Mujeres de Juárez cuentan experiencias de acoso en el transporte público
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: CCS Municipal

“Sentí que el señor tocó mis genitales”: mujeres de Juárez cuentan sus experiencias de acoso en el transporte público

De acuerdo con una encuesta de CONAVIM, el 58.9% de las mujeres fueron víctimas de violencia de género durante su trayecto en el camión. 
Foto: CCS Municipal
Por Favia Lucero / YoCiudadano
27 de septiembre, 2020
Comparte

En el 2016 la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) realizó una encuesta a 808 mujeres usuarias del transporte público en Ciudad Juárez para medir el nivel de acoso sexual que sufrían en estos espacios. Como resultado se obtuvo que el 58.9 por ciento de las mujeres fueron víctimas de violencia de género durante su trayecto en el camión. 

El 48 por ciento afirmó que el acoso sexual es el tipo de violencia más común dentro del transporte urbano. Para exponer el sentir de las víctimas, YoCiudadano recopiló más de cinco testimonios de mujeres de diferentes edades y ocupaciones que han sufrido acoso sexual al interior de una rutera.

Lucía tenía 16 años cuando se dirigía a la preparatoria en tiempo de invierno. Llevaba puesto un pantalón negro de pana y era de las primeras veces que se iba sola a la escuela. Recuerda que tomó la ruta Tierra Nueva y se fue parada durante todo el trayecto. Enfrente de ella, en los asientos que quedaban de manera lateral, iban dos o tres albañiles que tenían las manos manchadas con yeso.

“De repente sentí que el señor tocó mis genitales por encima del pantalón. No lo sentí tanto porque mi pantalón era grueso. Cuando volteo, veo que tiene su mano ahí y me dio mucho asco porque tenía la mano llena de yeso; no sé porqué me dio mucho asco eso, no sé explicarlo, realmente creo que hubiera sido lo mismo si no hubiera traído yeso pero se me quedó muy marcado que tuviera las manos sucias”.

Lee: ITAM elimina amenaza de correr a quien viole la confidencialidad sobre denuncias de acoso

Durante varios minutos Lucía se quedó inmóvil. El acosador seguía tocándola sin voltear a verla mientras actuaba “como si nada pasara”. Cuando Lucía pudo reaccionar, ya era momento de bajarse de la rutera; cuenta que no se atrevió a denunciar lo sucedido.

La encuesta del CONAVIM detectó que la edad promedio de las usuarias del transporte público era de entre 12 a 74 años de edad y que el 65.9 por ciento de las mujeres no realizó ningún tipo de denuncia.

Jimena también fue víctima de acoso sexual una vez que se dirigía al Centro Histórico. Ella comenta que iba sentada en el asiento que da a la ventana del camión cuando un hombre se sentó a su lado a pesar de que había más lugares vacíos.

“Yo comienzo a notar que el muchacho viene moviéndose, volteo de reojo y el chico se estaba tocando al lado mío, agitando su miembro. Lo que yo hice fue quedar en shock, pero ya quedaban como dos semáforos para que me bajara. Cuando me tenía que bajar lo empujé, él hizo cara de sorprendido, se metió su miembro y yo me bajé”, dice.

El pasado 25 de agosto, el Instituto Municipal de las Mujeres (IMM) anunció el lanzamiento de una campaña contra el acoso sexual callejero en la Zona Centro, cuyo objetivo es sensibilizar a la población sobre esta grave problemática.

Entérate: Alumnas del Tec de Monterrey protestan en zoom contra el acoso; protocolo de denuncias no sirve, denuncian

Previo al arranque de la campaña, el IMM realizó una investigación mediante el levantamiento de encuestas a las mujeres que transitan por el Centro; con estos estudios encontraron que el 70 por ciento de las mujeres han tenido que cambiar algunas cosas de su cotidianidad antes de salir a la calle, como optar por usar el transporte privado en lugar público, aunque esto represente un mayor gasto.

Debido a ello, el IMM también ha realizado intervenciones en los camiones y en algunas paradas del primer cuadro de la ciudad pues en su investigación, fueron referidos como unos de los principales puntos donde ocurre el acoso.

La parada del Monumento a Benito Juárez y la de la calle Velarde, en la esquina con Vicente Guerrero, fueron las identificadas con mayor incidencia, mientras que las rutas intervenidas fueron la Poniente Sur, Universitaria y la Juárez Zaragoza.

En total, indica la coordinadora de Comunicación Social del IMM, Alejandra Rodríguez Matamoros, han llevado a cabo 20 intervenciones en cada una de las líneas y otras 10 en las unidades del Ecobus.

Las intervenciones consisten en la colocación de stickers y posters en los camiones con leyendas que buscan prevenir el acoso sexual, como “rechazar el acoso sexual callejero también es sana distancia” y “no tocar a una mujer sin su consentimiento también es sana distancia”. Además han repartido cubrebocas con las mismas frases.

Te puede interesar: Tras 6 meses en paro contra el acoso, alumnas de Economía de la UNAM logran sus demandas

La mayoría de las mujeres que brindaron su testimonio aseguraron sentirse solas y desprotegidas puesto que no recibieron apoyo de las personas que estaban en el camión. Tal es el caso de Adriana, quien fue acosada sexualmente por el ayudante del chofer.

