Personal de salud, entre la esperanza de la vacuna y las decenas de muertes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto ilustrativa / Carlo Echegoyen

Entre la esperanza de la vacuna y las muertes por decenas, así cierra 2020 el personal de salud

La vacunación en México arrancó con el personal de primera línea que atiende COVID en hospitales. Eso les permite trabajar con menos riesgo, pero no les quita la amargura de ver una nueva oleada de muertes que parece no parar.
Foto ilustrativa / Carlo Echegoyen
28 de diciembre, 2020
Comparte

La enfermera Ángeles Cruz está serena, hablando de cómo se apoyan entre compañeros. No hay aviso alguno de que vaya a llorar. De pronto las lágrimas se le salen. Su compañera Monserrat Pedroza dice que así viven: van de la tranquilidad al llanto. Son los efectos de la tormenta de emociones que enfrenta a diario el personal de salud, el de la llamada primera línea, en su lucha cara a cara frente a la COVID-19. 

Esa misma tormenta emocional viven Ángeles y Montserrat este 24 de diciembre mientras esperan en fila, afuera del Hospital General de México, en la capital del país, a que las vacunen. Ellas forman parte del primer grupo que recibió en México la vacuna contra la COVID-19. Están contentas porque las eligieron entre los primeros para inmunizarse. Están esperanzadas de que esto sea de verdad el fin de la pandemia. Pero en un rato volverán al hospital y ahí han vuelto los días de las muertes por decenas. 

Lee: Operación Chapultepec: llegan más de 400 trabajadores de salud a CDMX para apoyar a hospitales COVID

La capital del país, uno de los tres puntos donde se realizó la primera jornada de vacunación, los otros dos fueron en Querétaro y el Estado de México, reportó este 26 de diciembre una ocupación hospitalaria de 80% y 31 mil 449 casos activos. 

Las dos enfermeras, Ángeles y Montserrat, trabajan en el Hospital General de Zona # 24 del IMSS, en Magdalena de Las Salinas, en la alcaldía Gustavo A. Madero. Ahí desde marzo solo han atendido a pacientes con COVID. En agosto y una parte de septiembre, como en todos lados del país, la institución tuvo descenso de casos. Las trabajadoras de la salud pensaron que a la mejor para fin de año, si no se normalizaba la situación al 100%, al menos se podría delimitar el área de atención a coronavirus y su hospital podría volverse híbrido. 

“Pero pues no. Lo peor lo estamos viviendo ahorita”, coinciden las enfermeras. Ángeles y Montserrat hacen así el balance hasta ahora: en la primera parte de la epidemia en México, el hospital se llenó, pero el flujo de pacientes era menos intenso. Ahora hay días en los que hasta cinco ambulancias hacen fila afuera en espera de que el paciente pueda ingresar. Adentro, como se desocupan las camas se vuelven a ocupar. Se han tenido que abrir nuevos espacios en el hospital y disponer de camillas para distribuir a los enfermos. 

Los fallecimientos son la peor parte para el personal, que se quedará con las marcas de esos decesos. Montserrat cuenta que pese a la recomendación de las autoridades de salud, difundida en las conferencias de prensa de todos los días y en redes sociales, sobre la importancia de ir temprano a recibir atención médica, la gente sigue llegando tarde al hospital. 

“No hemos aprendido nada -dice. Llegan muy mal. Algunos llegan ya muertos. Fallecen en el camino o apenas entrando al triage. Tratamos de reanimarlos y ya no se puede hacer nada. Eso es para nosotros hasta un daño psicológico, porque dices, bueno, si fuera mi mamá, mi papá, pues quieres hacer lo imposible y no se puede”. La situación es tan critica en los hospitales, que las enfermeras aseguran que en un solo turno pueden fallecer hasta 10 pacientes. 

Unos metros más delante de Montserrat y Ángeles, en la fila de espera para pasar a recibir la vacuna de COVID-19, están Emma González, médica radióloga, y María Elena Jiménez, técnica radióloga. Trabajan en el Hospital General de Zona · 27 del IMSS, en Tlatelolco. Desde enero han visto muchos pulmones afectados por COVID-19. Desde ese entonces ya había casos, aseguran, pero no se sabía que era el nuevo virus ni lo que producía en los pulmones.

