Solo 1 de cada 3 policías del país está certificado como apto para trabajar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Solo 1 de cada 3 policías del país está certificado como apto para hacer su trabajo

A cuatro años de la creación de los lineamientos para certificar a todos los policías del país, esto sigue sin conseguirse. Al ritmo actual se necesitarían otros cuatro años para concluir el proceso.
Cuartoscuro
7 de septiembre, 2020
Comparte

En México solo uno de cada tres policías que patrullan las calles, indagan delitos o controlan el tránsito cuentan con el certificado que prueba que tienen las habilidades suficientes para hacer bien ese trabajo. Ello pese a que esta semana se cumplen cuatro años desde que se expidieron los lineamientos para certificarlos.

Fue el 9 de septiembre de 2016 cuando el Consejo Nacional de Seguridad publicó las reglas para que cada policía del país obtuviera el Certificado Único Policial (CUP), que avala que el agente aprobó diversas pruebas que la ley marca, entre ellas exámenes físicos, sicológicos, de conocimientos, toxicológicos, y de control de confianza.

Superar las evaluaciones y contar con la certificación es un requisito obligatorio para que un policía pueda oficialmente estar en activo, de acuerdo con la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública

Lee: Policías dan golpiza a detenido en Chiapas; Comisión denuncia trato degradante

Pero datos obtenidos vía transparencia por Animal Político arrojan que, de los 409 mil 870 policías estatales, municipales y de investigación en activo en el país hasta julio pasado, solo 140 mil 210 que equivalen a la tercera parte de todos ellos cuenta con el CUP expedido a su favor.

La certificación completa de los policías del país, y por ende la depuración de aquellos que no cuenten con las capacidades para serlo, es un objetivo que se ha incumplido por parte de los gobiernos pese a las prórrogas que se han dado para ello.

Inicialmente y con la emisión de los lineamientos para otorgar el CUP se autorizó un plazo de tres años para que todos los estados y la federación pudieron completar el procedimiento el cual vencía el 9 de septiembre de 2019.

Sin embargo, y como este medio publicó en su momento, al concluir dicho periodo de tres años solo se había conseguido la certificación de la cuarta parte de los policías desplegados en el país- El Consejo Nacional de Seguridad decidió entonces dar una mueva prórroga de 18 meses que concluirá en marzo de 2021.

El problema es que transcurrido un año de dicho plazo apenas se ha conseguido certificar a 60 mil policías mas. A este ritmo se necesitarían al menos de cuatro años mas para concluir la certificación. Es decir, del doble del tiempo que ha transcurrido desde que se emitieron los lineamientos del CUP.

Quien es quien en la certificación

Los datos proporcionados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en respuesta a una solicitud de transparencia dan cuenta de los distintos niveles de retraso en que se encuentra las distintas corporaciones policiales y entidades del país.

El mayor retraso en cuanto a porcentaje se encuentra a nivel de los policías estatales, pues de los 230 mil 630 que se encuentran desplegados en el país, solo 65 mil 304 que equivalen al 28.3 por ciento cuentan con el CUP. 

Lee: Policías de León, Guanajuato, torturaron y agredieron sexualmente a adolescentes

Ciudad de México es la entidad federativa con la menor proporción de policías certificados con un 10 por ciento. Sin embargo, en realidad es la segunda entidad con la mayor cantidad de policías certificados con casi 10 mil 500, solo que su estado de fuerza supera los cien mil efectivos (mas que cualquiera en el país) lo que reduce su porcentaje.

Las otras entidades con un porcentaje de policías estatales con CUP menor al 30 por ciento son Veracruz con apenas 15 por ciento; Puebla con 16 por ciento; Chihuahua con 19 por ciento; Nayarit con 22 por ciento; Hidalgo y Yucatán con 26 por ciento; y Zacatecas y Michoacán con 29 por ciento.

En el otro extremo destacan Guanajuato y Querétaro como las entidades con mayor avance al reportar mas del 80 por ciento de sus policías con su CUP.

En el universo de las policías municipales, en el país hay 141 mil 196 uniformados desplegados de los cuales 62 mil 8, que representan el 43.9 por ciento, cuentan con la mencionada certificación.