“Yo iba parada y el chofer le hizo señas para que fuera a traer algo de atrás. Yo seguía agarrada del pasamanos, con música en los audífonos y el muchacho se arrimó hacia mí y me empujó pero con una connotación sexual. El muchacho se fue para atrás y riéndose de lo que había hecho”, menciona.

Como esto ocurrió dos veces, Adriana fue a quejarse con el chofer, quien en lugar de ayudarla se burló y le dijo “están muy buenos los arrimones”.

También está el caso de Claudia, quien optó por defenderse de su agresor y, al darle una patada cuando este se levantó, recibió malas miradas de todas las personas del camión.

“Después del golpe y cómo me miró la gente, yo fui la que se sintió mal, como culpable, porque ellos no sabían lo que había pasado y yo quedé como alguien grosera pateando a alguien en el camión”, agrega.

De acuerdo con los resultados de la encuesta Así Estamos Juárez 2019, la población otorgó una calificación de 5.52 —siendo 1 reprobatoria y 10 aprobatoria— al transporte público y una de 7.15 al Vivebus.

Aunque el segundo obtuvo una mejor calificación, también es un espacio público en el que ocurre el acoso. Valeria lo sufrió la semana pasada, cuando lo abordó en la estación de Gran Patio.

“Yo traía falda y dos señores que iban tomando cerveza empezaron a decirme cosas. Cuando el camión empujaba por la inercia, uno de ellos aprovechaba para tocarme las piernas. Yo hacía todo lo posible para evitar el contacto pero descubrí que él se movía hacia mí para tocarme, y hasta que se bajaron no dejaron de hablarme o hacerme preguntas incómodas”, lamenta.

En los otros testimonios, la mayoría de las veces las mujeres que fueron acosadas iban en el asiento de la venta y recibieron tocamientos sin su consentimiento en las piernas; los sentimientos que vivieron fueron de angustia, shock, enojo e impotencia.

*Nota: los nombres de las víctimas fueron cambiados para proteger su identidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escocia se convierte en el primer país donde los productos para la menstruación son gratis

Esta semana, en Escocia se firmó una ley que garantiza el suministro sin costo de los tampones y las toallas sanitarias.
16 de agosto, 2022
Comparte

Escocia se convirtió este lunes en el primer país en el mundo en declarar el acceso gratuito a los productos para la menstruación como tampones y toallas sanitarias.

Con la firma de la nueva ley, que se hizo efectiva este lunes, la nación británica busca proteger el acceso sin costo a estos productos sanitarios.

La nueva legislación, conocida como “Ley de productos para la menstruación” señala que concejos públicos e instituciones educativas deben crear métodos para hacer disponible de forma gratuita estos productos.

Desde 2017, en el país se han invertido cerca de US$30 millones para proveer tampones y toallas sanitarias en sitios públicos.

Georgie Nicholson, quien dirige la organización británica Hey Girls, que busca que se den de forma gratuita estos productos en todo Reino Unido, le dijo a la BBC que la organización había realizado un estudio antes de la pandemia que indicaba que una de cada cuatro mujeres en Escocia se había enfrentado a la pobreza menstrual en algún momento.

“Hay una manera muy simple de describir la pobreza de la menstruación: vas al supermercado y tienes que elegir si puedes comprar una bolsa de pasta o una caja de tampones. Es así de básico”, dijo.

“Escuchamos de muchas madres que se quedan sin su protección para el período para poder alimentar a sus hijos y usan cosas como periódicos metidos en calcetines o pan… porque son más baratos que los tampones y las toallas sanitarias”.

Nicholson agregó que Escocia se convierta en el primer país del mundo en ofrecer productos gratuitos para la menstruación es un hito “realmente enorme”.

Por su parte, en América Latina el paso más lejano que se ha dado en este sentido tuvo lugar en Colombia, donde se les quitó el impuesto al consumo a los tampones y toallas sanitarias.

Tampones.

Getty Images
En América Latina en muchos países gravan con un impuesto a estos productos.

“Que alguien me los comprara”

Shauna Gauntlett ha sufrido de la llamada “pobreza de la menstruación” después del nacimiento de su primer hijo.

Ella, quien vive en Escocia, le dijo a la BBC que comprar productos sanitarios se había convertido en una carga financiera tras sufrir distintas dolencias después de dar a luz.

“Nadie te dice exactamente lo que pasa después del parto, qué es normal, qué esperar”, señala.

“Necesité que alguien me comprara esos productos por mí, porque yo no podía pagarlo, ni podía ir a comprarlos. Tenía algunos puntos por la cesárea, pero después me tuvieron que operar y entre ambas intervenciones tuve que conseguirlo de alguna manera”, explica.

La parlamentaria Monica Lennon fue la persona encargada de hacer la proposición de ley.

“Este es otro gran hito para los activistas por la dignidad de la menstruación y los movimientos de base que muestra la diferencia que pueden marcar las decisiones políticas y audaces”, anotó Lennon.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=s1V3xOL23Zg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.