Panista confiesa cómo se dieron sobornos de Pemex; exsenador lo niega
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tomado de YouTube

Panista confiesa cómo se dieron sobornos de Pemex; exsenador niega su versión

Caraveo rindió su declaración el pasaso 4 de septiembre ante la FGR. En ella dijo que recibió por lo menos cinco veces maletas con dinero.
Tomado de YouTube
11 de noviembre, 2020
Comparte

Rafael Caraveo Opengo, quien era secretario técnico de la Comisión de Administración del Senado confesó ante la FGR que acudió siete veces a recoger 15 maletas llenas de dinero a una oficina alterna de Pemex en Lomas de Chapultepec, justo cuando Emilio Lozoya era titular de la petrolera.

Caraveo rindió su declaración el pasaso 4 de septiembre ante la FGR, informó el diario Reforma, el cual tuvo acceso al documento.

El panista dijo que el dinero lo recibió en efectivo por órdenes del entonces senador panista Jorge Luis Lavalle Maury y que estaba destinado a campañas electorales del pan. Este dinero eran sobornos del gobierno de Peña Nieto a legisladores por la aprovación de la reforma energética. 

Lee: Difunden video de supuestos sobornos de funcionario de Pemex para legisladores

Caraveo y Lavalle acudían a una oficina de Montes Urales donde Francisco Olascoaga, quien era jefe de departamento Administrativo en la Dirección General de Pemex y hombre de confianza de Lozoya, entregaba el dinero y ya tenía los recibos en que se especificaba la cantidad entregada. 

Caraveo señala que recibió la primera entrega de dinero en 2013. Según su declaración, reproducida por Reforma, el entonces senador Lavalle le pidió a Caraveo que fuera a revisar unos expedientes y que una persona llamada José lo llamaría.

Lo buscó fue José Velasco Herrera, jefe de ayudantes de Lozoya, quien le pidió que se encontraran en Paseo de la Reforma, en el edificio de Sedesol. Ahí lo esperaba una camioneta Subrban negra, a la que subió. Ahí Velasco le mostró una maleta deportiva negra llena de fajos de billetes de 500 pesos.

Entérate: Lozoya involucra al gobernador Miguel Barbosa, de Morena, en la entrega de sobornos para apoyar la reforma energética

Lavalle le pidió a Caraveo que le llevara la maleta al Senado y le aseguró que no era nada ilegal, que estuviera tranquilo. Esa no sería la última vez que el senador panista le pediría que fuera a recoger dinero.

En una segunda ocasión, en la camioneta negra le entregaron otra maleta. En la tercera ocasión un auto del Senado lo llevó a la oficina de Montes Urales donde recibió una maleta grande con ruedas que contenía 13 millones de pesos.

En la cuarta ocasion Caraveo fue acompañado de Guillermo Gutiérrez Badillo, secretario del entonces senador panista Francisco Domínguez a la oficina de Lomas de Chapultepec por 12 millones de pesos. 

Una quinta vez, se repitió la operación en compañía de Gutiérrez Badillo. Caraveo asegura que nunca obtuvo beneficios por estas entregas.

Lavalle niega versión

El exsenador Jorge Luis Lavalle afirmó que las acusaciones de su excolaborador pudieron ser inducidas.

Lavalle dijo en un mensaje que desconoce las motivaciones e intenciones de las imputaciones, “pero son tan falsas como inverosímiles, orientadas y probablemente premiadas”.

De acuerdo con Lavalle, el exsenador ha pedido comparecer en diversas ocasiones ante la autoridad, y acusó que se le ha negado el derecho de conocer el expediente de las imputaciones que solo ha podido tener a través de la prensa.

Con información de Reforma (suscripción necesaria)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué el aire que respiras y que se consideraba seguro ya no lo es, segun la OMS

La OMS ha limitado aun más los niveles de calidad de aire en vista de la evidencia científica encontrada sobre los contaminantes que afectan la salud humana.
Getty Images
24 de septiembre, 2021
Comparte

La contaminación del aire es más peligrosa de lo que se pensaba.

Esa es la conclusión a la que ha llegado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha actualizado los umbrales de contaminación del aire por primera vez en 16 años.

¿La razón? Más del 90% de la población mundial respira niveles de contaminación mucho mayores a los considerados seguros.

Esto deja muy por detrás a los últimos indicadores de la OMS, los cuales estaban vigentes desde 2005.

