Salud sí reportó datos diferentes en 2 indicadores de semáforo en CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Salud sí reportó datos diferentes en dos indicadores para determinar semáforo de CDMX

Las cifras de camas con ventilador y positividad al COVID sí difieren entre un reporte de Salud y los datos publicados, como señaló el diario The New York Times.
Cuartoscuro
22 de diciembre, 2020
Comparte

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell defendieron que nunca se mintió en los datos de la epidemia para evitar cerrar la Ciudad de México, como publicó el diario The New York Times. 

Sin embargo sí hay una diferencia en los datos de Salud y el reporte semanal de tendencias y curvas epidémicas publicado realizado con datos del mismo gobierno, cambios que sí incidieron en el color del semáforo en la capital y que éste permaneciera en naranja dos semanas más.

Para determinar el semáforo epidemiológico, se toman en cuenta 10 puntos. El resultado de cada indicador se compara con un rango establecido, en donde se pueden obtener de cero a cuatro puntos dependiendo qué tan buena fue la calificación.

Un estado con 8 puntos estaría en verde; si tiene entre 9 y 15 se le otorga el amarillo; si obtiene de 16 a 31 puntos es naranja y de 32 a 40 estaría en rojo.

El porcentaje de positividad es uno de los indicadores que sí cambia. La estimación de Salud, con la que se determinó que la CDMX continuaba en amarillo, era de 25%, esto, según la medición del semáforo le daba un punto en ese rubro.

Sin embargo, el reporte de tendencias – que utiliza los datos de Salud que integran el semáforo de riesgo – señala, en su corte del 30 de noviembre y que fue la semana que se tomó como referencia, que el porcentaje de positividad es de 36.89%. Con esta cifra, Salud debió darle dos puntos y no uno a este indicador.

Con eso la Ciudad de México habría totalizado 32 puntos, los requeridos para que pasara al semáforo rojo.

Los indicadores en donde el resultado es el mismo tanto en el reporte de tendencias como en los resultados que presentó Salud son la Tasa de Mortalidad (7.5) y la Tasa de incidencia de casos estimados (120.5)

También hay diferencias en el indicador de porcentaje de camas con ventilador ocupadas. Según el documento de indicadores de Salud era de 45%, lo que le dio un punto en la estimación de riesgo.

Pero si se revisan los datos de la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave) sobre el porcentaje de hospitalización en camas con ventilador para el lunes 30 de noviembre – día que se haría el corte para determinar el semáforo – era de 58.37%. Con este resultado la CDMX debería obtener dos puntos y no solo uno.

Incluso una semana antes – entre el 19 y el 29 de noviembre – en los datos que diariamente tuitea en su cuenta el subsecretario López-Gatell el porcentaje de disponibilidad de camas con ventilador fue mayor de 50%, de hecho el 29 de noviembre, fue de 61%.

Por lo que al hacer un promedio, este no podría ser menor al 50% ni llegar al 45% que reportó Salud para la CDMX el 4 de diciembre.

Lo que defendieron Sheinbaum y López-Gatell

Este lunes, el diario The New York Times publicó que hubo un engaño de parte de las autoridades de Salud en los números, pues el gobierno “utilizó cifras más bajas en dos áreas críticas —el porcentaje de camas de hospital con ventiladores que estaban ocupadas y el porcentaje de resultados positivos de pruebas de coronavirus— de las que se indicaban públicamente en sus bases de datos oficiales”, señaló el diario estadounidense.

Tras la publicación, Sheinbaum y López-Gatell negaron que hubieran mentido en las cifras y se centraron en decir que tanto el gobierno local como el federal trabajan juntos y no hay diferencia en los datos, pues siempre han sido transparentes.

López-Gatell aseguró que los datos se “interpretaron sin un conocimiento correcto de la situación, de los múltiples mecanismos que tenemos de trabajo para hacer la calificación del semáforo”.

Lee: CDMX sigue con alza de hospitalizaciones, registra ocupación de 82%: Sheinbaum

Pero no hizo ninguna referencia a la diferencia en los números en los dos indicadores que señala The New York Times.

Sheinbaum Pardo dijo también que se le envió a la reportera Natalie Kitroeff el documento con la estimación de riesgo, en donde se podía ver los resultados de los indicadores del semáforo y la calificación que se daba a la ciudad: 31 puntos y semáforo naranja.

