Divorcio, violencia, las luchas de las mujeres narradas en 100 años de cuentos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Divorcio, violencia, sexualidad, las luchas de las mujeres narrados en 100 años de cuentos

Con 20 años de investigación en la narrativa del cuento mexicano, Liliana Pedroza visibiliza el trabajo de 100 cuentistas mexicanas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX con temas que reclaman el espacio público de las mujeres.

En los últimos 100 años, escritoras mexicanas utilizaron el cuento para hablar de temas como el divorcio, la violencia, la libre autodeterminación de sus cuerpos, el aborto, la sexualidad, la diversidad de género, su destino doméstico y la ruptura de estereotipos.

Esta evolución del pensamiento femenino fue recopilado en la antología A golpe de linterna de la escritora e investigadora, Liliana Pedroza con la pluma de 100 cuentistas mexicanas.

A golpe de linterna. Más de cien años de cuento mexicano de editorial Atrasalante es una antología editada en tres tomos. En 1,000 páginas recogen 100 historias de 100 cuentistas mexicanas a lo largo de 100 años. Esta recopilación de cuentos cubre de manera cronológica tres marcadas etapas en las manifestaciones feministas, acordes a determinadas épocas en las que se desarrollaron a través de la práctica del cuento en la literatura mexicana.

En estos tres libros, Pedroza presenta la narrativa de estas mujeres y la lucha por sus derechos y libertades que parecen no tener fecha de caducidad, donde la violencia aumenta, las manifestaciones no cesan y las mujeres se encuentran cada vez más organizadas, con grupos de apoyo a su lado decididas a conseguir lo que a principios del siglo XIX ya era evidente: el derecho a decir sobre sí mismas.

El Tomo I de A golpe de linterna se titula Pioneras, el Tomo II Insumisas y, finalmente, el Tomo III Exploradoras. Cada volumen es acompañado por los trazos de la ilustradora guanajuatense Susana Ríos.

“No solo van a encontrar 100 excelentes relatos sino 100 excelentes cuentistas. Cuando alguien se deslumbre con la historia de alguna y vaya a su obra total, como cuentista, se va a encontrar con una gran escritora”, añade la autora Liliana Pedroza en entrevista para Animal Político.

El título de esta antología nace de una frase del cuentista argentino, Andrés Neuman, quien dice que la novela es la luz del día mientras que el cuento es solo un golpe de linterna en una habitación oscura. Liliana toma parte de este enunciado para resignificar las luchas que han vivido las mujeres plasmadas en la literatura mexicana.

En ese sentido, Liliana explica que el cuento solo ilumina con un haz de luz una parte de una habitación oscura. Es el resumen de todo lo que ha sido el cuento a lo largo del siglo y contribuye a pensar en esta labor de búsqueda por encontrar a las voces de tantas mujeres.

Pasado y presente de una misma lucha

Liliana Pedroza trabajó en esta antología durante 20 años en los que recopiló, leyó, seleccionó y encontró a aquellas cuentistas mujeres que de alguna manera fueron omitidas dentro de este género de la literatura mexicana.

Cabe recordar que antes de A golpe de linterna, Pedroza ya había publicado Historia secreta del cuento mexicano 1920-2017 a través de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en 2018. Este ejemplar es el resultado de un catálogo historiográfico, a manera de directorio, que da cuenta de más de 500 cuentistas dentro de la historia de la literatura mexicana. “De esa investigación nace la antología”, añade.

Aunque el punto de partida de esta serie de libros de cuentos mexicanos es la cronología de las historias, en ellos resalta el constante diálogo de las autoras con temas como la maternidad -y la diversidad que hay de estas- al ser o muy violentas o muy rompedoras de estereotipos. Todas dialogando para generaciones distintas.

“Todas dialogan con nuestro presente, con lo que pensamos de la participación de las mujeres en los espacios públicos, en la eficiencia por el derecho a tener control sobre nuestros cuerpos. Hay muchos temas que siguen siendo actuales y se puede leer de manera indistinta”, explica.

