El crimen organizado repunta tras una breve pausa por COVID-19: informe
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El crimen organizado repunta tras una breve pausa por COVID-19, revela informe

Las actividades delictivas tuvieron una pequeña pausa los primeros meses de la pandemia pero los grupos ilícitos fueron capaces de reforzarse, alerta investigación.
Cuartoscuro
13 de noviembre, 2020
Comparte

La pandemia por COVID-19 impactó en el crimen organizado pero los grupos delictivos lograron recuperarse y existe el riesgo de que, ante la escasez de recursos, sus estructuras se vean reforzadas. Esta es una de las conclusiones que aparecen en el informe “Violencia a prueba de virus: crimen y COVID-19 en México y el Triángulo Norte” elaborado por International Crisis Group. 

El tránsito de personas y mercancías fue limitado, lo que afectó a negocios ilícitos como el tráfico de migrantes o el transporte de drogas. Sin embargo, los grupos delictivos fueron rápidos en adaptarse a las nuevas circunstancias y la suspensión de algunas de sus actividades duró poco tiempo. “El intercambio de bienes ilícitos ya parece estar volviendo a la normalidad, mientras que resurge la extorsión”, asegura el informe.

Leer más: El Cártel de Jalisco opera en 27 estados del país; hay otros 18 grupos criminales

“Las perspectivas de seguridad en México y el norte de Centroamérica son poco prometedoras mientras persista la pandemia. Si (los gobiernos) no abordan alguna de las causas del dominio criminal sobre las comunidades pobres, es probable que aquellos que están cometiendo delitos violentos se fortalezcan”, señala el informe.

“Va a crecer la pobreza y esto es un riesgo a largo plazo de que más jóvenes sin oportunidades se alisten como sicarios o dentro de las estructuras de grupos criminales”, dijo Falko Ernst, investigador y uno de los autores del documento. 

El efecto inmediato de la pandemia fue “la desaceleración de las actividades económicas ilícitas”. Sin embargo, “los grupos criminales pronto se recuperaron por diversos medios”. 

Aunque en México no se decretó una cuarentena como tal, el tráfico de estupefacientes se vio afectado por las restricciones. Según recuerda el informe, nuestro país es el mayor exportador a Estados Unidos de heroína y marihuana y, junto con China, de metanfetaminas y fentanilo. Al interrumpirse la producción china de precursores se limitó la producción de drogas, según explica el informe. No obstante, el parón duró poco tiempo por la reactivación de la producción en China e India, por lo que para finales de abril (apenas dos meses después del primer caso oficial en México, declarado el 28 de febrero) el flujo se restituyó.

Otra de las dificultades que afectó al tráfico de estupefacientes fue el cierre de las fronteras en Colombia, desde donde se importa la cocaína para trasladarla a Estados Unidos. 

El huachicoleo también se vio afectado por la pandemia. “Los precios históricamente bajos del petróleo y el bajo consumo interno de gasolina redujeron considerablemente los ingresos de los grupos criminales involucrados en hurto de combustible”, dice el informe. 

La escasez provocada por la pandemia también llevó a grupos criminales a tratar de buscar el favor del público con el reparto de despensas. Su objetivo, según el informe, es más a largo plazo y busca que los ciudadanos voten por los candidatos que ellos mismos apoyen de cara a las elecciones del próximo año. Según el informe, en muchos casos los paquetes de alimentos distribuidos fueron robados en empresas legales o financiados mediante una mayor extorsión a empresas locales. 

Te puede interesar: El video que muestra cómo los carteles en México se aprovechan de la crisis del coronavirus

El informe advierte que las redes delictivas mexicanas han sido capaces de especializarse en otras actividades que no fueran el tráfico de drogas, como la extorsión a actividades lícitas como la producción agrícola o la minería. Estas actividades también sufrieron parones, por lo que hubo grupos criminales que intensificaron sus esfuerzos para conquistar nuevos territorios. 

En este sentido, el informe asegura haber detectado no menos de 198 grupos armados activos. La pervivencia de los grupos locales tiene un impacto especial en el intento de avance por parte del Cartel Jalisco Nueva Generación, que se ha encontrado con mucha resistencia en diversos estados en los que trata de imponerse. 

Algunos observadores esperaban que la pandemia redujese los delitos violentos. Sin embargo, “los efectos del virus sobre la violencia han sido fugaces”. “El gobierno fue lento y desigual en su respuesta al virus, y los delitos violentos se han mantenido esencialmente constantes. Aunque las autoridades sugirieron medidas de contención desde el principio, estas fueron en su mayoría voluntarias. Ante el aumento de en contagios y muertes, el gobierno federal algunas restricciones (…) pero siempre se le dio una mayor prioridad a la actividad económica. La ausencia de restricciones en el acampo parece ser consistente con un ritmo ininterrumpido de derramamiento de sangre y desplazamientos”, dice el documento. 

