Denuncias por robos, abusos y extorsiones acumulan 4 meses al alza
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Denuncias por robos, abusos y extorsiones acumulan 4 meses al alza tras baja por confinamiento

En algunos estados el repunte de denuncias por diversos delitos se ha disparado hasta arriba de 100% mientras avanza el desconfinamiento; Tabasco, Quintana Roo y Sinaloa, con los mayores incrementos.
Cuartoscuro Archivo
16 de octubre, 2020
Comparte

Luego de que en abril las denuncias por distintos delitos cayeran a mínimos históricos debido al confinamiento sanitario por el COVID-19 en todo México, el país acumula ahora cuatro meses consecutivos de incrementos en robos, extorsiones, fraudes, abusos sexuales, narcomenudeo y violencia intrafamiliar, entre otros.

Tan solo las denuncias por los delitos que afectan directamente al patrimonio de las personas se han disparado a nivel nacional casi 30 por ciento, entre mayo y agosto. Y hay entidades federativas donde el incremento en la incidencia delictiva supera, incluso, el cien por ciento.

Los datos oficiales de las 32 fiscalías del país publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública confirman lo anterior, y prueban que el descenso en la incidencia delictiva que meses anteriores fue presumido por las autoridades rápidamente se ha revertido, incluso sin que el desconfinamiento sea completo.

En abril pasado, cuando se ordenó el paro de casi todas las labores y se suspendieron las clases, la cifra de denuncias por todos los delitos cayó a los 119 mil 809, la incidencia mensual más baja en 16 años. Pero a partir de mayo el crecimiento mensual ha sido sostenido, y para agosto las denuncias por todos los delitos cerraron en 158 mil 253 casos. Es un incremento del 32 por ciento en ese periodo.

De hecho, las denuncias registradas en agosto se encuentran solo cinco por ciento por debajo de las que se presentaron en enero pasado.

El crecimiento en la incidencia delictiva en el país ha sido impulsado principalmente por el repunte de los delitos de tipo patrimonial (robos, fraudes, extorsiones, entre otros). Las denuncias por este tipo de delitos pasaron de 55 mil 716 en abril, a 56 mil 735 en mayo, 65 mil 405 en junio, 72 mil 588 en julio, y 73 mil 45 en agosto.

Se trata de un crecimiento superior al 30 por ciento en los delitos patrimoniales en este periodo de cuatro meses.

El desglose de los distintos tipos de delitos patrimoniales muestra algunos incrementos más notables que otros. Por ejemplo, en el caso de los robos a transeúnte en la vía pública la cifra de denuncias se ha disparado más de 45 por ciento, al pasar de 3 mil 753 casos en abril a 5 mil 441 en agosto.

Más pronunciado aún es el disparo en las denuncias de robo a bordo de taxis y vehículos que se piden por aplicaciones, los cuales pasaron de 862 en abril a 1 mil 425 en agosto, un crecimiento del 65.3 por ciento a nivel nacional.

La lista sigue. Los robos a casa habitación en el mismo periodo en el país pasaron de 4 mil 11 a 5 mil 348 denuncias, un crecimiento del 33.3 por ciento; los robos a negocios avanzaron de 6 mil 929 a 8 mil 205, un ascenso del 18.4 por ciento; las denuncias de robos en transportes colectivos subieron 21. 6 por ciento al pasar de 806 a 980 en esos meses; mientras que casos por otros tipos de robo ascendieron 16.5 por ciento.

Otro crecimiento notable es el de las denuncias por posibles fraudes, las cuales se dispararon casi 90 por ciento. El crecimiento de este ilícito ha sido sostenido: 3 mil 601 denuncias en abril; 3 mil 694 en mayo; 5 mil 167 en junio; 6 mil 454 en julio; y 6 mil 808 en agosto.

Y en el caso de las extorsiones, el crecimiento también ha sido sostenido, aunque menos pronunciado. Las denuncias pasaron de 627 a 708 en el mismo periodo, lo que representa que la incidencia de este delito subió casi 13 por ciento.

Violencia, abusos y narcomenudeo en ebullición

El repunte delictivo que ha traído consigo el desconfinamiento se extiende a otros delitos que también son de alto impacto.

Por ejemplo, las denuncias por delitos relacionados con violencia sexual registran un importante ascenso de 41.5 por ciento, al crecer de 3 mil 268 en abril a 4 mil 624 en agosto. El más grave de estos delitos, las violaciones, ascendieron de 777 a 1 mil 96 casos, un ascenso del 41.1 por ciento.

