Cuáles son los programas, fondos y subsidios que desaparecen del PEF 2021
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cuáles son los programas, fondos y subsidios que desaparecen del PEF 2021

En el caso de los recortes a los órganos autónomos el más importante fue para el Poder Judicial que tendrá una disminución de 1,130 mdp, y el INE de 870 mdp.
Cuartoscuro
11 de noviembre, 2020
Comparte

La Cámara de Diputados aprobó en lo general el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el Ejercicio Fiscal 2021, que prevé un recorte de 2 mil 184 millones de pesos (mdp) a organismos autónomos, pero también, a decir de diputados que votaron contra el proyecto, contempla reducciones presupuestarias a todos los estados en un 9%, además de eliminar fondos como el Metropolitano y el de Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con Discapacidad, y quitar del presupuesto el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG). 

Con 297 votos a favor, 133 en contra y cero abstenciones se aprobó en lo general el proyecto de PEF 2021, tras más de 7 horas de debate legislativo que inició la tarde del martes y finalizó la madrugada del miércoles. Durante la discusión del proyecto, los legisladores de las diferentes fuerzas políticas se lanzaron gritos y rechiflas mutuas por sus posturas a favor y en contra de los recortes presupuestales.  

En el caso de los recortes a los órganos autónomos el más importante fue para el Poder Judicial que tendrá una disminución de 1,130 mdp; y el Instituto Nacional Electoral, de 870 mdp.

Lee: Recorte a presupuesto pone en riesgo elecciones y deja sin recursos a consulta ciudadana, reclama INE

Los recursos recortados, sin embargo, se reasignaran de la siguiente manera: 1,754 mdp a programas sociales; 400 mdp a la Secretaría de Medio Ambiente; 53 mdp a la Secretaría de Gobernación y 200 mdp a la Secretaría de Educación, de acuerdo con los anexos del proyecto.

Además, el sector salud recibió un incremento a su presupuesto por 16 mil 500 millones de pesos, para hacerle frente a la pandemia de COVID-19.

Los programas afectados

Los órganos autónomos no fueron los únicos en recibir menos recursos para destinarlo a otras acciones. Hay programas que no fueron contemplados para recibir dinero en el proyecto de PEF 2021, de acuerdo con un análisis hecho por el Partido Movimiento Ciudadano (MC), cuyos legisladores también advirtieron que los estados en general recibirán menos recursos en un 9%.

Los programas que no recibirán recursos son: “Expansión de la Educación Media Superior y Superior; Seguro Médico Siglo XXI; Atención a la Diversidad de la Educación Indígena; Atención Educativa de la Población Escolar Migrante y Programa de Desarrollo Comunitario Comunidad Diferente”.

Los legisladores de MC también advirtieron que uno de los principales hallazgos del análisis al PEF 2021, es que se elimina “el componente federalizado de los siguientes programas”: la Escuela es Nuestra; Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral; Agua potable, drenaje y tratamiento; Programa de cultura física y deporte; Programa de apoyo a la infraestructura hidroagrícola; Programa nacional de inglés; Programa de apoyos a la cultura; Programa para el desarrollo profesional docente; Apoyos para el desarrollo forestal sustentable; Registro e identificación de población; Calidad en la atención médica y Capacitación ambiental y desarrollo sustentable”.

El Diputado de MC, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, lamentó que Morena y su mayoría legislativa se impusieran para aprobar un presupuesto en el que no hubo conceso y se impuso “una sola visión”.

“La facultad de la Cámara de revisar la propuesta presidencial quedó cancelada por la voluntad de una mayoría que renunció al equilibrio de poderes”, dijo el legislador en el pleno de la Cámara, luego de recordar las sesiones de Parlamento Abierto que se dieron sobre el PEF 2021 y que a su parecer no fueron tomadas en cuenta.

Por su parte, la diputada de MC, Martha de Tagle, presentó una lista de programas a los que se les redujo el presupuesto de manera “sustantiva”, enfocados a la atención de enfermedades muy específicas relacionadas con mujeres o violencia machista.

