Estos son los seis estados en donde hay aumento de casos de COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Rebrote? Estos son los seis estados en donde hay aumento de casos de COVID-19

Hay ya seis estados donde los casos estimados por semana van en aumento y los hospitales empiezan a tener más camas ocupadas. Las alertas se encienden.
Cuartoscuro
23 de octubre, 2020
Comparte

Chihuahua, Aguascalientes, Querétaro, Durango, Nuevo León y Zacatecas tienen características de lo que pudiera considerarse un rebrote, informó José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

En la conferencia sobre COVID-19 de este jueves 22 de octubre, el funcionario explicó que en Aguascalientes hay un incremento de casos estimados (alrededor de 600 en la última semana epidemiológica, la 41) que supera lo observado en picos previos.

Lee: CDMX sigue en naranja con alerta pero bajan hospitalizaciones por COVID

El estado, dijo, ha mostrado un comportamiento “ondulante”, con contagios que suben y bajan, pero esta vez el alza es más considerable, aunque el porcentaje de pasos positivos que se registran de entre todos los que se analizan apenas está por arriba del 30%.

Por eso, explicó Alomía, es que “decimos que ya es una entidad que tiene de entrada características de un rebrote”. Pero ese efecto todavía no se aprecia en las defunciones.

Las camas generales en Aguascalientes aún se encuentran en un rango verde, por debajo del 30% de ocupación. No así las camas con ventilador, que estuvieron fluctuando dentro del rango amarillo (colores que asigna el lineamiento de reconversión hospitalaria)y en los últimos días llegaron a rango naranja, “lo que empieza a detonar primeras acciones para efecto de prepararse ante una posible saturación”.

En Chihuahua, alertó Alomía, sí tienen un incremento importante, con ascenso rápido de casos: “es decir, una velocidad de transmisión que se ha dado prácticamente en las últimas dos semanas. El pico de la semana 41 supera por mucho, casi cuatro veces (con alrededor de 2,700 casos estimados) a lo que se había observado en semanas previas”.

El porcentaje de positividad (las muestras que resultando positivas de entre todas las que se toman) pasó de rondar el 60% a estar cerca de 80%.

En esta entidad, el número de personas que están falleciendo por infección respiratoria aguda grave sí tiene también ya un incremento, paralelo al de los casos estimados.

Entérate: Estamos rebasados: Récord de casos COVID y hospitales llenos regresaron a Chihuahua al semáforo rojo

En ocupación hospitalaria, las camas generales y las camas con ventilador están en rangos naranjas, las primeras ya bordeando el rango rojo.

En este caso, señaló Alomía, “tenemos prácticamente cinco indicadores que están confluyendo con información que nos dice que la transmisión se ha incrementado de manera importante en Chihuahua y que por lo tanto hay acciones inmediatas que se están tomando y de seguro esperamos en algunos días o en una semana más podamos ver resultados de las mismas”.

Durango también tiene un incremento importante en la semana 41, que casi duplica lo registrado en semanas previas, con alrededor de 1,200 casos estimados y un porcentaje de positividad de alrededor de 50%. Aunque la mortalidad todavía se mantiene en descenso.

Las camas generales están en naranja, rango que alcanzó el estado en prácticamente los últimos cinco días; y en el caso de las camas de ventilador todavía está en rango amarillo, por debajo de lo que significaría detonar procesos de reconversión.

“Aquí prácticamente son dos indicadores los que tenemos al alza, los otros tres están todavía en niveles de seguridad”, señaló Alomía.

En Nuevo León, los indicadores de positividad han subido en las últimas dos semanas. En la semana 41, el porcentaje de pruebas positivas se ubica en 50% lo que no es muy diferente de lo presentado en semanas anteriores. La mortalidad todavía mantiene una tendencia descendente.

Lee más: COVID en el Senado: 160 trabajadores y legisladores han dado positivo

Aunque, las camas generales ya están en rango naranja. Y en el caso de las camas con ventilador, estas se ubican en un nivel amarillo, que no requeriría necesariamente detonar acciones de reconversión pero sí para encender las alertas.

Querétaro también tiene un incremento en el número de casos estimados, con poco más de mil en la última semana epidemiológica; mientras que el porcentaje de positividad está en 50%. Aunque aquí tampoco se ha incrementado la mortalidad, que continúa con tendencia descendente.

Entérate: Cuáles son los factores que hacen más probable que la COVID-19 se vuelva crónica

En cuanto a ocupación hospitalaria, Querétaro, mantiene sus indicadores en verde, en un rango bajo que no ha superado el 30%, aunque en las camas con ventilador ha estado siempre en una línea límite entre verde y amarillo.

El sexto estado en riesgo, Zacatecas, tiene en casos estimados un incremento importante desde la semana epidemiológica 40, para llegar a aproximadamente 900 y un índice de positividad de alrededor de 60%. Pero la mortalidad no tiene aún aumento. En ocupación hospitalaria está en un rango amarillo bajo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Si ya tuve COVID-19, ¿es necesario que me vacune?

A un año de pandemia y pocos meses de vacunación, cada vez se sabe más sobre cuáles son las formas más ventajosas de inmunizar a la sociedad.
5 de marzo, 2021
Comparte

Si una persona se contagió con coronavirus hace dos meses y otra persona se vacunó hace exactamente el mismo tiempo, ¿cuál de las dos está más protegida?

