Hallan muerta a Ayelín, de 13 años, reportada como desaparecida en Guerrero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Amapola Periodismo

Hallan muerta a Ayelín, de 13 años, reportada como desaparecida en Tixtla, Guerrero

Los restos de Ayelín fueron hallados en una barranca, que se encuentra a solo 400 metros de su casa; familiares y activistas exigen justicia por su feminicidio.
Amapola Periodismo
Por Jesús Guerrero/Amapola Periodismo
20 de octubre, 2020
Comparte

Luis Miguel Gutiérrez Gatica cuenta que en el mismo punto de una brecha donde este lunes 19 de octubre hallaron muerta a su hija Ayelín Iczae, muchas veces fueron a buscarla y no la encontraron.

Después de contarlo, recarga su rostro sobre el toldo de un vehículo, y suelta el llanto.

Ayelín Iczae desapareció desde el 15 de octubre.

Lee: A Sherlyn la mató su exnovio por no querer volver con él; ahora está amenazando a su familia

“Yo creo que mi hija aquí la tenían en la colonia y la fueron a tirar en pedazos al mismo sitio de donde se la llevaron”, concluye Luis Miguel quien señala que el cuerpo hecho pedazos de su hija lo reconocieron por los tenis y la ropa que llevaba el día que desapareció.

En la estrecha y polvorosa calle de la colonia La Candelaria, donde vivía la estudiante que cursaba el segundo año en la secundaria 60 de esta comunidad, hay unas diez patrullas de la policía estatal, municipal y de la Fiscalía General del Estado (FGE). Se mueven peritos, agentes ministeriales y policías.

Casi todo este personal acudió para internarse en la barranca conocida como Chichipico y una brecha para levantar los restos de la estudiante de 13 años.

“La dejaron tirada con sus pies juntitos y su cabeza al parecer desollada”, señala aterrorizado uno de los familiares de la estudiante y que participó en las búsqueda que empezaron desde el jueves en la noche luego de su desaparición.

“Vemos que llegaron muchos policías y agentes de la Fiscalía y hasta perros de búsqueda, ojalá y eso hubieran hecho desde un principio y no ahorita que ya está muerta”, reclamó este familiar.

Entérate: Suben penas por feminicidios, pero solo 3 de cada 100 asesinatos de mujeres son esclarecidos y llegan a condena

La mamá de Ayelín le habló a Luis Miguel el jueves 15 por la noche para preguntarle si no se había llevado a su hija porque no aparecía. Ya no vivían juntos desde hace años. La mamá había buscado a la niña por la barranca y los cerros que están en esta zona de la colonia La Candelaria.

“¡No, cómo crees, yo no haría eso!, le dije a mi exesposa quien estaba llorando”, narró Luis Miguel.

El papá de Ayelín se unió a la búsqueda el viernes 16 desde las ocho de la mañana.

Vecinos y familiares de Luis Miguel y de su exesposa Flora Marcelo Rojas además de estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, peinaron la barranca varias veces y el cerro frente a la colonia.

Durante el recorrido, Flora Marcelo no se cansaba de gritar el nombre de su hija con la esperanza de encontrarla.

Según la versión de Luis Miguel, el jueves 15 alrededor de las 3 de la tarde, su exesposa le habló por teléfono a su hija para decirle que se fuera a comer al puesto de venta de material de reciclaje a donde ella trabaja y que está ubicado a un costado de la carretera federal que conduce a Chilapa, en la misma zona de Tixtla.

Ayelín ya había terminado la tarea y para llegar rápido con su madre y una hermana decidió cruzar la barranca Chichipico y una brecha.

Flora Marcelo y otra de sus hijas estaban esperando a Ayelín en el otro extremo del camino. Ayelín no llegaba y doña Flora se fue a buscarla por la misma brecha y no la encontró.

Le marcó a su teléfono celular y la llamada la mandaba al buzón y fue entonces que se desesperó y ese mismo jueves en la tarde la señora encabezó una búsqueda con el apoyo de sus vecinos y familiares.

“Rastreamos todo ese cerro y la barranca y nunca encontramos nada”, señala uno de los familiares de la estudiante de secundaria.

Relató que el viernes siguieron con la búsqueda y el sábado ante la inacción del gobierno de Héctor Astudillo, decidieron cerrar la carretera federal Tixtla- Chilpancingo a la altura del albergue Adolfo Cienfuegos y Camus y ese mismo día por la tarde una marcha por las calles de esta cabecera municipal.

Este domingo nuevamente se realizó la búsqueda esta vez con el apoyo de la Fiscalía, policía municipal y personal de Protección Civil de Tixtla. La búsqueda fue infructuosa.

