Casi tres millones, sin atención en hospitales públicos por pandemia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Casi tres millones de personas se quedan sin atención en hospitales públicos por pandemia

De junio a octubre se duplicó la caída en la atención de urgencias y hospitalizaciones en unidades del sector salud. Los diagnósticos de enfermedades como cáncer, depresión o diabetes mantienen reducciones de 20 a 60% a lo largo de 2020.
Cuartoscuro
4 de enero, 2021
Comparte

Casi tres millones de personas con alguna enfermedad distinta al COVID–19, se quedaron sin la posibilidad de recibir atención de urgencias o ser hospitalizadas para algún tratamiento o cirugía en los hospitales públicos del sector salud, entre marzo y octubre de 2020.

Esta cifra duplica al millón y medio de personas que para junio ya habían visto limitada la posibilidad de ser atendidas en los hospitales públicos por algún padecimiento distinto al causado por el nuevo coronavirus.

La estrategia de reconversión hospitalaria que ha limitado la disponibilidad de espacios y personal para atender otros padecimientos, sumado a la decisión de personas que por miedo al contagio o la falta de información se han alejado de las clínicas, son las principales explicaciones de este fenómeno.

Te puede interesar: COVID precariza aún más la atención a la salud en zonas rurales; hay casos de cáncer sin atender

Las consecuencias también se observan en la baja detección y diagnóstico de nuevos casos de cánceres, diabetes, enfermedades del corazón, alzhéimer, desnutriciones severas o depresión, las cuales se han reducido de un 20 hasta un 60 por ciento a lo largo de este año. Las repercusiones en la salud pública de esto – advierten los especialistas – se verán en los próximos años.

Como se hizo en una primera entrega publicada en junio pasado, Animal Político revisó los datos oficiales abiertos de atención hospitalaria que la Secretaría de Salud Federal publica para verificar el comportamiento de la atención medica este año. La información corresponde a los hospitales públicos del sector salud, sin contar datos de IMSS, ISSSTE ni particulares.

La actualización al corte del 31 de octubre arroja un registro de 4 millones 183 mil 429 atenciones de urgencias realizadas en 30 entidades federativas en 2020 (se excluye Aguascalientes y Nuevo León que no reportaron cifras actualizadas). En comparación con 2019, se trata de 2 millones 990 mil 206 urgencias menos que las registradas en el mismo periodo.

En tanto, en el mismo lapso del 1 de enero al 31 de octubre de este año se han registrado 1 millón 608 mil 622 hospitalizaciones para tratamientos y cirugías, que son 571 mil 853 hospitalizaciones menos que en 2019. Aquí solo se excluye la información de Aguascalientes que no actualizó su reporte.

Estos datos fueron analizados por, Juan Pablo Díaz, experto en bioestadística de la Universidad de Toronto, y Alonso Santaella, científico de datos, para determinar matemáticamente cuántos mexicanos podrían haberse quedado sin atención médica. Ello ponderando variables como las tendencias en reducción que ya presentaban algunas entidades y otros factores estacionales.

De entrada, los expertos confirman que la caída en las atenciones de los hospitales inició en marzo, de forma coincidente con la llegada de la pandemia sanitaria, las políticas de confinamiento y la reconversión hospitalaria, y se ha mantenido a lo largo del año.

En el tema de urgencias, los expertos concluyen que 2 millones 502 mil 376 personas – con un intervalo de predicción del 90 por ciento – se quedaron sin recibir este servicio de marzo a octubre en las unidades del sector salud. Mientras que en hospitalizaciones serían 428 mil 406 personas que no pudieron ser internadas, con el mismo intervalo de predicción.

En total, se trataría de 2 millones 930 mil 782 personas que no accedieron a dichas atenciones hospitalarias hasta octubre pasado. La proyección de los expertos es que para el cierre de diciembre la brecha se habrá mantenido en ascenso y esa cifra es aun mas alta. Su análisis completo y metodología pueden consultarse en esta página.

Los estados con mayores caídas

En cuanto a las atenciones de urgencias los descensos en los estados oscilan del 30 al 50 por ciento en 2020 respecto a 2019. El promedio nacional fue de una reducción del 41.7 por ciento.

La entidad que registra, en proporción, la mayor caída de urgencias en sus unidades de salud pública es Oaxaca con un desplome del 51.6 por ciento al haber pasado de 156 mil 966 atenciones de enero a octubre de 2019, a solo 75 mil 980 en el mismo lapso de este año.

