Fiscalías mandan al archivo y dejan sin aclarar 90% de las denuncias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fiscalías mandan al archivo y dejan sin aclarar 90% de las denuncias

Solo 1 de cada 10 casos reportados como resueltos llega a un juez, y de esos solo en la tercera parte el MP termina acusando formalmente a alguien para ir a juicio.
Cuartoscuro Archivo
22 de octubre, 2020
Comparte

En 2019 las fiscalías del país reportaron la resolución de más de un millón de carpetas de investigación abiertas por denuncias de víctimas de algún delito, desde robos o extorsiones, hasta homicidios. Pero, en promedio, solo 1 de cada 10 de esos casos fue enviado ante un juez para proceder contra el probable responsable.

A las denuncias restantes, los agentes del Ministerio Público les dieron carpetazo sin esclarecer lo sucedido, la mayor parte de ellas enviándolas a un archivo “temporal” hasta que pase algo que permita retomarlas. En otros casos se concluyó que no había indicios para proceder en contra de alguien, o se decidió simplemente no continuar con las indagatorias.

Así lo revela el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2020 realizado por INEGI, que además muestra que solo la tercera parte de las carpetas que sí fueron enviadas a un juez terminó sosteniéndose hasta la fase de juicio.

El censo (al que le faltan datos de seis estados que no entregaron su información a tiempo) detalla que a lo largo de 2019 las distintas agencias del Ministerio Público del país reportaron 1 millón 67 mil 972 carpetas de investigación “determinadas”, es decir, carpetas en donde fue posible tomar alguna resolución para que no siguieran abiertas.

Pero de ese total solo en 114 mil 53 casos, que equivalen al 10.7 por ciento, la determinación consistió en enviarlas ante un juez con evidencia inicial suficiente para proceder en contra de algún probable o probables responsables del delito denunciado. Se trata, apenas, de 1 de cada 10 casos.

Hay otros 91 mil 899 casos donde los fiscales cerraron el expediente sin enviarlo al juez ni seguir con la investigación, pero consiguiendo un arreglo entre las partes.

En cambio, las 862 mil 20 carpetas restantes fueron cerradas por las agencias del MP sin beneficio alguno para quien presentó la denuncia, pues el delito no fue esclarecido ni hubo reparación del daño. De ellas 477 mil 456, que equivalen a casi el 45 por ciento de total de carpetas determinadas, fueron enviadas al “archivo temporal”, como se le denomina a la opción de no cerrarlas de manera definitiva, pero dejarlas congeladas y sin investigar hasta que haya nuevos elementos.

Hay 236 mil 811 carpetas que las fiscalías resolvieron con la determinación de no proceder en contra de nadie; 59 mil 74 casos donde se declararon incompetentes para realizar una investigación; y en 46 mil 654 casos simplemente decidieron ejercer su facultad de no investigar lo denunciado.

Los datos del censo de INEGI también revelan que en 2019 las fiscalías reportaron la resolución de 152 mil 582 averiguaciones previas que corresponden a denuncias por delitos presentadas cuando aun estaba vigente el viejo sistema penal, es decir, antes de 2016. El 98 por ciento de los casos fue resuelto archivándolos o congelándolos de manera definitiva, y solo en el 2 por ciento de estas averiguaciones se procedió penalmente en contra de un probable responsables.

Por otro lado, las fiscalías reportaron al cierre del año pasado 1 millón 528 mil 168 averiguaciones previas y carpetas de investigación que seguían abiertas y pendientes de alguna resolución. A ellas se sumarian los nuevos casos que han sido denunciados a lo largo de 2020.

Ni con el juez, garantía de éxito

El que las carpetas de investigación lleguen ante un juez (casos judicializados) tampoco es garantía de que los probables responsables terminarán procesados o que se reparará el daño. Y es que, bajo las reglas del sistema penal acusatorio, las fiscalías deben desarrollar una fase de investigación complementaria en la que reúnan elementos que permitan formular una acusación formal e ir a juicio.

Los datos del censo de INEGI revelan que el 37.6 por ciento de dichos casos concluyó con una acusación formal en contra de los probables responsables, luego de la fase de investigación complementaria. En promedio es 1 de cada 3 carpetas que fueron originalmente judicializadas.

¿Qué pasa con el resto de los casos que llegaron al juez? Pues que en el 10 por ciento de ellos los fiscales terminan declarándose incompetentes para seguir con la investigación (de forma similar como ocurre con los que no son enviados nunca al juez); en el 8.5 por ciento se ordena la suspensión del proceso; el 7 por ciento se cierra por orden de un juez de amparo; entre otros.

Más fiscales, menos forenses

Los datos del censo de INEGI también abordan los recursos humanos y materiales con los que contaban las instituciones de procuración de justicia del país al cierre de 2019, y en general se advierten pocos cambios respecto a años anteriores. Es una infraestructura insuficiente para resolver incluso delitos graves como los homicidios dolosos, como documentó Animal Político en este reportaje.

En el lado positivo hay un ligero incremento respecto a la cifra de fiscales y agentes del Ministerio Público con los que se cuenta. La cifra pasó de 12 mil 36 servidores públicos en esta función en 2018 a 12 mil 714 en 2019, un incremento del 5.6 por ciento.

También creció la cifra de policías de investigación adscritos a las agencias del Ministerio Público al pasar de 10 mil 237 a 11 mil 844.

