Pese a denuncia de dueños, Sedatu analiza regularizar predios a invasores del bosque de Coatepec
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Pese a denuncia de dueños, Sedatu analiza regularizar predios a invasores del bosque de Coatepec

Los invasores de predios solicitan que les reconozcan posesión de 2 mil hectáreas de bosque de niebla en Coatepec y Sedatú da entrada a trámite.
Cortesía
13 de septiembre, 2020
Comparte

El 21 de julio de 2019, un grupo de unas 50 o 60 personas invadieron el predio Jinicuil Manso, en el bosque de niebla de la congregación de Tapachapan, en el municipio de Coatepec, Veracruz. Después se extendieron a dos predios más y la población de invasores creció hasta los 150.

Los dueños de los predios acudieron a las autoridades para denunciar los hechos y que se desalojara a los invasores, pues éstos han talado árboles y afectado la zona al levantar casas de lona, láminas y madera, tirar basura y defecar al aire libre.

Lee: Jornaleros de los bosques, los otros damnificados por la crisis de COVID

Pero en vez de que las autoridades procedieran al desalojo de los invasores, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) publicó, en febrero de este año, en el Diario Oficial de la Federación, un procedimiento de medición y deslinde (determinación de los límites de un terreno) del predio que los invasores nombran “Sierra Alta”, con una superficie aproximada de 2 mil hectáreas.

El bosque de niebla es una fábrica de agua, señalan investigaciones del Instituto de Ecología (Inecol) de Conacyt. El área es una de las que reciben mayor precipitación de lluvia y como el suelo del bosque tiene una gran capacidad de infiltración y almacenamiento, garantiza la disponibilidad del líquido para todo el municipio de Coatepec, parte de Xalapa y para el distrito de riego de La Antigua. Hay, además, aquí una enorme biodiversidad.

Francisco Ruiz Hernández, a quien los propietarios de los terrenos señalan de ser el líder del grupo invasor de los predios, y de pertenecer a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), solicitó a la Sedatu la enajenación de esas 2 mil hectáreas de bosque mesófilo o de niebla. 

“Los invasores reclaman ante la Sedatu ese predio de más de 2 mil hectáreas, pretextando que son terrenos nacionales (baldíos) que ellos están habitando, y lo que buscan es la regulación y titulación de los predios, cuando la zona no es baldía, hay más de 500 propietarios de esos terrenos, porque la extensión que están pidiendo es enorme”, explica una de las personas invadidas, a quien llamaremos Ana, para proteger su identidad, puesto que ella y los otros afectados aseguran que han sufrido agresiones y amenazas por parte de los invasores y sus líderes.

“Los invasores pretenden desarrollar en esta zona un nuevo núcleo de población, que amenazaría al bosque. Esto es en parte negocio, porque ellos venden esos terrenos que no son suyos, le están cobrando a la gente 15 mil pesos para dotarles de 3 hectáreas, y además a esa gente la ponen a disposición de sus padrinos políticos para manifestaciones o lo que haga falta, así es como operan desde hace décadas”, explica Miguel Cervantes, quien fue presidente municipal de Coatepec en el periodo 2000 a 2003.

Cortesía

Otro agravante del caso, es que como parte de los documentos para solicitar el trámite, Ruiz Hernández presentó una constancia de posesión que está denunciada como falsa.

La agente municipal de Tapachapan, Estela Meraz, que funge como representante del presidente municipal en esa comunidad, presentó una denuncia por la falsificación de la constancia, que quedó consignada en la carpeta de investigación 458-2020, fiscal tercero, en la fiscalía de Coatepec.

“Meraz lo que expidió fue una constancia de domicilio a otra persona que no es Francisco Ruiz, y el folio de ese documento se usó para falsificar la constancia de posesión que presentó esta persona ante Sedatu”, explica uno de los propietarios de los predios invadidos, a quien llamaremos Ramiro.

El mismo presidente municipal actual de Coatepec, Luis Enrique Fernández, confirmó en una rueda de prensa, en la que estaba presente Angélica Meléndez Rodríguez, subdelegada de la Sedatu en Veracruz, que esa constancia es falsa.

“Referente al tema de una constancia de posesión falsa, ya se hizo la denuncia correspondiente por la responsabilidad que pudiera derivar, al presentar este documento ante una unidad administrativa, en donde no reconocemos como auténtica dicha constancia”, aseguró.