“Nosotros le entregamos a la reportera el correo electrónico del día 4 de diciembre en donde se establecía que para los siguientes 15 días estábamos en semáforo anaranjado”.

Agregó que su gobierno informó durante los 15 días anteriores al cambio del semáforo que estaba creciendo la capacidad hospitalaria y que era muy importante tomar una serie de medidas adicionales, como fue una campaña intensiva para que la gente se quedara en casa “Pero, no se falsea ningún número, al contrario, siempre hemos sido totalmente transparentes”.

López-Gatell también dijo que la nota señalaba que “la jefa de Gobierno va por su cuenta y el gobierno federal va por su cuenta”, pero esto no es así.

“Lo primero es que, han estado buscando durante toda la pandemia una diferencia entre el Gobierno de México y el Gobierno de la Ciudad, y están totalmente equivocados”, replicó en su conferencia diaria la jefa de gobierno.

Fotos: Así luce el Centro, el sur y plazas comerciales de CDMX con semáforo rojo

El subsecretario dijo que son los estados los que proveen la información a las bases de datos de Salud federal, por lo que también se descarta que la Ciudad de México no cuente con la información necesaria para tomar decisiones sobre la evolución de la pandemia.

“Cuando el estado hace clic todos sabemos la misma información. Entonces, otra de las impresiones de esta nota incluye la idea de que la Ciudad de México no podía reaccionar porque no tenía información. No es así, la información que tiene el gobierno federal procede de la Ciudad de México”, explicó López-Gatell.

Sobre su dicho de que el color del semáforo era “irrelevante” para la capital, el subsecretario dijo que esto “de ninguna manera quiere decir que el semáforo sea irrelevante”.

“Hice una mención muy clara, dije es irrelevante hasta cierto punto en qué color del semáforo estamos cuando estamos declarando alerta por COVID, emergencia de COVID”, comentó este lunes en su conferencia vespertina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Eva Mireles e Irma García, las maestras de Texas que dieron la vida para proteger a sus alumnos

Eva Mireles e Irma García han sido elogiadas por sus acciones para proteger a los niños en el tiroteo de la primaria de Uvalde, Texas.
28 de mayo, 2022
Comparte

“¡Tenemos un año maravilloso por delante!”. Esta frase, escrita por la maestra de cuarto grado Eva Mireles al comienzo del año escolar, ahora despierta muchas emociones.

Este jueves, el último día de clases, ella y su compañera profesora Irma García deberían haber estado guardando las cosas de su salón de clases compartido en la escuela Robb Elementary, en la pequeña ciudad de Uvalde, Texas.

Deberían haber estado preparándose para las vacaciones de verano.

Pero no fue así: sus familias estaban haciendo los arreglos para sus funerales, luego de que ambas recibieran disparos en un tiroteo en el que también murieron 19 de sus pequeños estudiantes.

En los días transcurridos desde el ataque del martes, Mireles y García han sido elogiadas por haber tratado de proteger a los niños durante la masacre.

Los policías encontraron a García “protegiendo a los niños con sus brazos casi hasta su último aliento”, dijo su sobrino John Martínez al diario The New York Times.

“Ella se sacrificó protegiendo a los niños en su salón de clases. Fue una heroína”, escribió en una página de recaudación de fondos que ha abierto para la familia.

Solo dos días después, su familia sufrió otra tragedia, pues el esposo de la profesora García, Joe García, murió de un ataque al corazón. Martínez dice que “murió a causa de la aflicción”.

 

Joe e Irma García

John Martínez

“Diversión, risas y amor”

García y Mireles habían conformado un equipo docente durante cinco años. Entre las dos tenían 40 años de experiencia.

Una foto tomada el mes pasado muestra a ambas en su salón de clases observando a los estudiantes mientras trabajan en las tabletas electrónicas.

“Eva Mireles e Irma García fueron dos de las mejores maestras que Uvalde ha conocido”, tuiteó Natalie Arias, una especialista en educación que vive en esa localidad de Texas.

“Su salón de clases estaba lleno de diversión, desarrollo, risas, trabajo en equipo y, sobre todo, amor”.

Mientras la comunidad aún vive el dolor, también hay enojo porque haya ocurrido un tiroteo masivo más en una escuela de Estados Unidos.

