¿Por qué CDMX no está en rojo por COVID? Esto dice Sheinbaum
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué la CDMX no se va a rojo pese al aumento de COVID? Esto explica Sheinbaum

“Entonces no solo son hospitalizaciones, son diversos indicadores, más allá del Semáforo lo más importante es este llamado a la población para guardarnos en casa y tomar todas las medidas de control sanitario para evitar la propagación de la enfermedad”.
Cuartoscuro
7 de diciembre, 2020
Comparte

En las últimas semanas los contagios y hospitalizaciones han ido al alza. Esto ha obligado a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, a imponer restricciones de horarios en restaurantes, gimnasios, comercios y otras actividades.

Este domingo se sumaron 2 mil 591 casos nuevos de COVID y 42 defunciones.

Pese a esto, la ciudad se ha mantenido en semáforo naranja, primero con alerta y luego en el límite, según informó la mandataria. ¿Pero por qué no ha pasado a rojo la capital como ya lo hicieron otras entidades como Chihuahua, Zacatecas o Baja California?

Este lunes, se cuestionó durante su conferencia diaria a Sheinbaum Pardo sobre cuántos contagios se requieren para regresar al semáforo rojo de contagios en la capital.

Lee también: CDMX anuncia más restricciones, pero no pasa a rojo pese aumento de hospitalizaciones

“Nosotros establecimos el tema de la hospitalización como un tema central (para establecer el semáforo rojo), pero el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Salud tiene 10 indicadores que nos establece en el color del Semáforo”, explicó.

Entonces, la Ciudad de México se guía a partir del color de Semáforo que envía en gobierno federal cada semana, y a partir de ahí se toman las decisiones correspondientes, precisó Sheinbaum.

La mandataria afirmó que los esfuerzos se están enfocando en la realización de pruebas de COVID-19 y en el llamamiento a la población a guardar aislamiento.

Más allá del tema del color del semáforo, es un llamado a la población a regresar a una situación de quedarnos en casa y en caso de salir tener todas las medidas de precaución”, contestó la jefa de Gobierno.

Dijo también que a partir de los resultados que lancen sobre contagios y las hospitalizaciones que se registren durante esta semana, se tomará una decisión, aseguró.

Mencionó que se incrementó el número de pruebas en la última quincena, primero a 10 mil pruebas diarias y después a 20 mil. 

Se le recordó sobre su pasada aseveración sobre el regreso al color rojo en caso de que se alcanzara una cifra específica de hospitalizaciones, a lo que ella contestó que el Semáforo capitalino está determinado por un Semáforo Federal.

Ante la insistencia sobre la libertad de decisión que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha otorgado a los gobernadores de las diferentes entidades para el cambio de color en el semáforo epidemiológico, la mandataria recalcó la preponderancia de los 10 indicadores emitidos por el Gobierno de México a través de la Secretaría de Salud.

“Entonces no solo son hospitalizaciones, son diversos indicadores, más allá del Semáforo lo más importante es este llamado a la población para guardarnos en casa y tomar todas las medidas de control sanitario para evitar la propagación de la enfermedad”, agregó.

Pero López-Gatell dice otra cosa

En conferencia de prensa de este 7 de diciembre, el subsecretario Hugo López-Gatell insistió en que el semáforo es un mecanismo de medición objetivo, que no está sujeto a negociaciones.

También expuso que la Ciudad de México tiene un aumento en defunciones por COVID, por lo que buscan mitigar la epidemia mediante mecanismo que reduzcan la movilidad en la capital del país.

Desde julio, el subsecretario de Salud ha dicho que al ser los gobernadores los que mejor conocen la realidad del estado, son quienes pueden decidir en qué color del semáforo epidemiológico mantenerse.

Se respetan las decisiones que toman cuando incrementan la precaución, y ahí está el caso de Baja California, que de acuerdo a la evaluación en el Semáforo salió con naranja, pero el gobierno local decidió mantener la perspectiva del rojo, nos parece excelente decisión, es una decisión sumamente responsable de cuidar al máximo a la población”, mencionó el 20 de julio.

Para entender: Todo aclarado, dice López-Gatell tras diferencia con gobernador de Tabasco por semáforo COVID

Es obligación de la Secretaría de Salud emitir recomendaciones para el país, pero si un gobierno estatal decidiese ejercer medidas más estrictas o menos restrictivas, señaló López-Gatell, será “responsabilidad del estado la decisión que está tomando”.

Esto va de la mano con lo que también comunicó el 10 de noviembre durante la conferencia matutina presidencial, en la cual reiteró que la última decisión sobre el estado en el semáforo epidemiológico corresponde a cada estado.

“En un momento dado, si existe diferencia de opinión y se está invocando una razón de salud para establecer acciones administrativas que lleven a reducir la movilidad, sí corresponde al gobierno del estado la última palabra, pero consideramos que es saludable dialogar”, dijo.

Los 10 puntos del semáforo

Así como lo mencionó Claudia Sheinbaum, la Secretaría de Salud presentó el pasado 23 de noviembre una nueva forma de aplicar el semáforo. La medición aumentó sus cuatro puntos de referencia originales hasta alcanzar los diez.

Especialistas se encargan de revisar los puntos y otorgan una calificación a cada uno de ellos, después se comparan los resultados con un rango establecido, que va del cero al cuatro según la calificación obtenida.

