Detectan anomalías por 2,663 mdp en programa de Salud y medicinas de AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Detectan anomalías por 2,663 mdp en nuevo programa de Salud y medicinas de AMLO

En su primer año de operación, la ASF hizo señalamientos a este programa al no tener orden en la transferencia de los recursos a las entidades y por fallas en la fiscalización del dinero.
Cuartoscuro Archivo
3 de noviembre, 2020
Comparte

La Secretaría de Salud no logró, en 2019, tener una gestión eficiente, transparente y apegada a la normativa de los recursos del programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos. El desorden fue tal que la dependencia y las entidades tienen pendientes aclaraciones por 2,663.9 millones de pesos.

Así lo documenta la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Auditoría de Cumplimiento 167-DS, que forma parte de la evaluación a la cuenta pública 2019.

La ASF detectó falta de documentación justificativa y comprobatoria del gasto por 1,398.8 millones de pesos (mdp) en el IMSS y en los estados de Chiapas, Morelos, Oaxaca y Tabasco, que representaron el 52.4% del monto total señalado con inconsistencias.

De esos 1,398.8 mdp al IMSS le corresponden la mayor parte: 1,342.9 mdp.

Entérate: Cuatro estados gobernados por Morena no comprobaron cómo gastaron 12 mil mdp de fondos para salud

Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral (U013) es un programa de nueva creación en el ejercicio fiscal 2019.

En términos del artículo 9 transitorio del Presupuesto de Egresos de la Federación para ese año, este programa sustituye al componente de salud de PROSPERA.

Su objetivo es garantizar el acceso y continuidad en la prestación de servicios para la población en condiciones de vulnerabilidad y sin seguridad social, sobretodo en regiones de alta o muy alta marginación, a través del fortalecimiento de las redes de servicios de primer nivel de atención y de hospitales comunitarios de las 32 entidades federativas, incluyendo los Centros Regionales de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana (CEREDI y el IMSS Bienestar.

De acuerdo al marco legal y operativo del programa, la Secretaría de Salud, por conducto de la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud (DGPLADES) deberá implementar mecanismos de verificación y se apoyará en los reportes mensuales de productividad correspondientes, en los que las unidades ejecutoras deberán informar el ejercicio de los recursos presupuestarios federales señalados en cada convenio específico de colaboración.

Cualquier gasto fuera de los autorizados para medicamentos, recursos humanos y los destinados para la dignificación de unidades médicas que no cuente con la validación de la DGPLADES puede ser motivo de observación en la fiscalización al programa.

Los recursos se deben poner en una cuenta única y específica, para poder tenerlos bien identificados.

Una vez radicados los recursos en la Secretaría de Finanzas o equivalente de la entidad federativa, esta se obliga a transferirlos íntegramente a la unidad ejecutora del gasto que se haya determinado en el convenio específico de colaboración, dentro de los cinco días hábiles siguientes, junto con los rendimientos financieros que se generen.

La no transferencia de los recursos en el plazo establecido se considerará como incumplimiento y el monto deberá reintegrarse a la Tesorería de la Federación, incluyendo los rendimientos, señala el marco de referencia que presentó la ASF sobre la auditoría a este programa.

En el incumplimiento del plazo de esos cinco días hábiles y en que los recursos no se pusieron en una cuenta única para poder identificarlos y fiscalizarlos, radican los principales señalamientos de la ASF.

La federación transfirió a las entidades federativas y al IMSS, un total de 5,114.3 millones de pesos. En el análisis de la ASF se hicieron señalamientos que involucran un monto de 2,780.3 mdp, de los que están pendientes por aclarar un total de 2,664.9 mdp.

Entre las presuntas irregularidades se detectó falta de documentación justificativa y comprobatoria del gasto por 1,398.8 mdp en el IMSS y en los estados de Chiapas, Morelos, Oaxaca y Tabasco que representaron el 52.4% del monto total señalado con inconsistencias.

Además se trasfirieron fuera del plazo legal de cinco días posteriores (establecido en el Convenio Específico de Colaboración y los criterios de operación del Programa U013)  un total de 1,027.4 mdp a los estados de Baja California Sur, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Sinaloa, Yucatán y Veracruz.

