Militares controlan Guardia Nacional, confirma amparo de Mayor del Ejército
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Mandos militares controlan a la Guardia Nacional, confirma amparo de Mayor del Ejército

La demanda de amparo admitida por un juez federal revela que los jefes de la Guardia no están funcionalmente separados del Ejército, como ordena la ley.
Cuartoscuro Archivo
19 de octubre, 2020
Comparte

La Guardia Nacional (GN), una policía civil por definición, ha sido dirigida y manejada desde el inicio por militares del Ejército en activo, que igual dan órdenes como jefes policiales que como comandantes de las fuerzas armadas. En los hechos nunca han estado separados de la estructura y jerarquía castrense, pese a que así lo ordenaba la reforma constitucional que dio luz verde a la nueva corporación.

Así lo revela una demanda de amparo presentada por una Mayor del propio Ejército Mexicano, que se desempeñaba como Directora de Vinculación Ciudadana de la Guardia Nacional, y quien fue removida de su cargo y enviada como fiscal militar a Reynosa, Tamaulipas, por orden de la Sedena. Esto, luego de que se inconformara por la participación de una unidad de militares en la atención de una víctima de efectivos de la Guardia Nacional.

Entérate: Es inconstitucional el acuerdo de AMLO para la intervención militar en seguridad, resuelve juez

De acuerdo con la demanda de amparo, dichos mandos militares pueden decidir, de un día para otro, quién permanece en la Guardia o quién es regresado a otra área de las fuerzas armadas, sin intervención civil de por medio. De hecho, es la propia Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la que interviene en los nombramientos y hasta en la atención a víctimas de la propia GN.

A la cabeza de esos mandos está el general Brigadier Diplomado de Estado Mayor Inocente Prado López, Comisario Jefe titular de la Jefatura General de Coordinación Policial de la Guardia Nacional y, al mismo tiempo, Comandante de la Policía Militar de la Sedena.

Prado – quien jerárquicamente solo está por debajo del comandante Rodríguez Bucio en la GN- fue, en el sexenio pasado, el Jefe de Guardias Presidenciales adscrito al Estado Mayor Presidencial, es decir, uno de los principales encargados de la seguridad del expresidente Enrique Peña Nieto.

El amparo, al que Animal Político tuvo acceso a través de fuentes judiciales, ya fue admitido por el juez federal Víctor Luna Escobedo, adscrito al Juzgado Decimocuarto de Distrito en Materia Administrativa con sede en Ciudad de México, bajo la causa 694/2020, y se encuentra en análisis.

El documento de la demanda evidencia que, para la constitución de la Guardia Nacional, la Sedena echó mano de su cuerpo de Policía Militar, pero manteniendo toda su estructura y sus mandos, y solo rebautizándolos con membretes policiales e impartiéndoles algunos cursos. De hecho, este medio ha documentado ya con anterioridad que los nuevos elementos de la GN en realidad son reclutas de la Policía Militar.

El problema es que, contrario a lo que dice la Constitución y la ley, dicho cuerpo policial-militar liderado por el general Inocente Prado López nunca se separó realmente de la Sedena. La policía militar sigue subordinada a la línea de mando que nace del secretario de la Defensa y, por ende, los mandos militares de la Guardia también.

“La Secretaría de la Defensa Nacional de hecho actúa de manera ordinaria al conceder facultades al General de Brigada D.E.M., INOCENTE PRADO LÓPEZ, para que desempeñe funciones relevantes como mando en ambas corporaciones, Ejército Mexicano y Guardia Nacional, esto es entre la milicia permanente y la Función Policial, con total violación de mis derechos fundamentales ya que por parte de las Fuerzas Armadas Permanentes funge como Comandante del Cuerpo de Policía Militar y como titular de la Jefatura General de Coordinación Policial toma decisiones en la Guardia Nacional”, indica el escrito de la demanda.

El nivel de injerencia de las fuerzas armadas en la operación de la GN es un tema del que se han documentado datos e indicios en los últimos meses, pero es la primera vez que se confirma por una Mayor del Ejército que a su vez fue funcionario de la Guardia. Este medio solicitó a la Guardia Nacional un posicionamiento oficial sobre tema, pero hasta la publicación de esta nota no se ha recibido respuesta.