En cuanto a servicios periciales, el censo arroja que en 2019 había 6 mil 242 peritos de todas las especialidades en las distintas fiscalías, un cinco por ciento más de los que había en el 2018. Sin embargo, la cifra de médicos forenses disminuyó al pasar de 1 mil 173 en 2018 a 1 mil 120 el año pasado. También se redujo el número de químicos forenses de 520 a 456, una reducción del 12 por ciento.

De acuerdo con el censo, en el país existen 281 unidades de servicios periciales y 146 unidades del servicio médico forense. A ellos se suman 338 laboratorios fijos y móviles.

En términos de recursos económicos, las fiscalías reportaron a INEGI que en el 2019 ejercieron un presupuesto total de 44 mil 400 millones de pesos. Los presupuestos mas altos se ejercieron en Ciudad de México, por mucho, con 7 mil 32 millones de pesos, seguido del estado de México con 4 mil 359 millones, y Chihuahua con 3 mil 663 millones. En cambio, los montos mas bajos se ejercieron en Baja California Sur, Hidalgo y Tlaxcala.

Datos incompletos, otra vez

A igual que sucedió con el Censo de Gobierno, Seguridad y Sistemas Penitenciarios estatales 2020, en los datos del Censo de Procuración de Justicia Estatal 2020 falta información de varios estados. En esta ocasión, fueron los estados de Aguascalientes, Coahuila, Morelos, Yucatán, Estado de México y Sinaloa quienes no reportaron sus datos de carpetas de investigación iniciadas y resueltas.

Consultados sobre ello, en el INEGI indicaron que dicha situación obedece a complicaciones que han tenido los estados para culminar con el llenado de formularios, debido a la pandemia de COVID, y a que no consideraron esto como una actividad prioritaria.

No obstante, en el Instituto indicaron que los datos del censo se actualizarán conforme llegue y verifique la información faltante.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 gráficos que explican qué hacer si tienes una persona con COVID-19 en casa

Aislarse a causa de la covid dentro de una vivienda compartida no es fácil, pero estas medidas pueden ayudarte a resolver esta situación y evitar que el resto de los integrantes de la casa se contagie.
17 de febrero, 2021
Comparte

Todos los enfermos de COVID-19 deben mantenerse aislados para evitar propagar el coronavirus. Esta es la recomendación generalizada para todos los infectados con SARS-CoV-2 que no han desarrollado un cuadro grave de la enfermedad.

Idealmente, el enfermo dispondría de un espacio suficientemente grande como para pasar allí entre 10 y 14 días, o el tiempo que se requiera dependiendo de la evolución de los síntomas (si tienes fiebre alta, te sientes acalorado o con escalofríos, estás resfriado o tienes náuseas o diarrea, el período de aislamiento puede ser más largo, según el Servicio Nacional de Salud Británico).

Pero la realidad es que la gran mayoría vive en espacios compartidos sin acceso, por ejemplo, a un baño propio. Te explicamos de forma sucinta en cuatro gráficos cómo hacer si hay una persona aislada con covid-19 dentro de tu casa.

La habitación del enfermo

Gráfico de la habitación de un enfermo de covid

BBC

La puerta del cuarto donde duerme el enfermo debe mantenerse cerrada. Es importante abrir la ventana para dejar que circule el aire. Sus comidas debe hacerlas allí dentro, y todo la basura que genere (pañuelos descartables, mascarillas, etc.) debe tirarla a un bote con una bolsa plástica y cerrarla.

Si no es posible mantener al enfermo dentro de una habitación separada y debe compartir el cuarto con otra persona, coloca las camas al menos a dos metros de distancia, y si puedes, una barrera física alrededor de la cama del enfermo como una cortina de baño, un cartón grande, etc.

Si solo tienes una cama, se debe dormir de modo que la posición de la cabeza de uno esté al altura de los pies del otro.

Distancia de los demás

Gráfico de como mantener distancia de la persona enferma

BBC

Idealmente no debemos entrar a la habitación del enfermo y si lo hacemos en caso de ser absolutamente necesario, ambos deben usar mascarilla, y la persona que ingresa debe utilizar guantes desechables para manipular las cosas del enfermo.

Las comidas y todos los otros implementos que necesite hay que dejárselos en la puerta para que los recoja una vez que nos hayamos alejado.

El baño

Gráfico de como limpiar el baño que utiliza la persona enferma

BBC

Lo ideal es no compartir el baño con el enfermo. En caso de no ser posible, lo mejor es que la persona infectada utilice el baño compartido una vez que lo han hecho los demás y que luego limpie con guantes todas las superficies que ha tocado.

Si necesitamos usar el baño después de que lo ha utilizado la persona infectada, lo mejor es dejar pasar el máximo de tiempo posible.

El enfermo debe utilizar su propia toalla.

Si la persona con COVID-19 tiene su propio baño pero no está en condiciones de limpiarlo, podemos hacerlo usando una mascarilla y guantes descartables, pero solo en caso de ser absolutamente necesario.

Los objetos que toca la persona infectada

Gráfico de como limpiar los objetos que utiliza la persona enferma

BBC

Es importante no compartir objetos con el enfermo.

Por eso, debemos separar platos, cubiertos, vasos etc. para su uso exclusivo.

Una vez que los usa debemos lavarlos con detergente y agua caliente usando guantes descartables. Después de hacerlo debemos lavarnos meticulosamente las manos con jabón por al menos 20 segundos.

En cuanto a su ropa o sábanas sucias, debemos manipularlas con guantes y nunca sacudirlas. Se pueden lavar en agua caliente junto a la ropa del resto de los integrantes de la casa, y debe secarse con secarropas a temperatura caliente, si se puede.

Al terminar, lávate siempre las manos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8B-mGZ9rNPk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.