Desde el 2019, remató, “ya existen denuncias presentadas por parte de los afectados, referente a la invasión de los predios de la zona alta, el asunto ha sido presentado en la Mesa de Coordinación de Seguridad, en la que participan las instancias de los tres niveles de gobierno, en donde hay un representante de la fiscalía, al cual se le ha solicitado termine de integrar el expediente y se pronuncie a la brevedad posible, esto para poder quitar a los invasores”.

Pese a todo eso, Sedatu asegura que ellos no sabían que la constancia era falsa, lo que comprueba que no la verificaron, además piden no señalar de invasores a quienes tienen los predios ocupados, pese a que hay denuncias sobre ellos. En cambio, la dependencia pone en duda la autenticidad de las escrituras de los propietarios y sus intenciones de proteger el bosque mesófilo.

Al cuestionarle por qué aceptó Sedatu esa constancia denunciada como falsa, Estela Ríos, directora general de la Propiedad Rural, responde: “En primer lugar, nosotros no teníamos idea de que esa constancia fuera falsa, no sabemos si es falsa, y para nosotros esa constancia de posesión es intrascendente, el procedimiento para declarar un terreno nacional se puede iniciar a petición de parte o de oficio, estamos facultados para eso”.

Sin embargo, en el sitio web de trámites del gobierno federal, en la sección que corresponde a deslinde de terreno, entre los documentos necesarios solicitados se encuentran las escrituras, en original y copia, y la carta de posesión notariada, también en original y copia.

Como parte de su explicación, la funcionaria de la Sedatu agrega que si se anunció el procedimiento de deslinde es porque los solicitantes pidieron la enajenación de este predio, pero para que proceda esa solicitud primero se debe averiguar si se trata de un terreno nacional (como presumen los invasores); es decir que no tiene títulos de propiedad expedidos legalmente.

“El procedimiento es entonces para determinar si ese predio puede ser declarado terreno nacional o no, y ahí no importa quién aparezca como poseedor, basta que alguien lo solicite, pero tenemos que averiguar si es terreno baldío y por eso se publica el aviso de deslinde y se avisa a la gente para que si alguien cree que tiene mejor derecho acuda a hacerlo valer”, asegura.

Cortesía

AP: ¿Entonces una persona puede invadir un predio, llegar con una constancia de posesión falsa, solicitar la enajenación y encima tiene posibilidad de que se le acredite?

ER: Usted puede solicitar si tiene la presunción de que hay un terreno baldío, que no tiene propietario, sí, puede hacerlo, y lo de invadirlo, habría que ver, porque usted puede ocupar ese terreno si es baldío, la ley lo permite, lo que no permitiría es que alguien invada terreno de propiedad privada.

AP: ¿Y estos terrenos no son propiedad privada?

ER: Hasta el momento nadie nos ha acreditado que sea propietario.

AP: ¿Con escrituras no?

ER: Las escrituras, pues hay escrituras luego falsas, también tenemos que averiguar la autenticidad de esas escrituras, luego hay escrituras tras escrituras que no tienen un fundamento legal o que se fabrican, digo no creo que este sea el caso, pero lo vamos a investigar.

AP: ¿Y lo de la constancia de posesión falsa lo están investigando también?

ER: No lo estamos investigando, primero yo no me atrevería a afirmar que es una constancia falsa, porque a mí no me corresponde afirmar que es falsa.

La funcionaria afirma que el deslinde se hará, pero también la investigación sobre los papeles que acrediten propiedad y si todo está en orden los propietarios legítimos no tienen de qué preocuparse.

Pero sí se preocupan.

“Nos preocupa que parece que Sedatu está del lado de los invasores. Nos preocupa que se haga un deslinde cuando estamos presentando las escrituras que nos acreditan como dueños. Frente a eso, cómo vamos a confiar. Sí nos da mucha desconfianza que se haga el proceso y resulte que se les van a dar terrenos a estas personas, porque además ahora están enganchando gente para venderles las tres hectáreas y les muestran el aviso de deslinde de Sedatu para comprobar que está en trámite su posesión legítima”, dice otro de los propietarios.

Además, el expresidente municipal de Coatepec, Miguel Cervantes, dice que hay otra cuestión preocupante aquí. “El 80% de los propietarios de la zona son gente que no sabe ni leer, son campesinos, ellos sí son campesinos, y todo esto amenaza su tierra y el bosque que cuidan”.