Los dobles amos

En su escrito enviado al juez, la Mayor Adriana Herrera revela cómo dos de los mandos de mayor jerarquía de la Guardia Nacional desempeñan al mismo tiempo y de forma activa sus cargos militares en la Sedena. Lo prueba a través de los oficios que en distintos momentos recibió para asignársele encomiendas o para cambiarla de adscripción.

En el caso de Inocente Prado López, por ejemplo, la Mayor cuenta con oficios civiles que este le dirigió en su carácter de Comisario titular de la Jefatura General de coordinación General de la GN. Pero a su vez, cuenta con órdenes militares del mismo funcionario, pero desde su puesto como General Comandante de Policía Militar.

Dicha situación se repite con el General de Brigada Carlos Corral, quien ocupa el cargo de comisario titular de la Subjefatura de Planeación Administrativa y Logística, pero que a su vez le transmitió órdenes desde su posición de General Jefe de Estado Mayor del Cuerpo de Policía militar.

Y aunque la Mayor ocupaba un cargo directivo en la GN, fue el General Prado a través del General Corral quien le ordenó separarse de la Guardia Nacional para asumir un cargo como fiscal de la Sedena en Reynosa. Es decir, un movimiento militar ordenado a una funcionaria de una institución civil.

A ellos se sumarían varios mandos más de la Guardia que ocupan jefaturas operativas de la nueva fuerza policial, algunos de los cuales pertenecieron al Estado Mayor Presidencial en el sexenio pasado, de los que ya no se detallan nombres.

Todo esto representa dos problemas graves, según el amparo de la mayor Herrera. Por un lado, es una forma de incertidumbre y acoso laboral al recibir órdenes policiales y militares simultáneas e incompatibles. Pero por otro, se trata de un problema estructural, pues evidencia una artera violación a los parámetros y leyes que el Congreso avaló para dar luz verde a la GN.

Ello ya que el artículo 25 de la Ley de la Guardia Nacional establece claramente que todos los integrantes que provengan de las fuerzas armadas deben estar “funcionalmente separados” de ella. Esto no significa ser dados de baja del Ejército ni perder sus prestaciones, pero sí que no realizan labor alguna en Sedena ni estén sujetos a su jerarquía.

Incluso, en el apartado de consideraciones del dictamen de la Ley de la Guardia, el Senado dejó en claro que la asignación de militares para conformar inicialmente a la GN era una situación “extraordinaria”, pero que forzosamente requiere que estos queden sujetos únicamente a una cadena de mando civil.

“El personal de la Fuerza Armada permanente que sea transferido a la Guardia Nacional asumirá un carácter plenamente civil (…) bajo ninguna circunstancia podrán entenderse vinculados para el desarrollo de alguna función o con relación a cualquier mando en el instituto armado del cual provengan”, indica el dictamen.

Sin embargo, los oficios militares, las órdenes y el cambio de puesto de la mayor Herrera de una dirección en la GN a una asignación militar en Tamaulipas, descritos en el amparo, prueba que tal separación funcional no existe.

El apodo Guardia Nacional y los veteranos que no lo son

En su demanda, la Mayor revela que no se ha respetado la conformación del “pie veterano” de la Guardia Nacional ni sus objetivos. Esto es, que solo se transfiriera a un grupo de militares para conformar su base fundacional, los cuales a su vez auxiliarían en la formación de nuevos efectivos cien por ciento civiles.

En cambio, para poner en marcha a la Guardia Nacional literalmente se utilizó y rebautizó a todo el cuerpo de Policía Militar. De esta forma, por ejemplo, la 8va Brigada de Policía Militar desplegada en Oaxaca – a la que estaba adscrita la Mayor – se convirtió en la Coordinación Estatal de Guardia Nacional en Oaxaca.

En el papel, ello significaría que la policía militar y sus integrantes deben permanecer en la GN hasta por cinco años y solo sujetos al mando civil. Pero no es así. La Sedena ha reasignado por su cuenta a efectivos como Herrera, a la que en agosto envió como fiscal militar a Reynosa. Ello sin que la Secretaría de Seguridad a la que está adscrita la Guardia intervenga en ningún momento.

La demanda hace referencia a que estos movimientos que afectan al pie veterano de la GN no son un hecho aislado. No se dan más detalles, sin embargo, una comparación hecha por Animal Político entre un informe de la GN obtenido por transparencia fechado el 18 de agosto, y otro presentado por la GN en la conferencia presidencial del 18 de septiembre, muestra cambios de coordinadores estatales en seis entidades federativas y con un solo mes de diferencia.

