Keilyn, guatemalteca de 16 años, desapareció de un albergue hace dos semanas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Keilyn, guatemalteca de 16 años, desapareció de un albergue hace dos semanas

La última vez que la vieron fue el domingo 30 de agosto, al interior de la habitación que compartía con su madre y sus dos hermanas en un albergue de Cáritas en Gustavo A. Madero.
16 de septiembre, 2020
Comparte

Keilyn Giselle Pérez Nájera tiene 16 años, es originaria de Guatemala y lleva dos semanas desparecida. La última vez que la vieron fue el domingo, 30 de agosto, al interior de la habitación que compartía con su madre, Claudia Nájera, y sus dos hermanas, en un albergue de Cáritas en la alcaldía Gustavo A. Madero. Según relata la madre, se acostaron y, al despertar, la menor no estaba en el cuarto. “No sé nada de ella, tengo que encontrarla”, explica, en entrevista telefónica.

El recinto está vigilado con cámaras de seguridad. La mujer pudo revisarlas acompañada por policías pero en las cintas, que van desde las 22 de la noche del sábado 29 hasta la mañana del domingo 30 no se observa a la Keilyn en ningún momento. En todo este tiempo únicamente sale del recinto un vehículo, propiedad de un maestro de música que trabaja en Cáritas.

Entérate: DIF de Jalisco investiga albergue Cien Corazones por presunto maltrato a menores de edad

La familia de Nájera lleva huyendo nueve meses. Escaparon de Guatemala el 28 de enero. En principio, el objetivo era llegar a Estados Unidos, pero fueron privadas de su libertad por un pollero en Tapachula, Chiapas. Finalmente, fueron atrapadas por el Instituto Nacional de Migración (INM), que las derivó al albergue de Cafemin, también en la Gustavo A. Madero, como alternativa a la detención. Antes de llegar a la capital, la familia inició su trámite para ser reconocidas como refugiadas ante la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar).

Después de tres meses en Cafemin, los cuatro abandonaron el albergue después de obtener una tarjeta de residente por motivos humanitarios. No siguieron su camino hacia el norte, sino que acudieron al Programa Casa Refugiados, que las derivó al albergue de Cáritas. Allí llevaban dos semanas cuando Keilyn Giselle desapareció.

Dice Nájera que su hija nunca le dijo que tuviese intención de marcharse, que no habían discutido ni tenían problemas. Por eso, desde el primer día pide a las instituciones que colaboren con la búsqueda, pero no se siente acompañada y se queja de la lentitud de la respuesta.

La Casa del Migrante de Cáritas lleva funcionando apenas dos meses. Al interior hay cinco habitaciones para familias y otras para uso de personas que llegan de forma individual. Todas ellas se ubican en la primera planta. Desde la apertura, unos diez migrantes han sido recibidos en el espacio, según explica el sacerdote Oscar Arias Bravo, coordinador de Cáritas. El espacio, sin embargo, opera desde hace décadas: ofrece apoyo médico, psicológico y tiene también servicios religiosos.

Desde el momento en el que Keilyn desapareció, su madre se siente desamparada. Dice que se tardaron 9 días hasta que se puso en marcha la Alerta Ámber por la desaparición. En ese momento, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México abrió la carpeta de investigación 597-08-2020. Animal Político consultó con la fiscalía para conocer las líneas de investigación, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta.

Nájera se queja de que se han perdido diez días en la búsqueda de su hija. Fue hasta el jueves 10 que policías de investigación y agentes del Ministerio Público acudieron al albergue de Cáritas para revisar e interrogar al personal. Un día después Nájera, acompañada de Ana Enamorado, hondureña cuyo hijo desapareció en 2010, pudieron ver los videos de las cámaras de seguridad y revisar el expediente. “Apenas hay unos oficios, pero no hay investigación”, dice Enamorado.

“No hay forma de que haya saltado”, dice la mujer. En su opinión, “alguien tuvo que abrir la puerta”. Sin embargo, en los videos no aparece la menor, que permanecía todo el tiempo al interior del albergue. Lo único que se observa en esas imágenes es un vehículo gris que pertenece al maestro de música que colabora con Cáritas. Arias Bravo, de Cáritas, asegura que la menor pudo haber saltado por alguna ventana y caminado por el techo. Eso tendrá que determinarlo la investigación. Lo importante ahora, lo más urgente, es que Keilyn sea localizada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué efectos tendrá el fenómeno de La Niña que se está desarrollando en el Pacífico

La Organización Meteorológica Mundial anuncia que este nuevo episodio de la La Niña probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en todo el mundo.
30 de octubre, 2020
Comparte

Un nuevo episodio de La Niña se está desarrollando en el Océano Pacífico y se espera que sea “de moderado a intenso”, anunció la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El fenómeno, que ocurre naturalmente, provoca el enfriamiento a gran escala de la temperatura de la superficie del océano.

Este episodio, que durará hasta el primer trimestre de 2021, probablemente tendrá un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales.

Pero no evitará que 2020 sea uno de los años más cálidos que se han registrado.

La Niña se describe como una de las tres fases del patrón climático conocido como El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

Este incluye la fase cálida llamada El Niño, la más fría (La Niña) y una fase neutra.

La Niña se desarrolla cuando los vientos que soplan sobre el Pacífico empujan el agua templada de la superficie hacia el oeste, hacia Indonesia.

En su lugar, las aguas más frías de las profundidades del océano suben a la superficie.

Esto provoca cambios climáticos importantes en diferentes partes del mundo.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

NASA

Normalmente, La Niña significa que países como Indonesia y Australia pueden recibir mucha más lluvia de lo habitual, y se produce un monzón más activo en el sureste de Asia.

Es probable que haya más tormentas en Canadá y el norte de los EE.UU., lo que a menudo conduce a condiciones de nieve.

Al mismo tiempo, los estados del sur de Estados Unidos pueden verse afectados por la sequía.

La última vez que se desarrolló un evento intenso fue en 2010-2011.

La OMM dice que ahora hay cerca de 90% de probabilidades de que las temperaturas del Pacífico tropical permanezcan en los niveles de La Niña durante el resto de este año.

Existe un 55% de probabilidad de que las condiciones persistan durante el primer trimestre del próximo año.

Si bien un evento de La Niña normalmente ejerce un efecto de enfriamiento en el mundo, es poco probable que esto tenga mucho impacto en 2020.

“La Niña normalmente tiene un efecto de enfriamiento en las temperaturas globales, pero esto queda compensado por el calor atrapado en nuestra atmósfera por los gases de efecto invernadero”, dijo el profesor Petteri Taalas, de la OMM.

“Por lo tanto, 2020 sigue en camino de ser uno de los años más cálidos registrados y se espera que 2016-2020 sea el período de cinco años más caliente que se ha registrado”, dijo.

“Los años de La Niña ahora son más cálidos incluso que los años del pasado con intensos eventos de El Niño”, explicó.

Una vista satelital de tormentas en el Atlántico

NOAA
Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

La OMM dice que está anunciando La Niña ahora para dar a los gobiernos la oportunidad de comenzar a planificar en áreas clave como la gestión de desastres y la agricultura.

Un aspecto importante de La Niña es el efecto que podría tener en el resto de la temporada de huracanes del Atlántico.

Un evento de La Niña reduce la cortante del viento, que es el cambio en los vientos entre la superficie y los niveles superiores de la atmósfera.

Esto permite que crezcan los huracanes.

La temporada de huracanes termina el 30 de noviembre y hasta ahora ha habido 17 tormentas con nombre de las entre 19 y 25 que fueron pronosticadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.