Le sigue Baja California Sur donde las atenciones también cayeron mas de la mitad: bajaron de 67 mil 190 a 32 mil 818, que representan un desplome del 51.2 por ciento entre 2019 y 2020. Después se ubica Quintana Roo que pasó de 116 mil 259 urgencias a 58 mil 930, una caída del 49.3 por ciento.

La lista de cinco estados con mayor descenso en urgencias la completan Baja California con un descenso en sus hospitales del 48.5 por ciento, y Querétaro con una baja del 48 por ciento.

En el estado de México – la entidad con la mayor atención de urgencias en cifras absolutas al ser la más poblada del país – la caída fue de 869 mil 986 atenciones en 2019 a 511 mil 181 en 2020, que equivale a un descenso del 41.2 por ciento. Por su parte, Ciudad de México registró una disminución similar: 42.4 por ciento.

La excepción a nivel nacional es Colima que, si bien también reporta un descenso en sus urgencias, lo hace en una proporción menor a la del resto de las entidades. Ahí dichas atenciones solo se redujeron 10.6 por ciento, al pasar de 53 mil 817 a 48 mil 112.

Por otro lado, en el tema de hospitalizaciones para tratamientos y cirugías, el descenso promedio a nivel nacional de enero a octubre de 2020 es de un 26.2 por ciento respecto a 2019. Todos los estados registran descensos, aunque el rango va de un 5 hasta un 40 por ciento.

Las caídas más profundas en hospitalizaciones se reportan en Tlaxcala con un desplome del 44.5 por ciento (bajaron de 51 mil 334 a 28 mil 466); en Jalisco con una reducción del 44.2 por ciento (cayeron de 149 mil 99 a 83 mil 190); Tabasco con 39.5 por ciento (de 85 mil 89 a 51 mil 465); Guerrero con 37.5 por ciento (de 66 mil 400 a 41 mil 515); y Colima con un 37.1 por ciento (de 17 mil 909 a 11 mil 270).

Luego de esas entidades se ubican Nuevo León y Ciudad de México, dos de los estados mas poblados del país, con reducciones del 33.8 por ciento en sus egresos hospitalarios. Sus promedios son prácticamente idénticos a los que presentaban en junio.

En el otro extremo tenemos a Michoacán con la menor reducción en sus hospitalizaciones en 2020 con apenas una caída del 5.3 por ciento. Este dato refleja que dicha entidad ha ido compensando su déficit en los últimos meses ya que en junio presentaba un descenso del 15 por ciento. Con el segundo menor descenso está San Luis Potosí con una baja del 11.1 por ciento.

Lee más: En 2019 crecen muertes por diabetes, cáncer, suicidios y VIH; bajan por accidentes viales

Cae detección de nuevos casos hasta de 60%

Animal Político reveló en septiembre que además de la atención hospitalaria también se había desplomado la detección y diagnóstico de nuevas enfermedades distintas al COVID-19 en el primer semestre del año. Los boletines epidemiológicos semanales publicados por la Secretaría de Salud muestran que esto inició a partir de la llegada de la pandemia y las medidas adoptadas.

Una nueva revisión de dichos boletines, actualizados ahora al 21 de diciembre, confirma que dicho déficit ha persistido y por lo tanto se ha duplicado la cifra de nuevos casos no detectados.

La contabilidad de 35 enfermedades seleccionadas en dichos boletines (entre las que se encuentran cánceres de mama y útero, diabetes, alzheimer, obesidad, depresión, y problemas del corazón) arrojaba 6 millones 887 mil casos menos registrados en el primer semestre 2020 respecto al mismo periodo de 2019. Para diciembre, dicha cifra ya asciende a 14 millones 854 mil casos menos.

El subregistro de diagnósticos de cada una de estas enfermedades va de un 20 hasta un 60 por ciento respecto al año pasado.

Por ejemplo, los nuevos diagnósticos de Diabetes tipo II, una de las enfermedades mas comunes en México, pasaron de 419 mil 716 casos en 2019 a 298 mil 624 en este año, que es una reducción de casi el 29 por ciento. Esto significaría que, a lo largo de este año, 1 de cada 3 personas enfermas de diabetes no ha sido identificada y, por lo tanto, no ha recibido la asesoría médica requerida.

Otro ejemplo son los casos diagnosticados de tumor maligno de útero los cuales han caído 35 por ciento este año al bajar de 3 mil 315 a 2 mil 127. En tanto, la identificación de nuevos casos de tumores de mama ha bajado 21 por ciento.

