Mujeres denuncian a policías por quitarles tlacoyos en metro Polanco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“No somos delincuentes”: Mujeres denuncian a policías por quitarles tlacoyos que venderían en metro Polanco

Mujeres dedicadas a la venta de productos de maíz denunciaron a policías de CDMX por haberles quitado los tlacoyos que llevaban para entregar a un cliente en metro Polanco.
Cuartoscuro
3 de septiembre, 2020
Comparte

Un grupo de mujeres dedicadas a vender productos a base de maíz y nopal denunció que este miércoles policías de la Ciudad de México les impidieron realizar una entrega de tlacoyos dentro de la estación de metro Polanco y les quitaron su mercancía.

Las personas a quienes integrantes de la Policía Bancaria e Industrial quitaron la mercancía pertenecen al grupo “Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia”, quienes apoyan a víctimas de violencia para generar ingresos económicos y poder dejar a sus agresores.

Te puede interesar: #CómpraleAlTriciclo: Organizan rodada contra la criminalización del trabajo

A través de redes sociales denunciaron haber sido víctimas de abuso de autoridad, represión y el robo de alimentos por parte de los uniformados.

Narraron que este miércoles “en la estación Polanco, aproximadamente a las 14 hrs, los policías nuevamente nos quitaron los tlacoyos y las gorditas que representaban nuestra venta, argumentando que violábamos un artículo que penaliza la venta informal”, señalaron.

“No podemos entender por qué en nuestro país a las personas que buscamos una forma de sobrevivir de manera honrada, nos confunden y nos tratan como delincuentes”, sentenciaron.

Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia señaló que en las últimas dos semanas han vivido episodios de hostigamiento por parte de policías en otras estaciones del Metro, como Universidad y Centro Médico.

View this post on Instagram

Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia hace una DENUNCIA PÚBLICA Hoy denunciamos de manera pública a los policías del metro de la Ciudad de México por abuso de autoridad, represión y extracción de nuestros alimentos… Parece ser que en este país los delincuentes somos las personas bque buscan una forma de sobrevivir en una pinche pandemia dónde por más que le busques no hay chamba "formal" (donde tengas que pagar por el tiempo que eres explotado) luego entonces buscas otras formas de tener un varo pa medio comer… Así nos encontramos mucha banda en esta ciudad y es indignante y te llena de rabia que en "espacios públicos" como el metro te violenten por entregar algunos artículos o productos que otra banda empática a la situación económica que vivimos puede comprarte. Entonces nosotras con los alimentos que compartimos a la banda nos ha tocado vivir (como a muchas otras personas) experiencias horribles como que te quieran llevar a la MP por estregar un algo en los torniquetes del metro (cosa que no te lleva ni 3 minutos) y ese es tu delito. Hoy, la semana pasada y antepasada los policías de las estaciones Centro médico, Polanco y CU nos echaron bronca y tenían la intención de llevarme al MP por estar faltando a no sé qué artículo que señala la "venta informal", por favooor, venta informal es la trata de blancas, la prostitución infantil, el tráfico de órganos y un largo etc. Y a las personas que lo hacen no les hacen ni madres, y ti que entregas a alguien más unas tortillas, unos tamales, una blusa, unos tenis, o cualquier otro artículo, te arman un desmadre y te llevan al MP… Ahora tienes que esconderte de que no haya ningún policía viéndote porque llevar bolsas, canastas, botes de alimentos te hace sentir que eres narcotraficante, o la peor delincuente, Basta!! De que usen su poder para meternos miedo, para repremirnos, para violentarnos… porque mis manos y mi voz hoy no pudieron hacer mucho para evitar que nos quitarán nuestros alimentos, por que mi voz y mis manos no bastaron para que su "Autoridad" los llevara a intimidarme con su voz de hombres con poder… por eso hago uso de este espacio para evidenciar (como muchas otras personas lo han

A post shared by Mujeres de la tierra 🌱 (@mujer_esdelatierra) on

Animal Político consultó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y al Metro de la Ciudad de México para conocer su postura sobre la denuncia, sin que hasta el momento de la publicación se haya obtenido respuesta.

Lee más: En julio se recuperaron 1.5 millones de empleos, pero creció la informalidad: Inegi

Este no ha sido el único caso en los que policías capitalinos agreden y quitan su mercancía a vendedoras informales.

El 20 de agosto, policías de la Ciudad de México intentaron quitarle su bicicleta y canasta de mercancía a Marven, conocida como Lady tacos de canasta.

Ciudadanos vieron lo que sucedía y la ayudaron a recuperar sus cosas, y tras los reclamos de la ciudadanía, el gobierno capitalino se contactó con ella para informarle que tendrá un lugar fijo para vender.

Un día después, uniformados agredieron y le quitaron su mercancía a una mujer adulta mayor que vendía yerbas en calles del Centro Histórico.

Testigos señalaron que los policías golpearon a la señora y amedrentaron a las personas que intentaron impedir que se llevaran la mercancía, pero los elementos la subieron a una camioneta de la SSC.

Ante las críticas en redes sociales sobre lo ocurrido, el subsecretario de Gobierno capitalino, Alfonso Suárez, dijo que se le devolvería la mercancía a la mujer, y le pedirían ubicarse en la zona y días permitidos para vender sus productos.

En protesta por las acciones de criminalización del trabajo informal en la Ciudad de México, vendedores salieron a marchar el pasado 29 de agosto en calles de Polanco.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Panda gigante ya no está en peligro de extinción ¿Cómo le hizo China?

