Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro, en focos rojos por repunte COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro, los otros focos rojos del repunte de COVID-19

Estos tres estados han registrado un aumento de casos de COVID en las últimas semanas, mismos que los gobiernos intentan frenar endureciendo las medidas sanitarias o imponiendo cierres de establecimientos.
Cuartoscuro
27 de noviembre, 2020
Comparte

Además de la Ciudad de México, hay otras tres entidades con una incidencia alta (por cada cien mil habitantes) en el número de personas que han enfermado de COVID-19 en los últimos 15 días. Se trata de Aguascalientes, Zacatecas y Querétaro.

Te puede interesar: México supera las 104 mil muertes por COVID-19 y confirma 8 mil casos más

En el caso de Querétaro después de tener una curva hacia arriba tiene la última semana de descenso. La entidad tiene, de acuerdo a la plataforma de datos COVID de Conacyt, mil 718 casos activos. Pero es pronto para saber si la disminución se mantendrá. La prueba es que los hospitales han estado recibiendo más pacientes y ya se registra un 40% de ocupación en camas generales y el mismo porcentaje en las camas con ventilador, de acuerdo a datos de la Secretaria de Salud federal.

Habitantes de ese estado entrevistados por Animal Político confiesan que las medidas de seguridad y el confinamiento ya se habían relajado mucho. “Antes, en marzo-abril, en la capital del estado era común incluso ver a policías solicitando que no estuviera la gente en los espacios públicos o invitaban a las personas a que usaran el cubrebocas y poco a poco eso se relajó, y la gente también. Lo mismo en los centros comerciales, ya desde antes del Buen Fin, había muchas personas haciendo compras no esenciales. En los supermercados ya pasaban familias completas, aunque en la zona de fila sí pedían pasar a una sola persona”, cuenta César Andrés García, analista de comunicación y habitante de Querétaro.

Desde la perspectiva de su profesión dice que siente que ha faltado en estos días una campaña de comunicación más fuerte que sensibilice sobre el riesgo del repunte y promueva otra vez las medidas de seguridad y la importancia de estar en casa, si eso es posible.

Iker, quien solicitó no ser identificado con apellido, también es habitante de Querétaro, él trabaja en una empresa aeronáutica donde nunca pararon por ser actividad esencial, pero sí han tenido estrictas medidas de seguridad. Aunque, dice, cada vez más los empleados empezaron a tomar su rutina de acudir a trabajar a la compañía y eso no se ha modificado con el repunte.

“Está más relajado, porque antes nos pedían un porcentaje de ocupación en la empresa, obviamente con separación de los lugares de trabajo y ahorita ya casi está viniendo todo mundo, aunque venimos por turnos y se habilitaron salas de juntas para meter más gente y guardar la distancia, pero no se ha restringido más ni ha cambiado nada respecto a lo que teníamos hace tres meses”.

En los hospitales ya se siente la nueva presión, incluso en los que no son COVID, como en el que está haciendo su residencia en ginecología Martha, a quien llamaremos así porque teme represalias por parte de la institución si da su nombre real. El hospital está dedicado a atender a los afectados por otros padecimientos diferentes al coronavirus, pero eso no los ha librado de recibir a personas contagiadas o sospechosas.

“Donde estoy nos toca atender solo cesáreas, no se están permitiendo partos, porque no podemos esperar tanto tiempo y exponernos, han llegado muchas mujeres con casos sospechosos de tener COVID y no podemos arriesgarnos. En julio o agosto recibíamos tres mujeres, a la semana, con síntomas y solo una resultaba positiva, ahorita estamos recibiendo seis, el doble, con síntomas sospechosos de COVID y dos resultan positivas. Cuando ya están a punto de tener al bebé no podemos enviarlas a otro hospital, tenemos que atenderlas aquí y el riesgo para nosotros vuelve a subir”, dice la residente.

Apenas este 26 de noviembre, el gobernador Francisco Domínguez difundió un mensaje a la ciudadanía: “hemos puesto en tus manos tomar decisiones que nos lleven a evitar volver al confinamiento, pero no podemos relajarnos, no vamos a permitir que la enfermedad avance ni que disminuya el nivel de responsabilidad ciudadana”, advirtió y anunció las nuevas medidas.

“Hemos realizado más de 42 mil pruebas, en octubre alcanzamos un promedio de mil pruebas diarias de PCR y agregaremos 500 pruebas rápidas. Además, pondremos en marcha la estrategia estatal Somos Más, en esta habrá información que la ciudadanía podrá consultar para monitorear el número de casos activos, el promedio de positivos y la ocupación hospitalaria, mismas que en lo inmediato asociaremos a rangos de horarios, aforos y actividades permitidas”.