Peritos de la Fiscalía General del Estado en el camino hacia la barranca donde fue encontrado el cuerpo de Ayelín. Fotografía: Oscar Guerrero.

Los familiares y vecinos de la colonia al ver que no había resultados acordaron bloquear nuevamente la vía federal a partir de las diez de la mañana de este lunes.

Nadie de los vecinos y familiares se explica cómo durante la mañana alguien avisó que en un lugar de la brecha donde caminó Ayelín, estaba su cuerpo infantil desfragmentado.

“Si es ella, la reconocimos por sus tenis y su ropa que ese día llevaba”, dijo Luis Miguel quien recibe consuelo de uno de sus familiares.

En un principio la madre de Ayelín se oponía a que personal del Servicio Médico Forense (Semefo) se llevara los restos de su hija bajo el argumento de que tardaría mucho tiempo para que se le entregaran y darle sepultura.

“No de aquí no se la van a llevar”, decía.

Una camioneta blanca pick-up donde estaba la fotografía de Ayelín fue atravesada en la calle para impedir la entrada de la camioneta del Semefo.

La alcaldesa de Tixtla, Erika Alcaraz Sosa, quien llegó resguardada por policías municipales intervino y le prometió a la mamá de Ayelín que junto con ella se quedaría en plantón en la Fiscalía hasta que le entregaran los restos de su hija.

“Justicia”, “exigimos justicia”, eran los gritos de los vecinos cuando se llevaban en la camioneta del Semefo los restos de Ayelín.

Durante estos momentos de tensión también hubo gritos contra la edil Erika Alcaraz.

“Queremos y exigimos justicia Erika, en Tixtla, no hay seguridad”, le dijeron a la alcaldesa mientras esta se acomodaba en el asiento delantero de una camioneta blanca que junto con la mamá de Ayelín las trasladó a la Fiscalía General en donde según, versión de la propia edil perredista, serían atendidas por el Fiscal, Jorge Zuriel de los Santos.

Antes que doña Flora se subiera al vehículo fue abrazada por una de sus vecinas.

“¡Ay, lo que la pasó a la chiquita!”, gritó la mujer entre lágrimas.

Son casi la una de la tarde con 30 minutos y muchos vecinos de esta colonia que se fundó hace cuatro años y que solamente tiene el servicio de luz eléctrica, permanecen afuera de la casa de Ayelín.

Es una vivienda de madera y techo de lámina galvanizada que está a unos metros de la maleza y un arroyo seco.

De acuerdo a cifras del informe de 2019 de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), al menos tres menores de edad mueren en México a causa de la violencia.

Este texto fue publicado en publicado originalmente en Amapola Periodismo 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

'Los mexicanos sueñan con ser como Finlandia, pero sin pagar impuestos como los finlandeses'

Un estudio que indaga en la percepción de los mexicanos sobre la desigualdad, muestra una paradoja entre sus aspiraciones y lo que están dispuestos a contribuir personalmente para transformar la sociedad, dicen los autores.
Getty Images
24 de mayo, 2021
Comparte
Monedas mexicanas

Getty Images
Los mexicanos aspiran a vivir en un país con menos desigualdad social, dicen los investigadores, pero no conectan esa aspiración con el sistema impositivo.

Habla como mexicana porque ha vivido más de una década en ese país, pero no lo es.

Nació en Dinamarca, creció en distintos países europeos e hizo su doctorado en la Universidad de Cambridge, Reino Unido. Alice Krozer conoce de la intersección entre América Latina y Europa y se ha especializado en estudios sobre desigualdad, elites y percepciones sociales.

Precisamente de esos temas trata la investigación hecha junto a Raymundo Campos-Vazquez, Aurora Ramírez-Álvarez, Rodolfo de la Torre y Roberto-Velez-Grajales. El foco estuvo puesto en las percepciones de los mexicanos.

“La gente quiere menos desigualdad, pero no quiere pagar más impuestos”, dice la investigadora del Colegio de México. “Es una especie de paradoja entre lo que te gustaría y lo que estás dispuesto a sacrificar“.

Es cierto que en México existe una imagen negativa de los impuestos porque muchas personas creen que al final de cuentas los beneficios no llegan a los sectores más vulnerables, apunta.

Pero cuando se les preguntó sobre un escenario hipotético en relación a cuánto estarían dispuestos a contribuir para acabar con la pobreza y la desigualdad -sin mencionar el tema impositivo- la respuesta no fue muy generosa, especialmente en los sectores más ricos de la población.


Ustedes hicieron un estudio de cómo los mexicanos perciben la desigualdad y la movilidad social en su país. ¿Cuáles fueron las principales conclusiones de la investigación?

