Hospitalizaciones por COVID no dejan de crecer en CDMX, suben 62% en un mes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Hospitalizaciones por COVID-19 no dejan de crecer en CDMX, suben 62% en el último mes

Las autoridades esperan que estos días los ingresos a hospitales desciendan como consecuencia del semáforo rojo que se decretó en CDMX y Edomex el 19 de diciembre y estará vigente hasta el 10 de enero.
Cuartoscuro
4 de enero, 2021
Comparte

Este 2 de enero, el gobierno de la Ciudad de México informó, a través del Reporte Diario Sobre COVID-19 que se emite todos los días, que en los hospitales de la capital del país había 6 mil 225 personas internadas, una disponibilidad de camas de hospitalización general de 21.3% y de 19.9% en las reservadas para quienes están críticamente enfermos y requieren intubación. 

En un solo mes, del 1 de diciembre, cuando se registraron 3 mil 839 personas hospitalizadas, al 1 de enero, cuando se informó que había 6 mil 155 pacientes, el número de ingresados en las instituciones de salud de la capital creció 62%. A esos todavía se sumaron, del primer día del año al segundo, otras 70 personas. 

Pese a esto, la ocupación hospitalaria ha mostrado una menor presión en los últimos días. El 23 de diciembre, el gobierno de la CDMX reportó que había solo 9% de disponibilidad en camas de hospitalización general y un 14.1% en las de ventilador.  Para el 2 de enero, esos porcentajes lograron ampliarse. 

Lee: México supera las 127 mil muertes por COVID y registra más de 5 mil nuevos casos

Pero esto se debe al incremento en el número de camas en el que han estado trabajando las diversas instituciones, para contar con más infraestructura para los afectados con el COVID-19, y no porque haya menos personas ingresando a los hospitales. 

El 28 de diciembre, el gobierno local informó que la capacidad hospitalaria en la capital había aumentado 37% en camas generales y 26% en camas para intubación. La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, resaltó que se tenía proyectado llegar a finales de diciembre a unos 7 mil 377 camas generales en todos los hospitales públicos COVID-19 de la capital y  mil 918 camas de terapia intensiva. 

“En el caso de las camas con ventilador estamos creciendo a mil 918 hacia el 31 de diciembre, con un esfuerzo muy importante de todas las instituciones de salud, y esto representa un incremento, en un mes, de 26% de la capacidad en los hospitales públicos; es decir, son casi 500 camas adicionales de terapia intensiva”. La jefa de gobierno resaltó que ese crecimiento significa un esfuerzo muy importante porque no solo es tener más camas, sino el oxígeno, instalaciones y equipos médicos. 

Sheinbaum explicó que de acuerdo a proyecciones del Modelo Epidemiológico de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se estima que en los últimos días de diciembre y los primeros días de enero se podría registrar en el escenario más alto una ocupación hospitalaria de 9 mil 512 camas y en el escenario medio, 8 mil 907.

“Entre el Estado de México y la Ciudad de México, en todas las instituciones de salud públicas, tenemos 10 mil 457 camas, todavía algunas de ellas se están reconvirtiendo, y el máximo de ocupación al que se espera llegar (en toda la zona) es de 9 mil 512”, subrayó la mandataria capitalina. 

Las autoridades federales de salud y las de la Ciudad de México estiman que los efectos de haber declarado, el 18 de diciembre pasado, el rojo en el Semáforo de Riesgo COVID-19 para la capital y el Estado de México, y cerrar todas las actividades no esenciales, empezarán a verse a partir de este 3 de enero. 

Lee: CDMX supera las 21 mil muertes por COVID; hospitales tienen solo 24% de disponibilidad

Las cadenas de contagio, han explicado, no se frenan de un día para otro, por eso los casos no empiezan a descender hasta días después de las restricciones que impactan en la movilidad de las personas. Será entonces de este lunes en adelante cuando los casos deberían empezar a descender. 

Cuánto desciendan dependerá de que tanto haya descendido la movilidad y se hayan acatado las recomendaciones de no hacer fiestas por los festejos decembrinos. Durante Navidad y Año Nuevo, en la Ciudad de México hubo 593 denuncias por fiestas, registradas por el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la capital, el C5.

Las colonias donde se registraron la mayoría de fiestas este 31 de diciembre fueron: Carmen Serdán, en Coyoacán; Jardín Balbuena, en Venustiano Carranza; Paraje el Caballito y Santa Rosa, en Álvaro Obregón y Carlos Zapata Vela, en Iztacalco. 

Subida explosiva

Diciembre arrancó en la capital con 3 mil 839 personas hospitalizadas, una disponibilidad de camas de ocupación general de 40.6% y de 55.6% en camas con ventilador. Para el 10 de diciembre, las personas ingresadas en instituciones de salud de la Ciudad de México ya eran 4 mil 382, la disponibilidad en camas de ocupación general se redujo 31.5% y la de camas para enfermos críticos que requieren de soporte ventilatorio a 51%. 

Otros diez días después, el 20 de diciembre, había ya 5 mil 089 pacientes en hospitales de la capital, la disponibilidad de camas de ocupación general cayó a 19.9% y en camas con ventilador a 23.7%. 

El 30 de diciembre las personas hospitalizadas en la CDMX ya eran 5 mil 961 y la disponibilidad en camas de hospitalización general había logrado un respiro, al llegar a 24.1% y al mismo porcentaje en cuanto a camas con ventilador, después de haber tenido una riesgosa caída hasta solo 9% de ocupación en camas generales el 23 de diciembre y de 14.1 en camas con ventilador. 

El semáforo rojo en la capital y el Estado de México permanecerá así hasta el 10 de enero, cuando se evaluará si esto se extiende, de acuerdo al número de casos y de hospitalizaciones, o si ya es posible levantar algunas de las restricciones para todas las actividades no esenciales. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.