Mujeres protestaron en diversas ciudades del país contra la violencia machista
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

'Ni una más': Mujeres mexicanas protestaron en las principales ciudades del país contra la violencia machista

En al menos seis ciudades del país, las manifestantes pidieron a las autoridades hacer algo para frenar la violencia machista y los feminicidios.
Cuartoscuro
26 de noviembre, 2020
Comparte

En diferentes ciudades del sur y el norte de México colectivas feministas y cientos de mujeres realizaron marchas, manifestaciones y actos públicos para protestar contra la violencia machista, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia en contra de las Mujeres.

En Cancún, Boca del Río, Puebla, Ciudad Juárez, Pachuca, Monterrey y Jalisco, entre otras ciudades del país, las manifestantes pidieron a las autoridades locales de sus estados y municipios que se investiguen las agresiones contra mujeres y se haga algo para frenar la violencia contra ellas. 

En Cancún, Quintana Roo, mujeres marcharon del Palacio Municipal al Malecón Tajamar, 17 días después de la represión a balazos que se diera en la Plaza La Reforma, frente al edificio del Ayuntamiento.

Con dos mantas color morado, las mujeres que marcharon al frente del contingente consignaron con letras blancas: “Quintana Roo feminicida” y “Nosotras parimos, nosotras decidimos, ¡no más violencia¡ Tras de sí, un cementerio andante de cruces rosas con lemas como:” ni una más”, “calladita te ves más bonita,” “te dije que no es no”, “¿quién nos cuida de la policía?”, “este cuerpo es mío, no se toca no se mata”, “si no luchamos juntas nos matarán por separado” y “cuidado, el machismo mata”.

Mujeres cargando cruces rosas, cargando pancartas con leyendas provenientes desde las muertas de Juárez, con el puño en alto, más ofendidas que la rabia que fueron a dejar embarrada en cada metro de esta marcha.

Lee: ‘Valgo más que un cuadro’: Mujeres marchan en CDMX para exigir no más violencia

En Ciudad Juárez, Chihuahua, colectivas feministas locales realizaron diversas acciones de protesta a través de las redes sociales debido a que la ciudad todavía se encuentra en el color rojo del semáforo COVID-19.

Durante una rueda de prensa virtual, en la que participaron las colectivas Feminista de Ciudad Juárez, Maternaje Feminista, Mujeres en Rebelión, Hijas de su Maquilera Madre, Detenidas del 5S, Uni Unida, Universitarias contra la Violencia de Género, así como el Movimiento contra la Militarización Juárez y la CNTE Juárez, anunciaron su adición a la Jornada Nacional del 25N. 

Una de las primeras acciones que realizaron ayer por la mañana fue la colocación de mantas con mensajes en contra de la lesbomisoginia, la represión policial, la violencia machista y la criminalización, en cinco diferentes puntos de la ciudad.

En Pachuca, Hidalgo, colectivos feministas marcharon en las calles del centro de la ciudad. Desde las 16:00 horas del miércoles se reunieron en la explanada de la plaza Independencia, donde llevaron a cabo una actividad de serigrafía y mojigangas.

Posteriormente, hicieron una danza terapéutica, es decir, un performance sobre el acoso hacia las mujeres, así como una lectura de pronunciamiento. A las 17:30 comenzó la marcha en las vías de la ciudad.

Durante el recorrido las manifestantes hicieron algunas pintas en algunas estaciones del Tuzobús.

Ya en plaza Juárez, las mujeres, con antorcha en mano, realizaron un performance en la explanada.

Además, colocaron en el centro la insignia “En memoria de todas las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violencia feminicida ¡Verdad y Justicia!”.

Las colectivas colocaron al finalizar el acto un memorial en honor a las víctimas de feminicidio.

En Guadalajara, Jalisco, integrantes de la Red #YoVoy8deMarzo instalaron una antimonumenta en la Plaza de Armas de Guadalajara, como protesta y también para recordar a las víctimas de feminicidios en la entidad. 

Lee: Fiscalía de la CDMX abre investigación contra 13 jóvenes feministas

Guadalupe Ramos Ponce, coordinadora del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de la Mujer (Cladem), explicó que la “colocación (del antimonumenta) es para recordar la afrenta, la injusticia, la deuda pendiente para con las niñas y las mujeres del Estado en torno a las desapariciones y feminicidios”.