Lee: Realizan segunda jornada de vacunación contra COVID para personal de salud en CDMX

Un pulmón afectado por esta enfermedad se ve como un panal de abejas, precisan. Hay casos de personas asintomáticas a las que por alguna razón se le toma una placa y se ven esas “zonas neumónicas”. Por eso las radiólogas insisten en aquello del por si sí o por si no tienes COVID, mejor, si puedes, quédate en casa. 

Para ellas la vacuna también es un regalo, una esperanza de que la pandemia por fin termine. Este 24 de diciembre en la primera jornada de inmunización en México se aplicaron a personal de salud 2,924 dosis: 975 en la CDMX, 975 en el Estado de México y 974 en Querétaro. 

Paradas afuera del Hospital General de México, a la espera de ingresar, Emma y María Elena tienen el mismo coctel de emociones. Emma dice que tiene un poco de miedo. Con la vacuna de influenza no le fue bien. “Me la pusieron y me dio neumonía. Pero aquí estoy. Sí tengo pendiente, pero nos han dicho que estaremos en observación, nos van a estar checando. Y recibirla primero es un gran privilegio. Un regalo que me permitirá seguir haciendo mi trabajo”. 

María Elena dice que a ella también le da un poquito de temor inmunizarse, porque la vacuna es muy nueva y no se sabe bien cómo se va comportar, pero hay que ser valientes, ataja. La radióloga ya tuvo COVID. Fue en los primeros días de abril. No estuvo hospitalizada, pero su cuadro fue grave. Sus compañeros del hospital la asistieron en casa, en los días de la fiebre alta y la falta de oxígeno. 

“Estuve enferma todo abril y parte de mayo. Sí me quedó temor a volverme a infectar. Por eso accedí sin problema a ponérmela. Además, si no hay reacciones adversas en nosotros, con más razón el resto del personal se la va a poner y después la gente y así se irán reduciendo los contagios”, dice María Elena. 

Esa es su esperanza. Su frustración es ver que la gente no entiende la gravedad de la situación y sigue en la calle y en las reuniones. Su amargura son los muchos fallecimientos de estos días. 

“En el hospital vivimos ahora tiempos difíciles. Para mí es muy deprimente ver como hay muchísimos muertos, porque es real, hay muchos muertos. Yo que estoy en Rayos X, nos toca subir a tomar los tórax y de pronto llegamos y los pacientes ya están muertos”. 

María Elena lamenta que no se tome en serio la situación.  “Está más complicado que en marzo. Al principio el virus sí atacó mucho, sí murieron muchos, pero hoy siento que están muriendo más, se complican más. La gente llega muy mal. Se confían con los síntomas en que es una gripe o se niegan a aceptar que tienen COVID y para cuando entran al hospital ya hay poco que hacer”.

La radióloga dice que tiene la “mala costumbre” de preguntarle a los pacientes cuántos días llevan con síntomas. “Cuando veo las placas, les preguntó: cuánto lleva así, me dicen llevo siete días, llevo cinco, llevo una semana. No hay uno que diga ayer empecé, y así ya es más complicado atenderlos”. 

Una cosa más que tiene en común el personal que hace fila afuera del Hospital General este 24 de diciembre, además del coctel de emociones, es que la mayoría trabajara estos días de manera normal. Así están acostumbrados, subrayan, se trabaja los fines de semana y los días festivos en sus profesiones. Muchos pasarán Nochebuena y Navidad en el hospital, lo mismo que el 31 de diciembre y el 1 de enero. 

Emma dice que a ella le dijeron que podía descansar el 25 si quería, pero “si hago falta, me voy al hospital”. 

Es difícil para ellos quedarse serenos en casa frente al caos en las instituciones de salud. “Lo que se vive dentro de áreas COVID de un hospital nosotros decimos que es como la Matrix, es otra realidad, una que nos preocupa mucho. Después salimos y vemos la otra realidad, la de la gente despreocupada en la calle, esa también nos preocupa mucho”, dice Lucía Ledesma, líder del programa de terapia afectiva para personal sanitario de primera línea en el ISSSTE.