La pérdida de empleos y el incremento de la pobreza es un riesgo del que advierte el informe. “Los estados se enfrentan a grupos criminales revitalizados que se han adaptado a las restricciones de la pandemia, en medio de una de las recesiones económicas más marcadas que se hayan registrado en la región, con la probabilidad de que la pobreza, la necesidad y la desigualdad se agudicen aún más, llevando así a nuevos reclutas a los brazos de las organizaciones criminales y ayudando a estas a consolidar su control sobre las comunidades”, indica. 

Ante esta situación, el informe llama la atención sobre las carencias del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Por un lado, advierte sobre su dependencia a unas instituciones de seguridad cada vez más militarizadas, en referencia a la Guardia Nacional. “Mientras continúen estas políticas, existe el riesgo de que los grupos criminales se fragmenten aún más mientras se intensifica la competencia violenta por los ingresos ilícitos”, afirma. 

“Ante un posible aumento en el reclutamiento por parte de grupos criminales, su atrincheramiento en comunidades vulnerables y un regreso a los altos niveles de violencia a manos de estos, los gobiernos deben desarrollar políticas dirigidas a prevenir un mayor deterioro de la seguridad pública”, dice el documento. Los planes, en opinión de los autores del informe, no deberían descuidar el papel de las estrategias de seguridad dirigidas a contener la agresión y proteger a las personas más vulnerables, pero también garantizando que “las zonas empobrecidas reciban apoyo material y técnico para que sus pobladores cuenten con formas de sobrevivir sin involucrarse en actividades ilícitas”. “Al hacerlo, los gobiernos y socios extranjeros también ayudarían a mitigar el cada vez más exacerbado éxodo de mexicanos y centroamericanos que huyen de la región”, dice. 

En este sentido, Ernst Falko recordó las dudas suscitadas por diversos agentes sobre la efectividad de los programas sociales del ejecutivo de Amlo. 

Entre las recomendaciones lanzadas está el establecimiento de planes de seguridad integrales que ataquen al crimen pero también a sus fuentes, que se fomenten alternativas a la integración en grupos criminales, que se proteja a la población civil a través de despliegues policiales focalizados, que se fortalezcan las instituciones locales de seguridad y justicia y que se introduzcan incentivos para reintegrar socialmente a los efectivos más jóvenes de los grupos criminales. 

“El impacto económico de la COVID-19 podría durar mucho más que el contagio mismo, a medida de que tanto el sector formal como el informal se debilitan, la pobreza y la desigualdad aumentan. Las autoridades deberían combinar las medidas de vigilancia policial focalizada con la inversión de fondos de emergencia (…) dando prioridad a las regiones más expuestas a la pandemia y sus consecuencias, incluidas las áreas afectadas por el aumento de la violencia”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Putin anuncia la movilización de 300 mil reservistas para la guerra en Ucrania

El presidente ruso hizo el anuncio este miércoles en un mensaje televisado a la nación. También se convocará a las fuerzas de la reserva con el objetivo de combatir la ofensiva del ejército de Ucrania.
21 de septiembre, 2022
Comparte

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció este miércoles la movilización de 300 mil reservistas del ejército para apoyar las operaciones militares que mantiene en Ucrania.

“Considero necesario apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor General para realizar una movilización parcial en la Federación Rusa”, dijo Putin durante un discurso televisado a la nación.

Esta “movilización parcial”, según el mandatario ruso, es producto de la necesidad de defender la soberanía y la integridad territorial del país.

De acuerdo con lo señalado por el propio Putin y por su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, solo llamarán a los reservistas que hayan cumplido con el servicio militar obligatorio.

Esta es la primera medida importante en cuestiones militares que toma Moscú tras los recientes avances que ha logrado la contraofensiva ucraniana desde que Rusia decidiera invadir este país a principios de febrero.

En las últimas semanas, el ejército ucraniano logró recuperar más de 3.000 kilómetros cuadrados de territorio en el este del país, lo que había obligado al reagrupamiento de las tropas rusas.

Tanque ucraniano.

Getty Images
En las últimas semanas Ucrania ha logrado recuperar gran parte del territorio invadido por Rusia.

La propuesta de la “movilización parcial” de la población rusa había sido hecha por Shoigú recientemente y aprobada por Putin esta semana.

De hecho, fue el propio ministro quién confirmó este miércoles que “300.000 reservistas”serían llamados a combatir.

Las reacciones

Alexei Navalny, la máxima figura de la oposición rusa que ahora se encuentra en prisión, pronosticó que la movilización ocasionaría una tragedia.