Una de las conclusiones es que la gente sí sabe que hay mucha desigualdad en México. Esa percepción es bastante cercana a las mediciones. Y lo mismo sobre la pobreza.

Pero la gente tiene una idea muy diferente sobre lo que es la riqueza y lo que es la movilidad social. En la riqueza sobreestiman cuánta gente rica realmente existe.

Alice Krozer

Alice Krozer
Alice Krozer sostiene que los mexicanos creen que hay mucha más movilidad social de la que existe.

En cuanto a la movilidad social, la gente cree que es mucho mayor. Piensan que un 30% de los que nacen pobres van a llegar a ser ricos. Y eso no es así. De 100 personas que nacen en la pobreza, solo dos personas logran llegar al sector de ingresos más altos. Es una discrepancia enorme entre la percepción y la realidad.

La otra conclusión importante es que la gente no asocia el sistema de impuestos con la redistribución. La gente quiere menos desigualdad, pero no quiere pagar más impuestos. No hacen una conexión entre las dos cosas. No piensan que los impuestos pueden ser una medida redistributiva.

El estudio indica que los mexicanos estarían dispuestos a contribuir con un 10% de sus ingresos para disminuir la desigualdad y la pobreza. ¿Cómo varía según el estrato social al que le hicieron la pregunta?

Hay una pregunta que dice: si te diera un ingreso de mil pesos y te dijera que con una vara mágica voy a hacer desaparecer la pobreza y la desigualdad, ¿cuánto estarías dispuesto a dar de esos mil pesos?

Mexicanos

Getty Images
De 100 mexicanos que viven en la pobreza, solo dos llegan a los sectores más altos de ingresos, explica Krozer.

En México los más pobres dijeron que estarían dispuestos a contribuir con un 15%, mientras que las personas con más riqueza dijeron que darían un 7,5% en promedio. Eso nos quiere decir que a los que tienen ingresos más altos les preocupa menos el problema.

¿Por qué les preocupa menos el problema?

Puede ser por razones personales en el sentido que no están conscientes del sufrimiento que provoca la desigualdad, aunque también puede tener que ver con ideales éticos. Pero esa pregunta específica no fue parte del estudio.

Cuando preguntaron sobre la disposición a contribuir en este escenario hipotético, no preguntaron por cuánto estaban dispuestos a pagar en impuestos…

No, fueron preguntas separadas.

Cuando preguntaron específicamente por pagar más impuestos para disminuir la desigualdad y la pobreza… ¿detectaron que algunos no quieren pagar más impuestos porque no creen que son eficientes, es decir, porque los recursos no llegan realmente a los más vulnerables?

Las personas con altos ingresos solían decir, yo pago muchos impuestos, no voy a pagar más. Les preguntamos cuánto cree usted que paga ahora de impuestos a la renta.

Y todos, sin importar el nivel socioeconómico, respondieron 40%. Eso es muy por arriba de lo que se paga hoy en México.

¿Y cuánto se paga de impuestos a la renta en México?

Depende, pero en promedio un 22%. Pero todos piensan que pagan 40%. Después les preguntamos cuánto desearían pagar. Y todos contestaron alrededor del 22%, que es lo que se paga en la realidad. Esa es la ironía.

Mexicanos

Getty Images
La gente de todos los grupos socioeconómicos cree que paga un 40% de impuesto a la renta y eso no es así, dice la investigadora.

Después les preguntamos cuál sería su tasa de impuesto ideal para las personas ricas, para las que tienen un ingreso medio y para las personas pobres. La mayoría dijo que su tasa ideal para los pobres sería como un 14%, para los sectores medios un 22%.

Pero para los ricos, las personas con menos ingresos dijeron que deberían pagar más, mientras que las personas más ricas dijeron que ellos deberían pagar menos.

¿Cuánto pagan los más ricos?

Nominalmente deberían de pagar cerca de un 35%, pero en la realidad solo pagan 18%

¿Por qué?

Hay varios factores que incluyen evasión, elusión, exenciones…

¿Cómo se define una persona rica en México?

No existe una categoría de rico como tal. Comúnmente en los estudios económicos se usa, por ejemplo, la medición del 1%. En México el 1% con mayores ingresos gana cerca de 150.000 pesos mensuales.

¿Y en el otro extremo?

En México cerca de la mitad de la población vive en la pobreza. Y si a eso le sumamos la población con vulnerabilidades, llegamos a un 80%. Es decir, hay muy poco margen para tener un ingreso medio.

Mexicana tejiendo

Getty Images
Cerca de la mitad de los mexicanos vive en la pobreza.