Además, la detección de enfermedades del corazón se ha reducido en un 45.5 por ciento en 2020. Son aproximadamente 20 mil casos menos detectados en comparación con el año pasado. Los casos de hepatitis virales detectados se han desplomado más de 53 por ciento.

El diagnóstico de trastornos de obesidad a nivel nacional cayó de 652 mil 106 casos identificados en 2019 a 357 mil 183 en 2020, una reducción del 45,2 por ciento. La identificación de casos de desnutrición severa ha caído 49.1 por ciento. En un nivel similar se encuentra el diagnóstico de nuevos casos de asma con un descenso del 48.9 por ciento.

Otra caída importante, que según los especialistas consultados por Animal Político puede acarrear riesgos importantes, es el diagnóstico de nuevos casos de depresión. A lo largo de 2020 se han identificado 80 mil 636 que son 33.1 por ciento menos que los 120 mil 612 reportados en el mismo lapso de 2019.

En tanto el diagnóstico de enfermedades como Alzheimer o Parkinson se ha reducido por encima de un 51 por ciento, mientras que en otros padecimientos como dengue severo, tétanos o fiebre manchada, las reducciones están por encima de 60 por ciento.

Pandemia: daño colateral

De acuerdo con los expertos y autoridades que Animal Político consultó para la primera publicación de estos datos en septiembre pasado, la caída en atenciones hospitalarias y en el diagnóstico de nuevas enfermedades en el contexto de la pandemia sanitaria tiene dos motivos principales.

Por un lado, está la estrategia de reconvertir buena parte de los centros de salud para la atención parcial o total de COVID19. El secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos, explicó que esta situación obligó a, por ejemplo, posponer la totalidad de cirugías que estaban programadas previamente y a cancelar el 55 por ciento de las consultas de especialidad.

Juan Carlos Márquez Heine, Subdirector General de los Servicios de Salud de Oaxaca, reconoció que la reconversión no solo implicó destinar a COVID cuartos y camas que estaban asignadas a otras enfermedades, sino además hace runa reingeniería del personal disponible para trasladar el mayor recurso humano a la atención prioritaria de la pandemia.

El otro factor principal señalado por los especialistas es el alejamiento de las personas de los centros de salud para tratarse o diagnosticarse. Por ejemplo, la Secretaría de Salud de Ciudad de México confirmó que para septiembre registraba un descenso de hasta un 60 por ciento de consultas abiertas en sus unidades de salud.

Las autoridades capitalinas sostuvieron que los servicios se han mantenido pero las personas dejaron de asistir a consulta por desinformación o por miedo a contagiarse. En estados como Oaxaca se implementaron servicios de consulta casa por casa para tratar de identificar a personas que pueden padecer alguna enfermedad grave pero no acuden a checarse.

Malaquías López-Cervantes, epidemiólogo y académico del departamento de Salud Pública de la UNAM dijo que si la gente no va a consulta, ya sea por medio o porque no encuentran espacios disponibles debido a la reconversión, es una situación especialmente grave países como México donde la medicina preventiva se reduce a que la persona se presente a un centro de salud para que se le diagnostique o atienda. De lo contrario son pocos los mecanismos que hay para identificarlo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las 17 primeras medidas con las que Joe Biden empieza a revertir las políticas de Trump

El presidente número 46º de EU, que asumió el mando este miércoles, tiene una larga lista de prioridades. Estas son las primeras medidas que tomó tras asumir el cargo.
21 de enero, 2021
Comparte
Biden

Reuters
Joe Biden tomó sus primeras decisiones como presidente firmando las órdenes ejecutivas.

Diecisiete acciones ejecutivas para empezar.

Con apenas unas pocas horas en el cargo de presidente de Estados Unidos, Joe Biden firmó 17 decretos y directivas para poner en marcha su promesa de revertir con urgencia los cuatro años de políticas de Donald Trump.

Una muestra de que Biden no quiere perder tiempo para encarar las crisis del país es que Trump, en comparación, firmó ocho órdenes ejecutivas en las dos primeras semanas en la Casa Blanca, y Obama, nueve.

Biden firmó, ente otras, la orden del mandato de usar mascarillas y mantener la distancia social en edificios públicos, así como el regreso al Acuerdo de París contra el cambio climático.

Aquí te damos más detalles de los temas que han recibido la atención inmediata del nuevo presidente.