Guardianes del bosque

Lo que consideran una amenaza al bosque de niebla de Coatepec ha movilizado no solo a los pobladores sino también a académicos, investigadores y organizaciones de la sociedad civil.

Asociaciones como Pronatura Veracruz, Sendas, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Reforestemos México, Global Water Watch, entre otras, así como más de 150 personas entre habitantes de Coatepec, investigadores de Inecol y de la Universidad Veracruzana entregaron un oficio al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, al Secretario de Sedatu, Román Meyer Falcón, y al hoy exsecretario de Medio Ambiente, Víctor Toledo, para solicitar que se suspenda el procedimiento de deslinde y la posible y presunta dotación de terrenos a los invasores.

En el oficio se le recuerda a las autoridades que la zona es una de las de mayor recarga hídrica y que se encuentra dentro del Programa de Ordenamiento Ecológico Regional de la Región Capital de Xalapa en unidades de gestión ambiental que deben dedicarse a la conservación o preservación.

Cortesía

La zona, afirman en su oficio organizaciones e investigadores, es extremadamente rica en biodiversidad y presenta diversas especies en peligro de extinción y endémicas.

En esa defensa y en esa riqueza ambiental es en las que la directora de la Propiedad Rural de Sedatu, Estela Ríos, encuentra contradicción: “resulta extraño que por un lado defiendan que es de alto valor ambiental y por el otro que son propietarios, resulta contradictorio”.

Ante la duda de la funcionaria, los propietarios responden que ellos no realizan actividades para dañar el bosque, mientras que estos invasores y los de otras invasiones que se han presentado y tolerado en la zona sí talan y contaminan.

Además de participar en el programa de pago por servicios ambientales del que el municipio de Coatepec es pionero, se han generado iniciativas de particulares de reforestación de potreros con vegetación nativa y plantaciones comerciales sustentables.

Por ahora el deslinde anunciado por Sedatu no se ha realizado, primero porque en semanas pasadas los propietarios y pobladores impidieron el inicio de los trabajos y después porque un juez admitió la demanda de amparo de los dueños de los terrenos y ordenó que la dependencia debe llevar a cabo sus diligencias con la condición estricta de no lesionar ni flora ni fauna.

Contra esa suspensión, la Sedatu presentó recurso de queja, por considerar, explica Itzel Jurado, abogada de un grupo de 50 propietarios, que dicha suspensión, bajo esa condición, hace imposible la posibilidad de llevar a cabo cualquier diligencia, dado que es necesario abrir vereda e instalar equipo. Ese recurso de queja está en trámite.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué fue el incidente Cutter y cómo ayudó a que el desarrollo de vacunas sea más seguro

Desde que se lanzó la primera vacuna contra la polio, en 1955, la incidencia de la enfermedad se desplomó hasta que finalmente desapareció en 1979. Pero la lucha contra el virus no estuvo libre de errores.
13 de septiembre, 2020
Comparte

Los estadounidenses recibieron una gran noticia en abril de 1955: las autoridades sanitarias anunciaron que tenían lista la primera vacuna contra la temible poliomielitis.

A fines de los años 40, los brotes de polio dejaban paralíticas a unas 35,000 personas cada año en Estados Unidos. Para la década del 50, la enfermedad seguía activa y causaba entre 13,000 y 20,000 casos anuales de parálisis, según los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Cada verano, que era la temporada en la que proliferaban los contagios, los padres encerraban a sus niños en las casas para evitar que se infectaran.

“La gente hacía cuarentena, parecido a lo que pasa ahora, los cines y las piscinas cerraban, los niños no salían a jugar, no jugaban con sus amigos”, le dijo a BBC Mundo el doctor Michael Kinch, autor del libro sobre la historia de las vacunas “Entre la esperanza y el miedo”.

“Los niños paralíticos, en sillas de ruedas o con muletas, eran un recuerdo constante del miedo a la enfermedad”, agrega.

A veces también se restringía el transporte y el comercio entre las ciudades afectadas por la polio.

Así que la llegada de la vacuna significó un gran alivio.

Pero apenas un mes después del lanzamiento, lo que pasaría a la historia como el “incidente Cutter” empañó el avance médico y obligó a suspender el programa de inmunización por unos meses.

El incidente Cutter resultó decisivo en la mejoría de los sistemas de la fabricación y en la supervisión gubernamental de las vacunas.

¿Qué pasó en este episodio decisivo para la salud pública?

