Aumentan hospitalizaciones por COVID en estados de Megalópolis
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

COVID en la Megalópolis: CDMX, Edomex, Morelos, Puebla e Hidalgo aumentan hospitalizaciones

En las instituciones de salud, el personal lucha por darse abasto ante el número de pacientes afectados por el virus.
Cuartoscuro
30 de diciembre, 2020
Comparte

En la zona centro de México, los ingresos a los hospitales siguen al alza, aun cuando las autoridades del sector salud implementaron medidas para restringir la movilidad y frenar las cadenas de contagio. Se espera que la epidemia descienda hasta mediados de enero, pero solo si la población respeta el confinamiento.

La Secretaría de Salud federal reportó este 29 de diciembre que en la Ciudad de México, la ocupación en camas de hospitalización general es de 87%. Solo hay en la capital del país una disponibilidad de 13%. 

Leer más: México supera las 123 mil muertes por COVID y registra nuevo pico de hospitalizaciones

En la conferencia matutina del presidente de este martes, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, confirmó que la capital del país es la entidad donde se registra la mayor intensidad epidémica y por consiguiente la de mayor ocupación hospitalaria. 

“Resta todavía una reserva de 13%. Se está ampliando esta capacidad hospitalaria. En las últimas dos semanas hemos logrado casi duplicar la cantidad de camas disponibles”, aseguró. Aun así, el curso de la segunda ola de contagios en la capital del país ha sido tan fuerte que pese a ese trabajo, la mayoría de las camas en los hospitales están ocupadas. 

En camas con ventilador, la ocupación hospitalaria en la Ciudad de México es de 84%, lo que representa un crecimiento de 10% entre la semana epidemiológica 50 y la 51 (del 13 al 19 de diciembre).

El subsecretario de Salud precisó al respecto que en la capital hay hospitales completos, como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), que están destinados a personas críticamente enfermas”. En estas instituciones se atiende casi de forma exclusiva a quienes necesitan intubación. 

En este punto, el funcionario aprovechó para enfatizar que no toda persona que ingrese a un hospital va a necesitar soporte ventilatorio.

“Hemos detectado distintas razones por las que las personas tardan en llegar a los hospitales. Una muy importante es el temor a ser intubado. Pero si las personas se esperan, es mucho más probable que lleguen en una condición crítica y entonces terminarán intubadas. Si acuden antes, todavía hay intervenciones que se pueden hacer, como oxigenación sin intubación, no invasiva”. 

Entérate: En enero podría haber casi el doble de hospitalizaciones en CDMX, se necesitarían 9,512 camas

El subsecretario de salud informó que de la semana epidemiológica 50 a la 51 hubo ya una reducción de contagios, al pasar de alrededor de 27 mil casos estimados a aproximadamente 24 mil. “Es alentador, aunque las defunciones y las hospitalización aun no disminuyen”, advirtió. 

El Estado de México también tiene ya una semana con reducción en la intensidad epidémica. El número de casos estimados pasó de alrededor de 27 mil a 24 mil, pero la ocupación en camas de hospitalización general está en la entidad en 80% y la de camas con ventilador en 75%, lo que representa un incremento de 14%. Las defunciones también siguen a la alza.  

Hospitales emblema de la lucha contra COVID en la entidad como el Hospital General Regional 72 del IMSS, en Tlalnepantla, y el 71, en Chalco, continúan a tope. 

El 18 de diciembre, el Estado de México, pasó junto con la Ciudad de México a semáforo rojo. Así permanecerá hasta el 10 de enero. Todas las actividades no esenciales deben permanecer cerradas. Pese a eso, en municipios como Tlalnepantla, Atizapán y Naucalpan se ha registrado un intenso tráfico vehicular y largas filas en los supermercados. 

En el caso de Hidalgo, el estado tiene también una semana con disminución en casos estimados, al pasar de casi mil 400 a poco más de mil 200. Aunque las defunciones continúan a la alza, lo mismo que las hospitalizaciones: la ocupación en camas generales es de 71% y la de camas con ventilador de 50%, un aumento de 7%. 

En Hidalgo, el gobierno emitió medidas reforzadas de prevención y contingencia sanitaria que entraron en vigor el 22 de diciembre, entre estas están el regreso del hoy no circula y el cierre parcial de comercios que no son de primera necesidad, así como la implementación de la ley seca. 

Medios locales reportaron que estas medidas no impidieron que los ciudadanos salieran de compras para la cena de Nochebuena y el recalentado de Navidad. Aunque calles y avenidas de la capital del estado sí tuvieron un menor tránsito vehicular. 

Morelos no ha logrado frenar el incremento de casos. La entidad declaró apenas el 23 de diciembre que pasaba a semáforo rojo. Todas las actividades no esenciales se vieron entonces forzadas a cerrar. 

