Quién era Julio Valdivia, el periodista asesinado en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Achivo Cuartoscuro

“A Julio lo amenazaron, pero siguió porque era un apasionado”: amigos del periodista asesinado en Veracruz

Según sus compañeros, Julio no tenía enemigos declarados, pero corría riesgos al cubrir la nota roja en una zona con presencia del crimen organizado.
Achivo Cuartoscuro
10 de septiembre, 2020
Comparte

Cuentan quienes conocen a Julio Valdivia que no era un periodista de carrera, pero sí un reportero de raza. De corazón. 

“Le gustaba cubrir la nota hasta en su día de descanso -explica un compañero que trabajó con él-. No importaba si había un incendio a media noche, o un asesinato a las seis de la mañana. Él siempre acudía rápido al lugar de los hechos en su moto”.

Y en esas estaba, trasladándose en su inseparable motocicleta azul a cubrir una nota, cuando alrededor de las 14.3 horas de ayer miércoles su cuerpo apareció decapitado en las vías del tren de la localidad de Motzorongo, a unos escasos 8 kilómetros de Tezonapa; localidad donde era corresponsal para el diario El Mundo de Córdoba, en la zona centro de Veracruz. 

En un principio, las primeras investigaciones apuntaban a un posible accidente. No sería el primero al que se lleva el ferrocarril La Bestia en un descuido, o por una negligencia al volante o arriba de una motocicleta. Pero los peritos criminalistas de la Fiscalía estatal pronto descartaron esa posibilidad, publicó El Mundo de Córdoba en una nota ayer noche. 

Lee: Asesinan en Veracruz al periodista Julio Valdivia

Más bien, por cómo estaba acomodado el cuerpo, los indicios apuntan a que se trató de fabricar un accidente. De hecho, hay evidencia de que primero el cuerpo fue decapitado, y luego arrastrado hasta las vías, donde a unos metros yacía la motocicleta sin un rasguño.  

“Quienes lo asesinaron trataron de hacerlo pasar por un accidente”, denunció en la nota el periódico veracruzano, que ya en 2015 vio como otro de sus periodistas, Armando Saldaña, fue asesinado en la misma zona.

“Un polvorín”

Otros reporteros entrevistados, quienes pidieron anonimato por motivos de seguridad, cuentan que Julio no tenía enemigos declarados. Aunque eso, desde luego, no es garantía en un estado como Veracruz, considerado a nivel mundial como uno de los lugares más peligrosos para ejercer el periodismo. 

Y menos garantía aún, si el reportero cubre balaceras, asesinatos, secuestros, desapariciones forzadas, y la nota roja en general, “el pan de cada día” en la zona limítrofe entre Tezonapa, Veracruz, y Acatlán de Pérez, Oaxaca, donde zetas, jaliscos nueva generación, huachicoleros, policías, y marinos, han convertido la zona “en un verdadero polvorín”. 

“Hay muchos grupos en pugna en toda la zona. Te puede caer una bala en cualquier momento y desde cualquier bando”, dice un periodista que conoce bien la región. 

“El trabajo del periodista en esa zona es muy rifado. Ahora mismo es la zona más conflictiva para reportear”, añade.

En un comunicado, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) señaló ayer noche que Julio Valdivia no contaba con medidas especiales de protección, “debido a que hasta el momento de la agresión no había reportado a esta Comisión alguna situación o amenaza”. 

Aún así, exigió a la Fiscalía que incluya como línea de investigación del asesinato el trabajo periodístico del reportero, que publicaba notas sobre sucesos violentos en la región. En la noche, la Fiscalía confirmó en un comunicado que, en efecto, investigará el homicidio atendiendo el trabajo periodístico de Julio “como una de las posibles líneas a seguir”.

Lee: Sentencian a 50 años de cárcel al asesino de la periodista Miroslava Breach

Tanto El Mundo de Córdoba, como compañeros de Julio entrevistados, aseguraron a este medio que el periodista había sido víctima en varias ocasiones de amenazas por su labor. 

“Él me comentó que en un par de ocasiones lo levantaron para darle una ‘espantada’ por todo lo que publicaba, que era el tema policiaco”, explica otro reportero que conocía a Julio. “Pero siguió reporteando porque era un apasionado del periodismo”. 

Apenas un día antes de su asesinato, el martes 8 de septiembre, Julio publicó una nota sobre una balacera en Cosolapa, localidad oaxaqueña que está separada de Tezonapa, Veracruz, por una calle, y donde opera el Cártel Jalisco Nueva Generación. 

Aunque la firmó con el clásico ‘De la redacción’ para evitar represalias, en la zona los delincuentes conocen a la perfección los nombres de todos los reporteros y sus medios. Y por eso hay quienes piensan que esa nota pudo ser el detonante de que horas después apareciera decapitado. 

Pero saberlo a ciencia cierta es imposible. 

“Si me dices que lo mataron por publicar lo de esa balacera, te digo que podría ser. Pero también te digo que pudo ser por cualquier otra cosa. Pudo ser esa balacera, o la de hace unas semanas antes, o por el muertito de hace unos días. Responder eso es como buscar una aguja en un pajar, porque en toda la región hay un problema grave de inseguridad”, explica el mismo periodista. 

