Exmagistrado denunciado por violación busca amparo para regresar al cargo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Exmagistrado denunciado por violar a sus hijas busca amparo para regresar al cargo

Otra magistrada, que propuso que se castigue con cárcel al progenitor (regularmente la mujer) que sea acusado por el otro de manipular a sus hijos, ya consiguió ser reincorporada por la vía del amparo.
Cuartoscuro
19 de octubre, 2020
Comparte

El exmagistrado de la Ciudad de México Manuel Horacio Cavazos López, denunciado de violación sexual contra sus hijas de entonces 5 y 6 años y destituido del cargo en febrero pasado por esa denuncia, interpuso dos demandas de amparo, de las que Animal Político tiene copia, para ser restituido en el cargo.

Mientras que Patricia Gudiño Rodríguez, otra de las magistradas cuya ratificación fue rechazada porque propuso que se castigue con cárcel al progenitor (regularmente la mujer) que sea acusado por el otro de manipular a sus hijos, ya fue reincorporada desde septiembre pasado gracias a otro amparo.

Te puede interesar: Fiscalía y PES van contra diputado de Morelos acusado de violación; el caso se fabricó, dice el gobernador

En el caso de Cavazos López, no solo pide anular la decisión del Congreso de la Ciudad de México por considerar que no estuvo suficientemente fundada, sino que reclama que se le aplique la “ratificación tácita” —que lo dejaría en el cargo de forma vitalicia— con el argumento de que los diputados incumplieron el plazo que tenían para decidir si lo ratificaban o no.

La Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso local, presidida por Eduardo Santillán, tenía 15 días hábiles para llevar a cabo todo el proceso de evaluación y ratificación de ocho magistrados que habían cumplido con su primer periodo de seis años, entre los que estaba también Héctor Jiménez López, cuestionado por permitir la liberación del exesposo de Abril Pérez Sagaón, que meses después fue asesinada.

Los 15 días empezaron a correr el 28 de enero, cuando la Comisión recibió la propuesta del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México pidiendo ratificar a siete magistrados, menos a Jiménez López.

El 5 y 6 de febrero, los candidatos fueron llamados a comparecencia, en la cual tenían que presentar además un ensayo sobre algún tema de su especialidad. Cuando tocó el turno de comparecer de Cavazos López, una diputada y dos diputados le advirtieron que votarían en contra de su ratificación porque uno de los requisitos es gozar de buena reputación y ya no contaba con ella por la denuncia por violación sexual contra sus hijas, aunque no estuviera juzgada.

Ante eso, Cavazos pidió una segunda audiencia que Santillán le concedió una semana después, el 13 de febrero, cuando se acercaba el límite del plazo para la decisión y con críticas incluso de los propios diputados que señalaron que ya había sido escuchado. El todavía magistrado acudió con sus abogados a “desvirtuar”, según dijo, las acusaciones en su contra y acusar que eran inventos de su exesposa, manipulando a sus hijas para declarar que su papá las había tocado.

El plazo se cumplía el 18 de febrero, pero el presidente de la Comisión no presentó los dictámenes hasta el día 26, de modo que llegaron a ser votados por el Pleno hasta el 27 de febrero y un día después, los magistrados rechazados, entre ellos Cavazos López y Jiménez López, dejaron el cargo.

Animal Político buscó a Santillán para preguntar si ese retraso podría ser argumento suficiente para revocar el proceso de no-ratificación, a lo que contestó que aunque esté en manos del Poder Judicial la decisión, no cree que vaya a proceder una impugnación por eso, ya que las evaluaciones al magistrado eran negativas y eso no dependía del tiempo.

“Es un tema que regularmente tenemos en el ámbito parlamentario, no son evaluaciones matemáticas inmediatas, sino procesos de generación de acuerdos, de consensos. Y los criterios que se han establecido siempre en el Poder Judicial pues es que eso no le genera ningún agravio. Si bien es cierto que no se llevaron a cabo en los plazos estrictamente señalados, también es cierto que eso no le generó ningún agravio, es decir, no es que la evaluación haya sido distinta. Entonces al no afectarse de manera determinante, no se le afectó ningún derecho”, señaló en entrevista.