Francisco Domínguez informó que los establecimientos comerciales se cerrarán a las 20 horas, solo se permitirá un aforo de 30% y una persona por familia. También anunció que los restaurantes y cafeterías se cerrarán a las 22 horas de lunes a sábado y los domingos solo tendrán servicio a domicilio.

La venta  de alcohol en envase abierto o cerrado será hasta las 22 horas de lunes a sábado y quedará prohibida los domingos. En los espacios públicos, incluido el transporte, solo se permitirá 30% de aforo, con uso obligatorio de cubrebocas. Los eventos masivos o sociales de más de 100 personas quedan prohibidos y en las reuniones particulares deberá haber una distancia de 1.5 metros por persona.

Lee más: Alerta en CDMX: aumentan casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19

Que pare la fiesta

Aguascalientes tiene 666 casos activos. En el estado hubo una larga meseta durante todo el verano, pero cuando llegó el otoño, la incidencia de casos empezó a subir. También se incrementaron las defunciones y los ingresos a hospital. La entidad tiene, de hecho, la ocupación más alta en camas con ventilador de todo el país, con 59%.

El gobierno del Estado de Aguascalientes emitió, en conjunto con los once gobiernos municipales, nuevas medidas de prevención para mitigar la propagación de casos COVID-19, mismas que entraron en vigor desde la publicación del decreto que las contiene, el martes 17 de noviembre y hasta el 30 de este mes.

Entre esas medidas están: uso obligatorio del cubrebocas en vía pública, edificios, tiendas y dependencias del gobierno; suspensión total de operaciones con giro comercial que implique concentraciones mayores a cinco personas, incluidos gimnasios, restaurantes, bares y cantinas, plazas comerciales, espectáculos públicos; también se prohibió la venta de alcohol y productos no esenciales.

Igual quedaron suspendidas las ceremonias civiles, sociales o religiosas en las que intervengan más de 15 personas; las reuniones y eventos sociales en la vía pública y en espacios como jardines, salones de fiestas o similares.

Este martes, el gobernador Martín Orozco dio un mensaje, que más bien fue un reproche a la ciudadanía.  “Estamos pasando por un momento muy muy difícil en los hospitales, el personal, del que a veces nos olvidamos mientras andamos en la fiesta, está cansado, está arriesgándose y es por ellos y el aumento en los hospitales que tomamos esta decisión (de ajustar las medidas)”.

El mandatario dijo que con las medidas sí bajó la movilidad “y eso se refleja en una ligera baja en los hospitales, los últimos tres días” y en una baja más fuerte en el tema de los contagios. Pero, el C5, del 16 al 22 de noviembre recibió 894 reportes de fiestas privadas, en colonias, en fraccionamientos, en cerradas, en ranchos. De estas, 755 fueron en la capital, en el punto rojo rojo de los municipios. Y de estas, 500 fueron de viernes a domingo. Normal, en fin de semana como si no tuviéramos una pandemia, cuya solución única en el mundo es bajar la movilidad”, reprochó Orozco.

El gobernador de Aguascalientes recordó que queda un fin de semana, este, en el que se deben observar las medidas decretadas y le pidió a la ciudadanía, “cerremos con todo este fin de semana, para que el lunes que termina el decreto se tenga ya una actividad económica que pueda recuperar a los negocios”.

Orozco indicó que el lunes se dará a conocer una nueva estrategia de cuidados “para tener este mes de una economía pujante, con la apertura de los negocios que ahora ayudaron cerrando”.

Entérate: Quioscos en CDMX aceleran la detección de COVID: reportan 1,400 casos en un día

Cubrebocas a fuerza

Zacatecas había tenido un ascenso sostenido de casos, para llegar a 1,316 casos activos y ocupación hospitalaria a la alza, que ya registra un porcentaje de 46% en camas con ventilador.

Este 25 de noviembre, el gobierno del estado informó en un comunicado que se registró la cifra más alta de muertes en la entidad desde el inicio de la pandemia, con 25 fallecimientos en un día, con los que Zacatecas llegó a mil 422.

Entre las medidas que ha tomado el estado para frenar los contagios, el 21 de noviembre se publicó en el Periódico Oficial la Ley que regula el uso del cubrebocas, en la que se obliga a toda persona que habite o transite por el estado a utilizarlo.

En el artículo 4 de la Ley se señala como obligatorio el uso del cubrebocas para toda persona mayor de 13 años y los menores de dos a 12 años bajo la supervisión de adultos. Quienes incumplan se harán acreedores a amonestaciones, multas, trabajo a favor de la comunidad, arresto hasta por doce horas, de acuerdo a criterios establecidos en la misma Ley.

