Pese a denuncia de dueños, Sedatu analiza regularizar predios a invasores del bosque de Coatepec
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Pese a denuncia de dueños, Sedatu analiza regularizar predios a invasores del bosque de Coatepec

Los invasores de predios solicitan que les reconozcan posesión de 2 mil hectáreas de bosque de niebla en Coatepec y Sedatú da entrada a trámite.
Cortesía
13 de septiembre, 2020
Comparte

El 21 de julio de 2019, un grupo de unas 50 o 60 personas invadieron el predio Jinicuil Manso, en el bosque de niebla de la congregación de Tapachapan, en el municipio de Coatepec, Veracruz. Después se extendieron a dos predios más y la población de invasores creció hasta los 150.

Los dueños de los predios acudieron a las autoridades para denunciar los hechos y que se desalojara a los invasores, pues éstos han talado árboles y afectado la zona al levantar casas de lona, láminas y madera, tirar basura y defecar al aire libre.

Lee: Jornaleros de los bosques, los otros damnificados por la crisis de COVID

Pero en vez de que las autoridades procedieran al desalojo de los invasores, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) publicó, en febrero de este año, en el Diario Oficial de la Federación, un procedimiento de medición y deslinde (determinación de los límites de un terreno) del predio que los invasores nombran “Sierra Alta”, con una superficie aproximada de 2 mil hectáreas.

El bosque de niebla es una fábrica de agua, señalan investigaciones del Instituto de Ecología (Inecol) de Conacyt. El área es una de las que reciben mayor precipitación de lluvia y como el suelo del bosque tiene una gran capacidad de infiltración y almacenamiento, garantiza la disponibilidad del líquido para todo el municipio de Coatepec, parte de Xalapa y para el distrito de riego de La Antigua. Hay, además, aquí una enorme biodiversidad.

Francisco Ruiz Hernández, a quien los propietarios de los terrenos señalan de ser el líder del grupo invasor de los predios, y de pertenecer a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), solicitó a la Sedatu la enajenación de esas 2 mil hectáreas de bosque mesófilo o de niebla. 

“Los invasores reclaman ante la Sedatu ese predio de más de 2 mil hectáreas, pretextando que son terrenos nacionales (baldíos) que ellos están habitando, y lo que buscan es la regulación y titulación de los predios, cuando la zona no es baldía, hay más de 500 propietarios de esos terrenos, porque la extensión que están pidiendo es enorme”, explica una de las personas invadidas, a quien llamaremos Ana, para proteger su identidad, puesto que ella y los otros afectados aseguran que han sufrido agresiones y amenazas por parte de los invasores y sus líderes.

“Los invasores pretenden desarrollar en esta zona un nuevo núcleo de población, que amenazaría al bosque. Esto es en parte negocio, porque ellos venden esos terrenos que no son suyos, le están cobrando a la gente 15 mil pesos para dotarles de 3 hectáreas, y además a esa gente la ponen a disposición de sus padrinos políticos para manifestaciones o lo que haga falta, así es como operan desde hace décadas”, explica Miguel Cervantes, quien fue presidente municipal de Coatepec en el periodo 2000 a 2003.

Cortesía

Otro agravante del caso, es que como parte de los documentos para solicitar el trámite, Ruiz Hernández presentó una constancia de posesión que está denunciada como falsa.

La agente municipal de Tapachapan, Estela Meraz, que funge como representante del presidente municipal en esa comunidad, presentó una denuncia por la falsificación de la constancia, que quedó consignada en la carpeta de investigación 458-2020, fiscal tercero, en la fiscalía de Coatepec.

“Meraz lo que expidió fue una constancia de domicilio a otra persona que no es Francisco Ruiz, y el folio de ese documento se usó para falsificar la constancia de posesión que presentó esta persona ante Sedatu”, explica uno de los propietarios de los predios invadidos, a quien llamaremos Ramiro.

El mismo presidente municipal actual de Coatepec, Luis Enrique Fernández, confirmó en una rueda de prensa, en la que estaba presente Angélica Meléndez Rodríguez, subdelegada de la Sedatu en Veracruz, que esa constancia es falsa.

“Referente al tema de una constancia de posesión falsa, ya se hizo la denuncia correspondiente por la responsabilidad que pudiera derivar, al presentar este documento ante una unidad administrativa, en donde no reconocemos como auténtica dicha constancia”, aseguró.