Un caso particularmente grave es el de las denuncias por violencia familiar que avanzaron de 15 mil 237 en abril a 19 mil 843 en agosto, un ascenso sostenido en este periodo del 30.2 por ciento. El crecimiento ha sido tal que agosto es el segundo mes con más denuncias por este tipo de violencia en 2020, solo detrás de marzo.

Otro ejemplo es el de narcomenudeo. Un delito que, en efecto, cayó significativamente de 6 mil 813 denuncias en marzo a 5 mil 539 en abril, con la llegada de la pandemia, pero para agosto cerró con 6 mil 679, una progresión 20 por ciento y que prácticamente revierte toda la caída registrada.

Los incrementos en estados

Los anteriores son los promedios nacionales, pero los datos a nivel de estados evidencian algunos casos más graves.

Por ejemplo, en el caso de los delitos patrimoniales en general, los estados con mayor crecimiento de denuncias de abril a agosto fueron Tabasco con un disparo del 103 por ciento; Sinaloa con un crecimiento del 98.4 por ciento; Quintana Roo con un disparo de denuncias del 65.7 por ciento; Coahuila con un avance del 62.4 por ciento; y San Luis Potosí donde las denuncias subieron casi 53 por ciento.

En la modalidad de robo a transeúnte en la vía pública, los crecimientos más pronunciados son Campeche con un reporte del 400 por ciento; Tlaxcala con un repunte del 200 por ciento; Coahuila con un avance del 169 por ciento; Tamaulipas con un incremento de denuncias del 150 por ciento; y Tabasco con un crecimiento del 124 por ciento.

En el tema de denuncias de posibles delitos de violencia sexual (abusos, violaciones, acoso, entre otros) hay cinco entidades en donde se reportan crecimientos por arriba del cien por ciento: Yucatán, Quintana Roo; Durango; Baja California Sur y Campeche. Y luego se encuentran Tamaulipas, Tabasco, Sonora y Baja California con incrementos superiores al 80 por ciento.

Y respecto a los casos denunciados ante el Ministerio Público por violencia familiar en sus distintas modalidades, los estados con mayores repuntes de denuncias de abril a agosto son Sonora con un crecimiento de casi el 183 por ciento; Tabasco con un ascenso del 164 por ciento; Sinaloa con casi 95 por ciento; Baja California con casi 84 por ciento; y Yucatán con un 73 por ciento.

En el caso de las denuncias por extorsión destaca el caso de Durango y Chihuahua porque son las únicas dos entidades con crecimientos superiores al cien por ciento en sus denuncias. Le sigue Baja California con un repunte del 60 por ciento y Sonora con un 50 por ciento. La entidad con la mayor cifra de denuncia por extorsión, el Estado de México, reportó un ascenso del 28 por ciento al cierre de agosto.

¿Qué pasa en 2020 entonces?

Aun cuando el gobierno federal ha presumido el descenso de varios delitos en 2020 como resultado de una estrategia de seguridad, el comportamiento que muestran las cifras confirma que esto obedece a las condiciones del confinamiento sanitario y a la posterior reactivación gradual.

Esta situación disruptiva ya había sido advertida con anterioridad por diversos analistas y expertos en seguridad como Alejandro Hope, quien en entrevista con Animal Político en mayo pasado dijo que se registrarían dos posibles efectos: la disminución de delitos de oportunidad como los robos por la menor presencia de personas en las calles; y complicaciones extra para denunciar debido a una reducción de horarios o personal en agencias del Ministerio Público.

En ese contexto, Hope consideró que es posible que se siguieran cometiendo algunos delitos como los de violencia familiar incluso en mayor proporción en el confinamiento, pero que no se reflejarían en los datos por las complicaciones para presentar una denuncia que trajo el propio encierro.

El experto había advertido que solo el seguimiento de meses posteriores permitiría medir qué tan real y permanente era dicha disminución. Con los datos con los que se cuenta ahora se advierte que, en realidad, una buena parte de la caída ya se ha revertido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio en una reunión social

Científicos de la Universidad de Oxford y MIT advierten que hay que considerar distintos factores como la ventilación del local o el volumen de voz de los asistentes, entre otros.
9 de octubre, 2020
Comparte

¿Cuán seguro es atender a un evento o reunión en medio de la pandemia de covid-19?

Con el número de casos todavía en aumento en todo el mundo, puede que te preguntes cuán prudente es asistir a esa reunión familiar o a ese cumpleaños que te invitaron.

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, quiere ayudar al público a evaluar el riesgo en cada situación.

Para eso, idearon una tabla que clasifica el riesgo según la cantidad de asistentes, si usan o no mascarillas, la actividad que hacen (si hablan, cantan, gritan o están en silencio) y el nivel de ventilación del local.

