobre cómo volver a hacer ejercicio de forma segura después del covid-19.

La arritmia no es más que un desajuste en los latidos que permiten que el corazón se contraiga para bombear sangre a través de las arterias.

En un momento de esfuerzo, el órgano necesita funcionar de forma rápida y eficiente, dado que aumenta la demanda de oxígeno y nutrientes de todo el cuerpo.

Médica y paciente

Getty Images
El desequilibrio cardíaco puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Y es exactamente en una situación como esta donde puede aparecer este desequilibrio cardíaco. “La miocarditis es una de las causas más frecuentes de muerte súbita”, señala Colombo.

Se estima que esto puede ocurrir hasta 60 días después del diagnóstico y recuperación del covid-19.

Los estudios realizados durante la pandemia muestran que las complicaciones cardiovasculares relacionadas con el coronavirus aparecen incluso en las condiciones más leves.

La infección puede ser un factor que empeore una enfermedad cardíaca preexistente, pero también es el desencadenante de la aparición de una enfermedad torácica en aproximadamente el 12% de los pacientes.

¿Cómo protegerse?

Según el documento de las dos sociedades médicas brasileñas, antes de volver a practicar cualquier deporte, todas las personas que hayan tenido covid-19 deben someterse a una evaluación médica.

“El profesional analizará la condición de acuerdo con la gravedad de la infección, hará un examen físico en el consultorio y solicitará algunas pruebas adicionales”, describe Leitão.

Electrocardiograma

Getty Images
Los médicos brasileños recomiendan en todos los casos un electrocardiograma.

Los expertos sugieren que todas las personas recuperadas se hagan al menos un electrocardiograma, una prueba sencilla que mide la actividad eléctrica del corazón -que se encarga de regular el latido de este músculo.

Ahora, para los casos más graves o para deportistas profesionales y o personas que hacen deportes competitivos, el chequeo posterior al covid-19 debe ser más completo.

Además del electrocardiograma, la guía brasileña enumera otras pruebas, como la dosificación en sangre de troponina (una proteína que se altera cuando el corazón no está bien), la prueba de esfuerzo (la que se hace en una cinta para medir la resistencia física, cardíaca y pulmonar), el holter (que mide la presión arterial durante 24 horas) e incluso una resonancia magnética.

Si los resultados son correctos, la persona puede reanudar el entrenamiento. En caso de cualquier alteración o diagnóstico de miocarditis, es importante esperar un poco más.

“Por lo general, el paciente necesita entre tres y seis meses de descanso y hacer algunas reevaluaciones mientras tanto para ver cómo evoluciona la situación”, dice Colombo.

Reinicio y cuidados básicos

Para aquellos que han recibido luz verde para volver al gimnasio, es importante que se lo tomen con calma al principio.

Gimnasio

Getty Images
Es importante no olvidarse de continuar con las medidas para evitar el contagio como por ejemplo limpiar con gel todo lo que tocas en el gimnasio.

No se puede seguir el mismo ritmo que antes de la pandemia, porque el cuerpo no está acostumbrado y ha perdido el acondicionamiento en los últimos meses.

“El retorno debe ser gradual y vale la pena hacer un fortalecimiento muscular antes de iniciar un entrenamiento aeróbico, como correr o andar en bicicleta”, sugiere Colombo.

Contar con la orientación de un profesional de educación física es aún más esencial en este punto.

También es bueno reforzar las medidas básicas de protección frente al coronavirus: trata de hacer ejercicio en casa o en lugares abiertos, como parques, plazas y clubes, con buena circulación de aire.

Usa mascarilla antes y después del entrenamiento. No te detengas a hablar con otras personas y mantén siempre una distancia mínima de 2 metros de otros deportistas.

Por último, lávate las manos con agua y jabón y desinfecta los objetos que utilizaste en el entrenamiento con gel de alcohol o alcohol al 70%.

Estas recomendaciones son válidas incluso si ya has tenido covid-19, ya que aún no se sabe cuánto dura la inmunidad y siempre existe el riesgo de contagiarte y transmitir el agente infeccioso a quienes te rodean.

¿Es necesaria una reevaluación?

“Si durante o después del ejercicio, te sientes muy cansado y tienes palpitaciones, dificultad para respirar o dolor en el pecho, consulta nuevamente con un profesional de la salud”, dice Leitão.

Hombre y mujer haciendo yoga

Getty Images
Después de dos o tres meses de comenzar a hacer ejercicio, es recomendable reevaluar el estado físico.

Estos pueden ser signos de que algo anda mal en el sistema cardiovascular.

Si todo está bien y el ritmo de las actividades evoluciona sin problemas, los expertos de las dos sociedades médicas piden que todos se sometan a una reevaluación dos o tres meses después de empezar a ejercitar, así la persona puede estar segura de que no han surgido nuevos problemas.

Después de todo, todavía hay mucho que no se sabe sobre el coronavirus y sus efectos a largo plazo.

Para evitar sorpresas desagradables en tu corazón, lo mejor es siempre tener mucho cuidado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sNuAl-Lj8PI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.