Desde el 2019, remató, “ya existen denuncias presentadas por parte de los afectados, referente a la invasión de los predios de la zona alta, el asunto ha sido presentado en la Mesa de Coordinación de Seguridad, en la que participan las instancias de los tres niveles de gobierno, en donde hay un representante de la fiscalía, al cual se le ha solicitado termine de integrar el expediente y se pronuncie a la brevedad posible, esto para poder quitar a los invasores”.

Pese a todo eso, Sedatu asegura que ellos no sabían que la constancia era falsa, lo que comprueba que no la verificaron, además piden no señalar de invasores a quienes tienen los predios ocupados, pese a que hay denuncias sobre ellos. En cambio, la dependencia pone en duda la autenticidad de las escrituras de los propietarios y sus intenciones de proteger el bosque mesófilo.

Al cuestionarle por qué aceptó Sedatu esa constancia denunciada como falsa, Estela Ríos, directora general de la Propiedad Rural, responde: “En primer lugar, nosotros no teníamos idea de que esa constancia fuera falsa, no sabemos si es falsa, y para nosotros esa constancia de posesión es intrascendente, el procedimiento para declarar un terreno nacional se puede iniciar a petición de parte o de oficio, estamos facultados para eso”.

Sin embargo, en el sitio web de trámites del gobierno federal, en la sección que corresponde a deslinde de terreno, entre los documentos necesarios solicitados se encuentran las escrituras, en original y copia, y la carta de posesión notariada, también en original y copia.

Como parte de su explicación, la funcionaria de la Sedatu agrega que si se anunció el procedimiento de deslinde es porque los solicitantes pidieron la enajenación de este predio, pero para que proceda esa solicitud primero se debe averiguar si se trata de un terreno nacional (como presumen los invasores); es decir que no tiene títulos de propiedad expedidos legalmente.

“El procedimiento es entonces para determinar si ese predio puede ser declarado terreno nacional o no, y ahí no importa quién aparezca como poseedor, basta que alguien lo solicite, pero tenemos que averiguar si es terreno baldío y por eso se publica el aviso de deslinde y se avisa a la gente para que si alguien cree que tiene mejor derecho acuda a hacerlo valer”, asegura.

Cortesía

AP: ¿Entonces una persona puede invadir un predio, llegar con una constancia de posesión falsa, solicitar la enajenación y encima tiene posibilidad de que se le acredite?

ER: Usted puede solicitar si tiene la presunción de que hay un terreno baldío, que no tiene propietario, sí, puede hacerlo, y lo de invadirlo, habría que ver, porque usted puede ocupar ese terreno si es baldío, la ley lo permite, lo que no permitiría es que alguien invada terreno de propiedad privada.

AP: ¿Y estos terrenos no son propiedad privada?

ER: Hasta el momento nadie nos ha acreditado que sea propietario.

AP: ¿Con escrituras no?

ER: Las escrituras, pues hay escrituras luego falsas, también tenemos que averiguar la autenticidad de esas escrituras, luego hay escrituras tras escrituras que no tienen un fundamento legal o que se fabrican, digo no creo que este sea el caso, pero lo vamos a investigar.

AP: ¿Y lo de la constancia de posesión falsa lo están investigando también?

ER: No lo estamos investigando, primero yo no me atrevería a afirmar que es una constancia falsa, porque a mí no me corresponde afirmar que es falsa.

La funcionaria afirma que el deslinde se hará, pero también la investigación sobre los papeles que acrediten propiedad y si todo está en orden los propietarios legítimos no tienen de qué preocuparse.

Pero sí se preocupan.

“Nos preocupa que parece que Sedatu está del lado de los invasores. Nos preocupa que se haga un deslinde cuando estamos presentando las escrituras que nos acreditan como dueños. Frente a eso, cómo vamos a confiar. Sí nos da mucha desconfianza que se haga el proceso y resulte que se les van a dar terrenos a estas personas, porque además ahora están enganchando gente para venderles las tres hectáreas y les muestran el aviso de deslinde de Sedatu para comprobar que está en trámite su posesión legítima”, dice otro de los propietarios.

Además, el expresidente municipal de Coatepec, Miguel Cervantes, dice que hay otra cuestión preocupante aquí. “El 80% de los propietarios de la zona son gente que no sabe ni leer, son campesinos, ellos sí son campesinos, y todo esto amenaza su tierra y el bosque que cuidan”.