El antimonumenta pesa 300 kilos y mide 3 metros de altura, y se le colocó el lema: “ni perdón, ni olvido” y “verdad, memoria y justicia”.

Las manifestantes pidieron a las autoridades locales respetar y cuidar la instalación.

En Monterrey, Nuevo León,  colectivas feministas instalaron un tendedero de denuncias en la Explanada de los Héroes.

Lo hicieron para visibilizar la violencia de género en contra de las mujeres, además como protesta para exigir a las autoridades que atiendan los múltiples casos de asesinatos, desapariciones forzadas y violencia en contra de las mujeres.

Durante el evento también nombraron a las mujeres que han perdido la vida hasta el mes de octubre en manos de un hombre, seguido de un minuto de silencio con el puño en alto de las presentes.

En Boca del Río, Veracruz, estudiantes de la Universidad Veracruzana se manifestaron y exigieron que se castigue a un estudiante hombre que agredió sexualmente a dos de sus compañeras universitarias.

Al grito de “que tiemble, que tiemble, la UV es indiferente”, las estudiantes vestían de negro y portaban pancartas para pedir justicia por sus compañeras violentadas.

Facultades de distintas regiones de la Universidad Veracruzana se unieron a esta protesta y este 25 de noviembre no acudieron a las clases virtuales ni ningún otro tipo de actividad académica, para solidarizarse con las jóvenes.

En Puebla, Puebla, un grupo de jóvenes universitarias tomaron desde el martes las instalaciones del Congreso del estado de Puebla para exigir que se discuta una iniciativa, que presentaron en octubre del año pasado, relacionada con la Ley para la Interrupción Legal del Embarazo.

Las manifestantes reiteraron que se trata de una resistencia civil pacífica, luego de agotar  la vía institucional. Además, dijeron que han invitado a diputados y diputadas a discutir el tema, han realizado movilizaciones en el espacio público y “agotado las vías institucionales, a todo eso hemos obtenido el mismo silencio que ahora se presenta después de más de 18 horas de permanecer en el Congreso”.

Con información de Testigo Purpura, Lado B, Luces del Siglo, Yo Ciudadano, Criterio Hidalgo, El Informador y ABC Noticias. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: las extremas medidas de seguridad que buscan proteger al presidente Putin

Cientos de guardaespaldas que lo vigilan día y noche, un chequeo exhaustivo de lo que come y toma, y la ausencia de los teléfonos inteligentes son algunas medidas que se toman para resguardar la seguridad del presidente ruso.
23 de marzo, 2022
Comparte

Nada es improvisado en la vida de Vladimir Putin.

Cada paso que da el presidente de Rusia es vigilado de cerca por cientos de guardaespaldas que lo acompañan las 24 horas del día.

Su comida es preparada sigilosamente y todo lo que bebe debe ser chequeado previamente por sus asesores más cercanos.

Y es que el antiguo oficial de la KGB —el servicio de seguridad soviético— sabe muy bien de las amenazas que hay a su alrededor, sobre todo en tiempos de guerra.

Putin está liderando la invasión de su país a Ucrania y esto supone algunos riesgos adicionales hacia su seguridad.

Pero… ¿Quiénes están realmente a cargo de protegerlo? ¿Y cuáles son las algunas de las medidas que se toman para mantenerlo a salvo? Aquí te contamos lo que se sabe al respecto.

Extenso equipo de seguridad

Dentro de los múltiples servicios de seguridad que operan actualmente en Rusia, hay uno que está especialmente dedicado a proteger al presidente y a su familia: el Servicio de Seguridad Presidencial de Rusia.

Este escuadrón depende del Servicio Federal de Protección de Rusia (FSO), que tiene su origen en la antigua KGB, y que también protege a otros funcionarios de alto rango rusos, entre ellos, al Primer Ministro, Mikhail Mishustin.

De allí vienen los hombres vestidos de negro con auriculares en las orejas que le hacen sombra al presidente día y noche.

Según Russia Beyond, un medio de propiedad del gobierno ruso, cuando estos agentes lo acompañan en actividades al exterior, se organizan en cuatro círculos.