A esta situación se suma que la transferencia e integración de militares a la GN – por definición una policía civil – no ha sido una excepción inicial sino la regla. Como ya se ha documentado por Animal Político, los miles de nuevos integrantes que se han ido sumando a esta son en realidad policías militares que Sedena sigue reclutando, y que solo son rebautizados como “guardias”.

Esto contraviene, de nueva cuenta, el dictamen que dio pie a la reforma constitucional y a la creación de la ley de la Guardia Nacional. El apartado II del dictamen describe lo que debería suceder, y no ha ocurrido:

“Los actos de asignación (de militares) autorizados al Presidente de la República son excepcionales para la fundación de la Guardia Nacional. La nueva institución policial y su buen desempeño y consolidación no podrían quedar sujetos a actos sucesivos de reasignación a la fuerza armada permanente o de nuevas asignaciones de ésta a la Guardia Nacional. Esta es una cuestión de la mayor importancia por la aspiración nacional de poder conformar, en un periodo razonable de tiempo, la institución policial civil que el órgano revisor de la constitución ordenó crear y constituir”, indica el dictamen.

Injerencia militar hasta en las víctimas

En la demanda de amparo, la Mayor del Ejército denuncia que la orden castrense que recibió de la Sedena para separarse de su cargo de Directora de Vinculación Ciudadana de la GN y trasladarse a Reynosa fue una suerte de represalia, por no haber querido avalar otra reiterada injerencia militar en la esfera civil: la atención de sus víctimas.

El último caso ocurrió a principios de agosto cuando recibió la orden del General Prado López, en su rol de comisario jefe de la GN, de trasladarse a Michoacán para atender a una joven de 20 años de iniciales M.M.P. que había resultado gravemente herida por un disparo en un ojo efectuado accidentalmente por un guardia.

Sin embargo, al llegar al sitio se percató de que militares, adscritos a la Unidad de Vinculación Ciudadana (UNIVIC) de la Sedena, ya habían intervenido en el asunto para ofrecer a los familiares del joven un pago económico como indemnización a cambio de que el asunto quedara cerrado.

La Mayor explica que esto no solo era completamente irregular por la injerencia militar en un asunto civil, sino además perjudicial para los afectados. Ello dado que el joven tenía derecho a que, como víctima de un caso de abuso de la fuerza policial, fuera inscrito en el Registro Nacional de Víctimas, asesorado por la Comisión Ejecutiva de Atención a Victimas, y a partir de ello se le diseñara un plan integral de reparación del daño mucho más amplio que un pago económico, acorde a la afectación de perder un ojo permanentemente.

“Esto generó inconformidad en el personal de la UNIVIC al grado de informarlo a funcionarios de la Secretaría de la Defensa Nacional bajo una connotación indebida; con motivo de ello el Inspector GN, Guillermo Leopoldo Mendoza Argüello, Director General de Derechos Humanos y Vinculación Ciudadana de la Guardia Nacional, me comunicó verbalmente que por orden del Comandante de la Guardia Nacional recibida de funcionarios de la Secretaría de la Defensa Nacional, la suscrita fue separada a partir del 8 de agosto del 2020 de la comisión para atender al civil lesionado”, relató Adriana en el amparo.

Animal Político publicó el pasado 11 de septiembre que elementos de la GN estaban involucrados en al menos cinco casos de abuso de la fuerza, algunos con consecuencias letales, y que en varios de ellos había intervenido la Sedena a través de la UNIVIC para ofrecer dinero a los afectados.

De acuerdo con autoridades consultadas por este medio, al frente de la UNIVIC se encuentra el General Brigadier Gumaro Cabrera Osorio, quien en el sexenio pasado ocupó el cargo de subjefe logístico del Estado Mayor Presidencial, el cual se encargaba de la seguridad del expresidente Enrique Peña Nieto.

En la demanda de amparo, la Mayor sostiene que le comunicó por escrito al secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, la intervención irregular de una unidad del Ejército (UNIVIC) en asuntos de total competencia civil como es la atención a víctimas de la GN, sin embargo, no recibió respuesta. Poco después de ello recibió la orden de dejar la Guardia y trasladarse a Reynosa, Tamaulipas.

