#SemáforoEconómico ¿El paquete económico de Hacienda es muy optimista?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

#SemáforoEconómico ¿El paquete económico de Hacienda es muy optimista?

El presupuesto de este año se presenta en medio de una fuerte y repentina desaceleración en la actividad económica nacional a raíz de la llegada de la pandemia del COVID.
Cuartoscuro
10 de septiembre, 2020
Comparte

El pasado martes 8 de septiembre, la Secretaría de Hacienda presentó el Paquete Económico 2021 a la Cámara de Diputados, el cual deberá ser revisado y aprobado por Diputados y Senadores antes de finales de año. El Paquete Económico se compone de tres elementos: los Criterios Generales de Política Económica, la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación. En particular, los Criterios Generales de Política Económica presentan el panorama que Hacienda espera para la economía en 2021, e incluyen previsiones sobre crecimiento económico, tipo de cambio, producción petrolera y más. Con base en este panorama se elaboran las estimaciones de ingresos públicos con los que contará el gobierno en 2021. 

Lee: En 2021, las megaobras de AMLO seguirán como prioridad: Santa Lucía tendrá 280% más presupuesto

En los Criterios 2021, Hacienda presenta estimaciones para el crecimiento económico del país en 2020 y 2021. Para el cierre de este año, estiman una tasa de (-)8.0%; este pronóstico contrasta con los presentados en las encuestas hechas por Banxico y Citibanamex, de (-)9.97% y (-)9.9% en el año. La estimación contrasta también con lo que el gobierno esperaba en los Pre-Criterios 2021, presentados en abril; en esa publicación la estimación para el crecimiento en 2020 se situó en el rango de entre (-)3.9% y (-)0.1% anual. El ajuste al desempeño esperado se da en el contexto de una fuerte y repentina desaceleración en la actividad económica nacional a raíz de la llegada de la pandemia del covid-19, cuyo impacto se reflejó en la contracción económica de (-)18.7% anual en el segundo trimestre del año. Dado que la tasa de crecimiento anual en el periodo fue negativa y mucho menor a la meta establecida por la organización México, ¿cómo vamos?, de 4.5% anual, el #SemáforoEconómico de crecimiento se encuentra en rojo por quinta ocasión consecutiva. 

Entérate: En 2021 castigarán a maestros: recortan 95% de presupuesto a normales y 49% a capacitación

Para 2021 la SHCP espera un crecimiento de entre 4.6% anual, un pronóstico más optimista que el presentado por Banxico en su Informe Trimestral del 2T2020, de entre 1.3% y 5.6% anual durante el próximo año. De cumplirse las estimaciones presentadas por la SHCP en los Criterios Generales de Política Económica para 2020 y 2021, y si se toma en consideración la contracción del PIB de (-)0.3% en todo 2019, al cierre de los primeros tres años de la administración actual la economía mexicana habría caído en promedio (-)1.2%. Para cumplir con la meta presentada en el Plan Nacional de Desarrollo de la actual administración, de 6% anual promedio durante la administración, la economía tendría que crecer 13.2% durante los últimos 3 años de gobierno (entre 2022 y 2024).

Además de los pronósticos para el desempeño del PIB nacional, la SHCP presenta estimaciones de inflación; para el cierre del año se espera que la tasa anual de inflación general sea 3.50% y para el 2021 se pronostica una inflación de 3.00%. Dichos pronósticos se encuentran dentro del rango objetivo que establece el Banco de México (3% (+/-1%)) y van a la par con la inflación general anual observada en el país en los primeros 8 meses del año, de 3.26% en promedio.

También se presentan estimaciones para el tipo de cambio nominal: para 2020 se pronostica un tipo de cambio promedio esperado de $22 pesos por dólar, mientras que para 2021 se estima un tipo de cambio de $22.1 pesos por dólar. Respecto a la perspectiva económica internacional, la SHCP presenta estimaciones para el crecimiento económico de Estados Unidos. Para 2020 la tasa anual de crecimiento estadounidense esperada es de (-)5.0% y para 2021 estima una tasa anual de 3.8%. El pronóstico de la SHCP para EUA en 2020 resulta más optimista que el que presentado en junio 2020 por el Fondo Monetario Internacional, el cual espera que el crecimiento estadounidense en 2020 sea (-)8.0%, mientras que para 2021 se muestra más pesimista ya que el FMI estima una tasa de anual de 4.5% en 2021. La evolución de la economía estadounidense tanto en 2020 como en 2021 resulta vital para la recuperación de la economía mexicana en esta fase de reapertura y reactivación económica, en especial en las cadenas de producción y manufactura.

Otro factor que resulta importante para impulsar la actividad económica nacional es la inversión, cuya fuente puede ser tanto el sector privado como el público. Con el Paquete Económico 2021 presentado el pasado 8 de septiembre, se observa que la inversión pública como porcentaje del PIB estimada para 2021 es de 2.9%, nivel mayor al que se había estimado para 2020 (2.6%) y porcentaje mayor al que se ha destinado de inversión pública como proporción del PIB con datos al cierre del 1T2020 (2.5%). Estos niveles son relativamente bajos en comparación con lo que se había observado en años anteriores; por ejemplo, en 2012 la inversión pública representó el 4.6% del PIB, en 2013, el 4.4% y en 2014 el 4.1%. 