Vacuna efectiva

La polio es una enfermedad viral que ataca principalmente a niños menores de 5 años y que afecta el sistema nervioso y puede causar parálisis.

Actualmente se considera erradicada de casi todo el planeta, gracias a programas masivos de vacunación, y solo se reportan casos en Pakistán y Afganistán.

Frascos y cajita de la vacuna de los laboratorios Cutter

Getty Images
El incidente Cutter ayudó a mejorar la regulación de las vacunas en EE.UU.

Desde al menos 1935, los científicos habían tratado de desarrollar una vacuna contra la enfermedad.

Hasta que en 1953, el científico estadounidense Jonas Salk logró crear una a partir de cepas inactivas del virus causante de la infección, el poliovirus.

Las cepas quedaban inactivas mediante la aplicación de formaldehido en cultivos del virus desarrollados en células renales de mono.

En 1954, se realizó un gran ensayo clínico de la vacuna de Salk, en el que participaron alrededor de 1,8 millones de niños en EE.UU., Canadá y Finlandia.

Fue “la prueba clínica más grande de un medicamento o vacuna en la historia médica”, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU.

Los resultados fueron positivos y las autoridades estadounidenses anunciaron en abril de 1955 que la vacuna había mostrado una efectividad de entre 80 y 90%.

Una vez que las autoridades aprobaron la vacuna, licenciaron a seis laboratorios para fabricarla. Uno de estos era Cutter, ubicado en California.

Lotes defectuosos

La farmacéutica lanzó 380.000 dosis del producto al mercado, pero unos lotes habían salido defectuosos: accidentalmente contenían cepas activas del virus.

Como resultado, se confirmaron más de 260 casos de polio -con o sin parálisis- vinculados a la vacuna y a contagios comunitarios a partir de los niños vacunados, según la FDA.

Pero este número no incluía al resto de personas que reportaron otros síntomas de la infección.

De acuerdo al doctor Paul Offit, autor del libro “El incidente Cutter: cómo la primera vacuna contra la polio llevó a la creciente crisis de vacunas”, unos 40.000 niños vacunados presentaron dolores de cabeza, rigidez en el cuello, debilidad muscular y fiebre (síntomas de la polio), unos 164 menores quedaron paralíticos y 10 murieron.

Cajas de lotes de la vacuna contra la polio de los laboratorios Cutter.

Getty Images
A partir de 1955 la incidencia de la polio en EE.UU. cayó dramáticamente.

La mayoría quedó paralizado en los brazos (donde habían recibido la vacuna) pese a que la polio solía paralizar las piernas, detalla Offit en su libro.

Ante el brote, en mayo de 1955, el cirujano general de EE.UU. recomendó que “todas las vacunaciones de polio se suspendan hasta que se haya completado una inspección minuciosa de cada fábrica y una revisión de los procedimientos para probar la seguridad de la vacuna”, cuenta la FDA.

Aunque antes y después hubo otros incidentes con vacunas, Offit dijo a BBC Mundo que el incidente Cutter “fue probablemente el peor desastre biológico de la historia de EE.UU.”.

Sin embargo, para el otoño de 1955, se reanudó el programa de vacunación.

“La gente en esa época no cuestionaba las cosas tanto como ahora, confiaban más en las autoridades”, le dijo a BBC Mundo el doctor Kinch. Además, “le tenían más miedo a la polio”.

La vacunación dio resultado y la incidencia de la polio en EE.UU. “disminuyó dramáticamente” a partir de 1955. La enfermedad quedó erradicada en ese país en 1979.

La vacuna del virus inactivado creada por Salk sigue usándose en EE.UU., mientras que otros países usan una vacuna que se administra por vía oral.

¿Qué salió mal con las vacunas de Cutter?

El libro de Offit señala varios factores que llevaron a que las vacunas de los laboratorios Cutter contuvieran cepas activas del virus y que se produjera el brote de polio.

Una mujer sosteniendo frascos de la vacuna contra la polio de los laboratorios Cutter.

Getty Images
El incidente Cutter fue probablemente el peor desastre biológico de la historia de EE.UU.

Cutter había usado la cepa más agresiva del poliovirus para fabricar la vacuna y había usado filtros defectuosos para separar el virus del tejido de los monos en los que se cultivaba y este tejido podía contener moléculas activas del virus.