La Guardia verde olivo

El amparo de la exdirectora de Vinculación Ciudadana de la GN Adriana Herrera es la primera confirmación de un integrante de esta fuerza sobre la injerencia castrense en su operación. Pero en los últimos meses ya se han revelado diversos datos e indicios, que delinean a la nueva corporación más como una extensión de las fuerzas armadas que como una policía civil independiente.

En el reportaje “Crimen y violencia en México: La Guerra que no acaba” publicado en abril pasado, este medio evidenció que más del 80 por ciento de los guardias son militares del Ejército y la Marina. En notas posteriores se confirmó que el reclutamiento era exclusivamente militar y que la Sedena intervenía en el cuidado de víctimas.

Medios y blogs especializados en fuerzas armadas también han publicado documentos que muestran una creciente participación de la Sedena en la actuación de la Guardia Nacional.

La semana pasada el experto en seguridad Alejandro Hope publicó en su cuenta de Twitter un documento firmado por el titular de la Sedena y dirigido al secretario de Marina, Rafael Ojeda, en el que se advierte que por instrucción presidencial desde el pasado 6 de octubre el la Sedena asumió el control operativo de la Guardia Nacional.

En el portal Campo Marte el periodista especializado en cobertura de fuerzas armadas, Jorge Medellín, reveló los lineamientos de una propuesta de la Sedena para reorganizar varias de las estructuras de la GN y fortalecer áreas como las de investigación e inteligencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo las vacunas ARNm contra COVID pueden derrotar a otras enfermedades y convertirnos en 'superhumanos'

Hasta hace poco, la mayoría de la gente ni siquiera había oído hablar de las vacunas de ARNm. Ahora los científicos creen que pueden ser la clave para resolver una gran cantidad de problemas de salud.
Getty Images
23 de diciembre, 2021
Comparte

Hace apenas un año, Anna Blakney trabajaba en un campo de la ciencia relativamente especializado y poco conocido por el gran público en un laboratorio de Londres.

Pocas personas fuera de sus círculos científicos habían oído hablar de las vacunas de ARNm. Porque aún no existía ninguna.

Los asistentes a una conferencia anual que Anna dio en 2019 podían contarse por decenas, no por cientos.

Hoy en día, tiene una gran demanda: es profesora asistente en la Universidad de Columbia Británica, en Canadá, y comunicadora científica con 253.000 seguidores y 3,7 millones de ‘me gusta’ en TikTok.

Ella admite que estaba en el lugar correcto en el momento adecuado para formar parte de un exitoso período de progreso científico.

Debido a la pandemia de coronavirus, muchas personas han oído hablar y han recibido una vacuna de ARNm de empresas como Pfizer-BioNTech y Moderna.

Pero incluso cuando Blakney comenzó su doctorado en el Imperial College de Londres en 2016, “mucha gente se mostró escéptica sobre si alguna vez podrían funcionar”. Ahora, “todo el campo del ARNm está explotando. Es un cambio importante en la medicina”, dice.

Es un cambio que plantea algunas preguntas muy importantes y emocionantes: ¿podrían las vacunas de ARNm proporcionar una cura para el cáncer, el VIH, las enfermedades tropicales e incluso darnos una inmunidad sobrehumana?

El ácido ribonucleico mensajero, o ARNm para abreviar, es una molécula monocatenaria que transporta el código genético del ADN a la maquinaria de producción de proteínas de una célula.

Sin ARNm, no se usaría tu código genético, no se producirían proteínas y tu cuerpo no funcionaría. Si el ADN es la tarjeta bancaria, entonces el ARNm es el lector de tarjetas.

vacunación

Getty Images
Millones de dosis de vacunas de ARNm contra covid han sido administradas alrededor del mundo.

Una vez que un virus está dentro de nuestras células, libera su propio ARN, engañando a nuestras células secuestradas para que produzcan copias del virus, en forma de proteínas virales, que comprometen nuestro sistema inmunológico.

Las vacunas tradicionales funcionan inyectando proteínas víricas inactivadas llamadas antígenos, que estimulan el sistema inmunológico del cuerpo para que reconozca el virus cuando reaparece.

La genialidad de las vacunas de ARNm es que no es necesario inyectar el antígeno en sí.

Lo que hacen estas vacunas es utilizar la secuencia genética o “código” del antígeno traducido en ARNm.

Es un fantasma de lo real, engañando al cuerpo para que cree anticuerpos muy reales.

