COVID: Hasta 2022 se verá el impacto de las vacunas sobre la epidemia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hasta 2022 se verá el impacto de las vacunas sobre la epidemia de COVID-19, coinciden especialistas

Especialistas advierten que la vacunación contra COVID es una estrategia que va a avanzar despacio, por lo que sus efectos reales sobre el control de la epidemia se verán hasta 2022.
Cuartoscuro
7 de enero, 2021
Comparte

Los efectos reales sobre el control de la epidemia por las vacunas contra COVID-19 no se verán en este 2021, sino hasta 2022. Lo que se irá generando de manera paulatina son efectos en los individuos, en la reducción del riesgo, pero a nivel población falta tiempo. 

Así lo han señalado diversos especialistas como Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario en Investigación en Salud (PUIS); Mauricio Rodríguez, vocero de la Comisión COVID de la UNAM, y María de Lourdes García García, subdirectora de Prevención y Vigilancia en Enfermedades Infecciosas en el Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Te puede interesar: ¿Tarda en hacer efecto? ¿Por qué algunos son alérgicos? Dudas y respuestas en primeros días de vacunas COVID

La vacunación contra COVID va ser una estrategia que va a avanzar despacio -advierte Mauricio Rodriguez- “no hay que estar pensando que las vacunas nos van a salvar del problema que tenemos ahorita, sino que van a ser una herramienta útil para la segunda mitad del año y para el año que viene”.

Aunque ya los países hayan desarrollado sus planes de vacunación, el avance de ese proceso depende de la disponibilidad de las vacunas, de la aceptación de la inmunización entre la gente y de la coordinación logística de todas las instituciones involucradas para aplicarlas. 

De Sputnik V la vacuna rusa, por ejemplo, comenta el vocero de la Comisión COVID de la UNAM, ya avisaron que las entregas pactadas no van a llegar a tiempo, y hay otros proveedores que están corrigiendo fechas, porque no pueden salir al mercado con los millones prometidos. 

“Hay que tomar en cuenta que son muchos insumos los que se necesitan para producir las vacunas, es mucha logística industrial y de distribución también y todo el mundo necesita la inmunización, es una demanda mundial sin precedentes”, dice Rodríguez. 

En México, como en la mayoría de los países, la primera vacuna contra COVID-19, la de Pfizer BioNTech, se está aplicando primero al personal de salud. En naciones como Reino Unido y España se empezó a vacunar también a los adultos mayores de 80 años y a quienes los cuidan en las casas de retiro, pero los trabajadores de las instituciones sanitarias son el foco en todas partes durante esta primera fase de la inmunización. 

El gobierno federal ha prometido que a finales de enero ya todo el personal de salud que atiende COVID estará vacunado.

“El martes 12 de enero estaremos recibiendo un poco más de 430 mil dosis, y después otras 436 mil 800 dosis en cada uno de los embarques que estarán llegando semanalmente, hasta que al término del mes de enero habremos vacunado a todo el personal de salud que atiende COVID”, aseguró Hugo López-Gatell, subsecretario de salud, en la conferencia vespertina de este 5 de enero. El gobierno mexicano adquirirá 34 millones de dosis de Pfizer BioNTech. 

Después de terminar con la primera línea, en febrero, se iniciará con el segundo grupo, el resto del personal de salud y los mayores de 60 años, que en México rondan los 9 millones de personas. El plan de vacunación del gobierno señala que la inmunización a los de mayor edad concluirá en abril de 2021 y de ahí se avanzará por décadas de vida, de 59 a 50, de 49 a 40 y luego al resto de la población. En cada grupo de edad se vacunará primero a quienes tengan comorbilidades. La meta es concluir la inmunización en marzo de 2022. 

Lee más: Farmacéuticas exigen confidencialidad y gobierno clasifica los convenios de compra de vacunas contra COVID

La política nacional de vacunación contra el virus SARS-CoV2 para la prevención de la COVID-19 en México, de acuerdo al documento rector en el que está planteada, se basa en prevenir un mayor número de muertes, por eso se priorizó primero por edad y después por comorbilidades: los más grandes con factores de riesgo están más expuestos a desarrollar cuadros graves de la enfermedad y a morir. 