Ante tal incumplimiento en los plazos, la Secretaría de Salud debió pedir el reintegro de los recursos a la Tesorería. Pero no lo hizo.

La ASF también detectó pagos improcedentes o en exceso por 80.9 mdp en los estados de Puebla y Querétaro, así como recursos o rendimientos financieros no ejercidos, devengados o sin ser reintegrados a la Tesorería por 76.1 mdp, en los estados de Chiapas, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas.

Hay además observaciones que no se vinculan directamente con monto por comprobar, pero que denotan alguna insuficiencia, debilidad o deficiencia en los procesos administrativos y sistemas de control, con impacto en la calidad de la gestión del programa y sus resultados.

Entre estas se encuentran: inadecuada integración, control y resguardo de expedientes de personal; los pagos realizados difieren con el sueldo asociado con la plaza del personal; el proceso de licitación o adjudicación de los medicamentos o material de curación no se efectuó conforme a la normativa, la inadecuada formalización de contratos y diferencias entre lo solicitado en la cotización y lo contratado en la adjudicación; y extemporáneo de los recursos a la Tesorería; así como falta de envío a la SHCP y difusión de información trimestral.

La información del ejercicio y destino de los recursos del programa, enviada por las entidades federativas mediante el Sistema de Formato Único al Gobierno Federal a través de la SHCP no se presenta con calidad y congruencia.

IMSS, el peor parado

El IMSS reportó como ejercidos, en 2019, recursos del programa por 1,342. 9 mdp; pero como no estableció una cuenta bancaría específica para la administración y control de los recursos (estos se transfirieron a una cuenta concentradora del IMSS en la Tesorería de la Federación), la ASF determinó que no se dispone de información para acreditar cuándo se efectuaron los pagos y que estos corresponden a erogaciones de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos.

El Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos 2019 considera la totalidad de gasto del Programa IMSS Bienestar, sin distinguir la fuente de financiamiento, además de que no se proporcionó la documentación comprobatoria y justificativa del gasto.

Por esto es que se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 1,342.9 mdp, más los rendimientos financieros generados desde su disposición hasta su reintegro a la Tesorería de la Federación.

El IMSS reportó haber ejercido recursos por 1,342.9 mdp, de los que se seleccionaron para su revisión 527.3 mdp correspondientes a la partida específica de gasto “Medicinas y Productos Farmacéuticos” (vacunas). El Instituto no proporcionó los pagos ni la documentación comprobatoria y justificativa del gasto.

Los resultados, observaciones y acciones contenidos en el presente informe individual de auditoría se comunicarán a todas las entidades fiscalizadas, en términos de los artículos 79 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 39 de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, para que en un plazo de 30 días hábiles presente la información y realicen las consideraciones que estimen pertinentes.

Las recomendaciones y acciones que se presentan en los informes de la ASF se encuentran sujetas al proceso de seguimiento, por lo que en razón de la información y consideraciones que en su caso proporcionen las entidades fiscalizadas, podrán confirmarse, solventarse, aclararse o modificarse las observaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Home Office: 3 formas de moverte más mientras trabajas desde tu casa

La pandemia ha forzado a muchas personas a trabajar desde casa. Eso no sólo aumenta el aislamiento sino que nos hace más sedentarios, en detrimento de nuestra salud. Aquí hay unos consejos para reincorporar la actividad a tus días.
28 de enero, 2021
Comparte

Aunque las personas que trabajan en oficinas están sentadas hasta un 80% de la jornada laboral, muchas todavía logran caminar un promedio de 3.616 pasos diarios, en gran parte gracias a varias pequeñas oportunidades de actividad durante el día.

Pero con tantos de nosotros obligados a trabajar desde casa durante la pandemia, esto significa que cualquier tipo de ejercicio que hubiéramos podido hacer durante el día -ya sea yendo en bicicleta al trabajo o caminando para conseguir el almuerzo- es posible que ya se dé.

A pesar de que la manera en la que trabajamos ha cambiado, eso no quiere decir que no podamos encontrar fácilmente formas de ser más activos durante la jornada laboral.

