Maestros de inglés denuncian que no fueron recontratados por represalia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Maestros de inglés denuncian que no fueron recontratados por represalia a sus reclamos

En este 2020, más de 2 mil maestros no fueron recontratados por la SEP, pese a que algunos tenían antigüedad de hasta 10 años, denunciaron profesores.
Cuartoscuro Archivo
30 de octubre, 2020
Comparte

Clara Santos trabajó durante dos años como maestra de inglés en primarias públicas de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Asegura que en 2019 ya no fue contratada en represalia por unirse al movimiento de maestros que demandan condiciones laborales básicas como prestaciones, consideración de antigüedad y basificación, tomando en cuenta que trabajan para el Gobierno Federal.

Al igual que Clara en 2019, en este 2020, más de 2 mil maestros no fueron recontratados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), dice Rigel Guzmán la líder de este movimiento de maestros, pese a que algunos tenían antigüedad de hasta 10 años y no se les brindó ningún tipo de beneficio social.

Entérate: En 2021 castigarán a maestros: recortan 95% de presupuesto a normales y 49% a capacitación

En el caso de Clara, ella nunca tuvo un contrato formal de trabajo, sino provisionales que firmaba cada tres meses donde se le llamaba “asesor externo especializado”, sin ser reconocida como docente, pese a que daba clases en salón, entregaba calificaciones y hacía reportes de labores.

Clara formaba parte del Programa Nacional de Inglés (PRONI), que opera en primarias y secundarias públicas de todo el país desde 2009. Sin embargo, pese a tener reglas de operación, su funcionamiento no es homogéneo. Mientras maestros de Chiapas ganan 96 pesos por hora los de Ciudad de México reciben 400 pesos. Además, las contrataciones dependen de coordinadores en los estados, sin que haya mecanismos claros para su selección.

Hasta 2016 sumaban 149 mil 945 escuelas en el programa, de las cuales 60 mil 183 son de nivel preescolar, 77,821 nivel primaria y 11,941 nivel secundaria. Esto implicaba que 7 mil 516 alumnos de nivel preescolar, 13 mil 623 de primaria y 11 mil 954 de secundaria recibieran clases de inglés, de acuerdo con la evaluación de diseño de ese año.

En 2019 el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando Clara ya no fue recontratada, el Programa tuvo el primer recorte drástico entre los últimos cinco años.

Así ocurrió el recorte. En 2016 tuvo un presupuesto de 789 millones de pesos, en 2018 pasó a 826 millones de pesos, en 2019 tuvo un recorte del 50% (tuvo un presupuesto de 400 millones de pesos), y para este 2020 aumentó a 426 millones de pesos comparado con el año anterior.

Pese a ser un programa previsto en el programa oficial de estudios, las condiciones laborales de sus docentes son precarias, por eso demandan que el presidente López Obrador cumpla su promesa de campaña sobre la basificación de miles de maestros en su situación.

Por eso, maestros de todo el país se organizaron en el movimiento Teachers Haciendo Camino que ha protestado en los estados y, recientemente en Palacio Nacional, para que el presidente los escuche.

Rigel Guzmán, quien encabeza el comité de la organización, asegura que sus demandas se concentran en lograr la certeza laboral a través de tres puntos: creación de un contrato único a nivel nacional, que sean reconocidos como maestros y la basificación de miles de docentes con años de antigüedad.

Por eso han tocado la puerta en la Cámara de Diputados, con la presidente de la Comisión de Educación, Adela Piña; en la SEP, con el secretario Esteban Moctezuma y con funcionarios estatales, porque, de acuerdo con los lineamientos del programa, el presupuesto es un subsidio federal que es transferido a los gobiernos estatales. Pero en ningún caso han encontrado respuesta favorable.

Esto último significa una complejidad en materia laboral, toda vez que los maestros no son empleados del gobierno de Federal ni estatal. Las secretarías de Educación estatales funcionan como reclutadores y ejecutores del gasto, pero no establecen ningún compromiso laboral con los maestros.

Esto significa que, a diferencia del resto de docentes, los maestros de inglés sólo reciben el pago de las horas trabajadas, pero no tienen seguridad social, aguinaldo, pago de vacaciones, ni antigüedad, lo que los coloca en absoluta indefensión cuando son despedidos. Esto es aún peor, tomando en cuenta que “el patrón”, es el gobierno, afirma Rigel Guzmán.

El cambio en sus condiciones pasa por una “voluntad política”, asegura Guzmán, toda vez que el presupuesto existe, y como muestra, los gobiernos como el de Baja California, Tamaulipas y Ciudad de México (a través de la Federación), ya entregaron basificación a sus maestros.

Animal Político solicitó a la SEP una postura respecto a esta problemática, pero no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.