Mujeres denuncian a policías por quitarles tlacoyos en metro Polanco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“No somos delincuentes”: Mujeres denuncian a policías por quitarles tlacoyos que venderían en metro Polanco

Mujeres dedicadas a la venta de productos de maíz denunciaron a policías de CDMX por haberles quitado los tlacoyos que llevaban para entregar a un cliente en metro Polanco.
Cuartoscuro
3 de septiembre, 2020
Comparte

Un grupo de mujeres dedicadas a vender productos a base de maíz y nopal denunció que este miércoles policías de la Ciudad de México les impidieron realizar una entrega de tlacoyos dentro de la estación de metro Polanco y les quitaron su mercancía.

Las personas a quienes integrantes de la Policía Bancaria e Industrial quitaron la mercancía pertenecen al grupo “Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia”, quienes apoyan a víctimas de violencia para generar ingresos económicos y poder dejar a sus agresores.

Te puede interesar: #CómpraleAlTriciclo: Organizan rodada contra la criminalización del trabajo

A través de redes sociales denunciaron haber sido víctimas de abuso de autoridad, represión y el robo de alimentos por parte de los uniformados.

Narraron que este miércoles “en la estación Polanco, aproximadamente a las 14 hrs, los policías nuevamente nos quitaron los tlacoyos y las gorditas que representaban nuestra venta, argumentando que violábamos un artículo que penaliza la venta informal”, señalaron.

“No podemos entender por qué en nuestro país a las personas que buscamos una forma de sobrevivir de manera honrada, nos confunden y nos tratan como delincuentes”, sentenciaron.

Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia señaló que en las últimas dos semanas han vivido episodios de hostigamiento por parte de policías en otras estaciones del Metro, como Universidad y Centro Médico.

View this post on Instagram

Mujeres de la Tierra, Mujeres de la Periferia hace una DENUNCIA PÚBLICA Hoy denunciamos de manera pública a los policías del metro de la Ciudad de México por abuso de autoridad, represión y extracción de nuestros alimentos… Parece ser que en este país los delincuentes somos las personas bque buscan una forma de sobrevivir en una pinche pandemia dónde por más que le busques no hay chamba "formal" (donde tengas que pagar por el tiempo que eres explotado) luego entonces buscas otras formas de tener un varo pa medio comer… Así nos encontramos mucha banda en esta ciudad y es indignante y te llena de rabia que en "espacios públicos" como el metro te violenten por entregar algunos artículos o productos que otra banda empática a la situación económica que vivimos puede comprarte. Entonces nosotras con los alimentos que compartimos a la banda nos ha tocado vivir (como a muchas otras personas) experiencias horribles como que te quieran llevar a la MP por estregar un algo en los torniquetes del metro (cosa que no te lleva ni 3 minutos) y ese es tu delito. Hoy, la semana pasada y antepasada los policías de las estaciones Centro médico, Polanco y CU nos echaron bronca y tenían la intención de llevarme al MP por estar faltando a no sé qué artículo que señala la "venta informal", por favooor, venta informal es la trata de blancas, la prostitución infantil, el tráfico de órganos y un largo etc. Y a las personas que lo hacen no les hacen ni madres, y ti que entregas a alguien más unas tortillas, unos tamales, una blusa, unos tenis, o cualquier otro artículo, te arman un desmadre y te llevan al MP… Ahora tienes que esconderte de que no haya ningún policía viéndote porque llevar bolsas, canastas, botes de alimentos te hace sentir que eres narcotraficante, o la peor delincuente, Basta!! De que usen su poder para meternos miedo, para repremirnos, para violentarnos… porque mis manos y mi voz hoy no pudieron hacer mucho para evitar que nos quitarán nuestros alimentos, por que mi voz y mis manos no bastaron para que su "Autoridad" los llevara a intimidarme con su voz de hombres con poder… por eso hago uso de este espacio para evidenciar (como muchas otras personas lo han

A post shared by Mujeres de la tierra 🌱 (@mujer_esdelatierra) on

Animal Político consultó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y al Metro de la Ciudad de México para conocer su postura sobre la denuncia, sin que hasta el momento de la publicación se haya obtenido respuesta.

Lee más: En julio se recuperaron 1.5 millones de empleos, pero creció la informalidad: Inegi

Este no ha sido el único caso en los que policías capitalinos agreden y quitan su mercancía a vendedoras informales.

El 20 de agosto, policías de la Ciudad de México intentaron quitarle su bicicleta y canasta de mercancía a Marven, conocida como Lady tacos de canasta.

Ciudadanos vieron lo que sucedía y la ayudaron a recuperar sus cosas, y tras los reclamos de la ciudadanía, el gobierno capitalino se contactó con ella para informarle que tendrá un lugar fijo para vender.

Un día después, uniformados agredieron y le quitaron su mercancía a una mujer adulta mayor que vendía yerbas en calles del Centro Histórico.

Testigos señalaron que los policías golpearon a la señora y amedrentaron a las personas que intentaron impedir que se llevaran la mercancía, pero los elementos la subieron a una camioneta de la SSC.

Ante las críticas en redes sociales sobre lo ocurrido, el subsecretario de Gobierno capitalino, Alfonso Suárez, dijo que se le devolvería la mercancía a la mujer, y le pedirían ubicarse en la zona y días permitidos para vender sus productos.