Combatir la pandemia del coronavirus

Coordinación contra la covid-19

Biden firmó una orden nombrando a Jeffrey Zients como coordinador de respuesta contra la covid-19 en un intento de que haya una dirección y una guía desde el gobierno federal.

Máscaras por 100 días

Uno de los primeros pasos de Biden fue la orden ejecutiva que requiere que los estadounidenses usen mascarilla en edificios públicos de todo el país para frenar el contagio de covid-19 y también dio inicio al reto de usar máscara al menos por 100 días para prevenir que el coronavirus siga extendiéndose.

No hay garantía de que los gobernadores estatales que hasta ahora se han opuesto a las órdenes de uso de mascarillas cambien repentinamente de opinión. Y hay cierto consenso en que no hay autoridad legal que otorgue a un presidente el poder de ordenar el uso de mascarillas a nivel nacional.

Joe Biden.

Getty Images
La primera orden que firmó Biden es la que ordena usar mascarilla en edificios de propiedad del gobierno federal.

Biden parece haber admitido ese punto y dice que él personalmente tratará de persuadir a los gobernadores para que actúen.

Si no hacen caso, se comprometió a hacer llamadas a alcaldes y funcionarios municipales para reclutarlos para la causa. Tampoco se sabe aún cómo hará cumplir esa orden.

La pandemia de coronavirus, que se había cobrado hasta este miércoles la vida de más de 400.000 personas en EE.UU., será la principal prioridad del nuevo gobierno.

Es “una de las batallas más importantes que enfrentará nuestro gobierno”, dijo Biden, y prometió implementar su estrategia sobre la covid-19 de inmediato.

Mensaje que dice "se requieren mascarillas".

Getty Images
Biden ordenó usar mascarillas en los edificios públicos del país.

Reencuentro con la OMS

Biden revirtió la decisión del gobierno de Trump de que EE.UU. abandone la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A mitad de 2020, Trump anunció sus planes para que el país abandone la OMS, acusándola de gestionar mal la pandemia de covid-19 después de que surgiera el virus en China y diciendo que no había hecho “reformas muy necesarias”.

El doctor Anthony Fauci dirigirá la delegación de Estados Unidos en la OMS a partir de este jueves.

Broches sobre la vacunación

Getty Images
Biden tratará de hacer llegar las vacunas a un mayor número de estadounidenses.

Política de inmigración

Eliminar la prohibición de entrada a EE.UU. desde países musulmanes

La prohibición de la entrada a EE.UU. firmada por Trump solo siete días después de asumir el cargo en enero de 2017 fue otra de las primeras políticas en ser eliminadas por el nuevo mandatario.

La prohibición inicialmente afectaba a personas de siete países de mayoría musulmana, pero la lista se modificó tras una serie de impugnaciones judiciales.

Ahora restringe el ingreso a los ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Siria, Yemen, Venezuela y Corea del Norte.

Un camino hacia la ciudadanía

En otra importante promesa sobre inmigración, Biden envió un proyecto de ley al Congreso que establece un camino hacia la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados.

“Y todos esos supuestos soñadores, esos niños del programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), serán certificados nuevamente de inmediato para poder permanecer en este país y emprender el camino hacia la ciudadanía“, había dicho a finales de octubre.

Biden envió este miércoles un memorándum al Departamento de Seguridad Nacional y al fiscal general para preservar el programa DACA, que protege de la amenaza de la deportación a los inmigrantes que llegaron como indocumentados cuando eran niños.

Protesta de inmigrantes

AFP
Biden quiere hacer más fácil el camino a la ciudadanía de muchos inmigrantes.

El equipo de Biden ha anunciado que el nuevo presidente crearía un grupo de trabajo para reunir a unos 545 niños migrantes separados de sus padres en la frontera sur de EE.UU.

En diciembre, los colaboradores del entonces presidente electo admitieron que necesitaría más tiempo para revertir una de las políticas de Trump, los Protocolos de Protección al Migrante que obligan a miles de solicitantes de asilo a esperar en México las audiencias de los tribunales de inmigración de Estados Unidos.

Si bien se trató de un compromiso del “primer día”, los asesores ahora dicen que podría tomar alrededor de seis meses abordarlo.

Otra orden ejecutiva revoca el plan de excluir del censo a los que no son ciudadanos, y otra acaba con el agresivo esfuerzo de la administración Trump por encontrar y deportar a inmigrantes indocumentados

Poner fin a la construcción del muro fronterizo

Como prometió, Biden detuvo la construcción de un proyecto representativo de la presidencia de Trump: el muro fronterizo entre EE.UU. y México. Su equipo de campaña lo había calificado como “una pérdida de dinero” que “desvía recursos críticos de las amenazas reales”.