Ella que ha andado de un hospital a otro con su perro Harley El Tuerto dándole soporte a sus compañeros espera, este 24 de diciembre, también en la fila para recibir la vacuna. “Para mí recibirla es un descanso mental. Confío en que la inmunización irá bien. Confío en la ciencia. Voy a poder hacer mi labor más tranquila.  Han sido diez meses de tensión física y psicológica para todos nosotros”.  

Junto a Lucía están sus compañeros del Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE, el médico internista Jesús Alberto López Guzmán, quien desde marzo atiende pacientes con COVID, y Sandra Muñoz López, coordinadora del área COVID en ese hospital. Los dos hablan de los numerosos pacientes que llegan al hospital más complicados que antes y de la esperanza de la vacuna. 

Todos, como una sola voz, le piden a la gente que no se confíe, que se queden en casa, porque aunque la vacunación en México ya inició, pasarán muchos meses para que al menos la mitad de la población esté inmunizada. “Si la gente no entiende, en enero ya no habrá forma de atender a todos en los hospitales”, advierte Ángeles. 

Enero es para el personal de salud otro punto de quiebre, en el que se verán los contagios de las fiestas de diciembre. Es un patrón que ellos ya conocen: después de las fiestas patrias de septiembre empezó el repunte fuerte de casos, siguió con las celebraciones del Día de Muertos y el Buen Fin. 

Así, entre las fiestas y las compras y el semáforo naranja que no pasaba a rojo en algunas entidades, el país llegó a 1,377,217 casos totales de COVID-19 y 122, 026 defunciones, este 26 de diciembre. Habrá que ver el escenario en enero. 

En tanto, este domingo 27 de diciembre, al medio día, arrancó la segunda jornada de vacunación, en el 81vo batallón militar, en la alcaldía de Tlalpan. Durante este día se aplicarán un total de 3 mil 900 vacunas contra COVID-19 a trabajadores de la salud del IMSS, Salud, Sedena, Marina, ISSSTE y Pemex. Las dosis son parte del segundo cargamento que llegó al país este sábado con un total de 42 mil 900 del biológico elaborado por Pfizer BioNTech. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la fatiga de decisión, el gran reto de las plataformas de "streaming" para no perder consumidores

Al acabar el día y tras la toma de muchas decisiones, los espectadores no son capaces de elegir qué ver en Netflix o Amazon y terminan por desconectar. Los gigantes del streaming pondrán en marcha un botón que elija por nosotros y nos evite la "fatiga de decisión".
Getty Images
29 de marzo, 2021
Comparte

Uno de los puestos de trabajo más decisivos en el mundo de la televisión es el del programador.

La persona que decide qué se ve en cada momento: si un concurso va al prime time, si es mejor colocar en esa franja horaria una película…

De hecho este es uno de los factores que deciden si un contenido tiene éxito entre la audiencia o no.

Normalmente, el puesto tiene tanta responsabilidad que la decisión recae en un equipo de personas.

Pero el uso de los servicios de streaming nos ha convertido a todos en programadores, y eso lleva a muchos a dedicar más tiempo a decidir qué contenido van a ver que lo que se tarda luego en verlo, o a quedar paralizados ante tantas posibilidades.

Es la fatiga de decisión.

Este término fue acuñado por Roy F. Baumeister, psicólogo social y autor de “La fuerza de voluntad: Redescubriendo la mayor fuerza humana”.

Es el desgaste mental que padece una persona al verse sometida diariamente a un cúmulo de informaciones que necesitamos para tomar decisiones.

Mujer cansada en el sofá

Getty Images
A veces se tarda más tiempo en elegir qué ver que en verlo.

Lo primero que le explica a BBC Mundo Rafael Penadés, psicólogo del Hospital Clínico de Barcelona y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, es que la fatiga de decisión no es un trastorno clínico, pero es un fenómeno real que sufren miles de personas cada día.

A lo largo del día, tenemos que elegir muchas cosas. Algunas son sencillas -qué comer o qué ropa elegir- y otras son mucho más complicadas porque tendrán consecuencias a largo plazo -qué tengo que hacer primero o qué es más importante-.

2.000 decisiones por hora

Algunos estudios han calculado que una persona toma unas 35.000 decisiones al día.

Es decir, unas 2.000 decisiones por hora que estamos despiertos.