Así que la idea principal es contener las muertes. López-Gatell señaló en la conferencia del martes 5 de enero que si se empieza a vacunar a las personas de mayor edad, al llegar a 20% de uso de la vacuna, es decir, 20 por ciento de cobertura de la población, ya se logra una reducción de 80 por ciento en la mortalidad. La razón es obvia: las poblaciones de adultos mayores son las poblaciones más vulnerables”.

Los fallecimientos se van a reducir, pero el impacto en los contagios todavía no se sentirá. “Al enfocarnos a grupos prioritarios tejemos de manera focalizada, por lo que no se otorga la inmunidad de rebaño; al menos los siguientes dos años las medidas de lavado de manos, uso de cubrebocas y sana distancia no los podemos olvidar”, advirtió, durante una conferencia en diciembre, María de Lourdes García García, del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

En la misma conferencia, Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario en Investigación en Salud (PUIS), precisó que, “para que el efecto poblacional sea significativo, la vacunación deberá alcanzar el 60% de población, equivalente a 80 millones de habitantes, quienes deberán tener las dosis completas”. 

La primera dosis de la vacuna de Pfizer, la que se está usando por ahora en México, explica en entrevista con Animal Político el vocero de la Comisión COVID de la UNAM, proporciona algo de inmunidad a las dos semanas de aplicada, aunque esta solo dura de doce a trece semanas, después comienza a bajar. Hay que dar un refuerzo a los 21 días. Con el esquema ya completo, el nivel de protección adecuado se alcanza una semana después.

Los especialistas han señalado que además de la disponibilidad, las coberturas de la inmunización van a depender de cuánta gente acepte ponerse la vacuna y que se pongan las dosis que se requieren

Que la vacuna de Pfizer y otras (como la de Oxford/AstraZeneca) requieran dos dosis complica el problema, señaló la especialista del INSP. “Se han hechos estudios para ver las tasas en las que la gente lo completa y la frecuencia está entre 50 y 60%. Mientras más joven es la persona, la tasa de adherencia es más baja”. 

En cuanto a la aceptación, García García refirió que el Foro Económico Mundial documentó, en una encuesta realizada en 40 países, que 73% de la población estaba dispuesta a ponerse la vacuna contra COVID. En México, indicó la especialista, el nivel de aceptación es similar, por arriba de 70%.

Para elevar el nivel de aceptación, señaló, “se requiere una campaña de comunicación eficaz. La gente tiene temor de los efectos secundarios y preocupación porque la carrera para tener las vacunas ha sido rápida. Sería peor que después de todo este esfuerzo nos quedáramos con vacuna guardada por no haber informado a la gente sobre los beneficios y poner en la balanza la enfermedad versus la posibilidad remota de tener una reacción adversa”.

Rodríguez, enfatiza que una reacción como la que tuvo la médica internista de Nuevo León es un evento específico y esperado que se puede generar con cualquier medicamento o inmunización. Hay que estudiarlos, analizar bien las causas y reportarlos. 

Hay que estar tranquilos de que las vacunas que sean autorizadas ya cumplieron con estudios clínicos, con análisis de seguridad, eficacia y calidad. Son productos confiables que se pueden usar y su beneficio supera cualquier riesgo que pudiera haber”, asegura el vocero de la Comisión COVID de la UNAM. 

Entérate: Inequidad vs COVID-19: Países ricos ‘devoran’ compra de vacunas

Este lunes, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coferpis) autorizó el uso de emergencia de una segunda vacuna contra COVID-19, además de la de Pfizer BioNTech que se autorizó en diciembre, la de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. 

Este biológico iniciará su producción en Argentina y concluirá en México. El objetivo es producir hasta 250 millones de dosis para toda América Latina. El gobierno mexicano ha contratado 77. 4 millones de dosis de este fármaco. “En marzo posiblemente tendríamos esta vacuna en operación”, dijo este lunes el subsecretario de Salud. 