El círculo más cercano está compuesto por sus guardaespaldas personales.

El segundo círculo está integrado por guardias que pasan desapercibidos entre el público. El tercero, rodea el perímetro de la multitud, evitando que entren personas sospechosas.

Y el cuarto y último, son francotiradores situados en los techos de los edificios circundantes.

Un francotirador del FSO ubicado en una de las paredes del Kremlin, en el centro de Moscú.

Getty Images
Un francotirador del FSO ubicado en una de las paredes del Kremlin, en el centro de Moscú.

Estos agentes también lo acompañan cuando Putin se traslada de un lugar a otro.

“A Putin no le gustan los helicópteros; se suele trasladar con una caravana masiva, con motociclistas, muchos autos grandes negros, camiones, etc. Para este tramo, se bloquea cualquier dron que pueda haber en el espacio aéreo y se detiene el tráfico”, explica a BBC Mundo Mark Galeotti, experto en seguridad rusa y director de Mayak Intelligence, una consultora que se dedica a analizar los asuntos de seguridad de este país.

El Servicio de Seguridad Presidencial de Rusia es apoyado por la Guardia Nacional de Rusia, o Rosgvardia, que fue formada por el propio Putin hace solo seis años y que algunos la han calificado como una suerte de “ejército personal” del mandatario.

Es independiente de las Fuerzas Armadas rusas y, aunque su misión oficial es asegurar las fronteras, combatir el terrorismo y proteger el orden público, entre otras, en la práctica una de sus tareas más importante es proteger a Putin de eventuales amenazas.

“Todos saben que son en gran medida guardaespaldas personales de Putin”, dice a BBC Mundo Stephen Hall, académico experto en Rusia de la Universidad de Bath, Reino Unido.

“Y el presidente está muy protegido por ellos y por el resto de los servicios de seguridad”, añade.

Viktor Zolotov, un antiguo guardaespaldas de Putin, dirige la Guardia Nacional.

Getty Images
Viktor Zolotov, un antiguo guardaespaldas de Putin, dirige la Guardia Nacional.

Actualmente, quien dirige la Guardia Nacional es Viktor Zolotov, un antiguo guardaespaldas de Putin. Él es un aliado leal al presidente y en los últimos años ha aumentado en alrededor de 400.000 los efectivos que forman parte de esta fuerza de seguridad.

“Es un número enorme, las unidades de seguridad para presidentes como el de Estados Unidos no están ni cerca de esa cifra”, indica Hall.

¿Qué medidas se toman para proteger a Putin?

Aunque es difícil saber hasta qué punto llegan las medidas que buscan proteger a Putin, el propio Kremlin y expertos en seguridad rusa han entregados algunas luces al respecto.

Uno de los asuntos que es tratado con más precaución es la comida.

De acuerdo con Mark Galeotti, ante el temor de envenenamiento, Putin cuenta con un catador personal que chequea todo lo que el mandatario va a comer.

El presidente Putin en una cena oficial.

Getty Images

“Es parte de un estilo que más se acerca a un monarca medieval que a un presidente moderno”, le dice a BBC Mundo.

Además, cuando viaja fuera de Rusia, el equipo del presidente se encarga de todo lo que consume.

“Se llevan toda la comida y bebida que él va a consumir. Así, por ejemplo, si hay un brindis oficial con champaña, él toma de la botella que su equipo le trae, no de la del resto”, explica Galeotti.

Stephen Hall, por su parte, afirma que sus guardaespaldas personales observan de cerca cómo le cocinan para evitar cualquier riesgo.

Teléfonos inteligentes

Otra de las medidas que buscan protegerlo es el bloqueo de los teléfonos inteligentes dentro del Kremlin.

El propio presidente ruso ha confirmado que no usa estos aparatos.

En 2020, en una entrevista con la agencia estatal de noticias rusa TASS, lo admitió señalando además que, si se quería conectar con alguien, existía una línea oficial para hacerlo.

Sus asesores también lo han admitido. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha dicho en repetidas ocasiones que Putin no usa móbiles pues “no tiene demasiado tiempo”.