“Esto resultará en una masiva tragedia, en una cantidad masiva de muertes. Para mantener su poder personal, Putin se fue a un país vecino, mató gente allí y ahora envía una gran cantidad de ciudadanos rusos a esa guerra”, aseguró Navalny en un video grabado en la cárcel y publicado por sus abogados.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos en Ucrania aseguró que la movilización parcial de militares reservistas ordenada por Putin muestran signos de “debilidad” y “del fracaso” de Rusia.

“Estados Unidos nunca reconocerá el reclamo de Rusia sobre el territorio ucraniano que supuestamente (planea) anexar y continuaremos apoyando a Ucrania todo el tiempo que sea necesario”, tuiteó Bridget A. Brink la mañana de este miércoles.

El secretario de Defensa de Reino Unido, Ben Wallace, también afirmó que la decisión de Putin demuestra que su invasión está fracasando.

“Él y su ministro de Defensa han enviado a la muerte a decenas de miles de sus propios ciudadanos, mal equipados y mal dirigidos”, escribió en un comunicado publicado por el Ministerio de Defensa en Twitter.

“Ninguna cantidad de amenazas ni de propaganda puede ocultar el hecho de que Ucrania está ganando esta guerra, la comunidad internacional está unida y Rusia se está convirtiendo en un paria global”.

Varios países de Europa Central y Oriental también reaccionaron al anuncio.

El primer ministro de la República Checa, Petr Fiala, calificó la movilización parcial del ejército ruso como “un intento de intensificar aún más la guerra que Rusia lanzó contra Ucrania”.

“Es una prueba más de que Rusia es el único agresor”, agregó.

El vicecanciller de Alemania, Robert Habeck, describió la medida como “otro paso equivocado de Rusia“, mientras que el primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que los planes de movilización y referéndum enviaban “una señal de pánico”.


Análisis de Paul Adams, corresponsal diplomático de la BBC

“Se necesitan meses para movilizar, equipar y organizar nuevas fuerzas de combate, incluso si los reservistas tienen experiencia militar previa.

A menos que Rusia comience a lanzar las nuevas unidades a la batalla poco a poco, es muy posible que estas nuevas fuerzas no participen en el conflicto hasta el año que viene.

Y dadas las pérdidas materiales de Rusia en las últimas semanas, Moscú puede tener dificultades para proporcionar a las nuevas unidades el equipo que necesitan para luchar con eficacia.

Utilizando sofisticados equipos occidentales, el ejército de Ucrania ha causado estragos en la maquinaria de ocupación de Rusia, especialmente con la destrucción de depósitos de municiones, puestos de mando y bases militares en las líneas rusas.

Cada vez es más difícil para el Kremlin organizar y equipar las fuerzas que ya tienen en el terreno”.


Rusia.

Getty Images
Rusia tiene cerca de 25 millones de reservistas.

“Nuestro objetivo es el Donbás”

En su mensaje, Putin dejó claro que su principal objetivo era la región del Donbás, en el este de Ucrania.

La liberación de todo el territorio de Donbás sigue siendo el objetivo inamovible de la operación“, dijo el mandatario.

Sin embargo, también insistió en acusar a Occidente de utilizar a Ucrania como un instrumento para atacar a Rusia.

“El objetivo de Occidente es debilitar, dividir y destruir finalmente a nuestro país. Ellos lo dicen abiertamente, que en 1991 pudieron desmembrar a la Unión Soviética y que ahora ha llegado el turno de Rusia”, declaró.

Finalmente, Putin señaló que Occidente también utiliza lo que él denominó “el chantaje nuclear”.

“Se trata no solo de los ataques alentados por Occidente contra la central nuclear de Zaporiyia, que pueden provocar una catástrofe atómica, sino también de la declaraciones personalidades de la OTAN acerca de la posibilidad en emplear contra Rusia armas de destrucción masiva”, dijo.

Y aquellos que intentan chantajearnos con el arma nuclear deben saber que la rosa de los vientos puede volverse en dirección a ellos“, advirtió el presidente ruso.

Operacion

Getty Images
Putin ha dicho que el principal objetivo de la invasión es “la liberación del Donbás”.

Por su parte, el ministro de Defensa, quien habló poco después con medios locales, anotó que los reservistas convocados recibirán un “entrenamiento extra” antes de ser enviados a las zonas de combate.

Rusia tiene de manera oficial cerca de 25 millones de reservistas.

Shoigú también afirmó que menos de 6.000 soldados rusos (5.937) habían muerto en las operaciones en Ucrania.

Este es un número muy por debajo de las estimaciones de las agencias de inteligencia occidentales, e incluso menos de lo que se ha informado en fuentes abiertas.

Sin embargo, es la primera vez en meses que Moscú da una cifra. Para varios expertos, esto tiene la intención de tranquilizar a quienes están a punto de recibir su convocatoria para ser reservista.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=axvoXtpFVUM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.