El ARNm artificial en sí mismo desaparece, degradado por las defensas naturales del cuerpo, incluidas las enzimas que lo descomponen, dejándonos solo con los anticuerpos.

Por lo tanto, es más seguro producirlo, de manera más rápida y económica, en comparación con las vacunas tradicionales.

Ya no se necesitan enormes laboratorios de bioseguridad que cultiven virus mortales dentro de millones de huevos de gallina.

En cambio, un solo laboratorio puede secuenciar las proteínas del antígeno y enviarlo por correo electrónico a todo el mundo.

Con esa información, un laboratorio podría producir “un millón de dosis de ARNm en un solo tubo de ensayo de 100 ml”, dice Blakney.

Ahora hemos visto que ese proceso se desarrolla en tiempo real. El 10 de enero de 2020, Zhang Yongzhen, profesor de zoonosis en el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China en Pekín, secuenció el genoma del coronavirus y lo publicó al día siguiente.

La covid fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo.

El 16 de marzo, utilizando la secuencia de Zhang, la primera vacuna de ARNm comenzó la fase uno de su ensayo clínico.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aprobó la vacuna Pfizer-BioNTech Covid-19 el 11 de diciembre de 2020, haciendo historia no solo como la primera vacuna de ARNm aprobada para humanos, sino también como la primera en tener una tasa de eficacia del 95% en ensayos clínicos.

La aprobación de la vacuna de ARNm de Moderna siguió de cerca el 18 de diciembre.

La vacuna que anteriormente se había ganado el título de la “vacuna más rápida de la historia”, la vacuna contra las paperas, tardó cuatro años en producirse.

Las vacunas deModerna y Pfizer-BioNTech tardaron solo 11 meses.

La teoría detrás de la vacuna de ARNm fue promovida por los científicos de la Universidad de Pensilvania Katalin Karikó y Drew Weissman, quienes recientemente recibieron el Premio Lasker 2021, el premio de investigación biomédica más importante de Estados Unidos.

Sin embargo, incluso en 2019, se creía que las vacunas convencionales de ARNm estaban al menos a cinco años de distancia.

La pandemia hizo avanzar rápidamente este campo de la medicina.

Kathryn Whitehead, profesora asociada de ingeniería química e ingeniería biomédica de la Universidad Carnegie Mellon, y colaboradora clave de Weissman y Karikó, admite que “no había muchas personas en el mundo de la terapéutica del ARNm que hubieran imaginado tasas de eficacia inicial del 95% en este escenario de emergencia”.

Pero ahora, las posibilidades parecen infinitas. O, como dice Blakney: “Ahora es, bueno, ya funcionó para una glicoproteína viral, entonces, ¿qué otras vacunas podemos hacer con ella? ¿Y qué podemos hacer más allá de eso?”.

Katalin Kariko

Getty Images
El trabajo pionero de Katalin Karikó y Drew Weissman sobre ARNm preparó el terreno para las vacunas de covid de Pfizer y Moderna.

En la Universidad de Rochester, Dragony Fu, profesor asociado del departamento de biología, recibió fondos de la Fundación Nacional de Ciencia de EE.UU. para que su laboratorio investigara de forma acelerada las proteínas de ARN.

Si actualmente estamos presenciando la vacuna de ARNm 1.0 para la covid, entonces la 2.0 abordará dos categorías más de enfermedades, dice Fu.

“Una son patógenos, como el Sars, pero puedes aplicar esta tecnología a otros invasores como el VIH. Ya antes de covid, las empresas estaban desarrollando vacunas de ARNm contra el VIH”.

También cita el zika, el herpes y los parásitos de la malaria en el campo de los patógenos.

“La otra categoría son las enfermedades autoinmunes”, dice. “Eso es intrigante porque va más allá de la definición estricta de una vacuna”.

Fu afirma que el futuro podría involucrar “tratamientos” de ARNm, por ejemplo, para reducir la inflamación. “En teoría, eso abre muchas posibilidades”, señala.

Yizhou Dong, profesor asociado de farmacia y farmacología de la Universidad Estatal de Ohio, se especializa en pequeñas bolas de grasa o lípidos necesarias para albergar el ARNm y entregarlo de manera segura a las células sin que nuestro cuerpo lo destruya inmediatamente.