Lee más: Maestra víctima de violación tumultuaria exige justicia; sus agresores están prófugos

Acusa que el Congreso confundió el concepto de honorabilidad

Una de las demandas de amparo está interpuesta ante el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa, y la otra ante el Segundo. Contra quienes busca ampararse Cavazos López son el Congreso de la Ciudad de México y su Comisión de Administración y Procuración de Justicia, como autoridades ordenadoras, y contra el Consejo de la Judicatura y varias unidades que tienen que ver con pago de salarios del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX).

Además de los plazos, reclama que no hubo una correcta interpretación del concepto de “honorabilidad”, con el que tienen que cumplir todos los juzgadores, ya que debió limitarse a su desempeño laboral. También dice que confundieron el concepto de “evaluación pública”, ya que argumenta que eso solo implica que el proceso sea de conocimiento de la ciudadanía, pero no que pesen opiniones que él considera que fueron un linchamiento público promovido por su exesposa y por “publicaciones sensacionalistas”.

Animal Político fue quien dio a conocer el 23 de enero pasado que el entonces magistrado estaba denunciado, y tuvo acceso a la carpeta de investigación, en la que constan declaraciones de las niñas ante el Ministerio Público, grabaciones de audio en las que una de las niñas cuenta a su mamá lo que su papá le hacía, pruebas periciales y psicológicas que acreditan que las menores tienen afectaciones compatibles con las que suelen presentar las víctimas de violencia sexual. Una denuncia que el pasado 23 de septiembre cumplió un año y sigue sin judicializarse —lo cual implicaría prisión preventiva para Cavazos—, pero tampoco se ha archivado.

Tras la revelación, organizaciones sociales y activistas, defensoras de derechos humanos, diputadas locales y federales, y hasta la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) expresaron opiniones de rechazo a la ratificación o dudas de que pudiera haber conflicto de interés en la resolución del caso y de la confirmación del puesto de magistrado.

La solicitud de amparo de Cavazos hace referencia a la segunda audiencia que le concedió el Congreso local y reclama que acudieron dos de esas activistas, a las que los diputados les concedieron “pleno valor probatorio” a argumentos que eran “intrigas” y opiniones vertidas “a sus espaldas”. Esto a pesar de que fue él mismo y sus abogados quienes decidieron retirarse y no escuchar a las defensoras.

El exmagistrado también presumió que en los documentos que remitió el Consejo de la Judicatura para recomendar su ratificación, se mencionó que habían recibido de la ciudadanía 69 opiniones a su favor y una en contra, de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos, en la que se refirieron a la denuncia de violación. Pero el propio Consejo dijo que esto eran conductas “que tuvieron consecución en un ámbito familiar”.

También en el Congreso de la Ciudad de México se abrió un periodo para recibir opiniones, y según lo que reportó la comisión presidida por Santillán, fueron 181 en total: 157 a su favor y solo 24 en contra. Esto a pesar de que Animal Político dio a conocer que desde el día anterior a la comparecencia, la Fundación Arcoíris entregó una carta que tenía 657 firmas de rechazo, y tiene copia de al menos otras tres presentadas el 12 y 13 de febrero, una con 41 nombres, incluyendo a la diputada federal Lucero Saldaña, otra de AbolicionistasMx con 24 nombres, y una más de la Red de Abogadas Feministas de México (REDAFEM) con 38 firmas.

Con estos argumentos es que Cavazos pide ser restituido en el cargo, ratificado de forma automática, y que tanto el Consejo de la Judicatura como el Congreso se abstengan de proponer y evaluar a otros candidatos para ocupar el puesto que él tenía como magistrado de la Segunda Sala Especializada en Ejecución de Sanciones Penales.