Pero lo cierto es que entre las razones que explican la reticencia de Putin a usar esta tecnología es que desconfía profundamente de Internet.

En el pasado, de hecho, ha indicado que Internet es un “proyecto de la CIA” —la agencia de inteligencia estadounidense— y ha llamado a los rusos a no realizar búsquedas por Google pues considera que los norteamericanos están monitoreando toda la información.

“Putin apenas usa Internet, es bien sabido que no le gustan los teléfonos. Y bueno, seamos honestos, desde el punto de vista de la seguridad, Putin tiene toda la razón. Los teléfonos inteligentes no son muy seguros”, señala Galeotti.

Ante esto, el académico afirma que Putin se informa a través de archivos de papel que le entregan sus asesores.

El presidente ruso no usa teléfonos inteligentes.

Getty Images
El presidente ruso no usa teléfonos inteligentes.

“Comienza su día con tres documentos informativos de seguridad. Uno es de lo que está pasando en el mundo, otro es de lo que está pasando en Rusia y, el tercero, es sobre lo que está sucediendo dentro de la élite”, comenta.

“Para él, esta es la información más importante y la que va a definir su día”.

“Recuerdo haber hablado con diplomáticos y personeros del ministerio de Relaciones Exteriores que me dijeron estar frustrados porque si ellos tienen una información que choca con la de sus servicios de inteligencia, Putin tenderá a asumir que sus espías tienen la razón y que los diplomáticos están equivocados”, agrega.

Aislamiento y pandemia

Actualmente, el acceso a Vladimir Putin es extremadamente limitado.

Los pocos líderes que se reúnen con él, deben hacerlo respetando varios metros de distancia. Recordada es la cita con su homólogo de Francia, Emmanuel Macron, quien debió sentarse en el otro extremo de una larga mesa.

Parte de estas medidas son herencia de la pandemia de coronavirus que terminaron por aislarlo aún más.

La reunión entre Putin y Macron

Getty Images

Según el servicio ruso de la BBC, entre las medidas que se han implementado durante este período se encuentran: una cuarentena obligatoria de dos semanas a cualquier persona que quiera verlo; riguroso régimen de control médico, que incluye periódicos test PCR, para todos quienes lo rodean; y la reducción casi total de su asistencia a eventos públicos.

El 15 de marzo recién pasado, el secretario de prensa del gobierno ruso, Dmitry Peskov, confirmó que todas las medidas anti-covid relacionadas con la seguridad de Putin continúan intactas hasta que los “expertos” lo “consideren apropiado”.

Y es que en Rusia su salud personal es vista como un asunto de seguridad nacional.

En entrevista con el programa Today de BBC Radio 4, el general James Clapper —que supervisó la CIA, el FBI, la NSA y se desempeñó como uno de los principales asesores del presidente Barack Obama— confirmó que Putin ha estado aislado.

“Putin ha estado en gran medida aislado, particularmente en los últimos dos años con la pandemia, y lo que agrava es el hecho de que tiene muy pocas personas que realmente tienen acceso a él, lo que hace que sea muy difícil recopilar inteligencia en la que tienes fe y confianza”, dijo.

Una visión similar tiene Galeotti. “Putin vive muy aislado. El círculo de personas que lo rodea ha disminuido drásticamente“, indica.

Vladimir Putin bajándose de un auto junto a su guardaespaldas.

Getty Images

“Ya no viaja por el país y su aparición en eventos públicos es bastante inusual. Los guardias de seguridad son de las pocas personas con las que Putin tiene una relación personal”, señala.

Según Galeotti, esto explica, en parte, por qué muchos de ellos han sido nombrados posteriormente en altos cargos (como es el caso de Viktor Zolotov, en la Guardia Nacional).

Algunos analistas en inteligencia afirman que las extremas medidas de seguridad que rodean a Putin se explican en parte por una “paranoia” genuinamente rusa.

Otros, dicen que el mandatario, con su experiencia en la KGB, sabe mejor que nadie lo importante que es resguardar su propia seguridad.

Sea como sea, todo indica que su protección y aislamiento solo va en aumento. Y que, tal como dice Galeotti, en el Kremlin se hacen las cosas “como Putin quiere que se hagan”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=mgQpEqOidTY&t=195s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.