Y en ese nivel de pobrez, aún no está incluido el efecto de la pandemia.

En general, ¿podemos decir que los mexicanos quisieran tener menos desigualdad, pero no están dispuestos a pagar más impuestos?

Sí. Lo que muestra el estudio es que la gente no hace la conexión entre desigualdad y el pago de impuestos. En México hay una imagen muy negativa de los impuestos.

Pero eso tendrá algún sustento real, dados los niveles de corrupción que históricamente han existido en el país…

Esa mala imagen no es casual. Por muchas décadas ha sido muy mal visto el pago de impuestos. Eso tiene que ver con cuestiones ideológicas y con cuestiones prácticas.

Auto rojo

Getty Images
Según Krozer México es uno de los países más desiguales del mundo.

La gente se pregunta qué tanto ayuda el pago de impuestos a los más pobres, o qué tanto ayudan los impuestos si no hay un buen sistema gratuito de salud pública o educacional.

En el estudio usted dice que el pago de impuestos es la mejor herramienta para disminuir la desigualdad. Pero si la gente desconfía y no ve los beneficios sociales de pagar impuestos, quizás se justifica esa idea negativa. ¿Cuál es su opinión?

Seguramente una parte importante de los impuestos va a lugares donde no deberían ir, llámese ineficiencia, corrupción, o lo que sea. Pero yo creo que no por eso hay que tener una idea negativa de los impuestos.

También está la visión de que el Estado no debería intervenir en los temas de redistribución. Hay una visión conservadora de tener un Estado pequeño.

En países escandinavos, por ejemplo, se paga tres o cuatro veces más de lo que se paga en impuestos acá. Ellos también se quejan de los impuestos, pero a un nivel muy distinto. Dicen no quiero pagar 48% de mis ingresos, prefiero pagar 40% o 45%.

Pero en México y en Latinoamérica en general no están tan claros los beneficios del sistema tributario

Es que entre las personas con más riqueza, hay muchos que no están de acuerdo con que la salud y la educación deberían ser para todos. Más allá de que no se vean los beneficios, hay una idea sobre el rol del Estado.

Ustedes midieron la desigualdad usando el Índice de Gini y descubrieron que a los mexicanos les gustaría tener una desigualdad como la de Finlandia…

Les mostramos escenarios sobre desigualdad y les preguntamos cuál sería la situación ideal. México tiene un Gini de 0,5. Ellos contestaron que sería ideal un Gini de 0,3 o de 0,20, como el de Finlandia. Obviamente no les preguntamos sobre el Gini, pero les mostramos unas gráficas para que eligieran el sistema ideal.

Finlandeses

Getty Images
En las encuestas los mexicanos expresaron su deseo de tener un nivel desigualdad que es equivalente al que existe en Finlandia.

Cerca de la mitad de los encuestados dijo que le gustaría tener una desigualdad equivalente a la de Finlandia, es decir, un 0,2. Eso nos dice que la gente no quiere vivir en un país tan desigual. La gente sí quiere una sociedad más igualitaria. Y los países escandinavos suelen ser como una utopía.

Obviamente las cosas no funcionan perfectas en esos países. Yo he crecido en Dinamarca y sé que tampoco las cosas son ideales ahí. Aunque lo que quieren los mexicanos, a lo que aspiran, es a tener una sociedad más justa, con mayores oportunidades.

Pero sin pagar más impuestos…

Es que los mexicanos sueñan con ser como Finlandia, pero sin pagar impuestos como los finlandeses.

La idea de querer ser como un país escandinavo, en cuanto a tener menos desigualdad, termina ahí.

Ser un país escandinavo implica pagar cerca de la mitad de tus ingresos en impuestos en los tramos más altos.

La tasa mínima del impuesto a la renta, por ejemplo en Dinamarca, empieza en un 36%. Y eso es equivalente a la tasa máxima en México.

Después de esta investigación, ¿qué sensación le queda más allá de lo académico?

Me quedaron muchas más preguntas. Entonces conseguimos más financiamiento y ahora estamos a punto de salir al terreno para seguir investigando estos temas.

Helsinki, Finlandia

Getty Images
“Ser un país escandinavo implica pagar cerca de la mitad de tus ingresos en impuestos en los tramos más altos”, dice Krozer.

Y me quedé pensando cómo se puede convencer a la gente de que es buena idea pagar más impuestos, o al menos tener un sistema impositivo más progresivo para disminuir la desigualdad.

Urge hacer algo sobre este tema. Con la pandemia, ahora más que nunca se necesitan más ingresos. Y como México es uno de los países con mayor desigualdad en el mundo y con menor movilidad social, es importante hacer algo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6DFi–xSEqg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.