Entre los programas que presentó se encuentran: el de Salud Materna, Sexual y Reproductiva; Escuelas de Tiempo Completo; Programa Integral para la Atención del Cáncer Cervicouterino; Subsidio para Refugios y Centros de atención externa… para Mujeres Víctimas de Violencia; Programa para Contribuir a que los Adolescentes Disfruten de una Vida Reproductiva Satisfactoria; y el Programa para Disminuir el Ritmo del Crecimiento de la Mortalidad por Cáncer de Mama.

La diputada compartió la lista desde su cuenta en Twitter, donde después de exponer los recortes aseguró que “las mujeres no somos prioridad (en el) #PEF2021”. 

Además, acusó al Ejecutivo Federal de usar el presupuesto de manera “clientelar”, pues aun cuando se “observan pocas variaciones en programas presupuestarios contenidos en el Anexo 13, el incremento que presenta de 107 mil 097 mdp a 128 mil 092 mdp se debe nuevamente a los recursos asignados a  la Secretaría de Bienestar que pasa de 50 mil mdp a 71 mil mdp”.

Oposición acusa intereses políticos

En su participación en el pleno, el diputado Antonio Ortega Martínez del PRD, quien votó contra el proyecto, aseguró que el PEF 2021 atiende a las intenciones políticas y electorales del Presidente de la República, dejando de lado las necesidades estructurales. 

Lee: Morena quiere recorte de 2 mil millones a órganos autónomos en Presupuesto; discuten dictamen en pleno

“El presente proyecto de presupuesto no tiene una estrategia de desarrollo ni de crecimiento”, de allí que adelantara que su partido presentara una serie reservas que buscan hacer ajustes al presupuesto por cerca de 50 mil millones de pesos, “respecto de más recursos para la salud, educación ciencia, cultura, atención a víctimas, igualdad sustantiva, justicia, campo, mejoras en infraestructura y seguridad”.

El diputado Enrique Ochoa Reza del PRI dijo ante el pleno que si bien su grupo parlamentario está a favor de financiar en el presupuesto la vacuna contra el COVID-19, lo cierto es que Morena le está asignando menos presupuesto para la partida del Sistema Nacional de Vacunación 2021, lo que calificó como una incongruencia.

“Le quitaron 33 mil millones de pesos al fondo de Salud para el Bienestar y en el presupuesto a discusión solo le incrementaron 16 mil 500 millones de pesos al sector salud; solamente la mitad”, dijo el legislador priista.

Diputados de Morena elogian el presupuesto

En contraste, los diputados de Morena, quienes impulsaron y votaron a favor del proyecto del PEF 2021, aseguraron que el proyecto aprobado es “responsable, consciente de las necesidades y retos del país”.

Así lo dijo el diputado  Erasmo González Robledo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública e integrante del Grupo Parlamentario de Morena, quien al fundamentar el dictamen dijo que si bien existe una disminución de los recursos (una disminución real de 0.3 respecto al PEF 2020, según sus cifras), ésta es el “reflejo de las dificultades económicas que vivimos todos, pero también de los grandes esfuerzos que se encuentra realizando el Estado mexicano por hacer más eficiente el uso de los recursos públicos”.

El diputado reconoció que en su comisión realizaron una serie de cambios, tanto a los montos asignados como a la estrategia de ejecución de gasto que había sido prevista en el Proyecto de PEF 2021, pero con el único objetivo de “maximizar los beneficios que perciben los grupos en situación de vulnerabilidad del país”.

De acuerdo con el diputado, hubo programas que se ampliaron presupuestalmente en materia de primera infancia, combate a la corrupción, perspectiva de género y desarrollo sostenible, entre otros.

“El presupuesto amplía y fortalece las capacidades del sistema de salud, particularmente los servicios orientados a la atención de los grupos en situación de vulnerabilidad, garantizando el acceso a los servicios de salud y la eventual vacuna contra el Covid-19 de manera gratuita para todos los mexicanos”, dijo.

Por su parte, el diputado Reginaldo Sandoval Flores, coordinador del PT, cuyo partido votó a favor del proyecto dijo que el PEF 2021 es “una herramienta que busca el beneficio de los más necesitados”. 