Guardianes del bosque

Lo que consideran una amenaza al bosque de niebla de Coatepec ha movilizado no solo a los pobladores sino también a académicos, investigadores y organizaciones de la sociedad civil.

Asociaciones como Pronatura Veracruz, Sendas, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Reforestemos México, Global Water Watch, entre otras, así como más de 150 personas entre habitantes de Coatepec, investigadores de Inecol y de la Universidad Veracruzana entregaron un oficio al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, al Secretario de Sedatu, Román Meyer Falcón, y al hoy exsecretario de Medio Ambiente, Víctor Toledo, para solicitar que se suspenda el procedimiento de deslinde y la posible y presunta dotación de terrenos a los invasores.

En el oficio se le recuerda a las autoridades que la zona es una de las de mayor recarga hídrica y que se encuentra dentro del Programa de Ordenamiento Ecológico Regional de la Región Capital de Xalapa en unidades de gestión ambiental que deben dedicarse a la conservación o preservación.

Cortesía

La zona, afirman en su oficio organizaciones e investigadores, es extremadamente rica en biodiversidad y presenta diversas especies en peligro de extinción y endémicas.

En esa defensa y en esa riqueza ambiental es en las que la directora de la Propiedad Rural de Sedatu, Estela Ríos, encuentra contradicción: “resulta extraño que por un lado defiendan que es de alto valor ambiental y por el otro que son propietarios, resulta contradictorio”.

Ante la duda de la funcionaria, los propietarios responden que ellos no realizan actividades para dañar el bosque, mientras que estos invasores y los de otras invasiones que se han presentado y tolerado en la zona sí talan y contaminan.

Además de participar en el programa de pago por servicios ambientales del que el municipio de Coatepec es pionero, se han generado iniciativas de particulares de reforestación de potreros con vegetación nativa y plantaciones comerciales sustentables.

Por ahora el deslinde anunciado por Sedatu no se ha realizado, primero porque en semanas pasadas los propietarios y pobladores impidieron el inicio de los trabajos y después porque un juez admitió la demanda de amparo de los dueños de los terrenos y ordenó que la dependencia debe llevar a cabo sus diligencias con la condición estricta de no lesionar ni flora ni fauna.

Contra esa suspensión, la Sedatu presentó recurso de queja, por considerar, explica Itzel Jurado, abogada de un grupo de 50 propietarios, que dicha suspensión, bajo esa condición, hace imposible la posibilidad de llevar a cabo cualquier diligencia, dado que es necesario abrir vereda e instalar equipo. Ese recurso de queja está en trámite.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Nueva crisis en el gobierno de Boris Johnson: 4 claves del escándalo sexual que propició una ola de renuncias

El primer ministro británico, Boris Johnson, enfrenta una crisis de credibilidad en su gobierno que está generando nuevas presiones en las propias filas conservadoras para sustituirle.
6 de julio, 2022
Comparte

Menos de un mes después, un nuevo escándalo.

El gobierno del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, fue sacudido por una crisis de consecuencias imprevisibles, iniciada por el escándalo sexual en el que se vio involucrado Chris Pincher, un parlamentario conservador cercano al premier.

El ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y el ministro de Salud, Sajid Javid, fueron dos de los primeros en renunciar la noche del martes, poniendo en tela de juicio la competencia de Johnson para liderar el país.

Sunak argumentó que los ciudadanos esperan que el gobierno sea dirigido de una forma “apropiada, competente y seria”; mientras que Javid afirmó que el gobierno no estaba “actuando en el interés nacional”.

Ambas dimisiones avivaron las expectativas de que el gobierno británico pueda caer próximamente.

La mañana del miércoles, el ministro de Infancia y Familias, Will Quince, se unió a Sunak y a Javid, y envió una carta a Johnson anunciando su renuncia, después de que el lunes le dijera a los medios que le habían garantizado que el primer ministro no estaba al tanto de una serie de denuncias contra Chris Pincher.

Más tarde se supo que eso no era cierto.

Poco después el ministro del Tesoro, John Glen, se sumó a la serie de renuncias.

En menos de 24 horas, cerca de 20 funcionarios han abandonado sus cargos, entre ellos también se encuentran el procurador general Alex Chalk y Laura Trott, secretaria parlamentaria en el Departamento de Transporte.

“Después de toda la sordidez, de todo el fracaso, está claro que este gobierno conservador se está derrumbando“, señaló el líder del Partido Laborista, Keir Starmer.