El artículo original fue publicado en el British Medical Journal (Revista Médica Británica).

“El riesgo de infección está determinado por muchos factores y todos ellos están conectados. Aún no hay ningún estudio que determine el riesgo absoluto, pero queremos empoderar a la gente para que evalúe el riesgo relativo a cada situación“, dice a BBC Mundo Lydia Bourouiba, directora del laboratorio de dinámica de fluidos en la transmisión de enfermedades de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y una de las autoras del estudio.

Gráfico de evaluación de riesgo

BBC

Por ejemplo, si te invitan a un karaoke en un salón cerrado donde la gente estará gritando y cantando, lo recomendable es quedarse el mínimo tiempo posible y asegurarse de que habrá poca gente. Sin olvidarse de usar la mascarilla.

O quizás puedes sugerir una reunión con los mismos amigos en un sitio abierto, donde sea posible mantener una mayor distancia entre los asistentes. Evita la música alta para que no te veas obligado a gritar.

Distancia, ventilación y tiempo

Estudios más recientes muestran que los virus pueden dispersarse en gotitas en el aire hasta seis u ocho metros, dependiendo de la situación. Por eso, los investigadores argumentan en el artículo que los dos metros de distancia recomendados debe ser, en algunos casos, la distancia mínima – no la máxima – a mantener con alguien.

“La regla de los dos metros no consideraba el cuadro total de la exhalación de partículas suspendidas en el aire y de cómo estas se mueven. Hoy sabemos que no es solo porque mantienes esos dos metros de distancia que estás seguro”, dice Bourouiba.

Una mujer con mascarilla en la calle.

Getty Images
Si vas a un evento social, la mascarilla puede reducir el riesgo de contagio.

Ahí entran otros factores considerados en el gráfico, como la duración del evento o el tiempo que uno permanece en contacto con los asistentes.

¿Pero qué es exactamente un período corto o largo? Según la investigadora, aún es difícil contestar a esa pregunta.

“Algunas agencias de salud están considerando que más de 15 minutos es un período largo. Pero no hay justificación científica para apoyar esa cifra. Por eso decidimos no especificarlo en la tabla”, explica.

De la misma manera, definir si un evento tiene una ocupación alta o baja, según Bourouiba, no depende sólo de cuántas personas hay en local.

También es importante saber si hay suficiente aire fresco y que los asistentes no estén dentro de la zona de respiración ajena. Es decir, tiene que haber más de 25 centímetros de distancia entre la boca y la nariz de uno (que respira de forma normal) y del otro.

“Cada persona debe tener al menos 10 a 15 litros de aire fresco por segundo. No tenemos cómo calcular eso en nuestro día a día, pero esa es una medida importante para los dueños de espacios de eventos, de restaurantes, de oficinas, etc. Ellos tienen que saber si esos espacios necesitan ser ampliados o renovados”, advierte.

Restaurante

Getty Images
En un restaurante, por ejemplo, no basta con tener la ventana abierta, hay que tener en cuenta hacia dónde circula el aire, dice la experta.

Lo más importante, dice Bourouiba, es garantizar la circulación de aire limpio, de preferencia que venga de afuera. “No es suficiente con mover el aire, como hace un ventilador o el aire acondicionado. Hay que renovarlo para diluir las partículas que exhalamos en el aire nuevo.”

Por esa razón, es mejor estar en espacios abiertos o con ventanas que permitan que el aire circule. Y aún así, es importante fijarse en cómo circula.

“En un restaurante, por ejemplo, si hay clientes delante de una ventana abierta, el aire pasará siempre por esas personas llevándose consigo sus gérmenes y posiblemente transmitiéndolos a otras personas”, dice la investigadora del MIT.

¿Qué hacer en cada situación?

Según Lydia Bourouiba, se deben tener algunos cuidados básicos en cada situación de la tabla:

  • Riesgo bajo– Intenta mantener al menos dos metros de distancia y usa la mascarilla. “No porque estés a dos metros significa que puedes quitarte la mascarilla y no porque lleves la mascarilla significa que puedes estar más cerca de la gente”, dice.
  • Riesgo mediano – Sé más riguroso con la regla de los dos metros. Si es posible, toma un poco más de distancia dependiendo de los otros factores.
  • Riesgo alto – Dos metros debe ser la distancia mínima, aunque lo ideal es estar más alejado y usar una mascarilla de buena calidad.

“Sabemos que es complicado, pero intentamos organizar la información de manera que todo el mundo lo entienda, desde la familia que quiere organizar una barbacoa hasta el gerente de la oficina. Todos tendremos que manejar estas situaciones.”, concluye la científica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.