“Somos realistas, tenemos claro que la pandemia representa el reto más grande de los últimos 100 años”, dijo.

Aseguró que el PEF 2021 ayudará atender a los sectores más vulnerables, además de que impulsara a las pequeñas y medianas empresas.

Tras la votación en lo general, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados  acordó que la discusión de las reservas se realizará durante la sesión de este miércoles e incluso jueves, de no agotarse la discusión de este día.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Georgia Meloni: qué es el neofascismo, por qué avanza en Italia y qué consecuencias puede tener para el resto de Europa

La posible llegada al poder por primera vez desde Benito Mussolini de un partido de ultraderecha en Italia preocupa a la comunidad internacional.
28 de septiembre, 2022
Comparte

El 28 de octubre de 1922, los “camisas negras” de Benito Mussolini marchaban sobre Roma e Italia inauguraba el régimen fascista.

Un siglo después, casi día por día, y por primera vez desde la Segunda Guerra mundial, el partido mas votado en Italia hunde sus raíces en el posfascismo, y ha recuperado un lema que popularizó “Il Duce”: “Dios, patria y familia”.

En apenas una década, Giorgia Meloni, la gran vencedora del los comicios que ha celebrado Italia, ha conseguido llevar a su partido, Hermanos de Italia, desde la marginalidad al centro político e, inexorablemente, al palacio Chigi, sede del Ejecutivo. Se prevé que el presidente de la república, Sergio Mattarella, le encargue formar gobierno en las próximas semanas.

¿Cómo ha sido esa progresión?

Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania llevó a cabo un proceso de “desnazificacion” y un doloroso ajuste de cuentas con su pasado. En Italia, sin embargo, se decidio mirar para otro lado.

BEnito Mussolini y otros dirigentes fascistas marchan sobre Roma.

Getty Images
La Marcha sobre Roma dio paso a la dictadura fascista de Benito Mussolini.

Por aquel entonces, el Partido Comunista italiano era el mayor de toda Europa occidental y los aliados, inmersos en la dinámica de la Guerra Fría, tenían un objetivo principal: que los comunistas no llegaran al poder.

Por miedo a que las purgas de antiguos fascistas pudieran generar inestabilidad, las potencias aliadas hicieron la vista gorda ante la creación de nuevos partidos herederos de “Il Duce” y sus ideas. No solo eso, muchos símbolos y monumentos fascistas siguieron -y siguen- presentes en las calles italianas, como los fascios que adornan aún muchas de las tapas de alcantarilla de Roma.

Así surgió en 1946 Movimiento Social Italiano (MSI), fundado por Giorgio Almirante, que había sido jefe de gabinete del último ministerio de Propaganda fascista.

Giorgia Meloni no ha escondido nunca su admiración por Almirante. En 2018, ella misma difundió un fotomontaje que tituló “De Giorgio a Giorgia”, en el que se presentan uno al lado del otro con idénticos eslóganes: “Podemos mirarte a los ojos”. En 2020, cuando se cumplían 32 años de su muerte, la ahora vencedora de los comicios en Italia homenajeó a Almirante en Twitter con estas palabras: “Un gran hombre, un gran político, un patriota”.

Con la caída del bloque comunista, surgieron nuevos partidos de derecha. Uno de ellos, Forza Italia, liderado por el multimillonario Silvio Berlusconi, incluyó en su coalición de gobierno en 1994 al MSI, liderado entonces por Gianfranco Fini. El posfascismo entró en el gobierno, y ante los ojos de los italianos, argumenta Luciano Cheles, de la Universidad de Grenoble, “le dio respetabilidad”.

Gianfranco Fini.

Getty Images
Gianfranco Fini fue el primer líder posfascista en entrar en un gobierno en Italia.

El partido pasó a llamarse Alianza Nacional y una joven Giorgia Meloni, que con 15 años había militado en el MSI, se convirtió en la líder de sus juventudes.