Según datos presentados por la autora en su libro Historia del cuento mexicano, en la medida que las mujeres ocupan espacios del ámbito público su participación de la literatura se visibilizó más como sucedió en las décadas de los años 50, 60 y 70, sobre todo aquellas cuentistas mujeres que se vincularon con las actividades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Actualmente “hay muchos grupos de mujeres desde la academia con los estudios de género; activistas y cada vez más mujeres que están teniendo consciencia sobre los mecanismos de opresión que han ejercido sobre nosotras, como grupo social”.

Sin embargo, años atrás, ya había mujeres reuniéndose para crear grupos de apoyo, había organizaciones que buscaban enseñar un oficio a las mujeres para que fueran autónomas económicamente y no hubiera precarización laboral en ellas. Estas historias contextualizan cómo las exigencias continúan haciéndose a pesar de que ya ha transcurrido un siglo.

La violencia, un fenómeno que no hace distinciones

Dentro de la selección de cuentos, Liliana Pedroza da voz a la pluma de aquellas autoras que denunciaron la violencia a través de este género. Desde la violencia de género, el feminicidio y las manifestaciones de años recientes que ponen sobre la mesa la forma en que la violencia no hace distinciones en las diferentes épocas en la historia del país.

Tal y como sucede en el Tomo I con una de las historias que sucede durante la Revolución Mexicana con la historia de mujeres que tenían cargos de alto mando, por ejemplo, está el caso de una coronela que tiene un ejército de mujeres peleando en el campo de batalla o mujeres liderando una manifestación a través de la educación.

En el Tomo II de Insumisas, Pedroza muestra los rostros de las mujeres de los años 50 y 60 en un contexto de movimientos y oleadas feministas que ponen en la conversación temas como el aborto, el decidir sobre sus propios cuerpos, el derecho a la planificación familiar, la sexualidad, la diversidad de género y la libre elección de la sexualidad.

Mientras tanto, en el Tomo III las Exploradoras ya atravesaron diversas luchas sociales. Ellas recogen todo lo sucedido en el siglo anterior, cuentan sus propias realidades explorando otras narrativas. Nuevas formas de contar las realidades como la violencia, los feminicidios, la debacle ambiental y la lucha por seguir ocupando los espacios públicos que les han negado.

En este contexto, cifras de la Red Nacional de Refugios (RNR) muestran que de marzo a octubre de 2020, periodo que señala los primeros 8 meses de la pandemia, en México la violencia dentro del hogar aumentó. Ante esto, la organización dio atención y acompañamiento a 34, mil 716 personas, lo que representa un incremento de 51% comparado con el mismo periodo del año pasado.

De marzo a octubre realizaron 37 rescates de mujeres y en su caso, sus hijas e hijos en situación de riesgo, dos de ellos internacionales. En septiembre y octubre 3.78% de mujeres reportaron violencia feminicida, mientras que 4 de cada 100 mujeres reportaron intento de feminicidio.

A pesar de los índices de violencia que se dan dentro del hogar como consecuencia de las repercusiones de la pandemia y del temor a los riesgos por contagios de COVID, la autora considera que hay que salir a la calle a marchar y manifestarse en contra de la violencia, una realidad que para las mujeres es mucho peor que la pandemia.

A golpe de linterna. Más de cien años de cuento mexicano de la editorial Atrasalente ya se encuentra a la venta en distintas librerías. Recientemente se presentó, por primera vez, durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FILG) y tendrá gira de presentaciones de forma virtual a través de las redes sociales de la editorial y la autora.

“Sí. Nosotras desde hace siglos venimos luchando contra otra pandemia que es la violencia machista y bueno, son temáticas que tienen las escritoras en el cuestionamiento sobre el destino social de las mujeres que es la casa, los hijos, el matrimonio; como algunas lo asumen y cómo otras se rebelan a este rol social, como las escritoras más jóvenes, retratan el feminicidio, la precarización laboral por ser mujer, por ser madre soltera. En la antología se ve un abanico de temas y la forma en cómo se abordan de una manera muy reveladora”, puntualiza la doctora en Literatura Hispanoamericana, Liliana Pedroza.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Pueden los niños desarrollar COVID-19 de larga duración?