Otra vacuna de la que se espera su próxima autorización es la de la farmacéutica china CanSino, de la que el gobierno mexicano ha acordado una compra por 35 millones de dosis. 

Los tiempos transcurridos desde que inicio la pandemia a la llegada de la vacuna son extremadamente cortos, admitió la especialista del INSP, “y suena decepcionante la afirmación de que seguimos estando en riesgo, por otro año vamos a tener que guardar las precauciones, pero, justo porque los tiempos han sido rápidos hay que aprovechar la oportunidad y no bajar la guardia, es una luz al final del túnel”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Para ahorrar, carga antes de cruzar': los estadounidenses que viajan a México para comprar gasolina más barata

Mientras en California el precio del combustible rompe récords nacionales, son cada vez más los que deciden ir a llenar el depósito de sus autos al otro lado de la frontera. Pueden llegar a ahorrarse hasta US$60.
1 de abril, 2022
Comparte

“Para ahorrar, carga antes de cruzar”.

El mensaje, acompañado del símbolo del dólar, el dibujo de una manguera surtidora y la bandera estadounidense es ubicuo en las gasolineras de Tijuana, en el norte de México.

Pero hay otros: “¡Aquí es! Más barato que en USA. Servicio y calidad”, dicen.

Apelan a los mexicanos que cada día acuden al otro lado de la frontera, a la ciudad californiana de San Diego o alrededores, a trabajar.

Y, cada vez más, a los estadounidenses que hacen el viaje al sur exclusivamente por el precio de la gasolina.

“Yo cruzo precisamente a llenar el tanque de combustible”, le dice a BBC Mundo Jason Wells, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro, California.

Vive en el sur de San Diego, a apenas unos kilómetros de la línea que divide México de Estados Unidos.

“El depósito lleno en Tijuana me cuesta unos US$40, mientras que en San Diego pago más de US$120“.

Precios récord en California, subsidios en México

Hace meses que en EE.UU. el precio de la gasolina, como en muchas partes del mundo, no deja de subir.

De enero de 2021 al de este año aumentó en un 40%, según datos del Departamento de Trabajo estadounidense.

Pero el inicio de la invasión de Rusia —el tercer mayor productor mundial de crudo— a Ucrania hace algo más de un mes hizo que el precio se disparara. Y desde entonces rompe récords.

Precio de la gasolina en Los Ángeles el 8 de marzo.

Getty Images
El precio del combustible llevaba tiempo subiendo, pero con la invasión rusa a Ucrania se disparó.

El costo promedio nacional de un galón (3,78 litros) alcanzó este mes los US$4,33, el máximo en 14 años, de acuerdo a datos de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés).

La cifra palidece al compararla con el precio en California, que, por una combinación de impuestos elevados y leyes ambientales, es el más alto del país.

Este miércoles se pagaba de media en las gasolineras del estado US$5,91 por galón, frente al precio promedio nacional de US$4,24.

En México, la historia es diferente.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha comprometido a mantener los precios bajo control concediendo subvenciones al sector.

Mujer poniendo gasolina a su coche en California.

Getty Images
California tiene la gasolina más cara del país.

Desde marzo, ha renunciado a cobrar el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) —el gravamen que se paga por la producción y venta o importación de gasolinas— y la Secretaría de Hacienda autorizó un estímulo fiscal adicional.

“El Estado no debe descuidar su responsabilidad social, y está aquí para proteger a la gente”, dijo el presidente en una conferencia de prensa a mediados de mes. “No se trata de dejar todo en manos del mercado”.

Al tiempo, recomendó a su homólogo estadounidense, Joe Biden, establecer un precio máximo al combustible.