El foco rojo a nivel municipal es, por mucho, Guerrero donde apenas el 3 por ciento de los agentes municipales cuenta con la certificación que los avala como aptos para realizar dicho trabajo. Otros cuatro estados reportan solo entre el 10 y 20 por ciento de sus policías municipales con CUP: Tlaxcala, Veracruz, Baja California y Chihuahua.

En cambio, hay cuatro estados donde más del 80 por ciento de los agentes municipales cuentan con certificación: Durango, Campeche, Colima y Querétaro.

Y en el caso de los policías de investigación (también llamados policías ministeriales) adscritos a las fiscalías y procuradurías estatales, los datos arrojan que de los 38 mil 44 elementos apenas 12 mil 898 que equivalen al 33.9 por ciento cuentan con la certificación que marca la ley.

En este caso hay tres estados con menos del 1 por ciento de sus agentes ministeriales certificados: Hidalgo, Ciudad de México, y Sonora. Por el contrario, Querétaro y Chihuahua reportan arriba del 90 por ciento de sus agentes que ya cuentan con el CUP.

¿Y las fuerzas federales? Aun peor…

Si los estados y municipios no han cumplido con la certificación de sus policías, el gobierno federal menos. Incluso, su nivel de avance es aun inferior.

Los datos entregados por el SESNSP arrojan que la Guardia Nacional (antes Policía Federal) contaba hasta julio pasado con 83 mil 39 elementos desplegados en el país. Sin embargo, apenas 8 mil 605 de sus elementos cuentan con el CUP. Esto es apenas 1 de cada 10 guardias desplegados.

Animal Político publicó el pasado 17 de agosto que la conformación de la Guardia se ha acelerado gracias a la transferencia de reclutas de las fuerzas armadas que no cuentan con las mínimas evaluaciones policiales que marca la ley.

En cuanto a la Fiscalía General de la República (antes PGR) los datos tampoco son favorables; de sus 4 mil 81 policías ministeriales o de investigación, apenas 660 que equivalen al 16 por ciento están debidamente certificados. Se trata de solo 1 de cada 5 agentes federales con CUP.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
CCTV

Escuela Lagena de China: el increíble traslado de un edificio escolar de 7,600 toneladas en Shanghái

Un equipo de ingenieros en China implementaron una novedosa técnica con patas robóticas para mover un edificio histórico de lugar.
CCTV
23 de octubre, 2020
Comparte

Un edificio de 7,600 toneladas fue puesto a “caminar” en Shanghái, China.

La escuela primaria Lagena, de cinco pisos y construida en 1935, debió ser reubicada para dar espacio a la construcción de un nuevo proyecto en las inmediaciones.

En lugar de derribar el edificio con valor histórico, los ingenieros optaron por levantar por completo la construcción y montarla sobre 198 patas robóticas especialmente diseñadas para este fin, informaron medios estatales.

Las miles de toneladas de construcción de hormigón se movieron en total 61.7 metros para literalmente “caminar” por la ciudad del este de China.

Según la cadena estatal CCTV, la maniobra fue completada en 18 días y finalizó el pasado 15 de octubre.

Ahora el edificio está siendo renovado para su preservación histórica.

La primaria Lagena siendo movida

CCTV
La escuela primaria Lagena, de cinco pisos, fue construida en 1935 en Shanghái, China.

Existen varios métodos para mover edificios, pero normalmente se emplean plataformas que se ponen sobre rieles, o grúas de enorme capacidad.

Pero la utilización de patas robóticas con ruedas, como las usadas con la escuela Lagena, ha sido una nueva estrategia aplicada por la ingeniería china.

Shanghái tiene cierta experiencia en este campo.

En 2017, un templo budista de 135 años de antigüedad y un peso de 2,000 toneladas fue movido unos 30 metros para prevenir incendios por la quema de incienso de los visitantes.

Luego de 15 días de pequeños movimientos, el histórico inmueble llegó a su destino final.

Este año, China también acaparó titulares con otra obra de infraestructuras: la construcción de un hospital con capacidad para 1,000 pacientes en tan solo 10 días.

La clínica fue levantada en Wuhan, la ciudad donde surgió el primer brote de SARS-CoV-2, que acabó derivando en pandemia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EGp_RvRpz28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.