El equipo dijo que, en cambio, desviará los fondos federales hacia esfuerzos como nuevas medidas de control fronterizo.

Trump firmando el muro en la frontera con México.

AFP
El muro de Trump no seguirá creciendo.

Medidas económicas

Alivio para inquilinos y propietarios (y para estudiantes)

Biden firmó otra orden para extender una moratoria sobre los desalojos y las ejecuciones hipotecarias de viviendas, que se congelaron al principio de la pandemia, así como para ampliar la pausa actual en los pagos e intereses de los préstamos estudiantiles federales.

También aprobó una moratoria para el pago de las deudas estudiantiles hasta final de septiembre.

Mensaje contra los desalojos

Getty Images
Evitar los desalojos es otra de las prioridades de Biden.

Medio ambiente y cambio climático

De vuelta al Acuerdo de París

Otra medida que Biden tomó en su primer día en el cargo fue volver a unirse al acuerdo climático de París, un tratado global que tiene como objetivo mantener el aumento de las temperaturas por debajo de 2 °C y “esforzarse por limitar” el aumento aún más, a 1,5 °C.

El predecesor de Biden sacó a Estados Unidos del acuerdo de 2015. La salida se hizo oficial el 4 de noviembre, convirtiendo a EE.UU. en la primera nación del mundo en salir.

Letrero que advierte sobre calor extremo

Reuters
Biden sí parece interesado en combatir el cambio climático.

“No se equivoquen, regresar al Acuerdo de París no es un mero simbolismo, es un acto envuelto en un poderoso significado político”, dice Matt McGrath, corresponsal de Medio Ambiente de la BBC.

“Si bien volver a unirse al pacto implica la simple firma de una carta y una espera de 30 días, no podría haber una señal más profunda de intención por parte de este gobierno entrante. Volver a París significa que Estados Unidos tendrá que seguir las reglas una vez más”, señala.

“Esas reglas significan que en algún momento de 2021, EE.UU. tendrá que mejorar su compromiso anterior de reducir las emisiones de carbono, realizado en la capital francesa en 2015”, escribe McGrath.

Biden también se ha comprometido a “subir la apuesta” y apuntar a estándares más altos en medidas de mitigación climática, y convocar una cumbre mundial sobre el clima dentro de los primeros 100 días en el cargo.

Biden ha dicho que quiere trabajar con el Congreso para promulgar una legislación este año que permitirá a EE.UU. alcanzar emisiones netas cero para 2050.

Cancelación del oleoducto de Keystone XL

Es una medida que ya ha provocado la alarma entre sus vecinos de Canadá. Biden rescindió el permiso transfronterizo para el controvertido oleoducto Keystone XL.

El proyecto permitiría transportar petróleo desde la región canadiense de Alberta hasta el territorio estadounidense de Nebraska.

Opositores del oleoducto Keystone XL en una manifestación en 2017.

AFP/Getty Images
Biden ordenó rescindir de inmediato el permiso transfronterizo para el controvertido oleoducto Keystone XL.

Reformas sociales

La deuda nacional con la cuestión racial es la cuarta crisis, junto a la covid-19, la economía y el clima, que Biden dijo que debía abordarse rápidamente.

Algunas de esas políticas, como abordar las disparidades raciales en vivienda y atención médica, se superponen con sus otros planes.

El presidente designó a Susan Rice para liderar un esfuerzo de todas las agencias del gobierno para acabar con el “racismo sistémico”, para lo que las agencias deberán hacer un informe sobre equidad en sus filas.

Joe Biden

Reuters
Joe Biden fue juramentado este miércoles como presidente de Estados Unidos.

Una orden ejecutiva firmada este miércoles prohíbe la discriminación laboral en el gobierno federal basada en la orientación sexual y asegura protección para la comunidad LGBTQ.

En la campaña, Biden se comprometió con la comunidad LGBT a dirigir recursos para ayudar a prevenir la violencia contra las personas transgénero, poner fin a la prohibición en el Ejército y restaurar la orientación para los estudiantes transgénero en las escuelas.

Otra prioridad en el futuro es aprobar en el Congreso la Ley de Igualdad que agregaría la orientación sexual y la identidad de género a las leyes federales de derechos civiles existentes, aunque no está claro qué tan rápido puede aprobar esa legislación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYJwidxW4-E

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.