En protesta por las acciones de criminalización del trabajo informal en la Ciudad de México, vendedores salieron a marchar el pasado 29 de agosto en calles de Polanco.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué algunas personas contraen COVID entre la primera y segunda dosis de la vacuna

Aunque varios países vayan avanzados en la vacunación, el virus sigue avanzando. Los expertos recomiendan seguir protegiéndose incluso después de ser inoculado.
10 de marzo, 2021
Comparte

La enfermera Maria Angélica Sobrinho, de 53 años, fue la primera en ser vacunada contra la covid-19 en la ciudad de Bahía en Brasil. Unos días después, empezó a mostrar síntomas y se le diagnosticó una infección por coronavirus.

Sobrinho no es la única persona que ha pasado por esto. En varios países del mundo se han reportado casos de otros pacientes que durante el intervalo de al menos 21 días entre la primera y la segunda dosis han contraído la enfermedad.

Es algo han aprovechado quienes difunden noticias falsas y bulos en las redes sociales para afirmar que los productos base de las vacunas podrían llegar hasta a matar.

Por ello, antes de alarmarse o compartir este tipo de informaciones, es preciso tener mucho cuidado y entender lo que está pasando.

Entonces ¿cómo es posible dar positivo por covid-19 entre la primera y segunda dosis de la vacuna?

Protección incompleta

Varias de las vacunas que ya se administran en distintos países requieren dos dosis para asegurar la protección completa, como la de Pfizer, Oxford/AstraZeneca, Coronavac, Moderna o Sputnik V.

El tiempo entre una dosis y otra varía según el fabricante. Pfizer recomienda dejar pasar 21 días y la Universidad de Oxford unos tres meses, por ejemplo.

Personal médico preparando una dosis de SinoVac.

Getty Images
Muchas de las vacunas que ya se administran requieren dos dosis para conseguir la protección máxima.

Ninguna vacuna disponible es capaz de proteger antes de que hayan pasado 14 días desde que se aplicó primera dosis, ya sea contra la covid-19 u otra enfermedad”, aclara la doctora Isabella Ballalai, vicepresidenta de la Sociedad Brasileña de Inmunizaciones.

Con independencia de la tecnología, las vacunas suelen contener antígenos, unas sustancias que interactúan con el sistema inmune y crean los anticuerpos necesarios para combatir una futura invasión vírica.

La cuestión es que este proceso tarda un tiempo en completarse: las células inmunitarias necesitan reconocer los antígenos, “interactuar” con ellos y crear una reacción satisfactoria. Este trabajo suele tomar unas dos semanas.

Por ello es necesario que el paciente que reciba una primera dosis siga protegiéndose con el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos entre otras medidas.

“Recibir las dos dosis tampoco implica estar liberado para tener una ‘vida normal’. Por lo que sabemos, la vacuna protege contra las consecuencias más graves de la covid-19, pero las personas inmunizas podrían seguir transmitiendo el virus a otros”, complementa Ballalai.

Si la vacunación también ralentizará la propagación del virus se está investigando en los estudios preliminares de los primeros meses de campaña.

Por lo tanto, mientras el virus continúe circulando a niveles altos y no haya una gran parte de la población vacunada, la recomendación es seguir las medidas de control y respetar las restricciones.

Panel informativo sobre el uso correcto de mascarillas en un aeropuerto.

Getty Images
A pesar de ir vacunados, es preciso seguir respetando las restricciones y medidas que impongan las autoridades.

Imposibilidad científica

Otro bulo que circuló recientemente señalaba la posibilidad de que la propia vacuna cause covid-19.

Pero eso, dice Ballalai, es absolutamente imposible.

“Los inmunizadores están hechos con virus inactivados y ni siquiera de milagro podrían causar la enfermedad“, dice la especialista.

Este, por cierto, es un mito que aparece cada año durante las campañas contra el virus de la influenza, que suele circular en otoño e invierno.

“El sujeto recibe la vacuna y unos días después presenta síntomas de gripe. Entonces llega a creer que la culpa es de la dosis aplicada”, apunta Ballalai.

De nuevo, la explicación está en el tiempo que se necesita para que proteja: mientras el sistema inmunológico no cese la producción de anticuerpos, el riesgo de infectarse con influenza (o coronavirus, en el ejemplo actual) es alto.

CoronaVac, la vacuna china, está hecha con virus inactivos, un modelo utilizado en la ciencia durante muchas décadas.

Como su nombre lo indica, los coronavirus presentes en ampollas se someten a un proceso con sustancias químicas y cambios de temperatura que lo inactivan y eliminan cualquier posibilidad de que invadan las células y se repliquen en nuestro organismo.

Ampollas de CoronaVac.

Getty Images
La vacuna CoronaVac se basa en virus inactivos y es imposible que produzcan la enfermedad en el organismo.

Cuidados y recomendaciones

También es importante saber que los efectos adversos de las vacunas son poco frecuentes, pero posibles.

“El individuo puede tener fiebre, malestar y un poco de dolor”, ejemplifica Ballalai.

Si el malestar no desaparece después de unos días o se vuelve más intenso, es importante buscar consejo médico.

Se debe al hecho de que estos síntomas incluso pueden ser causados ​​por el efecto de las vacunas, pero también son característicos del propio covid-19 y sería importante descartarlos.

Con más de 200 millones de dosis de vacunas contra la covid-19 administradas por el mundo y la rapidez con que se sigue inoculando en ya varios países, de momento no hay noticias sobre efectos colaterales preocupantes que justifiquen la paralización de las campañas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.