El panda gigante acaba de ser retirado por China de la lista de especies en peligro de extinción tras décadas de trabajo de los conservacionistas, pero ¿cómo lo han conseguido?
9 de julio, 2021
Comparte

Son bonitos, adorables y ya no están al borde de la extinción.

Los osos pandas ya no están clasificados como tal por las autoridades chinas, pero siguen siendo vulnerables, advierten.

La clasificación se ha rebajado porque su número en la naturaleza ha alcanzado al menos los 1.800 ejemplares.

Los expertos afirman que el país ha conseguido salvar a su emblemático animal gracias a sus esfuerzos de conservación a largo plazo, incluida la ampliación de sus hábitats.

China considera a los pandas un tesoro nacional, pero también los ha prestado a otros países como herramientas diplomáticas.

La última actualización de la clasificación “refleja la mejora de sus condiciones de vida y los esfuerzos de China por mantener sus hábitats integrados”, manifestó Cui Shuhong, jefe del Departamento de Conservación de la Naturaleza y la Ecología del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente en una conferencia de prensa.

Cachorros de Panda

Getty Images
El nivel de riesgo de los pandas se ha rebajado al alcanzar en la naturaleza al menos 1.800 ejemplares.

La nueva clasificación se produce años después de que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ya retirara a este animal de su lista de especies en peligro de extinción y lo volviera a catalogar como “vulnerable” en 2016.

En ese momento, los responsables chinos cuestionaron la decisión y advirtieron de que podía inducir a la gente a creer que los esfuerzos de conservación podían relajarse.

Pero, ¿cómo salvó China exactamente a estos formidables animales?

bambu

Getty Images
Los pandas deben comer entre 12 y 38 kg de bambú al día para satisfacer sus necesidades.

Todo se trata del bambú

China lleva años intentando aumentar la población del panda gigante.

Estos animales estaban antaño extendidos por todo el sur y el este del país, pero, debido a la expansión de la población humana y al desarrollo, se limitan ahora a las zonas que aún contienen bosques de bambú.

El éxito se debe a los esfuerzos chinos por recrear y repoblar los bosques de bambú.

El bambú constituye alrededor del 99% de su dieta, sin la cual es probable que mueran de hambre.

Los pandas deben comer entre 12 y 38 kg de bambú al día para satisfacer sus necesidades energéticas.

“Se trata de restaurar los hábitats”, declaró a la BBC Craig Hilton-Taylor, director de la Lista Roja de la UICN.

“El mero hecho de restaurar el hábitat del panda les ha devuelto su espacio y les ha proporcionado alimento”.

La pérdida de hábitats fue la causa de que el número de pandas descendiera a poco más de 1.200 en la década de 1980, según el especialista.

Panda gigante

Wildlife Reserves Singapore

“Hay que recuperar el bambú y poco a poco el número de pandas empezará a recuperarse”, sostiene.

Ginette Hemley, vicepresidenta senior de conservación de la vida silvestre del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), se mostró de acuerdo.

“Los chinos han hecho un gran trabajo invirtiendo en los hábitats del panda, ampliando y creando nuevas reservas”, consideró Hemley. “Son un maravilloso ejemplo de lo que puede ocurrir cuando un gobierno se compromete con la conservación”.

Sin embargo, este éxito podría ser efímero.

Se prevé que el cambio climático acabe con más de un tercio del hábitat de bambú del panda en los próximos 80 años.

“Con el cambio climático, va a hacer demasiado calor para que el bambú crezca”, explicó Hilton-Taylor.

Los pandas dependen mucho del bambú para alimentarse y la pérdida de este no vuelve la situación muy prometedora para ellos”.

Entonces, ¿es la cría en cautividad la respuesta?

Muchos zoológicos e instalaciones chinas han apostado por la cría de pandas gigantes en cautividad, a veces con métodos de inseminación artificial.

Tener animales en cautividad es como una póliza de seguro”, afirma Hilton-Taylor. “Pero no queremos mantenerlos en cautividad para siempre”.

El objetivo final de la mayoría de los programas de cría en cautividad es devolver los animales a la naturaleza.

Panda nacido en cautividad

Getty Images
Los pandas nacidos en cautividad parecen incapaces de adaptarse a la vida en la naturaleza.

“Ha habido un par de intentos de introducir pandas en la naturaleza, pero no han tenido éxito”, dice Hemley. “Todavía no estamos fuera de peligro”.

En 2007, el primer panda gigante nacido en cautividad que se liberó en la naturaleza, Xiang Xiang, murió tras ser golpeado por los machos panda salvajes.

Por qué nos obsesionan los pandas

El antílope tibetano es otro animal que también fue eliminado de la lista roja de la UICN, por ejemplo, pero siempre se ha puesto más atención en el panda, que ha llegado a ser visto como un icono de los esfuerzos de protección de los animales.

2 years old Watson Grace from Durham, NC chooses one of the Panda hats at a store during Smithsonian's youngest giant panda cub

Getty Images

¿Pero qué tiene el panda que nos hace suspirar al unísono?

“Sus marcas blancas y negras y sus amplias manchas negras alrededor de los ojos los hacen muy carismáticos. No hay nada parecido en el mundo”, sugiere Hemley.

“Una feliz coincidencia de sus adaptaciones naturales da como resultado lo que los humanos perciben como bonito, y una cara linda y mimosa es mucho más fácil de amar”, considera Cheng Wen-Haur, vicedirector general de Wildlife Reserves Singapur, organización que gestiona la mayoría de zoológicos del país.

“En palabras de Baba Dioum , al final solo conservaremos lo que amamos”.


*El texto es del autor, excepto la parte referida al anuncio de China en julio de 2021.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4e8yluf4XFY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.