Aquí hay unas maneras en las que puedes tratar más actividad física mientras trabajas desde casa:

1. Trabaja de pie y muévete

Mantenerse de pie prolongadamente quema más calorías que sentarse. Aunque esto no se suficiente para rebajar de peso, reemplazar dos horas sentado al día con estar parado puede consumir hasta 130 calorías a la semana y podría mejorar la concentración.

Hombre trabajando de pie

Getty Images
Intenta trabajar dos horas de pie y, si puedes, llega hasta cuatro horas.

Pararse más frecuentemente durante el día también puede mejorar a largo plazo los niveles de glucosa e insulina, así como regular la presión arterial.

Te podría sorprender saber que estar inquieto también es bueno. Estos movimientos pequeños y regulares (como zapatear con el pie o cambiar de posición) mientras se está sentado también queman más calorías al aumentar el consumo de energía de 5% a 10%.

Los expertos recomiendan a los trabajadores de oficina que incluyan al menos dos horas de estar de pie o en movimiento durante la jornada laboral, que deberían aumentarse hasta cuatro horas, si es posible.

Para empezar, trata de añadir por lo menos de 30 a 60 minutos de pie durante el trabajo, tal vez alternando cada 15 minutos entre ponerte de pie y sentarte. O tal vez ensaya responder a todas tus llamadas o hacer todas las reuniones de pie.

Una mujer habla por teléfono parada

Getty Images
Cuando recibas una llamada telefónica, párate de tu puesto.

2. Toma “tentempiés de ejercicio”

Pequeñas actividades súbitas de ejercicio -o “tentempiés de ejercicio”- son beneficiosas para tu salud.

Con anterioridad, se creía que las sesiones de ejercicio tenían que durar más de diez minutos para tener algún beneficio para nuestra salud.

Sin embargo, investigaciones recientes indican que la actividad de cualquier duración es buena para la salud.

Una mujer de espaldas frente a una pantalla estira sus brazos.

Getty Images
Cualquier actividad es buena, pero entre más hagas es mejor.

El ejercicio regular tiene efectos que benefician al cerebro, mejorando la memoria y reduciendo la inflamación cerebral (que puede generar condiciones como el Alzheimer).

Toma recesos regulares de actividad o de tentempiés de ejercicio durante el día. Por ejemplo, tomar las escaleras puede ser un ejercicio útil, con estudios que demuestran que diez minutos de subir las escaleras pueden tener un efecto en los niveles de energía similares a los que una taza de café tiene en las personas que no han dormido mucho.

Subir vigorosamente tres tramos de escaleras (60 escalones) por lo menos tres veces al día -intercalado con entre una y cuatro horas de descanso- puede mejorar tu condición física.

Una mujer sube las escaleras rápidamente y un hombre la sigue detrás

Getty Images
Cuando termines de subir las escaleras ya no vas a necesitar esa taza de café que buscas para darte ánimo.

Una opción de menor impacto sería dar unas cuantas vueltas caminando alrededor de tu casa. Cosas tan simples como ir de un cuarto a otro para tomar un vaso de agua o una taza de té puede ayudarte a acumular ese movimiento adicional.

3. Haz ejercicio a la hora de almuerzo (al aire libre si es posible)

Está emergiendo evidencia que indica que hacer ejercicio durante el día en ambientes naturales (como parques, campos abiertos, ríos y costas) puede ser beneficioso para nuestra salud mental y habilidad cognitiva.

Muchas personas no tienen la suerte de vivir cerca de ambientes naturales. Afortunadamente, los estudios señalan que salir al aire libre a caminar o correr mejora la salud.

Una mujer camina por un parque

Getty Images
No hay nada mejor que una refrescante caminata al aire libre.

Recuerda, cualquier movimiento es mejor que nada, cuanto más hagas mejor.

Cuando estés trabajando desde casa, haz un esfuerzo especial para reincorporar la actividad a tu vida diaria, tanto para tu salud mental como física.

*Julie Broderick es profesora asistente de fisioterapia en la universidad Trinity College Dublin, Irlanda. Su artículo original fue publicado en The Conversation, cuya versión en inglés puedes leeraquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.