La pregunta bien podría parecer un problema matemático, pero se aproxima al razonamiento del que parten expertos y autoridades médicas para definir qué tan necesario es vacunar contra la covid a aquellos que ya pasaron la infección.

Con los problemas de distribución en varias regiones, decidir quién necesita dos dosis, una o ninguna es vital para conseguir que más personas estén protegidas cuanto antes, lo que implica menos muertes y hospitalizaciones.

Un estudio reciente de la revista británica The Lancet “razona” que haberse infectado por coronavirus ofrece tanta protección como una sola dosis de una vacuna.

Esto significa que muchos pacientes solo necesitarían una de las dos dosis requeridas por varios fabricantes de vacunas. De ser así, los países podrían repartir sus dosis con más eficiencia.

España, por ejemplo, aplazó seis meses la vacunación a los menores de 55 años que ya han pasado la enfermedad.

De la misma forma, el Ministerio de Salud Pública de Ecuador anunció en diciembre que aquellos que ya pasaron la infección no recibirían la vacuna de forma inicial.

A la par que evoluciona la pandemia, también lo hacen las recomendaciones sanitarias. Por ello todas estas guías varían frecuentemente.

Pero, ahora mismo, ¿es recomendable vacunarse si ya hemos pasado la infección por covid-19?

Realización de prueba PCR a una paciente.

Getty Images
Varias investigaciones analizan la posibilidad de solo dar una dosis a las personas que ya han pasado la enfermedad.

“La protección más completa posible”

La respuesta más directa a la pregunta anterior es sí. ¿Por qué?

“Porque lo ideal es tener la protección más completa posible”, dice a BBC Mundo José Manuel Bautista, catedrático del departamento de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid en España.

“Las vacunas han demostrado funcionar muy bien, con porcentajes de protección superiores al 90% y son un indicador más fiable. Las infecciones de la enfermedad son muy heterógeneas”, añade el académico.

Esto quiere decir que en dos personas sanas de la misma edad, la infección por coronavirus puede dejar niveles de protección distintos.

Vacunación en una residencia de ancianos en Mallorca, España.

Getty Images
Sacar conclusiones universales sobre qué funciona y qué no con las vacunas no es recomendable, dado que la respuesta puede ser distinta según el grupo de edad.

Por no hablar de las diferencias entre pacientes sanos y aquellos más vulnerables como ancianos o con dolencias crónicas. Es por ello que sacar conclusiones universales ahora mismo es prematuro y los expertos recomiendan más seguimiento.

Por lo tanto, Bautista estima conveniente que los infectados también se vacunen, para que “se estabilice la respuesta inmunitaria y sea protectora”.

En este sentido, el experto también considera que pensar en alternativas como dar una sola dosis a los que ya pasaron la enfermedad ayudaría a contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que acusan regiones del mundo como la Unión Europea y América Latina, por ejemplo.

¿Y si se le da una sola dosis a los infectados?

Una vez aclarado que a pesar de superar la infección sigue siendo conveniente vacunarse, algunos científicos y gobiernos debaten sobre la posibilidad de retrasar la inoculación o solo ofrecer una dosis a esos pacientes.

Las autoridades se basan en que, según estudios recientes, una persona que recibe las dos dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, adquiere una protección similar que otra que, tras pasar la infección, recibe una dosis única del mismo fabricante.

Jeringuillas apiladas.

Getty Images
Definir la mejor estrategia de vacunación puede contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que sufren varios países.

Esto es porque en las vacunas bidosis, la primera funciona para crear la protección y la segunda para reforzarla y hacerla más duradera.

“Una sola dosis de vacuna puede cumplir la función de reforzar la protección si el individuo ya tiene inmunidad natural por haberse infectado”, explica a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

Esto, agrega el experto, “puede ser útil pero no necesariamente requerido”.

“Dependerá de cuánto refuerzo natural también hayas desarrollado por exponerte al virus en tu comunidad”, complementa Tang.

Entonces, ¿quién está más protegido? ¿Vacunados o infectados?

Como suele ser habitual en las ciencias médicas, no hay respuestas absolutas.

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, asegura a BBC Mundo que ambos casos estarían protegidos.

Otro asunto es saber cuánto duraría esa protección. En este caso influye mucho cuánto durará la protección natural por coronavirus y cuánto la ofrecida por las vacunas.

No ha habido mucho tiempo para analizar esto, dado que apenas llevamos un año de pandemia y pocos meses de vacunación.

El doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, confía en que la protección de las vacunas “dure años”.

Tang, por otra parte, asegura que “habitualmente una infección produce una respuesta inmune más amplia y duradera que una sola dosis de una vacuna. Por ello es necesario complementar la inoculación con una segunda”.

Claro que, al infectarse, uno también se arriesga a ser hospitalizado o enfermar de gravedad, por lo que lo ideal, por supuesto, es protegerse a través de la vacuna.

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&feature=emb_title

Otra cuestión a considerar es cuán eficaz será la protección si aparecen nuevas variantes del patógeno que mermen la eficacia de los inmunizadores.

Bautista considera que por mucho que mute una variante, al menos próximamente no debería afectar la protección contra formas graves de la enfermedad, aunque se requieren más estudios para aclararlo.

Mientras, García Rojas opina que “el único escenario que debe plantearse ahora mismo es vacunar lo más que se pueda. Y ser conscientes de que en un futuro pueda ser necesario revacunarnos en la medida que los fabricantes modifiquen sus inmunizadores contra nuevas variantes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.