65 mil asesinatos en 2 años, con policías mal pagados y sin buena preparación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

65 mil asesinatos en dos años, mientras policías estatales siguen con carencias de capacitación y salario

El 40% de los policías estatales en México ganan menos de diez mil pesos mensuales.
Cuartoscuro Archivo
21 de octubre, 2020
Comparte

Entre diciembre de 2018 y septiembre de 2020, es decir en los primeros 22 meses de este sexenio, más de 65 mil 300 personas han sido asesinadas en México. En promedio, son 99 víctimas de homicidio y feminicidios todos los días en el país. Se trata del arranque más violento para un gobierno en lo que va del siglo.

Pero mientras eso sucede, el 40 por ciento de los policías estatales, la primera línea de defensa para prevenir y en su caso detener a los homicidas y criminales, gana menos de 10 mil pesos al mes, y el diez por ciento percibe menos de cinco mil. A ello se suma la falta de capacitación y de evaluación de los agentes.

Entérate: Más de 8 mil policías estatales carecen de preparación básica para ser agentes

Datos oficiales dados a conocer por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Historia (Inegi) confirman lo anterior, y además muestran que, por primera vez en los últimos cuatro años, las cárceles están recibiendo más personas de las que salen, con lo que vuelven a crecer los riesgos de sobrepoblación.

La constante son los altos niveles de violencia. En septiembre se registraron más de 2 mil 600 asesinatos en México, de acuerdo con un avance preliminar del Secretariado Ejecutivo del SNSP. Es un nivel muy similar al de meses previos. La cifra definitiva se dará a conocer el día de hoy.

Con ello, y tomando en cuenta que en los primeros 21 meses del sexenio ya se habían acumulado 62 mil 740 asesinatos, la cifra total de homicidios y feminicidios en lo que va del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ya rebasa las 65 mil 340 víctimas.

Dicho de otra forma: durante el actual sexenio todos los días son asesinadas, en promedio, por lo menos 99 hombres y mujeres, mayores y menores de edad. Equivale a cuatro crímenes por hora, o un nuevo asesinato cada quince minutos en México.

En el caso específico de los homicidios dolosos, las fiscalías del país reportaron la apertura de 51 mil 517 carpetas de investigación desde diciembre de 2018 hasta agosto pasado, que llegarán a 54 mil una vez que se conozca el dato de septiembre. Son los primeros 22 meses de un sexenio más violentos por lo menos de los últimos cuatro gobiernos.

Para ponerlo en proporción. En comparación con los primeros 22 meses del sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, en el que se registraron 31 mil 567 averiguaciones por homicidio doloso, el incremento es del 71 por ciento en el arranque del actual gobierno.

Y si se compara con la primera parte del sexenio del expresidente Felipe Calderón, donde hubo 20 mil 645 casos de homicidio denunciados, el crecimiento es superior al 161 por ciento con López Obrador.

El actual gobierno, sin embargo, a diferencia de sus antecesores, recibió el país con una tendencia creciente de los homicidios dolosos y feminicidios. Actualmente dicho crecimiento se ha estancado (aun cuando en 2019 se llegó a un nuevo récord de casos), pero no se ha conseguido establecer una tendencia de descenso.

Policías luchan, pero con carencias propias

La mayor parte de los policías estatales en México tienen que enfrentar al crimen común y organizado con bajos salarios y una capacitación, en el mejor de los casos, a medias. Los datos del Censo de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2020 dados a conocer ayer por Inegi lo demuestran.

De un total de 120 mil 155 policías estatales desplegados 30 entidades del país (los datos de Ciudad de México y Estado de México no se recibieron), hay 48 mil 129 que percibe un salario mensual inferior a los diez mil pesos. Se trata del 40 por ciento de todos o uniformados desplegados.

Y entre esos agentes con sueldos bajos, hay 11 mil 125 cuyo salario mensual no rebasa ni los cinco mil pesos. Son, en promedio, uno de cada diez policías estatales desplegados.

En contraste, apenas el 17 por ciento de todos los policías estatales del país percibe un salario mayor a los 15 mil pesos mensuales, y solo un 6 por ciento gana más de 20 mil pesos en ese periodo.

Las cifras de Inegi muestran, además, que en 2019 solo 13 mil 886 agentes fueron capacitados en temas de respeto a los derechos humanos, apenas un 11.5 por ciento. Solo 8 mil 452 agentes, menos de 10 por ciento, fueron entrenados en cadena de custodia (preservación adecuada de evidencias).

Apenas 11 mil 391 policías, la décima parte del total, tuvo una capacitación certificada en 2019 en materia de “primer respondiente”, que implica prepararlos en cómo atender un delito en flagrancia o cómo acordonar una escena del crimen. E incluso, solo 6 mil 940 policías -apenas 5.7 por ciento- fueron preparados y certificados en 2019 en cuanto al uso legítimo de la fuerza.