¿Por qué ocurre esto? Los científicos están encontrando cada vez más evidencia de los efectos adversos de seis tipos de contaminantes en la salud humana: las partículas en suspensión PM2.5 y PM10; el ozono (O3); el monóxido de carbono (CO); el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Getty Images
Los contaminantes vienen de la quema de combustibles.

Con esta medida, la OMS pone en evidencia que incluso el aire considerado seguro hasta ahora ya no lo es debido a que los contaminantes son peligrosos para la salud incluso en niveles bajos y tolerados hasta ahora.

Se estima que más de 7 millones de personas mueren prematuramente cada año como consecuencia de la contaminación del aire.

Esto equipara a la contaminación del aire con el tabaquismo y la alimentación poco saludable.

“La evidencia acumulada es suficiente para justificar acciones para reducir la exposición de la población a contaminantes atmosféricos clave, no solo en países o regiones particulares, sino a escala global”, dijo la organización a través de un comunicado.

¿Por qué ahora?

A los científicos les resulta difícil entender cómo afectan los contaminantes a la salud humana.

No solo porque la exposición a altos niveles ya es de por sí dañina. Sino porque también estamos expuestos a una combinación de varios de ellos.

Algunos, como las partículas en suspensión menores a 10 micras (PM10) y 2.5 micras (PM2.5) tienen un origen muy variado.

Se sabe que pueden venir de la quema de combustibles, incluido el transporte, la energía, los hogares, la industria y la agricultura.

Son además partículas tan pequeñas que pueden penetrar en los pulmones y entrar al torrente sanguíneo.

Varios estudios epidemiológicos han indicado que la exposición a PM2.5 puede afectar la salud incluso en niveles bajos.

Se les asocia principalmente a enfermedades cardíacas y pulmonares. Incluso la exposición a corto plazo, durante horas o días, puede aumentar el riesgo de ingreso hospitalario.

La OMS tuvo que revisar más de 500 estudios (incluyendo varias rondas de revisión hechas por pares) para determinar que se necesitan niveles mucho más estrictos a la contaminación del aire para proteger la salud humana.

Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire a problemas respiratorios y cardíacos.

Getty Images
Diferentes estudios han vinculado la contaminación del aire con problemas respiratorios y cardíacos.

Casi el 80% de las muertes relacionadas con PM2.5 podría evitarse en el mundo si los niveles actuales de contaminación del aire se redujesen a los propuestos en la directriz actualizada, según un análisis rápido de escenarios realizado por la OMS.

Las disparidades en la exposición a la contaminación del aire están aumentando en todo el mundo, particularmente porque los países de ingresos bajos y medianos están experimentando niveles crecientes de contaminación del aire debido a la urbanización a gran escala y el desarrollo económico que se ha basado en gran medida en la quema de combustibles fósiles.

Nuevas medidas

En el caso de las PM10, la OMS redujo el límite de exposición anual de 20 microgramos por metro cúbico a 15.

Para las PM2.5, la reducción es de la mitad: de 10 microgramos por metro cúbico pasa a 5.

También se han introducido nuevos límites para el dióxido de nitrógeno NO2, un contaminante que genera problemas en el aparato respiratorio y que está muy vinculado en las ciudades a los vehículos de diésel y gasolina.

Las nuevas directrices hacen hincapié en otros contaminantes, como el monóxido de carbono, el ozono y el dióxido de azufre, como medida preventiva a la espera de mayor evidencia científica.

Una panoramica de Santiago de Chile cubierta por el smog.

Getty Images
Una panorámica de Santiago de Chile cubierta por la contaminación.

Sin embargo, las nuevas directrices de la OMS no son de carácter vinculante. Es decir, que le corresponderá a los gobiernos tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire.

Aunque la OMS asegura que una reducción en los niveles de contaminación en el aire traería sustentables beneficios, tambien aclara que no hay niveles completamente seguros.

La OMS dijo que si bien la calidad del aire había mejorado notablemente desde la década de 1990 en los países de ingresos altos, el número mundial de muertes y años de vida saludable perdidos apenas había disminuido, ya que la calidad del aire en general se había deteriorado en la mayoría de los demás países.

“La contaminación del aire es una amenaza para la salud en todos los países, pero afecta más a las personas de los países de ingresos bajos y medianos”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Las nuevas pautas llegan pocas semanas antes de que comience la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en la ciudad escocesa de Glasgow el 31 de octubre.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PR5cECLVsBs&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.