Otro reportero dice con una fría normalidad que, en realidad, recibir amenazas trabajando como periodista en esa región es algo habitual. Desde las clásicas advertencias tipo ‘si publicas tal cosa, te va a llevar la chingada’, hasta levantones exprés, secuestros, ‘calentaditas’, etcétera. Algunas agresiones se denuncian y otras no, por miedo, o porque ya se considera parte de la chamba. Gajes del oficio. 

“Las amenazas son diarias. Cualquier nota sobre una balacera, un enfrentamiento, o un ejecutado, es susceptible de que a un grupo no le guste, y te amenace porque piensa que ya estás apoyando al rival, y así. Es algo muy complicado de sortear”. 

Un apasionado

Sus compañeros lo describen como un periodista comprometido. Foto: El Mundo de Cordoba.

Julio Valdivia es el segundo periodista asesinado en Veracruz en lo que va de 2020, tras el homicidio en marzo pasado de María Elena Ferral, del Diario de Xalapa, quien fue asesinada a balazos en Papantla. Desde 2013, la organización civil Artículo 19 ha contabilizado, al menos, 13 periodistas asesinados en la entidad que, durante el mandato de Javier Duarte, vivió una de las épocas más letales para la prensa. 

Los compañeros de Julio Valdivia coincidieron en destacar su compromiso con la información, que mantuvo aun y cuando por la pandemia de Covid 19 enfrentó meses de dificultades económicas. 

“Cuando no reunía dinero suficiente, se iba a trabajar de albañil, o a vender tamales por la calle, porque decía tenía que sacar a sus hijos para adelante como sea. Era un luchador”, dice uno de sus colegas. 

“Julio murió malamente, en tierra caliente y con precariedad económica. Pero en vida fue un periodista enamorado de su trabajo, que le gustaba moverse y llegar con su moto antes que nadie a la nota. Lo recordaremos siempre como un apasionado de su oficio”, concluye otro compañero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muere Ruth Bader Ginsburg: quién fue y por qué es pionera de la igualdad de género

Conocida por sus iniciales, RGB, la jueza Ruth Bader Ginsburg falleció a los 87 años luego de dos décadas de padecer cáncer. Su vida y decisiones la convirtieron en un pilar de la política liberal de Estados Unidos.
18 de septiembre, 2020
Comparte

La segunda mujer en ocupar el cargo de jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos falleció este viernes.

Ruth Bader Ginsburg murió a la edad 87 años en su casa de Washington D. C. luego de una batalla de dos décadas contra el cáncer.

Para el ala más liberal del país, la noticia es devastadora, pues RGB, como era conocida, era un ícono del pensamiento más progresista de Estados Unidos.

Y su fallecimiento abre la posibilidad al presidente Donald Trump de nombrar un reemplazo y reforzar la mayoría conservadora de 5 a 4 que hasta ahora había en la Corte Suprema.

Los miembros de la Corte Suprema de EE.UU.

Reuters
En la Corte Suprema hay una mayoría de jueces conservadores en la actualidad.

Sobre Ginsburg se han hecho libros y películas biográficas y su imagen aparece en camisetas y tazas de café hasta disfraces de Halloween.

“Creo que personas de todas las edades están emocionadas de ver a una mujer en la vida pública que ha demostrado que, incluso a los 85 años, puede ser inquebrantable en su compromiso con la igualdad y la justicia”, dijo hace un par de años Irin Carmon, una de las autoras de Notorious RBG, un libro sobre la vida de la jueza.

Famosa por su diminuta estatura, su actitud seria y sus largas pausas en las conversaciones, de ella se decía que no tenía paciencia para hablar de tonterías.

Pero ¿cómo pasó RBG a convertirse en un símbolo?

Feminismo y leyes

Joan Ruth Bader nació en el barrio de Flatbush en Brooklyn, Nueva York, en 1933, de padres inmigrantes judíos.

Después de graduarse de la Universidad de Cornell en 1954, se casó con Marty Ginsburg y poco después, tuvo su primer hijo.

Mientras Ginsburg estaba embarazada, fue “descendida” en su trabajo en una oficina de seguridad social (la discriminación contra las mujeres embarazadas aún era legal en la década de 1950) y esa experiencia la llevó a ocultar su segundo embarazo años más tarde.

Ginsburg in 1977

Bettmann
Ginsburg en 1977.

En 1956, se convirtió en una de las nueve mujeres que se inscribieron en la Escuela de Derecho de Harvard, en la que el decano obligó a sus estudiantes a decirle cómo podían justificar que ocuparan el lugar de un hombre en su escuela.

Más tarde se trasladó a la Escuela de Derecho de Columbia, en Nueva York, y se convirtió en la primera mujer en trabajar en las revisiones de leyes de ambos colegios.

Sin embargo, pese a haberse graduado en esas universidades, Ginsburg batalló por encontrar trabajo.