Hermanos de Italia nace de ese caldo de cultivo. “Han cambiado muchos postulados, han cambiado algunos aspectos, aunque son, por supuesto, un partido de derechas que tiene sus raíces en el movimiento posfascista”, analiza Lorenzo Pregliasco, profesor de Ciencias Políticas de la universidad de Bolonia.

Los orígenes del partido, argumenta Cheles, están estrechamente conectados con los partidos neofascistas, pero Hermanos de Italia y Giorgia Meloni se encuentran con una disyuntiva: “por una parte, quieren presentar una imagen respetable, de moderación y modernidad, y por ello han dicho que han cortado el cordón umbilical con el fascismo. Pero, por otra parte, no quieren perder una parte del electorado que cree que una forma moderna del fascismo es aún válida y aceptable”.

Simbología fascista

Esas raíces están presentes en toda la simbología del partido.

La más evidente es la llama tricolor, el símbolo del Movimiento social Italiano que Hermanos de Italia ha mantenido. Una llama que, por cierto, también adoptó el Frente Nacional en Francia -aunque con los colores de la bandera gala- y que, más estilizada, conserva la Reagrupación Nacional de Marine Le Pen.

“Pero en su propaganda hay muchísimas más referencias al fascismo, algunas más o menos escondidas porque están hechas para ser comprendidas por los fascistas y aquellos que están familiarizados con su simbología”, explica Cheles, experto en iconografía política.

Uno de los ejemplos que ha encontrado Cheles es el mismo himno de las juventudes de Alianza Nacional, que Meloni dirigió durante años: “se trata de ‘Mañana me pertenece’, que es una canción que canta un joven nazi en la película “Cabaret” de Bob Fosse (1972). Aún sigue siendo un eslogan que aparece en gran parte de la propaganda de Giorgia Meloni”.

El propio Giorgio Almirante, al que Meloni admira tanto, es otro de los ejemplos: cada nuevo número de la newsletter de Hermanos de Italia lleva su foto, que también está en la página web de la formación, revela el experto.

Giorgio Almirante.

Getty Images
Giorgio Almirante fundó Movimiento Social Italiano, el primer partido posfascista de Italia.

Cuáles son sus postulados

Hermanos de Italia hunde sus raíces en el posfascismo pero, ¿qué conserva de esa filosofía?

Umberto Eco consideraba que el fascismo “no tenía esencia” y que Mussolini no había tenido una filosofía particular: “solo tenía retórica”. El fascismo, aseguró el célebre semiólogo, filósofo y escritor italiano en un discurso en 1995, “era un totalitarismo confuso, un collage de distintas ideas políticas y filosóficas, una colmena de contradicciones”.

No había, por lo tanto, una filosofía particular detrás del fascismo, pero “emocionalmente estaba firmemente fijado a ciertos cimientos arquetípicos”, como el culto a la tradición, el miedo a la diferencia, el populismo selectivo o el machismo.

Hermanos de Italia conserva algunas de estas raíces culturales, como detalla a BBC Mundo la periodista italiana Annalisa Camilli: “tienen un discurso fuerte contra la inmigración y contra los derechos de las mujeres, están en contra del aborto y quieren aumentar la tasa de natalidad en Italia, que es la más baja de Europa. En este sentido, son muy tradicionalistas, de ahí su lema, “Dios, patria, familia”.

Sin embargo, apunta Camilli, ” se han emancipado de ese pasado. Ahora son un partido moderno de ultraderecha, más parecido a otros partidos como la Reagrupación Nacional de Marine Le Pen, Vox en España o el partido de Victor Orban en Hungría. Buscan un consenso en torno a ciertos pilares como la lucha contra la inmigración ilegal, la promoción de una identidad nacional y las políticas de apoyo a la natalidad”.

Obelisco.

Getty Images
Aún quedan en Italia numerosos monumentos fascistas, como este obelisco dedicado a Benito Mussolini en Roma.

Como tantos otros líderes ultraderechistas, desde Orbán al republicanismo de Donald Trump en EE.UU., la ideología de Meloni arremete contra la “izquierda globalista”, contra los supuestos “lobbies LGTBI”, habla de cómo la “inmigración masiva” acabará sustituyendo a los italianos “de toda la vida”, es decir, a los blancos y cristianos, en línea con la teoría del “gran reemplazo” del polemista francés Renaud Camus.