En este estado, de la semana epidemiológica 50 a la 51 se pasó de alrededor de 450 a 500 casos estimados de COVID, en tanto que la ocupación de camas con ventilador en los hospitales creció 9% para llegar hasta 43%. La ocupación en camas de hospitalización general está ya casi en la mitad, con 49%. 

Apenas dos días antes de que se decretara el semáforo rojo, medios locales reportaron que los habitantes de Cuautla, habían abarrotado centros comerciales para hacer compras navideñas o ingresar a los restaurantes. Con el cierre forzoso de estos lugares, la gente pasó a hacer largas filas para ingresar a los supermercados. 

Puebla, otro estado de la megalópolis, lleva tres semanas con una meseta alta de casos estimados que ronda los mil 800. En los hospitales, la ocupación de camas con ventilador se ha incrementado 2% para llegar a 29% y en camas de hospitalización general, la ocupación aumentó 10%, para alcanzar ya el 47%. 

El 21 de diciembre, el gobierno del estado anunció nuevas medidas para evitar más contagios, como aforo en los restaurantes de solo 25%, cierre de centros comerciales 24, 25, 30 y 31 de diciembre, además de 7 y 8 de enero de 2021, así como cierre del comercio en la zona metropolitana de Puebla y en el Centro Histórico. 

De los estados que conforman la megalópolis, solo Querétaro lleva tres semanas con un descenso importante en el número de casos estimados, al pasar de alrededor de 2,600 en la semana 49 a unos 1,700 en la semana 51. Pero el descenso en la ocupación de camas con ventilador apenas alcanzó el 1% de reducción para quedar en 46%. En tanto que la ocupación en camas de hospitalización general sigue a la alza, con 3% de incremento, para llegar a 50%.  

Un estado que no pertenece a la megalópolis, pero que es su vecino sigue también con un embate fuerte de la epidemia, Guanajuato, entidad en donde el gobierno local decidió declarar el semáforo rojo. 

Llevan dos semanas con reducción de casos estimados, al pasar en la semana 49 de alrededor de 5 mil a 4 mil en la semana 51. Aunque, en el estado aún no se reducen las hospitalizaciones: la ocupación en camas generales es de 70% y en camas con ventilador de 32%, lo que significa un incremento de 4%. 

El subsecretario de Salud pidió a los habitantes de esta zona central del país que respeten las medidas sanitarias y de confinamiento para poder reducir la segunda ola de contagios fuertes de la epidemia de COVID. También alertó a la población, sobre todo a quienes tienen factores de riesgo como diabetes, hipertensión u obesidad a acudir de forma temprana a los hospitales. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: qué se sabe de la variante mu, detectada en varios países de Sudamérica y que la OMS vigila

La OMS añadió la variante mu a su lista de vigilancia. Presenta varios cambios genéticos con respecto a la variante de coronavirus original.
13 de septiembre, 2021
Comparte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha añadido otra variante del coronavirus a su lista para vigilar. Se llama mu y ha sido designada como variante de interés (VOI).

Esto significa que tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en múltiples países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Es posible que los cambios genéticos de mu la hagan más transmisible, le permitan causar una enfermedad más grave y la hagan más capaz de escapar a la respuesta inmunitaria provocada por las vacunas o la infección con variantes anteriores.

Esto, a su vez, podría hacerla menos susceptible a los tratamientos. Nótese la palabra podría.

Una VOI no es una variante preocupante (VOC), que es una variante que se ha demostrado que adquiere una de esas características, lo que la hace más peligrosa y, por tanto, más importante.

Mu está siendo vigilada de cerca para ver si debe ser designada como VOC. Esperemos que no lo sea.

Hay otras cuatro VOI que están siendo vigiladas por la OMS —eta, iota, kappa y lambda— pero ninguna de ellas ha sido reclasificada como VOC.

Ese podría ser el caso de mu también, pero tenemos que esperar a tener más datos.

Lo que hace que mu sea particularmente interesante (y preocupante) es que tiene lo que la OMS llama una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”.

En otras palabras, tiene los rasgos distintivos de poder eludir la protección vacunal existente.

¿Dónde se está propagando?

Mu fue vista por primera vez en Colombia en enero de 2021, cuando se le dio la designación B.1621. Desde entonces se ha detectado en 40 países, pero se cree que actualmente es responsable de solo el 0,1 % de las infecciones a nivel mundial.

Vacunación en Medellín, Colombia.

Getty Images
Mu fue descubierta en Colombia en enero de 2021 y ha sido más prevalente en este país que en cualquier otro lugar.

Mu ha sido mucho más prevalente en Colombia que en cualquier otro lugar.