Entérate: Suspenden a juez por ‘ineptitud y descuido’ en el caso de la violación de una niña

Gudiño consigue suspensión para volver al cargo

En el caso de Patricia Gudiño Rodríguez, aunque todavía no está resuelto el asunto de fondo, el Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México le concedió suspensión definitiva al amparo 644/2020, interpuesto a nivel federal, en el que reclamó violación al procedimiento de ratificación como magistrada por dilación.

El Tribunal Superior de Justicia confirmó a este medio que se recibió la orden legal de restituir a Gudiño como magistrada de la Primera Sala Familiar desde septiembre pasado.

Su caso es distinto porque el dictamen de la Comisión de Justicia proponía que sí fuera ratificada, pero el Pleno del Congreso lo rechazó.

En su comparecencia, el mismo día que la de Cavazos, Gudiño no solo escribió un ensayo sino que elaboró una propuesta de que fuera reincorporada la figura de “alienación parental” y no solo en el Código Civil, sino en el Penal, es decir, que se castigue con cárcel.

Esta figura ya fue derogada en 2017 en la Ciudad de México como causal para quitar la patria potestad de los hijos en conflictos de divorcio, e incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la ha rechazado. Esto después del caso de Mireya Agraz, una mujer que se quitó la vida a ella y a sus hijos después de que un juez hubiera ordenado darle la custodia al padre, que estaba acusado de abusar sexualmente de ellos, con el argumento de que esas denuncias eran porque los niños estaban “alienados”.

Después de dicha exposición, la votación de la Comisión estuvo dividida, pero finalmente se inclinó a su favor. Aunque al presentar el dictamen ante el Pleno, no fue aprobado

Por ello, la Comisión de Justicia tenía 20 días, después de ese 27 de febrero, para volver a elaborar un dictamen. Pero ese mismo fin de semana llegó a México el coronavirus que provoca COVID-19 y a las pocas semanas el Congreso local suspendió las sesiones presenciales, las únicas en las que se pueden avalar decisiones como la ratificación de magistrados.

De acuerdo con Santillán, presidente de la Comisión de Justicia, en las próximas semanas ya se va a retomar el asunto para elaborar un nuevo dictamen y que pueda haber una sesión presencial del Pleno, en la que Gudiño sea destituida o ratificada definitivamente. Dicho proceso ya no incluirá comparecencias, sino que con lo existente, se hará una nueva valoración de la juzgadora.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Lucy Dawson

La mujer que se convirtió en modelo después de que la ingresaran por error en un psiquiátrico

Lucy Dawson tenía 21 años cuando una encefalitis que ponía en peligro su vida fue diagnosticada erróneamente como una crisis mental. No acabaría allí su pesadilla: en el hospital, sufrió un accidente.
Lucy Dawson
19 de mayo, 2021
Comparte
Lucy

Lucy Dawson
Lucy Dawson tiene ahora 25 años: “En el transcurso de una semana mi comportamiento dio un giro completo”, cuenta sobre cómo comenzó a manifestar su enfermedad hace cuatro años.

“En un momento dado pensé realmente que mi vida se había terminado. Estaba muy deprimida”, cuenta Lucy.

“Pero de alguna manera conseguí darle la vuelta; tuve muy mala suerte, pero al mismo tiempo soy muy afortunada por haber perseverado”.

Lucy estaba en su último año de estudio de criminología en la Universidad de Leicester en 2016 cuando enfermó y experimentó un cambio completo de personalidad.

“En el transcurso de una semana mi comportamiento dio un giro completo”, cuenta esta mujer de ahora 25 años. “Pasé de ser jovial, animada y social a estar completamente deprimida y llorar todo el tiempo”.

“Me decía: ‘Estoy gorda, soy fea’. No le gusto a nadie, no tengo novio, voy a suspender la carrera… Eran cosas que nunca me habían importado”.

El día que comenzó a gritar

Una madrugada, las compañeras de piso de Lucy se despertaron por sus gritos.