Esta disminución en la inversión pública se refleja en el nivel de inversión total como porcentaje del PIB a nivel nacional, el cual en el primer trimestre de 2020 se ubicó en 19.6%, el nivel más bajo desde el 2T2003, cuando la inversión total representó el 19.2% del PIB. Es por esta razón que el #SemáforoEconómico de inversión de México, ¿cómo vamos? se encuentra en amarillo, ya que tiene como meta que la inversión del país represente el 24% del PIB. 

Las estimaciones presentadas por la SHCP en los Criterios Generales de Política Económica, a la par con el desempeño reciente de las variables macroeconómicas nacionales, brindan información de lo que los mexicanos pueden esperar en torno al desempeño y las finanzas públicas del país. Esta información resulta útil para que, en conjunto, el gobierno y el sector privado puedan encaminar las acciones necesarias a fin de mitigar los estragos ocasionados por la pandemia del covid-19, y la administración pública planee sus gastos e ingresos de la manera más eficiente posible, basada en los escenarios más cercanos a la realidad. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

Qué dice el documento sobre la investigación del 11-S recién desclasificado por el FBI

El memorando enumera algunos contactos entre varios ciudadanos sauditas y los secuestradores de los aviones, pero no implica directamente al gobierno de Riad.
EPA
12 de septiembre, 2021
Comparte

En el vigésimo aniversario del atentado más mortífero en suelo estadounidense, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) publicó un documento que analiza las posibles conexiones entre varios ciudadanos sauditas en Estados Unidos y dos de los atacantes del 11 de septiembre de 2001.

Los familiares de las víctimas de los ataques de las Torres Gemelas llevaban años solicitando la divulgación de estos archivos clasificados, argumentando que los funcionarios sauditas habrían tenido conocimiento previo del atentado pero que no intentaron detenerlo.

15 de los 19 secuestradores de los aviones eran ciudadanos sauditas.

Sin embargo, el documento —el primero de varios que se espera que sean hechos públicos— no proporciona ninguna evidencia de que el gobierno saudita hubiera estado vinculado o tuviera conocimiento del complot contra las Torres Gemelas.

Antes de la desclasificación, la embajada saudita en Washington se mostró a favor de que los archivos se sacaran a la luz, y una vez más negó cualquier vínculo entre su país y los secuestradores, señalando que tales afirmaciones son “falsas y maliciosas”.

¿Qué dice el documento?

El documento del FBI de 16 páginas se basa en entrevistas con una fuente cuya identidad está clasificada (nombrada como PII) y describe los contactos entre varios ciudadanos sauditas y dos de los secuestradores, Nawaf al-Hazmi y Khalid al-Midhar.

Ambos se hicieron pasar por estudiantes para ingresar a Estados Unidos en el año 2000.

El memorando del FBI dice que luego recibieron un apoyo logístico significativo de Omar al-Bayoumi, quien, según testigos, era un visitante frecuente del Consulado de Arabia Saudita en Los Ángeles a pesar de que su estatus oficial en ese momento era el de estudiante.

Según la fuente del FBI, Bayoumi tenía “un estatus muy alto” en el consulado.

“La asistencia de Bayoumi a Hamzi y Midhar incluyó traducción, viajes, alojamiento y financiación”, dice el documento.

Ataque torres gemelas

Getty Images

Por otra parte, el archivo del FBI también asegura que hubo vínculos entre los dos secuestradores y Fahad al-Thumairy, un imán (líder musulmán) de la mezquita del rey Fahad en Los Ángeles, a quien las fuentes citadas describen como “de creencias extremistas”.

Tanto Bayoumi como Thumairy abandonaron Estados Unidos semanas antes de los ataques del 11 de septiembre, según la agencia de noticias AP.

La agencia también citó a Jim Kreindler, un abogado de los familiares de las víctimas del 11 de septiembre, diciendo que el documento publicado “valida los argumentos que presentados en el litigio sobre la responsabilidad del gobierno saudí en los ataques del 11 de septiembre”.

El mes pasado, una demanda iniciada por familiares llevó a que varios altos exfuncionarios sauditas fueran interrogados bajo juramento.

Joe Biden en el Pentágono

EPA
Las familias de algunas víctimas llevaban tiempo presionando al presidente Joe Biden para que desclasificara los documentos.

Las administraciones precedentes, las de George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump,se negaron a desclasificar los documentos, citando como argumento la seguridad nacional.

Pero el actual presidente Joe Biden ordenó la semana pasada una revisión de los documentos y les pidió a los funcionarios que publicaran lo que pudieran durante los próximos seis meses.

Durante mucho tiempo se ha especulado sobre vínculos oficiales sauditas con el atentado, dado el número de ciudadanos de ese país involucrados y los antecedentes del líder de al Qaeda, Osama bin Laden.

El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Getty Images
El líder de al Qaeda, Osama Bin Laden.

Estados Unidos y Arabia Saudita han sido aliados durante mucho tiempo, aunque a veces la relación ha sido compleja.

El anterior presidente estadounidense, Donald Trump, fortaleció los lazos entre su país y la monarquía absoluta.

Pero Biden calificó a Arabia Saudita de “paria” después de que en febrero de este año un informe de inteligencia de Estados Unidos implica al príncipe heredero, Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. Bin Salman niega haber ordenado el asesinato, que tuvo lugar en el consulado saudita en Estambul.

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, afirma que desde entonces Biden ha suavizado su postura hacia el que es el hombre más poderoso de Arabia Saudita, reflejando la importancia de la alianza entre ambos países.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LOgy5j2Z8vw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.