La información de Inegi también muestra una evaluación incompleta de las aptitudes, habilidades y confianza de los policías. Y es que de un total de 39 mil 410 policías estatales que tendrían que haber sido examinados en control de confianza en 2019 (por ser de nuevo ingreso o porque caducó su certificado), solo 28 mil 74 fueron examinados, es decir, el 72 por ciento del total.

De los agentes que sí fueron examinados un 20 por ciento reprobó las evaluaciones de control de confianza por lo que, de acuerdo con la ley, tienen que ser dados de baja.

En esas condiciones los policías tienen que enfrentar altas demandas de trabajo. De acuerdo con los censos de Inegi, dichos agentes atendieron en 2019 un total de 1 millón 401 mil 724 casos, desde faltas cívicas como generar escándalos o ingerir drogas en la calle, pasando por infracciones viales, hasta la comisión de delitos como robos, homicidios, entre otros.

Ser policía es un trabajo de alto riesgo y lo es más cuando también tienes que enfrentar a la delincuencia organizada. En 2019, de acuerdo con el censo, los policías estatales se vieron envueltos en 336 enfrentamientos con civiles armados, que dejaron un saldo de 68 policías muertos y 122 agentes lesionados.

Dichos choques con el crimen organizado son la primera causa de muerte de los policías, pues los 68 caídos representan poco más del 54 por ciento del total de policías abatidos. La segunda causa de muerte de los policías son los accidentes vehiculares durante patrullajes, con un diez por ciento de los casos.

Población de cárceles, de nuevo al alza

El Censo de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2020 confirma un cambió importante en 2019: el cese de la despresurización en las cárceles del país. Por primera vez en los últimos cuatro años, fue mayor la cantidad de personas que ingresaron a los penales, que las que salieron.

Los datos arrojan que el año pasado se registraron 104 mil 152 personas a las prisiones de 31 entidades del país, mientras que, por el contrario, 93 mil 361 abandonaron dichas instalaciones. Es una diferencia de más de diez mil casos entre ingresos y egresos.

En 2018, por ejemplo, el comportamiento había sido a la inversa: 101 mil 512 personas ingresadas por 103 mil 820 que salieron. Un balance de más de dos mil casos a favor de los egresos.

Este cambio en el comportamiento de la población penitenciaria coincide con diversas reformas constitucionales, que han provocado un incremento en el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva automática. Ello impulsado desde el gobierno de López Obrador, que ha sostenido que “agravar” delitos supuestamente ayudará a combatir la impunidad.

Hasta ahora no hay indicadores que prueben lo anterior, pero lo que ya es claro es que el descenso en la población en cárceles se revirtió. Animal Político publicó el pasado 5 de octubre que, en lo que va del 2020, la cifra de cárceles con niveles de sobrepoblación ha crecido de 110 a 121 complejos.

Los datos de Inegi muestran además que, del total de las personas en prisión al cierre de 2019, había 58 mil 753 que equivalen a casi el 38 por ciento que no contaban con una sentencia, es decir, están en prisión preventiva. Dicho de otra forma: casi 4 de cada 10 personas presas están ahí sin que se determine si son culpables o no.

El 34.6 por ciento de las personas que están presas, 1 de cada 3, es por un delito de robo en alguna de sus modalidades. Un 19.6 por ciento, 1 de cada 5, está internada por algún homicidio; el 9 por ciento por cargos de violación; el 8.4 por ciento por secuestro; el 5.3 por ciento por narcomenudeo, entre otros.

Un censo incompleto

El Inegi publicó el Censo de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2020 con información incompleta. Ello ya que en el apartado de seguridad pública no se detallaron datos del Estado de México ni Ciudad de México, mientras que en el apartado de sistema penitenciario no se incluyeron cifras de la capital del país.

Se trata de las dos entidades que concentran, y por mucho, la mayor cifra de policías estatales, la mayor cantidad de infracciones y denuncias, y el mayor numero de personas privadas de la libertad. En ediciones anteriores de este censo no se habían presentado este tipo de situaciones.

Cuestionada por Animal Político sobre la ausencia de datos de las entidades referidas, en el Inegi explicaron que el retraso se debe al impacto de la pandemia. En concreto dichas entidades no consideraron como una actividad esencial el proporcionar la información requerida para el censo, lo que ocasionó que la misma llegara tarde, y que se retrasara la validación y verificación de la misma.