La principal consecuencia de estos procesos es el cansancio, un menor autocontrol y menor fuerza de voluntad.

“Tomar decisiones consume energía mental”, dice Penadés.

Mujer eligiendo entre dos vestidos

Getty Images
Algunas decisiones son sencillas, otras pueden tener consecuencias a largo plazo y requieren un proceso mental más elaborado

“Los procesos mentales se dividen en dos tipos: los automáticos y los procesos controlados, que exigen un control continuo sobre ellos. Justamente son éstos los que consumen energía”, explica el especialista.

“Esto ocurre porque la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones son los lóbulos frontales. Son las estructuras más complejas que tenemos en el cerebro y consumen muchos recursos”, añade.

“Algo que tendría que ser tan banal, como ver una serie o como poder disfrutar de una comida, se vuelve algo serio en tu en tu vida y que va a influir en tu estado emocional“, explica la psicóloga Timanfaya Hernández, codirectora del gabinete Globaltya Psicólogos.

Por eso, cuando llegamos al sofá después de una larga jornada de trabajo, a veces resulta extremadamente difícil elegir qué ver. Estamos saturados y nos sobreviene una incapacidad para seguir tomando decisiones.

La enorme oferta en el catálogo de servicios como el de Netflix o Amazon, aunque positiva a priori, puede hacer que no sea fácil conseguir ese rato de calma frente al televisor.

Amazon premium en una televisión

Getty Images
Amazon o Netflix están dispuestos a elegir por ti.

Decidir por ti

Tanto es así que los dos gigantes del streaming están desarrollando una nueva funcionalidad que haga más fácil decidir: un botón que reproduzca contenidos aleatoriamente basándose en nuestros gustos.

Ya no tienes que hacer nada, elije el algoritmo por ti.

Ambas tecnológicas están preocupadas porque han detectado que la “fatiga de decisión” está haciendo que muchos espectadores se vayan de la app sin consumir ningún contenido.

“Antes veíamos lo que decidía el programador de una sala de cine o de una televisión. Las películas que llegaban a los videoclubs ya habían pasado por el cine con lo que más o menos las conocíamos. Era bastante fácil tomar una decisión“, explica Elena Neira, experta en nuevos modelo de distribución audiovisual y autora del libro “Streaming Wars: La nueva televisión”.

Neira cree que el hecho de que las plataformas de streaming hayan decidido poner en marcha estas funciones de reproducción aleatoria tiene que ver con este cansancio a la hora de tomar decisiones y con nuestra capacidad limitada a la hora de gestionar la enorme oferta.

“Lo que los datos han demostrado a las plataformas es que nuestra capacidad de decisión a lo largo del día se va reduciendo, por lo cual necesitan una manera de eliminar la incertidumbre”, explica.

Portada del libro de Elena Neira

Editorial Planeta
“Netflix es que quizás el servicio que tecnológicamente está más avanzado y es el que ha desarrollado fórmulas para para combatir este problema”, dice la especialista Elena Neira.

En Netflix, la nueva función se llama “Play Something” en inglés o “reproducción aleatoria” en español.

El servicio confirmó a BBC Mundo que implementará esta función a todos los clientes en la primera mitad de 2021.

Al explicar por qué la plataforma está lanzando la “reproducción aleatoria” como una función permanente, el director de operaciones y director de productos, Greg Peters, dijo que a veces los usuarios acuden al servicio “y no están realmente seguros de lo que quieren ver”.

La función está diseñada para que los usuarios “nos indiquen que no quieren tener que buscar, sino hacer clic y nosotros elegiremos un título para que puedan ver al instante”, señaló.

En el caso de Amazon, la función parece más limitada aunque permitirá a los espectadores sintonizar episodios aleatorios de sus programas de televisión favoritos.

Función de Netflix

BBC
“Play Something” ya está disponible en Netflix a través de la televisión.

Neira cree que estos nuevos botones son además “una forma fantástica de mostrar nuevos contenidos que a lo mejor a priori la persona no estaría interesada y eliminan la decisión de la ecuación”.

“Lo que quieren las plataformas de streaming por encima de todos es que veamos contenido. Porque si vemos contenido estamos fidelizados y eso significa que seguiremos pagando mes a mes“, sentencia Neira.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.