Finalmente, se convirtió en profesora en la Universidad Rutgers en 1963, donde enseñó algunas de las primeras clases de mujeres y Derecho, y fue cofundadora del Proyecto de Derechos de la Mujer en la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos.

RBG

AFP
Los guantes de seda eran uno de los elementos distintivos de RBG.

En 1973, se convirtió en la asesora general de esa última organización, lo que dio inicio a una era prolífica para argumentar casos de discriminación de género, seis de los cuales la llevaron ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Ganó cinco de ellos, incluido el de un hombre que reclamaba la pensión de su esposa fallecida después del parto.

También fue durante este tiempo cuando discutió en nombre de una capitana de la Fuerza Aérea que había quedado embarazada y a quien le pedían que abortara al bebé para que no perdiera su trabajo.

rbg

Getty Images
RBG con una bolsa con su imagen.

En 1973, el caso Roe vs. Wade decidió la legalización del aborto, pero Ginsburg notó que, dado que el fallo dependía del derecho a la privacidad y no del de la protección igualitaria, estaba abierto a un ataque legal.

“La Corte se aventuró demasiado lejos en el cambio que ordenó y presentó una justificación incompleta de su acción”, contó en una conferencia de 1984.

La segunda mujer en la Corte Suprema

En 1980, el presidente Jimmy Carter nominó a Ginsburg a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

Se ganó una reputación de centrista, votando con los conservadores muchas veces.

Por ejemplo, cuando rechazó de escuchar el caso de discriminación de un soldado que dijo que había sido dado de baja de la Armada por ser gay.

Justice Ginsburg is sworn in, with her husband Martin holding the bible

Mark Reinstein
Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993.

El presidente Bill Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993, después de una prolongada búsqueda.

Ginsburg se convirtió en la segunda mujer en ser juez del más alto tribunal de Estados Unidos.

La disidente ardiente

Uno de sus casos más importantes y tempranos en la Corte fue el llamado Estados Unidos vs. Virginia, que anuló la política de admisión de solo hombres en el Instituto Militar de Virginia.

Al explicar su decisión, Ginsburg alegó que ninguna ley o política debería negar a las mujeres “la plena ciudadanía, la misma oportunidad de aspirar, lograr, participar y contribuir a la sociedad en función de sus talentos y capacidades individuales”.

Ruth Bader Ginsburg

AFP
RBG se negó reiteradamente al retiro.

A medida que la Corte se ha vuelto más conservadora, Ginsburg movió cada vez más hacia la izquierda y se hizo famosa por sus ardientes disensiones del resto de los jueces.

Ha sido una posición que la volvió tan conocida que una joven estudiante de Derecho llamada Shana Knizhnik creó una cuenta en Tumblr dedicada a Ginsburg llamada Notorious RBG, una referencia al difunto rapero The Notorious BIG.

La cuenta reintrodujo a Ginsburg a una nueva generación de jóvenes feministas y se hizo tan popular que Knizhnik y su coautora Carmon convirtieron el blog en un libro del mismo nombre, que devino un éxito de ventas.

“Creo que en realidad es algo que Ginsburg realmente ha disfrutado en estos últimos años”, opinó Schiff Berman, quien trabajara para la jueza.

“Para ella es muy emocionante sentir que su legado puede inspirar a una nueva generación de mujeres, jóvenes en particular “, agregó.

Un icono pop

Muchos aspectos de la vida de Ginsburg se han convertido en un tema de fascinación en internet. RGB ha sido celebrada por su estilo de moda, desde su afición por los guantes de encaje hasta sus elaborados jabots, los cuellos que lleva sobre sus túnicas, o su famoso “collar disidente”.

Sin embargo, la jueza no fue inmune a la crítica… ni al error.

RBG

AFP
Los jabots sobre la túnica fueron otro de los elementos que popularizó RBG.

Durante las elecciones de 2016, llamó “farsante” al entonces candidato Donald Trump y dijo que no podía imaginar un mundo con él como presidente de Estados Unidos.

“Dice lo que se le ocurra en el momento. Realmente es un egocéntrico”, le dijo a CNN.

Sus declaraciones fueron criticadas tanto por la derecha como por la izquierda, que alegaron que esos comentarios podrían socavar su imparcialidad y autoridad de la corte.

RGB finalmente se disculpó.

Negativa de retiro

Durante los dos mandatos del presidente Barack Obama, algunos expertos se preguntaron en voz alta si no era hora de que Ginsburg se retirara en ese momento, con un demócrata en el cargo, lo que permitiría el paso de otro juez liberal para la corte.

Pero esos llamados fueron recibidos por Ginsburg con cierta irritación.

“Muchas personas me han preguntado: ‘¿Cuándo va a renunciar?’, pero mientras pueda seguir haciendo mi trabajo a todo vapor, seguiré aquí”, dijo en una entrevista.

Su muerte abre la posibilidad al presidente Trump de nombrar a un conservador más en el máximo tribunal de Estados Unidos.

*Este artículo es una versión de un perfil publicado originalmente en BBC Mundo en noviembre de 2018 y fue actualizado con la noticia su fallecimiento.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.