La llevaron al hospital y allí les dijeron que sufría ataques de pánico causados por el estrés. Le dieron ejercicios de respiración y la enviaron a casa.

Pero a la mañana siguiente volvió a gritar.

Lucy Dawson

Lucy Dawson
Dawson quiere revindicar la presencia de las personas con discapacidad en el mundo de la moda.

“Me balanceaba hacia delante y hacia atrás, tenía las pupilas completamente dilatados y había destrozado mi habitación”, recuerda Lucy. “Sólo tengo vagos recuerdos e imágenes deslavazadas de este periodo”.

“Mis padres vinieron y cuando me encontraron estaban horrorizados. Preguntaron a mis compañeros de piso: ‘¿Ha tomado drogas o hay alguna posibilidad de que se haya pinchado?’. Y ellos respondieron: ‘No hay ninguna posibilidad'”.

Los padres de Lucy la metieron en el coche y la llevaron al hospital. Durante el trayecto, su comportamiento se volvió tan imprevisible que intentó saltar del vehículo en marcha.

Psquiátrico y electroshocks

Una vez en el hospital, sus padres fueron informados de que estaba sufriendo un “colapso mental” y que era necesario internarla en virtud de la Ley de Salud Mental. La ingresaron en un pabellón psiquiátrico, donde permaneció tres meses.

Lucy fue tratada con medicamentos antipsicóticos, pero su estado empeoró rápidamente.

“Estaba muy enferma y tenía alucinaciones, y luego algunas partes de mi cuerpo y mi cerebro empezaron a apagarse”, dice.

“Me quedé catatónica, es decir, en un estado de letargo rígido en el que no puedes sentir tu propio cuerpo”.

Los médicos estaban desconcertados por su deterioro. El día que cumplió 21 años, un mes después de su admisión en el hospital, los médicos comunicaron a sus padres que tendría que someterse a una terapia electroconvulsiva o moriría.

Lucy se sometió a tres rondas del tratamiento, que consistía en enviar una corriente eléctrica a través de su cerebro utilizando dos electrodos acolchados colocados en las sienes para provocar una convulsión.

El procedimiento se realiza con anestesia general.

MIND, una organización benéfica de salud mental, afirma que la terapia electroconvulsiva se recomienda a veces en caso de depresión grave o cuando se considera que la situación pone en peligro la vida.

En el caso de Lucy, el tratamiento hizo que su cerebro “se reiniciara de algún modo” y detuvo el avance de la enfermedad.

“Pero, por desgracia, la cosa no acabó ahí”, relata, “porque después de la terapia con electroshock me devolvieron a mi sala y me dejaron sola”.

Hospital

Lucy Dawson
Un mes después de su admisión en el hospital, los médicos comunicaron a sus padres que tendría que someterse a una terapia electroconvulsiva o moriría.

Diagnóstico equivocado y grave accidente

Lucy estaba en la cama, pero seguía teniendo ataques. Aquella noche de noviembre empezó a tener sacudidas y se cayó de la cama sobre el tubo de un radiador, que estaba extremadamente caliente.

“Estaba catatónica, así que no sentí nada. Me quedé tumbada sobre él, ardiendo, hasta que alguien me encontró”.

A los padres de Lucy les dijeron que “había tenido una pequeña caída”, pero el alcance de los daños producidos por la quemadura no se descubriría hasta meses después, cuando empezó a aprender a caminar y a hablar de nuevo.

“En realidad era una quemadura de tercer grado, que me atravesaba toda la cara izquierda del glúteo”.

Justo antes de la Navidad de 2016, Lucy recibió el alta de la unidad psiquiátrica.

Pero no fue hasta enero que la familia recibió finalmente un diagnóstico de su enfermedad.

No había sufrido un colapso mental: en realidad había tenido una encefalitis, una rara pero grave inflamación del cerebro que puede ser mortal si no se trata rápidamente.