Por su parte, el jefe del Partido Liberal Demócrata, Ed Davey, calificó el mandato de Johnson como un “gobierno de caos que le ha fallado al país” y le conminó a renunciar.

Estos llamamientos ocurren menos de un mes después de que el primer ministro enfrentara una moción de censura en el que 41% de los legisladores de su propio partido votaron contra él.

Rishi Sunak.

Reuters
El ministro de Hacienda, Rishi Sunak, era una de las figuras de más peso en el gabinete.

Aquel intento de destituirlo tuvo lugar después de que salieron a la luz pública fotos y pruebas de encuentros y celebraciones en la sede del gobierno mientras el resto del país se encontraba confinado por las restricciones impuestas por el propio gobierno de Johnson durante la pandemia de covid-19.

BBC Mundo te responde las preguntas clave sobre este nueva crisis que amenaza con hacer colapsar el gobierno de Johnson.

1. El origen de la crisis

El pasado 30 de junio, el diario británico The Sun publicó una información según la cual el entonces subjefe de la bancada del Partido Conservador en el Parlamento, Chris Pincher, había manoseado a dos hombres en un club privado en Londres.

Pincher, quien había sido nombrado en ese cargo por Johnson en febrero de este año en medio de una reorganización del Ejecutivo, renunció inmediatamente.

A los pocos días, los medios británicos publicaron información sobre al menos otros seis casos de supuesta conducta sexual inapropiada por parte de Pincher ocurridos en los últimos años.

Pincher, quien fue suspendido por el Partido Conservador, ha pedido disculpas y ha dicho que cooperará plenamente con las investigaciones sobre su conducta y que está buscando “apoyo médico profesional”.

2. ¿Cómo está implicado Boris Johnson?

Aunque el primer ministro británico no es quien ha incurrido en conductas sexuales inapropiadas, el escándalo de Pincher lo coloca en una situación difícil debido a que se está cuestionando su buen juicio así como la transparencia con la que el gobierno ha manejado el caso.

Chris Pincher

PA Media
Los señalamientos conra Chris Pincher han abierto un nuevo frente de batalla para Boris Johnson.

El pasado 1 de julio, la oficina del gobierno le dijo a la prensa que Johnson no sabía que hubiera acusaciones contra Pincher antes de su nombramiento.

El portavoz del gobierno dijo que el primer ministro no era consciente de “acusaciones específicas” sobre Pincher.

Esa fue la misma línea que mantuvieron en los días siguientes varios miembros del gabinete.

Sin embargo, el 4 de julio, el portavoz del mandatario dijo que Johnson conocía sobre “acusaciones que fueron resueltas o no progresaron hasta la fase de queja formal” y que no se había considerado apropiado detener el nombramiento de Pincher debido a “acusaciones no sustentadas”.

Esa misma tarde, sin embargo, la BBC reveló que Johnson había sido informado sobre una queja formal sobre el “comportamiento inapropiado” de Pincher, mientras este trabajó en el ministerio de Exteriores entre 2019-2020.

Esta queja llevó a un proceso disciplinario que confirmó que sí hubo un comportamiento inapropiado.

Posteriormente en una entrevista con la BBC, Johnson dijo: “Hubo una queja que me hicieron llegar a mí específicamente… fue hace mucho tiempo y me la presentaron de forma oral. Pero eso no es excusa, yo debí haber actuado a partir de ella”.

El primer ministro calificó como “un error” haber nombrado a Pincher, de quien dijo que se había comportado “muy, muy mal”, por lo que pidió disculpas a las personas afectadas.

3. ¿Por qué cuestionan al primer ministro?

“Todo esto se trata de una cosa: la verdad”, señala Chris Mason, editor de Política de la BBC al analizar la crisis en marcha en el gobierno británico.

Manifestación contra Boris Johnson.

Getty Images
El llamado “Partygate” dañó la credibilidad del gobierno de Johnson.

“Al margen de la marejada de detalles y acusaciones, todo se reduce a si la gente puede creer lo que dice el número 10 (como se llama coloquialmente al Ejecutivo británico)”, agrega.

Y es que la respuesta del Ejecutivo al escándalo de Pincher ha ido cambiando progresivamente a medida que han ido surgiendo otros elementos, como ocurrió durante el llamado “Partygate”, el caso sobre las fiestas realizadas en la sede del gobierno durante el confinamiento por el coronavirus, en el cual finalmente se comprobó que incluso Johnson había asistido a alguna de estas reuniones sociales.