Relacionado con el tema: Cómo lograron Chiapas y Campeche tener semáforo verde: estos son sus números

De tal forma, las autoridades estatales podrían señalar que en un punto su calificación fue buena, con lo cual se les otorgará el rango máximo (cuatro puntos); pero si tuvieron malas cifras se les dará la nota más baja (cero puntos).

Con base al valor que cada estado haya obtenido (en la puntuación de cero a cuatro), se sumará las cifras de los 10 puntos y con el resultado se conocerá en qué color de semáforo se encuentra cada entidad. El color se elegirá con base en la siguiente tabla:

semáforo epidemiológico

Los 10 puntos a tomar en cuenta se enlistan a continuación:

1.-Número de reproducción efectiva, que se refiere al riesgo de que una persona enferma pueda contagiar a las demás. 

2.-Tasa de incidencia de casos estimados activos por 100 mil habitantes.

3.-Tasa de mortalidad por 100 mil habitantes.

4.-Tasa de casos hospitalizados.

5.-Ocupación hospitalaria de camas generales IRAG.

6.-Ocupación hospitalaria de camas con ventilador.

7.-Positividad al virus SARS-CoV-2.

8.-Tendencia de casos hospitalizados por 100 mil habitantes,

9.-Tendencia de casos de síndrome COVID-19 por 100 mil habitantes.

10.-Tendencia de tasa de mortalidad por 100 mil habitantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las vacunas que Estados Unidos aceptará para admitir a viajeros extranjeros a partir del 8 de noviembre

El gobierno de Estados Unidos confirmó este viernes que el 8 de noviembre se permitirá la entrada de viajeros extranjeros al país, siempre que estén vacunados. Te contamos qué vacunas serán reconocidas como válidas.
15 de octubre, 2021
Comparte

La Casa Blanca confirmó este viernes que los viajeros que estén completamente vacunados contra la covid-19 podrán viajar a Estados Unidos desde cualquier parte del mundo a partir del 8 de noviembre.

La industria del turismo celebró la decisión de Washington, adelantada el pasado 20 de septiembre y confirmada ahora, pues los ciudadanos procedentes de la Unión Europea, Reino Unido, China, Brasil, India, Irán, Irlanda y Sudáfrica podrán viajar directamente a EE.UU. después de más de un año sin poder hacerlo.

La demora en levantar las restricciones había generado controversia, ya que pasajeros de otros 150 países, muchos de ellos con altas tasas de contagio, podían seguir entrando en EE.UU. sin problema.

“Esta política está guiada por la salud pública, de forma rigurosa y consistente”, señaló un portavoz de la Casa Blanca al presentar las nuevas medidas.

Pasajeros en el aeropuerto de Orlando

Getty Images
Todos los extranjeros que viajen a EE.UU., independientemente de su país de origen, deberán cumplir los requisitos.

Además de estar completamente vacunados, los viajeros deberán presentar una prueba negativa hecha un máximo de 72 horas antes del viaje.

Esa política se extenderá a partir del 8 de noviembre a todos los ciudadanos extranjeros, incluidos aquellos procedentes de países desde los cuales sí estaban permitidos los viajes directos, como los de América Latina (excepto Brasil).

A los estadounidenses, en cambio, no se les requerirá la prueba de vacunación, solo una prueba negativa.

No habrá obligación de hacer cuarentena para ningún viajero.

En cuanto al tránsito terrestre, el gobierno de Estados Unidos anunció el pasado martes el levantamiento de las restricciones de paso por las fronteras terrestres de ese país con México y Canadá.

Para poder transitar por ellas, los viajeros también deben estar vacunados.

Vacunas aprobadas

Una persona está completamente vacunada una vez que han pasado dos semanas desde que recibió su segunda dosis (o la primera, si es de dosis única), según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Las vacunas que se aceptarán para la entrada en EE.UU. son:

  • Pfizer-BioNTech (que tiene aprobación total de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, FDA)
  • Moderna y Janssen (Johnson & Johnson) (aprobadas por la FDA para uso de emergencia)
  • AstraZeneca-Covishield, Sinovac, y Sinopharm (aprobadas por la Organización Mundial de la Salud para uso de emergencia).
Marcas de vacunas contra la covid-19

Getty Images

Sin embargo, millones de personas en el mundo han recibido vacunas que no cuentan con el aval ni de EE.UU. ni de la OMS, como la rusa Sputnik o la china Cansino.

En América Latina, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Venezuela han aplicado vacunas Sputnik a millones. Cansino también se ha administrado en México y Argentina.

Todavía no está claro si una prueba de haberse recuperado de la covid se puede usar en lugar de la vacunación.

Tampoco se sabe qué pasará con las personas que han recibido dosis de vacunas diferentes.

Un argentino es vacunado con Sputnik

Getty Images
En Argentina más de 10 millones han sido vacunados con Sputnik.

La incertidumbre se refleja en la reacción de muchos ciudadanos en América Latina.

Según informó el diario Clarín hace unas semanas, en Argentina los vuelos para octubre en la ruta Buenos Aires-Miami estaban reservados casi en su totalidad ante el temor de muchos argentinos de no poder entrar a Estados Unidos a partir de noviembre.

Más de 10 millones de habitantes de ese país (22% de la población) recibieron la vacuna Sputnik o Cansino.

BBC Mundo solicitó a los CDC información sobre si las vacunas no aprobadas en el país y en la OMS serán aceptadas para entrar en EE.UU., pero hasta la publicación de este artículo no hubo respuesta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.