La última milla: ¿cómo se vive la pandemia en zonas rurales?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

La última milla: ¿cómo se vive la pandemia en zonas rurales?

En comunidades como Las Margaritas, en Durango, hay un nivel de acceso bajo a los servicios de salud e información.
Cuartoscuro Archivo
Por Erandi Ramírez, Santiago Vázquez, Regina Lopez-Puerta y Fernando Balcázar
2 de noviembre, 2020
Comparte

Rocío Palacios es una mujer de 23 años que habita en el Rancho Las Margaritas, comunidad perteneciente al municipio de Súchil, Durango, en donde trabaja como empleada doméstica. Desde que empezó la pandemia de coronavirus, la joven se ha mantenido informada a través de la televisión, su medio principal de información, pues en el rancho el acceso a la información es limitado debido a la ubicación de la comunidad, escondida entre las montañas, que dificulta el acceso a la señal telefónica y de internet. Los servicios más básicos, como la electricidad, llegaron hace apenas una década. Anteriormente, los habitantes tenían que subsistir con plantas de diesel para generar luz. Pero no solo el acceso a la información es complicado, sino también el acceso a la salud.

Entérate: Sin internet, tele o radio, tres hermanos en Chiapas terminan el año escolar solo con un celular

La familia de Rocío es una de las afortunadas que son derechohabientes al seguro social en la localidad; Palacios asegura que solo 5 familias del rancho cuentan con ese privilegio, ya que las demás se rehúsan a aceptarlo porque dicen no confiar en las instituciones. Aunque el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) no cuenta con datos específicos sobre Las Margaritas, los números sobre Súchil parecen confirmar lo dicho por Rocío: el 75.5% de la población en el municipio tiene carencia por acceso a la seguridad social.

Sin embargo, contar con un seguro social no significa tener una buena oportunidad de acudir a un centro de salud: el más cercano a Rocío le queda en el municipio de Mezquital, a 3 horas en auto. De presentar algún síntoma o complicación de covid-19, este sería al lugar donde irían.

Las declaraciones de Carlos Gutiérrez, de 71 años, socio de la empresa ganadera donde trabajan la mayoría de los habitantes de la comunidad, coinciden con las de Rocío, en cuanto a la salud como a la información. «(Los habitantes) tienen acceso a toda la información, por medio de la televisión.». En cuanto a la oportunidad de acceder a los servicios de salud del IMSS, Gutiérrez comenta «…aquí se les ofrece, por parte de la empresa, el que tengan seguro social, pero se rehúsan; el motivo, no sé por qué […] Existía el Seguro Popular, que ahí estaban inscritos algunos, pero con nuestro nuevo gobierno federal eso se eliminó.».

Los habitantes de Las Margaritas insisten en el pobre acceso a los servicios de salud e información que tienen en su comunidad. Sin embargo, dicen tener conocimiento de lo que está pasando, pues acceden a las noticias mediante la señal que llega a las antenas de televisión. Con esta información, se han tomado medidas para evitar la propagación del virus, restringiendo entradas y salidas de la comunidad. Al inicio de la pandemia, cuando los habitantes requerían víveres, estos eran encargados a personas fuera de la comunidad, quienes se los llevaban hasta el pueblo; ahora que ha avanzado la contingencia, algunos habitantes acuden cada mes a Vicente Guerrero a adquirir los propios.

Si alguna persona dentro del rancho, aun con las medidas que se han implementado, llegara a presentar síntomas, tendría que pasar por una larga, tortuosa y complicada travesía. Los dos hospitales más cercanos están a 50 y 80 kilómetros, respectivamente, y para llegar a ellos hay que pasar por un camino complicado. Derrumbes y zonas con el pavimento en condiciones deplorables son algunos obstáculos que hacen que el recorrido sea demasiado largo para llegar al hospital más cercano.

De acuerdo al Programa Nacional de Conservación de Carreteras, en el 2019 se asignaron 13,540,00.00 MXN a la renivelación y riego de sello a la carretera Durango-Mezquital. Sin embargo, en julio de 2020, la carretera seguía en mal estado.

Una vez superada semejante odisea de caminos de terracería (que se complican aún más con las tormentas torrenciales en la época de lluvias), cuando el paciente llega al centro médico se enfrenta a otro gran desafío: los hospitales no cuentan ni con lo básico. De acuerdo con Wendy Rosales, trabajadora doméstica de 26 años, comenta que la mayoría de las personas que atienden están haciendo sus pasantías, lo que significa que aún no han obtenido una cédula profesional que los certifique como médicos.

La situación en los municipios cercanos no es muy diferente: en el caso de Vicente Guerrero es del 62.7% y en el Mezquital 92.2% de la población tienen carencias por acceso a seguridad social, mientras que el promedio estatal es de 70.6% y en la capital del estado apenas llega a 46.4%.