“Las preguntas se refieren a lo que Boris Johnson sabía y cuándo lo supo. Y las respuestas siguen cambiando, a menudo en respuesta a hechos incómodos que demuestran que su anterior defensa era una basura, o al menos no tan sincera como podría haber sido”, señala Manson.

4. ¿Qué puede ocurrir ahora?

En teoría, tras haber sobrevivido a la moción de censura en su contra hace apenas un mes, Boris Johnson está protegido de otra iniciativa semejante durante un año.

Esto se debe a que así lo establecen las reglas actuales del Comité 1922, el grupo que agrupa a los legisladores comunes del Partido Conservador británico. Estas señalan que ese es el periodo que debe transcurrir para poder volver a someter a cuestionamiento al líder del partido.

Sin embargo, los críticos de Johnson quieren aprovechar la convocatoria para renovar a la directiva de ese comité para intentar tomar el control del mismo y cambiar esa regla para hacer posible una nueva moción de censura.

Reino Unido

PA
Johnson flanqueado por los dos ministros salientest, Rishi Sunak (dcha) y Sajid Javid.

El legislador conservador Andrew Bridgen, uno de los más críticos con Johnson, le dijo a Sky News que espera que la nueva directiva esté a favor del cambio de esa regla y que así se pueda eliminar esta limitación antes de las vacaciones de verano.

Consultado por la BBC sobre la viabilidad de este cambio en la normativa, Sir Graham Brady, actual jefe del Comité 1922, dijo que “técnicamente es posible”.

En la votación ocurrida hace un mes, Johnson obtuvo 211 votos a favor y 148 en contra.

Sin embargo, su situación política se ha deteriorado más en los últimos días con el escándalo de Pincher, primero, y ahora con las renuncias en su gobierno.

Otro mecanismo que podría llevar a la salida de Johnson es que se convoque un voto de censura en el Parlamento, en el cual los legisladores de todos los partidos puedan participar.

Esa iniciativa ya ha sido propuesta por los Liberales Demócratas, pero para que pueda prosperar necesitaría ser presentada por el Partido Laborista y el gobierno tendría que estar de acuerdo en que se incluyera en la agenda del Legislativo.

Nadine Dorries

Getty Images
La ministra de Cultura, Nadine Dorries, ratificó que está 100% junto a Johnson.

También es posible que sigan produciéndose renuncias dentro del gabinete que aumenten la presión política sobre Johnson para que renuncie.

Pero hay varios ministros que ya han ratificado su confianza en Johnson. Entre estos se incluye la ministra de Cultura, Nadine Dorries; la ministra de Interior, Priti Patel, y el ministro para la oportunidades del Brexit, Jacob Rees-Mogg.

Finalmente, existe la posibilidad de que el mandatario británico logre capear el temporal adverso como ha hecho en crisis anteriores que ha enfrentado su gobierno, aunque los analistas coinciden en que se le está acabando el tiempo.


Los leales a Johnson enfrentan un desafío incómodo

Análisis de Ione Wells, Corresponsal en Westminster, BBC News

Los parlamentarios y ministros conservadores están hartos de que no se les diga la verdad y, como resultado, se les haga quedar como tontos en la televisión y la radio.

Will Quince, cuando tuvo que defender al gobierno por el nombramiento de Chris Pincher, dijo a los medios que recibió una “garantía categórica” ​​de que el primer ministro no estaba al tanto de ninguna “acusación seria y específica” cuando nombró a Pincher.

Esto resultó no ser cierto.

El primer ministro admitió más tarde que estaba al tanto de una denuncia formal sobre Pincher cuando era ministro del Ministerio de Relaciones Exteriores en 2019.

Quince renunció este miércoles y dijo que “aceptó y repitió las garantías el lunes a los medios de comunicación que ahora se ha descubierto que son inexactas”.

A él se unieron el ministro junior Robin Walker y Laura Trott, anteriormente secretaria privada parlamentaria de transporte, quien también dijo que renunciaría porque se había perdido la confianza en la política.

Aquellos que se mantienen leales al primer ministro ahora enfrentan un desafío incómodo.

Deben defender por qué sienten que es aceptable que el gobierno de Johnson ordenara a sus ministros que dijeran una cosa, antes de cambiar de posición días o incluso horas después.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.