Aumento de clientela

“Yo lo que sé es que en México del 3 de enero a inicios de la semana pasada la gasolina regular subió un peso y 35 centavos el galón, lo que viene a ser unos US$0,10 centavos de dólar”, le dice a BBC Mundo Alejandro Borja Robles. “En California en una semana ya sube hasta US$0,70”.

Robles es el presidente del Grupo Especializado de Gasolineros de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana.

Y eso de lo que habla las 266 estaciones de servicio que su grupo representa lo notan en sus ventas.

“En algunas gasolineras ven el aumento entre las 3 y las 6 de la mañana. Es gente que vive en Tijuana y va al otro lado de la frontera para trabajar. Y ahora llena el tanque, no los 200 pesos justos para cruzar”, aclara.

Cartel en la gasolinera Chevron del bulevar Agua Caliente, en la colonia Cacho de Tijuana.

Manuel Noctis
Cartel que invita a “cargar antes de cruzar” en la gasolinera Chevron del bulevar Agua Caliente, en la colonia Cacho de Tijuana.

“Pero los fines de semana suben las ventas de Premium (la de 91 octanos) y se ven más camionetas con placas de California”.

Es un panorama nuevo. “Durante años fue a la inversa”, dice Robles.

No fue raro que los mexicanos que viven cerca de la frontera condujeran hacia el norte para llenar sus depósitos.

La tendencia alcanzó mayor expresión en 2017, con el aumento de precios que siguió a la desregulación de la industria petrolera.

Gasolinero en Tijuana.

Getty Images

Cientos de mexicanos acudieron entonces a repostar a las estaciones de servicio de Caléxico, una ciudad californiana que linda con Mexicali, la ciudad más septentrional de México.

“Un aumento de las ventas del 6%”

Patricia Saharagui, gerente de relaciones públicas de la cadena de gasolineras Rendichicas, calcula que sus locales cercanos a la frontera han experimentado en el último mes un aumento de las ventas del 6%.

Cuentan con 39 estaciones de servicio en el el estado de Baja California, 32 de ellas en Tijuana. Y 75 en el país y el 90% de sus trabajadoras son mujeres.

Venden el galón de gasolina regular a un promedio de US$3,88 y la Premium a US$4,12. Y han colocado carteles promocionales en los que se lee: “Tu aliada para ahorrar en ambos lados”.

“El ahorro de comprar en Tijuana es considerable, hasta US$50-60 dependiendo del tipo de automóvil”, le dice a BBC Mundo.

Gasolinera de la cadena Rendichicas, ubidaca en la calle Segunda, en la Zona Centro de Tijuana.

Manuel Noctis
“Tu aliada para ahorrar en ambos lados”, dice el cartel de esta gasolinera de la cadena Rendichicas, ubidaca en la calle Segunda, en la Zona Centro de Tijuana.

“Al punto de que hay californianos que cruzan específicamente para cargar (el tanque de combustible). Ahora les sale a cuenta hacer una fila de tres horas” en el paso fronterizo para entrar de regreso a EE.UU.

“Lo mejor de ambos lados”

Es algo que Julio Vaquero no descarta.

Residente de San Diego, compartió un video en TikTok en el que se le veía repostando su Honda Civic en Tijuana por US$40. “800 pesos. Tanque lleno”, decían.

Una semana después, pagó US$70 por llenar el depósito en California.

Vive a 20 minutos en coche de Tijuana y suele ir cada mes, aunque si los precios siguen subiendo, empezará a hacer viajes semanales por la gasolina, le dice a la BBC.

Precio de la gasolina en México.

Getty Images

“Es lo bueno de vivir en una región binacional“, explica Jason Wells, de la Cámara de Comercio de San Ysidro.

Se refiere a los ciudadanos de ambos lados que cada día cruzan la frontera, para trabajar, asistir a la escuela, visitar a la familia, ir al médico, de compras o a hacer turismo. Y ahora, para poner gasolina a sus vehículos.

“Para nosotros cruzar la frontera es como cruzar la calle. Aprovechamos lo mejor de cada lado, vivimos lo mejor de ambos mundos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dVR9HB4arCs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.