En el Inegi indicaron que será en diciembre cuando los datos del censo se actualicen con la información de los dos estados faltantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Soberana 02: qué se sabe de la vacuna que desarrolla Cuba contra el COVID

Cuba está tratando de desarrollar la primera vacuna contra COVID de América Latina y quiere inmunizar con ella a toda su población en 2021.
19 de febrero, 2021
Comparte
Cuba

Getty
Cuba podría ser el primer país de América Latina en crear su propia vacuna contra la covid-19.

Algunos países han centrado sus esfuerzos en importar las vacunas contra el coronavirus. Otros, como Cuba, están enfocados en producir sus propias vacunas.

Según los organismos científicos de ese país, actualmente trabajan en el desarrollo de al menos cuatro posibles vacunas contra la covid-19 que ya se están probando en humanos.

Quienes lideran esos estudios se han mostrado optimistas con los primeros resultados.

“Nuestro país será uno de los primeros que podrá inmunizar a toda su población“, dijo en el programa Mesa Redonda Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma, el grupo empresarial que lidera la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos en Cuba.

Las cuatro candidatas a vacunas están en las fases I y II de ensayos clínicos, en los que se mide su eficacia y seguridad en humanos.

Una de ellas, llamada Soberanda 02, podría entrar a fase III en marzo, con lo cual, si supera las pruebas, estaría más cerca de ser aprobada para su uso masivo.

Cualquier candidata debe superar la fase III, en las que se comprueba la eficacia y la seguridad de la vacuna en miles de personas.

Cuba.

Getty
Las autoridades de Cuba confían en que puedan vacunar a toda su población en 2021.

Si todo sale bien, Cuba espera producir 100 millones de dosis de Soberana 02 en 2021, con lo cual, además de inmunizar a sus más 11 millones de habitantes, también podría exportar su vacuna o la tecnología a otros países.

Los resultados de estos ensayos clínicos, sin embargo, aún no se han publicado en revistas especializadas revisadas por pares, por lo que expertos que no están involucrados en estos estudios piden cautela.

La Organización Panamericana de la Salud, por su parte, se ha mostrado optimista, pero advierte que las candidatas deben superar todas las pruebas.

Si Cuba logra sus objetivos con estas investigaciones, podría convertirse en el primer país de América Latina en desarrollar su propia vacuna contra la covid-19, y quizás, uno de los primeros en vacunar a toda su población.

Cuatro candidatas

Cuba trabaja paralelamente en cuatro posibles vacunas.

Por una parte están Soberana 01 y Soberana 02, desarrolladas por el Instituto Finlay de Vacunas.

Las otras dos son conocidas como Mambisa y Abdala, producidas por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Vacunas

BBC

Estas cuatro vacunas funcionan de manera similar. Su acción se basa en un mismo tipo de antígeno que se usa en la zona de la espiga del virus, que es la llave con la que el virus ingresa a la célula.

Entonces, la idea es generar anticuerpos en esa zona para inhibir la entrada del virus a la célula, según explicó Martínez, de BioCubaFarma.

También tienen en común la ventaja de que, según sus creadores, solo requieren entre 8 °C y 2 °C de refrigeración.

La diferencia entre ellas radica en cada una tiene distintas formulaciones.

Las dos vacunas Soberana utilizan un antígeno obtenido de células de mamíferos en varias formulaciones; mientras que Mambisa y Abdala usan un antígeno tomado de levadura, también en varias formulaciones.

La Mambisa, por su parte, tiene la particularidad de ser un spray que se aplica por la nariz.

Además, contiene una porción de la proteína de espiga del coronavirus y una proteína del virus de la hepatitis B, con las que se estimula el sistema inmune, según explica el registro de candidatas a vacunas de la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (GAVI, por sus siglas en inglés).

Soberana.

Getty
Cuba tiene las esperanzas puestas en su vacuna Soberana.

Soberana 02

En la carrera de las cuatro candidatas, Soberana 02 parece llevar la delantera.

Se trata de una vacuna conjugada. Eso significa que un antígeno se fusiona con una molécula portadora para reforzar su estabilidad y eficacia.

En este caso, lo que se hace es unir una toxina del tétano a la proteína con la que el virus se adhiere la célula.

De esa manera, cuando el virus intenta entrar a la célula usando esa proteína, se genera una reacción inmune contra la toxina que lleva la proteína, con lo cual se bloquea su entrada a la célula.

En la primera etapa de ensayos, los científicos cubanos han probado la aplicación de la vacuna en dos dosis, y en algunos casos añadiendo una tercera dosis de Soberana 01 como refuerzo.

La tecnología de Soberana 02 ya ha sido utilizada con éxito en otras vacunas fabricadas en Cuba.

“Están utilizando una tecnología segura“, le dice a BBC Mundo Andrés Vecino, médico especialista en sistemas de salud de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., quien no está involucrado en esas investigaciones.