También Durango y Baja California Sur están con una incidencia alta por cada cien mil habitantes, aunque en el caso de este último eso se debe a que tiene una población muy pequeña. En realidad la curva en ese estado va ya a la baja. En el caso de Durango, todavía hay una actividad epidémica importante, pero también ya empezaron a disminuir los casos, las defunciones y el número de hospitalizados.

Respecto a otros estados que han tenido repuntes, este martes 24 de noviembre, en la conferencia matutina del presidente, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, mencionó que las grandes metrópolis del país, CDMX, Monterrey y Guadalajara se mantiene con una transmisión importante por lo que deben seguir con medidas de seguridad sanitaria.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 nuevos fraudes y estafas surgidos por la pandemia del coronavirus

El miedo y la desinformación desatados por la crisis sanitaria mundial han permitido a grupos delictivos crear nuevas formas de engaño para obtener dinero y datos de identidad. Te contamos algunas de las estafas más utilizadas en tiempos de covid.
9 de febrero, 2021
Comparte

Mientras las economías del mundo sufren y millones de negocios han tenido que cerrar sus puertas debido a la crisis sanitaria mundial generada por el covid-19, hay quienes han aprovechado la pandemia para sacar un beneficio económico.

Se trata de grupos de delincuentes en varios rincones del globo que han encontrado nuevas formas ilegales de hacer dinero.

Algunos de estos criminales engañan a sus víctimas aprovechando la confusión, desinformación y desesperación de muchos en medio de la pandemia.

Otros, ofrecen falsificaciones que permiten violar algunas de las restricciones impuestas por las autoridades en muchos países.

Aquí te contamos tres de los principales fraudes y estafas que han surgido en los últimos tiempos en torno al coronavirus.

1. Resultados de tests falsos

Muchos países exigen a toda persona que quiera viajar allí que se realice una prueba de laboratorio para comprobar que no está infectado con el virus que causa el covid-19.

La exigencia de mostrar un certificado con resultado negativo ha propiciado un lucrativo negocio que consiste en vender resultados falsificados.

Las dificultades o retrasos para acceder a las pruebas, su alto costo en algunos lados y la urgencia o pereza de algunas personas que quieren viajar, han llevado a que el negocio de los tests falsos florezca.

Un hombre se realiza una prueba de coronavirus en el aeropuerto de Los Ángeles, en EE.UU.

Getty Images
Algunos viajeros buscan evitar realizarse los tests de coronavirus y compran certificados falsos.

Agencias de seguridad han desbaratado redes de falsificadores de certificados en el aeropuerto Charles de Gaulle, en la capital de Francia, y en el aeropuerto de Luton, en Reino Unido.

También la Policía Nacional de España arrestó al menos a una persona que ofrecía resultados de tests falsos.

En Países Bajos se identificaron varias cuentas en redes sociales como Whatsapp y Snapchat con nombres como Vliegtuig Arts (el médico del avión) o Digitale Dokter (el médico digital) que ofrecían certificados falsos.

El diario El País de España denunció recientemente que este negocio también prolifera en algunas zonas turísticas de México, donde tests apócrifos son vendidos por menos de US$40.

Y en Chile, las autoridades sanitarias clausuraron en enero un centro médico ubicado en la acomodada comuna de Las Condes, en Santiago, que falsificaba resultados de exámenes supuestamente realizados a cambio de US$85.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) reconoció que se trata de “un problema cada vez mayor en todo el mundo”.

El organismo señaló que parte del problema es que los certificados en papel se pueden manipular fácilmente porque vienen en diferentes formatos e idiomas, lo que “conduce a ineficiencias en los controles de salud, errores y fraude”.

Por su parte, la Oficina Europea de Policía, Europol, indicó que “la proliferación de medios tecnológicos de gran precisión, ya sea impresoras o distintos programas de software, facilita la circulación de documentos fraudulentos”.

Europol, que esta semana alertó a la Unión Europea sobre una banda de falsificadores de certificados llamada Rathkeale Rovers Mobile Organised Crime Group, presuntamente de origen irlandés, admitió que el problema es difícil de combatir.

“Mientras haya limitaciones para viajar debido a la covid-19, es probable que se mantenga la producción y venta de certificados falsos”, señalaron portavoces de la institución.

Una persona con guantes sostiene una vacuna y un modelo de un coronavirus

iStock
La llegada de las vacunas contra el covid ha desatado una nueva serie de estafas.

2. El engaño de las vacunas

Desde que comenzó la pandemia, ha habido timadores que buscaron lucrar con el miedo que genera la enfermedad, ofreciendo remedios y curas falsas.