Los lípidos han sido descritos como el “héroe olvidado”: si la entrega de lípidos no se hubiera perfeccionado y aprobado finalmente en 2018, no habría habido vacunas de ARNm de covid para 2020.

Antes de la covid, había muchos estudios de investigación que buscaban aplicaciones más amplias combinando esta nueva técnica de liberación de lípidos con ARNm, explica Dong, que incluyen trastornos genéticos, inmunoterapia contra el cáncer, enfermedades infecciosas e infecciones bacterianas.

“Siempre que tengas el antígeno y puedas secuenciar la proteína, en teoría debería funcionar”.

Gracias al avance combinado en la administración de lípidos y la tecnología de ARNm, las vacunas y tratamientos en desarrollo incluyen la terapia de ARNm de Translate Bio para la fibrosis quística y la esclerosis múltiple; la vacuna de ARNm de Gritstone Oncology y Gilead Sciences para el VIH; las terapias de Arcturus Therapeutics para la fibrosis quística y las enfermedades cardíacas; y la start-up alemana Ethris con AstraZeneca, que están desarrollando terapias de ARNm para enfermedades pulmonares graves y asma.

También se están explorando soluciones para las enfermedades tropicales.

Moderna está cerca de la fase dos (de tres) de los ensayos clínicos de vacunas de ARNm para zika y chikungunya.

Ambos patógenos se describen como “desatendidos”, porque afectan a las poblaciones más pobres del mundo y no reciben la investigación y la financiación adecuadas.

La velocidad y el costo de las vacunas de ARNm podrían cambiar ese paradigma y señalar el fin de las enfermedades tropicales desatendidas.

Quizás la primera nueva vacuna de ARNm que llegue a nuestros estantes, sin embargo, será para un enemigo más familiar: la gripe.

Los virus de la influenza son responsables de entre 290.000 y 650.000 muertes anuales en todo el mundo.

“Es más probable que veamos vacunas de ARNm contra la influenza en un futuro cercano”, dice Whitehead.

“Estas vacunas de ARNm han estado en desarrollo durante años y los ensayos clínicos hasta la fecha son alentadores. Actualmente hay cinco ensayos clínicos para la influenza A, incluido uno en la fase dos”.

Este avance podría ocurrir justo a tiempo. Paul Hunter, profesor de protección de la salud de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, que también es consultor de la OMS, advirtió que en algunos países puede ocurrir una epidemia de influenza que podría provocar más muertes que la covid-19.

Varias compañías farmacéuticas también están buscando vacunas de ARNm y tratamientos para el cáncer.

“Las células cancerosas a menudo tienen ciertos marcadores en la superficie que el resto de las células de tu cuerpo no tienen”, dice Blakney.

“Puedes entrenar a tu sistema inmunológico para que reconozca y elimine esas células, al igual que puedes entrenar a tu sistema inmunológico para que reconozca y elimine un virus: es la misma idea, simplemente averigua qué proteínas hay en la superficie de las células tumorales y úsalas como una vacuna”.

La idea de una medicina individualizada y específica para el paciente ha sido una perspectiva tentadora durante años.

Esta podría ser otra puerta abierta de par en par por el ARNm, según Blakney. En teoría, “se extrae el tumor, se secuencia, se ve qué hay en la superficie y luego se hace una vacuna específicamente para tí”.

laboratorio

Getty Images

Si los tratamientos para el cáncer, el VIH y las enfermedades tropicales van de la mano con el ARNm 2.0, ¿qué podría haber con el 3.0?

Un área de gran preocupación para la medicina moderna es la resistencia a los antibióticos.

“Potencialmente, podría imaginarse la fabricación de una vacuna contra un antígeno bacteriano como C. difficile o algunos de los que son realmente difíciles de tratar”, señala Blakney.

Todavía no hay ensayos, pero revistas científicas como Frontiers han explorado esta idea.

También existe la posibilidad de aplicaciones comerciales de salud y bienestar más generales.

Por ejemplo, Fu sugiere que la intolerancia a la lactosa, que afecta a cientos de millones de personas de origen asiático, incluido él mismo, y de hecho a un 68% estimado de la población mundial, podría algún día ser el objetivo.

“Me falta la proteína que me permite descomponer la lactosa. En el futuro, se podría desarrollar alguna forma de transmitir el mensaje, el ARNm, que creará la proteína que descompone la lactosa … no está en riesgo la vida, pero me imagino que es una industria de miles de millones de dólares”.