Además, las pruebas de seguridad que exigía el gobierno -y con las que Cutter había cumplido- eran inadecuadas.

Cutter tampoco tenía claro el tiempo necesario para desactivar el virus con formaldehido.

“Nadie mostró más desdén por las teorías de desactivación de Salk que los laboratorios Cutter. Salk tenía un procedimiento para desactivar el virus. Pero Cutter no sabía si estaban siguiendo sus teorías o no. Creo que no tenían la experiencia interna para hacerlo, mientras que otros laboratorios sí la tenían”, dijo Offit a BBC Mundo.

Otro problema fue que cuando los laboratorios Cutter empezaron a fabricar la vacuna, no había un requisito de “consistencia”. Es decir, ya no existía la obligación -vigente en el ensayo clínico- de producir al menos 11 lotes consecutivos de la vacuna que pasaran las pruebas de seguridad.

En su libro, Offit señala que nueve de 27 lotes de Cutter habían fallado las pruebas de seguridad. Pero Cutter tampoco avisó a las autoridades que había tenido problemas para desactivar el virus.

El laboratorio Wyeth también fabricó vacunas defectuosas, pero menos que Cutter, y dejaron paralizados a 11 niños.

“Cutter hizo muchas cosas mal y tampoco tenía la experiencia interna con la que sí contaban otros laboratorios”, dice Offit en su publicación. “Como consecuencia, fabricó una vacuna que era mucho más peligrosa que cualquier otra vacuna en EE.UU. o en el mundo”.

Sin embargo, “Cutter culpó a Salk por desarrollar un proceso que era inconsistente y culpó al gobierno federal por establecer estándares de fabricación y de prueba que eran inadecuados”, cuenta Offit en “El incidente Cutter”.

¿Cómoayudó a que las vacunas sean seguras?

Cuando ocurrió el incidente Cutter, la regulación de las vacunas en EE.UU. recaía sobre el Laboratorio de Control Biológico, parte del Instituto Nacional de Microbiología, que a su vez era parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés).

Niños haciendo cola para recibir la vacuna contra la poliomielitis en EE.UU.

Getty Images
Varios miles de niños presentaron síntomas de polio tras recibir la vacuna Cutter.

A partir del incidente, en junio de 1955 se creó la División de Estándares Biológicos (DBS), que ya no era un área subordinada, sino una entidad independiente dentro de los NIH, según información enviada a BBC Mundo por la FDA.

Ahora el DBS es el Centro de Evaluación Biológica e Investigación y es parte de la FDA.

El doctor Offit señala en su libro otros “legados” del incidente, como el propiciar la creación de una “regulación federal efectiva de las vacunas”.

“El gobierno federal lanzó una investigación inmediata de la manufactura y procesos de prueba de todas las compañías y encontró que las regulaciones y los lineamientos eran inadecuados”, cuenta Offit en su libro.

“Se desarrollaron mejores procedimientos para la filtración, almacenamiento y pruebas de seguridad y en meses se fabricó una vacuna segura contra la polio”, añade el autor.

También aumentó el número de profesionales que regulaban vacunas en EE.UU. y la “consistencia” (obligación de producir un número mínimo de los lotes efectivos consecutivos), requisito implantado a partir del incidente Cutter, se exige hasta hoy para todos los fabricantes de vacunas.

¿Qué se puede aprender del incidente?

El doctor Kinch está de acuerdo con que el incidente Cutter tiene “una moraleja”.

Creo que la prisa es una de las preocupaciones con la actual vacuna, o que terminemos con una situación como la de Cutter, así que es una lección muy importante para aprender”, añadió Kinch.

“Debemos aprender de esto para no apurar la vacuna contra el COVID-19, hasta que realmente entendamos cómo fabricarla de manera segura”, comentó Kinch.

Además, el doctor Offit señala que “ahora sabemos mucho más sobre cómo producir vacunas masivamente” y que hay más regulaciones, y cree que “la FDA supervisará adecuadamente las vacunas” contra el COVID-19.

“La vacuna contra el COVID-19 no podría acercarse a lo que pasó con esa vacuna. La cepa que se usó para la vacuna contra la polio era la más virulenta”, dijo Offit a BBC Mundo.

“Las estrategias que estamos usando no son peligrosas. Seguramente habrá una curva de aprendizaje y un costo humano, pero no me imagino que se acerque al costo humano que pagamos en los 50”, agregó.

Banner

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=2&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=7&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl&index=9

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.