Pero el porcentaje de la población afiliada a estas instituciones no es la única diferencia. Si se consideran los tipos de clínicas que hay en cada uno de estos municipios, la desigualdad se hace más evidente. Así lo notan Wendy y Alejandro, ganadero en Las Margaritas. Ambos explican que acudirían a la capital estatal antes que a alguno de los municipios cercanos en caso de que ellos o un familiar presente síntomas graves de covid-19.

La razón de Wendy para ir a la capital si se presentaran síntomas graves es la cantidad de medicamentos, que considera mayor en los hospitales de esta ciudad. Por otra parte, Alejandro, quien se dedica a la ganadería y es padre de una hija, hace referencia a la atención que se tiene en estos municipios: «Ahí no hay atención médica para ese virus», dice mientras trabaja en su caballo.

Y es que la gente de Las Margaritas no ha dejado de trabajar. Debido a que la comunidad está geográficamente aislada, no se está realizando una cuarentena formal; sin embargo, sí se les ha pedido a los habitantes pasar el mayor tiempo posible en casa, lavarse las manos con frecuencia y utilizar gel antibacterial. Pero Wendy comenta que las medidas en Las Margaritas no se siguen tan rigurosamente, y que no es necesario hacerlo: «Aquí en el rancho no somos tanta gente, todos estamos al aire libre.».

La vida dentro de la comunidad parece no haber cambiado mucho. Incluso antes de la pandemia, los problemas ya estaban presentes: falta de seguridad social, hospitales lejanos y caminos peligrosos. Pero Las Margaritas no es un caso aislado; en México existen 1,031 municipios con mayores o iguales niveles de pobreza.

Esta historia es parte de la iniciativa Voces en Red misma que fue posible gracias al apoyo de USAID.

Referencias:

(2015). Directorio de Unidades Médicas. Abril 19,2020, de Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado Sitio web: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/423/unidadesmedicas.pdf

(2015). División municipal. Abril 19,2020, de Resultados de búsqueda Resultado web con enlaces de partes del sitio Instituto Nacional de Estadística y Geografía Sitio web: http://cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/dur/territorio/div_municipal.aspx?tema=me

Directorio de instalaciones del IMSS. Abril 19, 2020, de Gobierno de México Sitio web: http://www.imss.gob.mx/directorio/

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Regeneron: qué se sabe del tratamiento experimental que le dieron a Donald Trump contra el COVID

Un tratamiento experimental que es considerado prometedor está siendo administrado a Donald Trump para superar el coronavirus.
3 de octubre, 2020
Comparte

Donald Trump inició su combate contra el coronavirus con un coctel experimental basado en anticuerpos monoclonales.

Una dosis de ocho gramos de esta medicación fue administrada al presidente estadounidense, de 74 años, este viernes.

Fue internado en un hospital militar menos de 24 horas después de que se confirmara su contagio de covid-19.

La inyección es parte de un tratamiento desarrollado por la compañía biotecnológica Regeneron y fue brindada al mandatario “sin generar ningún incidente preocupante“, de acuerdo al comunicado del médico presidencial, Sean P. Conley.

El uso de anticuerpos monoclonales es considerado uno de los tratamientos más prometedores para combatir la covid-19, y Regeneron es una de las empresas pioneras en probarlos.

De acuerdo a especialistas, tienen la capacidad de utilizarse como un medicamento profiláctico de acción rápida en personas expuestas al virus.

Anteriormente, Anthony Fauci, el experto en enfermedades virales más reconocido de EE.UU. y líder del equipo de la Casa Blanca para combatir la pandemia, se había referido a este tratamiento como un posible “puente hacia una vacuna”.

En un siguiente reporte, ya en la noche del viernes, se informó que el mandatario también recibió una primera dosis del fármaco antiviral remdesivir, que antes se usó para combatir la hepatitis C y el ébola.

La medicación de Trump

Además de la medicación de anticuerpos, Trump empezó su proceso de recuperación tomando zinc, vitamina D, famotidina, melatonina y una aspirina diaria, informó la Casa Blanca.

Trump en la caravan presidencial

EPA
Trump se encuentra en las afueras de Washington DC.

El comunicado señala que el presidente sufre de fatiga, pero que se encuentra de buen ánimo.

Antes de ser internado se conoció que presentaba “síntomas leves” de la enfermedad y que su traslado al hospital militar Walter Reed fue decidido como “una medida de precaución”.

Ese centro de salud, en las afueras de Washington DC., es uno de los más grandes y prestigiosos de Estados Unidos.

Además es la instalación médica a la que suelen acudir los presidentes estadounidenses para sus revisiones anuales.