En Texas es legal comprar un arma para los mayores de 18 años y, según medios estadounidenses, el atacante compró las suyas dos rifles semiautomáticos estilo AR-15 y 375 rondas de municiones el día después de su cumpleaños 18.

“Estoy furiosa porque continúan estos tiroteos, estos niños son inocentes, los rifles no deberían estar fácilmente al alcance de todos”, dijo en un comunicado la tía de Eva Mireles, Lydia Martínez Delgado.

“Esta es mi ciudad natal, una pequeña comunidad de menos de 20 mil personas. Nunca imaginé que esto sucedería, especialmente a mis seres queridos”, escribió.

Víctimas de la masacre en Texas.

BBC

El esposo de Mireles, Rubén Ruiz, es agente de la policía escolar. Hace dos meses, realizó en la escuela de Uvalde un simulacro de un tiroteo activo, que es común en los colegios de Estados Unidos.

No sabía que solo unas semanas después su propia esposa sería víctima de uno.

El diario The Washington Post dice que Ruiz corrió a la primaria Robb cuando supo del tiroteo. Otros policías tuvieron que detenerlo mientras trataba desesperadamente de encontrar a su esposa.

Al menos 185 niños, educadores y otras personas han muerto en ataques a escuelas estadounidenses desde la masacre de Columbine High, en 1999, según un recuento del mismo diario.

Después de tantos incidentes, incluso ya hay un monumento en el estado de Kansas dedicado a los “educadores caídos”, el cual honra a “aquellos que perdieron la vida en el cumplimiento del deber”.

El Monumento Nacional a los Educadores Caídos en Kansas

Getty Images
El Monumento Nacional a los Educadores Caídos en Kansas.

Esas palabras, más familiares para el ambiente militar, se usan aquí para describir a los maestros asesinados. Ahora hay dos nombres más para inscribir en la pared de víctimas a recordar.

Eva Mireles

Profesora durante 17 años, Mireles describía su amor por correr y hacer caminatas en una breve biografía publicada en el sitio web del distrito escolar.

También dijo que tenía “una familia solidaria, divertida y amorosa”, conformada por su esposo, su hija graduada de la universidad y “tres amigos peludos”.

Su hija, Adalynn Ruiz, escribió un desgarrador homenaje a su “mami dulce” en Twitter.

“Estoy tan feliz de que la gente conozca tu nombre y ese hermoso rostro tuyo y sepan cómo es una heroína”, dijo.

“Eva Mireles, profesora de 4º… que desinteresadamente se colocó delante de sus alumnos para salvarles la vida”.

Eva Mireles

Familia Mireles

Mireles tenía formación en educación especial. Audrey García, la madre de una alumna, Gabby, la recuerda por ir “ir más allá” del deber como maestra.

“Era una persona hermosa y una maestra dedicada. Creía en Gabby e hizo todo lo posible para enseñarle”, escribió García en Twitter.

Hace pocos años que las escuelas del área de Uvalde comenzaron a integrar a los niños con discapacidades en las aulas regulares. Mireles fue una de las maestras que enseñaba a estos alumnos.

Irma García

García era una maestra con 23 años de experiencia en la primaria Robb. Fue la maestra del año en 2019.

“¡Estoy tan emocionada de comenzar este nuevo año escolar!”, escribió en su biografía en el sitio web del distrito.

Las autoridades le dijeron a su familia que un amigo de la policía vio a García tratando de proteger a sus estudiantes de los disparos.

Irma García

Familia García

“Quiero que sea recordada como alguien que sacrificó su vida y arriesgó su vida por sus alumnos”, dijo John Martínez, su sobrino, a The Washington Post.

“No eran solo sus estudiantes. Eran sus hijos, y ella arriesgó su vida, perdió su vida, para protegerlos. Ese es el tipo de persona que era”.

García estaba casada y tenía cuatro hijos, dos niños y dos niñas de entre 12 y 23 años. Su página de Facebook es un álbum de recuerdos familiares y orgullo por sus hijos.

“Gracias, Jesús, por mi increíble esposo y mis bebés”, escribió debajo de una foto de un viaje de pesca familiar.

Las redes sociales de la maestra también muestran su dedicación a su carrera y estudiantes.

En una publicación que mostraba certificados de un curso de enseñanza, García escribió: “Aprendí muchas formas nuevas de desafiar a mis futuros alumnos para que sean estudiantes independientes”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XiceVYepxzQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.