Tés, aceites esenciales y terapias intravenosas con vitamina C son solo algunos de los supuestos tratamientos antivirales que se siguen vendiendo en clínicas, sitios online, redes sociales y programas de televisión.

Pero el desarrollo de vacunas contra el coronavirus, que ya empezaron a distribuirse y aplicarse en varias partes del mundo, ha generado una nueva forma de estafa.

Consiste en exigir dinero a cambio de estar en una presunta lista para recibir la preciada inmunización, cuyas dosis son limitadas.

También hay quienes afirman falsamente vender alguna de las vacunas desarrolladas.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) advirtió que este fraude se está extendiendo en ese país debido a las complejidades del sistema de distribución de las vacunas, que varía según el estado o territorio.

“Los estafadores, siempre listos para actuar, se están aprovechando de la confusión”, señaló Colleen Tressler, especialista en Educación del Consumidor de la FTC.

Para evitar el fraude, la agencia recuerda que no se puede pagar para inscribirse para recibir la vacuna.

“Todo aquel que te pida que pagues para colocar tu nombre en una lista, para hacer una cita para ti o reservarte un puesto en la fila es un estafador”, advierte.

Un hombre con guantes de latex, sosteniendo vacunas en una mano y dinero en la otra

iStock
Los estafadores fingen tener vacunas para vender o prometen un lugar en la lista de vacunación.

También recomienda ignorar los anuncios de venta de vacunas contra el coronavirus.

“No la puedes comprar en ningún lugar. La vacuna está disponible únicamente en lugares aprobados a nivel federal y estatal”, indica.

3. El corona-phishing

La creación de negocios falsos, que ofrecen productos inexistentes a través de sitios online, redes sociales, correos electrónicos y llamadas, con la intención de obtener los datos bancarios de quienes caen en la trampa, explotó desde que comenzó la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también debió emitir una advertencia en marzo pasado para alertar que cibercriminales se hacían pasar por representantes del organismo para obtener donaciones falsas y robar datos de identidad.

Pero mientras que al principio esta forma de delito, conocido como “phishing”, se enfocó en campañas de caridad falsas o la supuesta venta de productos muy en demanda, como mascarillas, alcohol en gel o desinfectantes, con el tiempo las estafas se hicieron más sofisticadas.

En Argentina, algunos bancos debieron cerrar sus perfiles en redes sociales luego de que delincuentes utilizaran información recabada allí para vaciar las cuentas de algunos clientes.

Los criminales se ponían en contacto con personas que habían utilizado las redes para denunciar algún problema con su cuenta, ante la imposibilidad de asistir a los bancos, que por muchos meses permanecieron cerrados al público durante la cuarentena.

Haciéndose pasar por representantes del banco, los delincuentes lograban obtener los datos de la cuenta de la víctima. Antes de vaciarla a través de la banca online, pedían un préstamo pre-acordado.

Así, las víctimas no solo perdían todo el dinero en sus cuentas. También quedaban endeudados, en algunos casos por cifras muy por encima de sus ingresos.

En realidad, pretenden robarlas. Ilustración de un hombre en traje sosteniendo una maleta llena de dinero

iStock
En varios países, estafadores pretenden ser funcionarios del gobierno que ayudan a gestionar las ayudas estatales.

Otra forma de estafa común en países donde se otorgan ayudas estatales es la de los llamados de personas que afirman ser gestores del gobierno. En realidad, se trata de timadores que buscar obtener información para robar esos pagos.

En enero pasado, la FTC de EE.UU. informó que había recibido más de 225.000 quejas de consumidores relacionados con este tipo de fraude. En total, se estima que más de US$309 millones de asistencia económica terminaron en manos de delincuentes.

El organismo también ha advertido sobre otra forma de estafa: la de los rastreadores de contactos falsos.

Son personas que llaman a sus víctimas y les dicen que estuvieron con alguien que dio positivo de covid.

Les recomiendan hacerse una prueba cuanto antes y les ofrecen un test casero gratuito, pero les dicen que, para recibirlo, deben darles su número de tarjeta de crédito para cubrir los gastos de envío.

Según las autoridades, estos estafadores suelen enfocarse en minorías y personas de la tercera edad.

Los expertos en seguridad afirman que la clave para evitar caer en estas trampas es recordar que ningún banco, agencia estatal o instituto de salud contacta a personas para pedirles información confidencial.

“Es posible que (los delincuentes) lo contacten por teléfono, correo electrónico, mensajes de texto, correo postal o redes sociales”, advierte la página del gobierno estadounidense dedicado a “Estafas y fraudes comunes”.

“Proteja su dinero y su identidad al no compartir información personal como el número de su cuenta de banco, número de Seguro Social o fecha de nacimiento”, aconseja.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.