“El neofascismo”, reflexiona Cheles, “no lleva necesariamente camisas negras. El fascismo hoy tiene una forma más sutil, es una forma de autoritarismo cuyos elementos se resumen en no respetar las diferencias ni a las minorías, y que mantiene actitudes intolerantes hacia ciertos grupos de personas”.

Dónde se alimenta el neofascismo

En un país como Italia, indica Camilli, “el fascismo es algo endémico. De alguna forma, 100 años después, los testigos han muerto y la memoria que queda no es lo suficientemente fuerte para evitarlo”.

La base electoral, además, se ha vuelto mucho más líquida. Y, si algo han demostrado los italianos en los últimos años, es que siempre votan por el cambio.

Los sucesivos gobiernos han generado una desafección entre los ciudadanos y el populismo parece haber llegado para quedarse. “El Movimiento 5 Estrellas ya preparó ese terreno asegurando que no había diferencias entre la izquierda y la derecha, que todo era corrupción”, señala la periodista del semanario “Internazionale”.

Ese discurso de indignados contra la casta y contra las élites, contra los partidos tradicionales y la política clientelar de la que muchos italianos están hartos, el mismo que abanderaban los populistas del Movimiento 5 Estrellas, ahora lo ha recogido Giorgia Meloni y Hermanos de Italia.

La coalición de ultraderecha se ha nutrido de “las clases trabajadoras que han perdido sus ahorros por la inflación, y de las clases medias que cada vez se empobrecen más y les ha prometido una ‘nueva era”, dice Camilli. Hace 100 años, el fascismo también prometió “una nueva era”, un nuevo comienzo.

Cómo afecta a Europa

El auge de partidos de ultraderecha en toda Europa, como recientemente el de los Demócratas de Suecia, Vox en España, Ley y Justicia en Polonia o la Hungría de Orbán, de la que recientemente el Parlamento Europeo declaró que no se puede considerar una democracia plena, tienen una misma raíz, según Cheles: el aumento de la inmigración.

Viktor Orbán y Giorgia Meloni.

Getty Images
Viktor Orbán es el gran referente europeo de Giorgia Meloni.

“Estas ideas neofascistas se han introducido a través de este tipo de argumentos, los que dicen que Italia u otros países no se pueden permitir tener tantos extranjeros”, indica el académico.

En Bruselas, aunque la Comisión Europea asegura que va a trabajar con cualquier gobierno que salga de las urnas, la preocupación es palpable.

Tanto Hermanos de Italia como La Liga, el partido de Matteo Salvini que forma parte de la coalición de ultraderecha, han llevado a cabo una fuerte retórica euroescéptica, aunque con diferencias.

En los últimos meses, Meloni ha moderado su discurso. Ha recalcado que no quiere que Italia salga ni de la Unión Europea ni de organizaciones como la OTAN. Durante la guerra de Ucrania, la líder apoyó la decisión del gobierno de Mario Draghi de mandar armas a Kiev.

La postura de sus socios de coalición, sin embargo, choca frontalmente con la de Bruselas. Salvini tiene una estrecha relación con Rusia y su partido está bajo sospecha de haber recibido financiación de Moscú. El tercer socio de la coalición, Silvio Berlusconi, también amigo íntimo de Putin, justificó recientemente la invasión rusa de Ucrania.

Pero, más allá del asunto de la guerra, lo que realmente preocupa en Bruselas es la posibilidad de que Italia, país fundador de la Unión Euroepa y su tercera economía, se convierta en otra Hungría o Polonia que ponga en peligro sus valores fundamentales.

“Existen preocupaciones a nivel internacional”, reconoce Pregliasco, que también dirige la revista digital de periodismo de datos “YouTrend”, “pero yo creo que la democracia italiana es más fuerte de lo que parece y, por supuesto, más fuerte de lo que lo era en 1922”.

Meloni

Reuters

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=StKur7oONyw&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.