Si se observan las muestras de coronavirus que han sido secuenciadas genéticamente, el 39 % de las analizadas en Colombia han sido de mu —aunque no se han registrado muestras allí en las últimas cuatro semanas—.

Por el contrario, el 13 % de las muestras analizadas en Ecuador han sido mu, y esta variante representa el 9 % de las muestras secuenciadas en las últimas cuatro semanas, mientras que en Chile algo menos del 40 % de las muestras secuenciadas han resultado serlo en el último mes.

Esto sugiere que el virus ya no circula en Colombia, sino que se transmite en otros países sudamericanos cercanos.

Hasta ahora, se han identificado 45 casos en el Reino Unido mediante análisis genéticos, y parece que proceden del extranjero.

Sin embargo, como no todos los casos de covid-19 acaban siendo secuenciados para ver qué variante son, es posible que la prevalencia de mu en el Reino Unido sea mayor.

Hombre recogiendo muestras de tests de coronavirus.

Getty Images
La variante Mu no circula solo en Colombia. También se han detectado casos en países como Reino Unido.

¿Cuán peligrosa es?

Las preguntas clave son si mu es más transmisible que la variante actualmente dominante, delta, y si puede causar una enfermedad más grave.

Mu tiene una mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante alfa, que es potencialmente responsable de una transmisión más rápida.

Sin embargo, este estudio todavía está en formato de prepublicación, lo que significa que sus conclusiones aún no han sido revisadas formalmente por otros científicos.

Todavía no podemos estar seguros de los efectos de la P681H en el comportamiento del virus.

Mu también tiene las mutaciones E484K y K417N, que están asociadas con la capacidad de evadir los anticuerpos contra el coronavirus. Las pruebas sobre esto son más concretas.

Click here to see the BBC interactive

Estas mutaciones también se dan en la variante beta, por lo que es posible que mu se comporte como beta, contra la que algunas vacunas son menos eficaces.

Mu también tiene otras mutaciones, como R346K e Y144T, cuyas consecuencias se desconocen, de ahí la necesidad de realizar más análisis.

Pero ¿puede la mu evadir realmente la inmunidad preexistente?

Hasta el momento solo hay información limitada sobre esto, con un estudio de un laboratorio en Roma que muestra que la vacuna de Pfizer/BioNTech fue menos eficaz contra mu en comparación con otras variantes cuando se probó en un experimento de laboratorio.

A pesar de ello, el estudio seguía considerando que la protección ofrecida contra la mu por la vacuna era sólida. Realmente, aún no sabemos si las mutaciones de mu se traducirán en un aumento de la infección y la enfermedad.

Sin embargo, han aparecido informes sorprendentes sobre mu.

A finales de julio, un canal de noticias de Florida informó de que el 10 % de las muestras secuenciadas en la Universidad de Miami eran mu.

A principios de agosto, Reuters informó de que siete residentes totalmente vacunados de una residencia de ancianos en Bélgica habían muerto por un brote de mu.

Sin embargo, estas son instantáneas limitadas del comportamiento de la variante.

¿Qué pasará después?

Mu es la primera variante nueva que se añade a la lista de la OMS desde junio.

Cuando se designa una variante de interés, la OMS lleva a cabo un análisis comparativo de las características de la nueva variante, evaluando cómo se compara con otras que también están siendo vigiladas, pidiendo a sus estados miembros que recopilen información sobre la incidencia y los efectos de la variante.

Revisión de temperatura de mujer en India.

Getty Images
La variante delta, descubierta por primera vez en India, ha sido responsable de graves rebrotes de coronavirus por todo el mundo.

Esto se está llevando a cabo en la actualidad.

La designación de mu como VOI refleja la preocupación generalizada por la posibilidad de que surjan nuevas variantes que puedan resultar problemáticas.

La variante delta, más transmisible, que se está afianzando en muchos países, especialmente entre los no vacunados, muestra la rapidez y la importancia con que las variantes víricas pueden cambiar el curso de la pandemia.

Cada vez que el virus se reproduce en el interior de una persona existe la posibilidad de que mute y surja una nueva variante.

Es un juego de números. Es un proceso aleatorio, un poco como tirar los dados.

Cuantas más tiradas haya, mayor será la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes. La principal forma de detener las variantes es la vacunación global.

La aparición de la mu nos recuerda lo importante que sigue siendo ese objetivo.

Muchas personas, especialmente en los países en desarrollo, siguen sin vacunarse.

Debemos hacer llegar las vacunas a estos países lo antes posible, tanto para ayudar a las personas allí vulnerables como para impedir que surjan nuevas variantes.

De lo contrario, nuestra salida de la pandemia se retrasará, posiblemente durante meses.

Luke O’Neill es profesor de bioquímica en el Trinity College de Dublín, Irlanda.

Este artículo fue publicado en The Conversation. Haga clic aquí para acceder al original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.