El reporte del médico presidencial añade que la primera dama, Melania Trump, se sentía bien y solo presentaba dolores de cabeza y una leve tos.

Trump

EPA
Trump fue trasladado a un centro médico como una medida de precaución.

El resto de la familia, incluyendo el hijo menor, Barron, quien vive en la Casa Blanca, dio negativo en sus pruebas de covid-19.

Regeneron

El coctel de anticuerpos administrado a Trump ayuda a reducir los efectos de virus y puede acelerar la recuperación, señala la compañía Regeneron.

Si bien no existen tratamientos aprobados por la Organización Mundial de Salud para la covid-19, el protocolo sanitario brindado a Trump es uno de los candidatos más prometedores, de acuerdo a lo que señalan médicos estadounidenses.

Regeneron destaca que los resultados iniciales sugieren que se puede reducir el nivel de efectos del virus en el cuerpo y posiblemente acortar las estadías en el hospital cuando se administra al inicio de la infección.

Trump en el helicóptero presidencial

EPA
El reporte médico de Trump señala que siente fatiga pero que conserva el buen ánimo.

En un comunicado emitido el viernes, el director ejecutivo de la empresa, Leonard S. Schleifer, señaló que el personal médico de Trump contactó con la compañía para pedir permiso para usar el medicamento.

Su uso fue autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

“Confirmamos que, como anunció el secretario de prensa de la Casa Blanca, Regeneron proporcionó una dosis única de 8 gramos de REGNCOV2, un cóctel de dos anticuerpos monoclonales, para uso del presidente Trump”, señala un comunicado publicado por la empresa.

El documento explica que REGN-COV2 es una terapia experimental para covid-19 cuyos resultados iniciales muestran que puede producir una mejora en los síntomas de una persona infectada.

Regeneron señala que su tratamiento fue diseñado “de manera específica” para frenar los efectos del coronavirus.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?

Un anticuerpo monoclonal, también conocido como mAB, es un tipo de fármaco que puede utilizarse tanto para prevenir una infección como para tratarla una vez que la enfermedad se desarrolló.

Cuando el organismo detecta la presencia de un antígeno como el coronavirus, el sistema inmune produce unas proteínas destinadas a neutralizar al virus con el objetivo de evitar que penetre en nuestras células y se reproduzca.

Los anticuerpos monoclonales son copias sintéticas creadas en laboratorio a partir de un clon de un anticuerpo específico hallado en la sangre de una persona recuperada.

Eso significa que los mAb imitan a los anticuerpos que nuestro organismo produce de forma natural.

Laboratorio

Getty Images
Los mAbs se han utilizado con éxito para tratar otras enfermedades como el cáncer.

“A diferencia de una vacuna, que introduce una proteína o material genético en nuestro organismo para estimular al sistema inmune (para que genere anticuerpos), estos son anticuerpos que se suministran para brindarle protección“, explicó en agosto a BBC Mundo Jens Lundgren, médico especializado en enfermedades infecciosas de la Universidad de Copenhague y del hospital Rigshospitalet de Dinamarca.

Este tipo de terapia es desarrollada desde la década del 70 y se aplicó con una serie de enfermedades como el sida y diferentes tipos de cáncer.

Dese el inicio de la pandemia, laboratorios como AstraZeneca, Regeneron, VirBiotechnology, Eli Lilly y Adimab, entre otros, investigan el uso de anticuerpos monoclonales que resulten efectivos contra el coronavirus, y sus resultados se declararon promisorios.

Su uso es considerado por especialistas como más eficiente que un trasplante de plasma porque se trata de una selección de proteínas específicas para neutralizar o frenar un virus.

Sin embargo, uno de los principales problemas de esta terapia es su elevado costo.

Esta clase de tratamientos médicos se encuentran entre los más caros del mundo. El precio promedio de un tratamiento con mAb en EE.UU. oscila entre US$15.000 y US$200.000 al año.

Remdesivir

Desde mediados de este año el remdesivir fue señalado como uno de los pocos medicamentos que demostró ser eficaz en la lucha contra el coronavirus.

Sin embargo también fue cuestionado por los altos costos que implica un tratamiento con ese antiviral.

En abril, cuando la cifra de contagios comenzó a elevarse en Estados Unidos, el país autorizó a los centros de salud el uso del remdesivir con los afectador por el coronavirus.

Su uso durante esta pandemia también fue aprobado en Reino Unido y Corea del Sur, entre otros.

Actúa atacando una enzima que el virus necesita para replicarse dentro de nuestras células y puede reducir el período de recuperación de la infección.

Un tratamiento con remdesivir en EE.UU. puede valer US$3.200 y consta de unas seis pastillas en promedio.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.