Según un estudio del King's College de Londres es posible, pero las cifras son bajas: menos de uno de cada 20 sufre síntomas por más de cuatro semanas.
28 de agosto, 2021
Comparte

Los niños que se enferman de coronavirus rara vez experimentan síntomas a largo plazo, y la mayoría se recupera en menos de una semana, según revela una nueva investigación.

Científicos del King’s College de Londres dicen que si bien un grupo pequeño puede experimentar una prolongación en el tiempo de los síntomas, los números son bajos.

Los síntomas reportados más comunes fueron dolor de cabeza y cansancio.

De acuerdo con un experto del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil británico, la información recabada por el estudio refleja lo que los médicos ven en la práctica.

Uno de cada 20

En comparación con los adultos, los niños son menos propensos a enfermarse de covid-19.

Muchos niños que se infectan no desarrollan síntomas y, aquellos que lo hacen, tienden a padecer un cuadro más leve de la enfermedad.

Este estudio, revisado por pares y publicado en la revista Lancet de Salud Infantil y Adolescente, buscó analizar cómo la covid afecta a los niños y cómo se compara con otras enfermedades respiratorias.

La información analizada fue provista por los padres o encargados de los niños a la app británica Zoe.

El estudio analizó los casos de 1,734 niños de entre cinco y 17 años que habían desarrollado síntomas y dieron positivo en la prueba de covid entre septiembre de 2020 y febrero de 2021.

Menos de uno de cada 20 de los que tenían covid experimentó síntomas por cuatro semanas o más, y uno de cada 50 tuvo síntomas durante más de ocho semanas.

En promedio, los niños mayores estuvieron enfermos durante un poco más de tiempo que los niños de la escuela primaria.

Prueba de covid en una niña

Getty Images
Es común que muchos niños den positivo en la prueba de PCR pese a no tener síntomas.

Los niños de entre 12 y 17 años tardaron una semana en recuperarse, mientras que para los niños más pequeños la enfermedad duró cinco días.

Los síntomas más frecuentes que se reportaron fueron cansancio y dolor de cabeza. Otros síntomas comunes incluyeron dolor de garganta y perdida de olfato.

No se reportaron síntomas neurológicos como ataques o convulsiones.

“Escuchar a las familias”

El equipo también observó un número igual de niños que tenían síntomas pero dieron negativo en la prueba de covid.

Solo unos pocos niños, 15 de 1.734, tuvieron síntomas durante al menos 28 días, menos de uno de cada 100.

Emma Duncan, profesora de endocrinología clínica en el King’s College de Londres, quien trabajó en la investigación, dijo que el “mensaje que deja el estudio” es: “¿Pueden los niños tener una enfermedad prolongada después de sufrir covid-19? Sí, pueden, pero no es común y la mayoría de estos niños mejora con el tiempo“.

“Los niños también pueden tener síntomas prolongados de otras enfermedades. Necesitamos cuidar a todos los niños que tienen enfermedades prolongadas, independientemente de si esa enfermedad es covid-19 o cualquier otra cosa”.

Michael Absoud, médico especialista en neurodiscapacidad pediátrica del Hospital Infantil Evelina en Londres, y autor principal del estudio, dice que es importante escuchar a las familias que dicen que sus hijos tienen síntomas.

“Si estás preocupado por tu hijo, lo primero que debes hacer es ir a tu médico de cabecera y describir sus síntomas particulares”, explica.

Niña hablando con su abuela por internet

Getty Images
Aunque las consecuencias de la covid no sean graves en los niños, el problema es que pueden contagiar la enfermedad a los miembros más vulnerables de la familia.

“Ellos pueden darte información o derivarlo a un pediatra. Es importante recordar que puede haber algo más”.

En opinión de Liz Whittaker, especialista en enfermedades infecciosas del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil, que no estuvo involucrada en la ivestigación: “El estudio es tranquilizador para la mayoría de los niños y jóvenes que desarrollan infección por SARS-CoV-2, y refleja lo que los pediatras estan viendo en la práctica”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9RF0a9vccwA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.