Fase III

Hasta ahora, según los investigadores cubanos, Soberana 02 ha mostrado la capacidad de inducir anticuerpos y ahora están analizando la capacidad que esos anticuerpos tienen de inhibir el virus.

Tras comenzar los ensayos clínicos en noviembre, el Instituto Finlay aspira a entrar a la fase III en marzo, según lo indicó Vicente Vérez Bencomo, director general de la institución, en el programa Mesa Redonda de la televisión cubana.

Esta tercera fase, según Vérez Bencomo, tendría 42.600 participantes en la isla.

En enero, el Instituto Finlay anunció que había logrado un acuerdo con Irán para transferir la tecnología de Soberana 02 y realizar ensayos de fase III en ese país.

Ambas naciones enfrentan duras sanciones por parte de Estados Unidos, las cuales a menudo impiden que las compañías farmacéuticas extranjeras negocien con ellas, según explica la agencia Reuters.

Por eso, este tipo de colaboraciones son una forma de ser autosuficientes en la producción y abastecimiento de vacunas.

Además, Cuba y México están en conversaciones sobre la posibilidad de que en este último también se realicen ensayos de la fase III de Soberana 02, según informan el diario oficial Granma y la agencia Bloomberg.

Vérez Bencomo ha calificado los primeros resultados como “alentadores” y “muy importantes” y afirma que en abril Cuba podría producir su primer millón de vacunas.

Si todo sale bien, Cuba aspira a vacunar a toda su población antes de que acabe 2021.

Vicente Vérez Bencomo

Getty
Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay, dice que en abril Cuba podría producir un millón de vacunas.

Cautela

Los avances que reportan los investigadores cubanos son prometedores, pero expertos independientes recomiendan tener cautela.

Parte de ello se debe a que los resultados de las fases 1 y 2 no se han publicado en revistas científicas revisadas por pares, un estándar para verificar la validez de un estudio.

“No hay ninguna razón en particular para pensar que las cosas no funcionarían”, dice Vecino, pero “hay que esperar a que salgan los estudios y ellos los publiquen”.

Una opinión similar tiene Beate Kampmann, directora del Centro de Vacunas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Citada por el portal Business Insider, Kampmann dice que hasta que los datos relevantes de los ensayos no se hagan públicos, será imposible saber qué tan buena es la vacuna.

Esta crítica, según explica Vecino, es la misma que en su momento se les hizo a Rusia, China o la farmacéutica Pfizer por no publicar los resultados de sus estudios.

Kampmann y Vecino, sin embargo, también coinciden en que Cuba tiene una sólida tradición en la producción de vacunas.

“Hay que reconocer que Cuba siempre ha creado sus propias vacunas y le ha ido bien“, dice Vecino.

Kampmann añade que otra ventaja de una vacuna hecha en Cuba es que podría tener “un precio atractivo” para países de ingreso medio o bajo.

BBC Mundo contactó por correo electrónico al Instituto Finlay y a BioCubaFarma para indagar sobre la vacuna Soberana 02, pero no obtuvo respuesta inmediata.

Qué dice la OMS

“Soy optimista de los resultados, van bien”, dijo en enero José Moya, representante de OPS/OMS en Cuba.

La vacuna Soberana 02 aparece dentro del monitoreo de desarrollo de vacunas de la OMS.

En una rueda de prensa el 17 de febrero, el director asistente de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa, dijo que están al tanto de que en Cuba están concluyendo la fase 2.

Barbosa también indicó que todas las vacunas deben completar las tres fases y cumplir con las regulaciones de los países donde se va a utilizar.

Cuba.

Getty
Cuba había logrado contener la pandemia, pero recientemente los casos han aumentado.

Finalmente, Barbosa indicó que la OPS puso en contacto a Cuba con la Coalición para Innovaciones en Preparación ante Epidemias (CEPI), para que los investigadores puedan dar información a este organismo y así optar por fondos que entrega para el desarrollo de vacunas.

Según explica Will Grant, corresponsal de la BBC en Cuba, el país no tiene la capacidad de fabricar 100 millones de dosis de la vacuna sin algún tipo de asistencia internacional.

El covid-19 en Cuba

Hasta el 17 de febrero Cuba había reportado 40.765 casos de covid-19 y 277 muertes.

Esta cifra, aunque es baja comparada con otros países de la región como México o Brasil, es suficiente para ejercer presión sobre sistema de salud cubano, según reporta Grant.

Hacia mediados de 2020 Cuba había logrado contener el brote gracias a una combinación de una agresiva campaña de mitigación y al cierre de los aeropuertos.

Durante julio y agosto hubo varias semanas consecutivas con pocas muertes y baja transmisión del virus.

En los últimos días, sin embargo, por primera vez desde el comienzo de la pandemia, se han comenzado a reportar más de 1.000 casos al día.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.