A veces está causada por infecciones víricas o porque el sistema inmunitario ataca por error al cerebro, lo que se conoce como “fuego amigo”, que es lo que experimentó Lucy.

Puede ser difícil de diagnosticar, ya que los síntomas pueden desarrollarse a lo largo de horas, días o semanas, e incluyen confusión o desorientación, cambios de personalidad y comportamiento, dificultad para hablar y pérdida de conciencia.

La encefalitis puede dañar o destruir las células nerviosas (neuronas) y este daño se clasifica como lesión cerebral adquirida. Los supervivientes suelen experimentar resultados completamente diferentes.

Una portavoz de la institución hospitalaria, Lincolnshire Partnership NHS Foundation Trust, le dijo a BBC Ouch: “Lamentamos sinceramente cualquier atención recibida que haya estado por debajo de los estándares que se esperan de nosotros y el impacto que esto ha tenido en Lucy y su familia.

“Estamos comprometidos con ofrecer una atención al paciente segura y de alta calidad, y tenemos un sólido proceso de investigación interna para aprender lecciones para el futuro”.

Modelo Lucy Dawson

Lucy Dawson
“Tuve que aprender todo de nuevo desde cero: a hablar, a caminar. No podía leer ni escribir y estaba absolutamente devastada”, cuenta Dawson.

Empezar de cero

Cuando Lucy volvió a casa, dormía 23 horas al día mientras se recuperaba.

“Tuve que aprender todo de nuevo desde cero: a hablar, a caminar. No podía leer ni escribir y estaba absolutamente devastada”.

Por suerte para ella, su abuelo, profesor jubilado, decidió participar activamente en su recuperación.

“Mi cantante favorito es Elvis Presley, así que mi abuelo compró todos los libretos de Elvis en internet y aprendió a tocarlos con el teclado”, cuenta.

“Así es como aprendí a hablar de nuevo: cantando las canciones”.

Pero aún le costaba caminar y su salud mental se resentía.

“Vi a todos mis amigos graduarse en una transmisión en Facebook y realmente pensé que mi vida había terminado”, asevera.

“Estaba muy deprimida y le dije a mi familia: ‘Ojalá no me hubiera despertado nunca'”.

La discapacidad

Un año después de recibir el alta, Lucy descubrió por fin por qué seguía luchando por caminar.

La quemadura sufrida con el radiador le había atravesado el nervio ciático, paralizándole permanentemente la parte inferior de la pierna.

Aunque fue una revelación devastadora, saber cuál era el problema le permitió a ella y a su familia seguir adelante.

Ejemplo de terapia

Getty Images
La terapia electroconvulsiva es un procedimiento que se lleva a cabo con anestesia general y que consiste en pasar pequeñas corrientes eléctricas a través del cerebro.

Entre el canto, los juegos de palabras diarios y el caminar distancias cortas con un andador, Lucy se recuperó hasta el punto de poder volver a la universidad y terminar su carrera de criminología.

Tras su graduación, Lucy, que ahora lleva una férula en una pierna y utiliza un bastón, acudió a un casting para la agencia de modelos Zebedee y fue contratada.

La carrera de modelo de Lucy despegó y siempre le gusta presumir de su colección de coloridos y brillantes accesorios de movilidad, que espera que ayuden a aumentar la representación y la visibilidad de la discapacidad en los medios de comunicación.

Hasta ahora ha trabajado con marcas como Ann Summers, Love Honey y Missguided.

“No me avergüenza posar en lencería”, asegura. “Discapacitada y sexy no son dos términos mutuamente excluyentes”.

“Pero rara vez se ven personas con discapacidad en las campañas de moda, y mucho menos en las de lencería, así que es algo en lo que tenemos que seguir trabajando”.

Lucy espera seguir aumentando la visibilidad de la discapacidad y concienciando sobre la encefalitis.

“Quién sabe lo que me depara el futuro”, se pregunta.

“Si mi experiencia me ha enseñado algo, es que realmente no puedes planificar tu vida”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.