En el estado de Ohio, Dong incluso ha realizado con éxito una prueba en ratones para atacar el colesterol.

Las personas con niveles altos de la proteína PCSK9 tienden a tener colesterol alto y desarrollar enfermedades cardíacas temprano.

“Notamos que después de un tratamiento , pudimos reducir el nivel de proteína PCSK9 en más del 95%. Esa es definitivamente una dirección de investigación muy importante”, señala.

Según Dong, al menos una empresa de biotecnología está planeando un ensayo clínico utilizando ARNm para inhibir la PCSK9.

Todo esto plantea la pregunta: ¿podrían las terapias de ARNm darnos una inmunidad casi sobrehumana?

Las vacunas de ARNm de covid-19 han llevado a algunas personas a producir niveles muy altos de anticuerpos, capaces de neutralizar varias variantes de covid-19 a la vez.

También existe la posibilidad de mezclar varias vacunas de ARNm en una sola vacuna de refuerzo de la salud, que podría prevenir cánceres y virus al mismo tiempo.

Si bien es solo una especulación en la actualidad, dice Fu, “podrías tener un montón de sabores diferentes … un cóctel de ARNm que haga que las diferentes proteínas sean selectivas para tu necesidad particular”.

Tanto Moderna como Novavax ya están desarrollando vacunas combinadas contra covid-19 y gripe.

vacunación

Getty Images

Sin embargo, antes de entusiasmarnos demasiado, quedan dudas en torno a las vacunas de ARNm.

Actualmente, necesitamos inyecciones de refuerzo regulares, y estas inyecciones tienden a lastimar tu brazo, a veces con efectos secundarios de fatiga.

En el momento de escribir este artículo, llevamos menos de un año de uso en el mundo real.

Se han observado reacciones anafilácticas (aunque sin muertes) en aproximadamente 2 a 5 personas por millón vacunadas en Estados Unidos: ligeramente más altas, 4,7 por millón, con la vacuna Pfizer-BioNTech que los 2,5 por millón de la vacuna Moderna.

Según un análisis, aunque sigue siendo bajo, es 11 veces más alto que con la vacuna contra la gripe.

“Todavía estamos trabajando para comprender cuánto tiempo dura la respuesta de los anticuerpos, así como la respuesta celular”, dice Blakney.

“Ahora hay buenos indicios de que se obtiene una respuesta de células T de memoria realmente buena a partir de las vacunas de ARNm, pero dado que estos ensayos sólo tienen un año y medio en la mayoría de los casos, todavía estamos tratando de entender cuánto tiempo dura esa inmunidad”.

Agrega que la mayoría de la gente, “realmente no quiere recibir múltiples vacunas cada año que después te dejen noqueado durante tres días”.

Sin embargo, el laboratorio de Blakney en la UBC está trabajando en una respuesta: ARNsa o ARNm autoamplificado.

Tiene los mismos componentes estructurales que el ARNm normal, excepto que una vez dentro de una célula puede hacer copias de sí mismo.

“Esto es realmente ventajoso porque te permite usar una dosis mucho más baja, por lo general alrededor de 100 veces menos ARNsa que ARNm”, dice Blakney.

Esto significa más beneficios para tu inversión y menos dolor en el brazo.

En una carrera de tortuga contra liebre, las vacunas de ARNm pueden haberse adelantado para combatir la covid-19, pero el ARNsa puede ganar al final, y de hecho acaba de recibir US$195 millones de respaldo de AstraZeneca (que se compara favorablemente con los US$29,5 millones que recibió Ethris por el desarrollo de la vacuna contra las enfermedades pulmonares, mencionado anteriormente en este artículo).

Mientras tanto, Fu, Dong, Whitehead y Blakney continúan liderando de la ola de progresos del ARNm.

Dondequiera que los lleve, una cosa es segura: este nunca volverá a ser el mismo campo anónimo de investigación científica que una vez conocieron.

Especialmente si publicas tus videos explicativos en TikTok como Blakney.

“Toda mi misión allí es educar a la gente sobre las vacunas”, dice riendo. “Recibo toneladas de preguntas al azar. Pero también muchas personas han dicho cosas como: ‘Tú eres la razón por la que mi pareja y yo nos pusimos la vacuna’. Y eso es realmente impactante”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=7kpmPxW9Soc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.