Personal del Valle de México lucha por dar atención en hospitales llenos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Personal de salud lucha por ofrecer atención en hospitales que están al borde del colapso

Las hospitalizaciones en el Valle de México están por llegar al peor escenario modelado por las autoridades y aún se espera un aumento de casos COVID por las fiestas decembrinas.
AFP
11 de enero, 2021
Comparte

En los hospitales de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se libra en estos días una doble batalla. Una es para salvar a los pacientes con COVID que ya están ingresados. La otra para encontrar espacio donde recibir a los que llegan y están graves. Los demás, los que están menos inestables deben iniciar su propio peregrinaje en busca de un hospital con cama disponible.

Te puede interesar: Sube hospitalización por COVID: CDMX alcanza 92% de ocupación de camas generales y 86% con ventilador

En el Hospital General de México, el personal de salud hace casi lo imposible en estos días por ingresar a los pacientes más delicados. La reconversión para tener más espacios para los afectados por COVID ha hecho que las cuatro torres del hospital y todo urgencias estén ya dedicados a esto.

En otros hospitales como el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE o el Hospital de Especialidades Belisario Domínguez de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México también se hacen esfuerzos por atender a los pacientes que llegan más inestables.

Igual que las autoridades federales y locales lo hicieran, tres médicos de estas instituciones, entrevistados por Animal Político, desmienten la información que circuló estos días en algunos medios respecto a que en la Zona Metropolitana del Valle de México se aplique ya el “código azul”, que implica no dar todo tratamiento requerido a los pacientes con un estado muy grave de COVID-19 y enfocarse en quienes tengan más opciones de sobrevivir.

“No, no, eso no se está aplicando”, dice enfático Jesús Alberto López Guzmán, médico especialista en medicina interna y geriátrica, adscrito al área COVID del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre. “Pero la situación sí está muy complicada. Ya estamos llenos y están llegando los (contagiados) del 24, muchos complicados, muchos de ellos adultos mayores o jóvenes adultos pero con comorbilidades. Y seguramente en los próximos días, si es que hay espacio para recibirlos, ya tendremos a los que no hicieron caso para la celebración de Fin de Año y después a los de Reyes”.

Apenas la semana pasada pareció que había un respiro en los hospitales de la ZMVM. Del 3 al 4 de enero, el número de pacientes hospitalizados en la CDMX incremento sólo en 23, después de haber aumentado en días pasados en 93 (el 3 de enero), 70 (2 de enero) y 194 (el primer día del 2021).

El breve respiro siguió el 5 y el 6 de enero, cuando el número de pacientes se incrementó en 32 y 46, respectivamente. En el caso de los pacientes intubados, el número incluso se redujo, hubo 31 menos el 4 de enero; 5 menos, el 5 y 14 menos, el 6 de enero. 

La estabilidad alcanzó a toda la Zona Metropolitana del Valle de México, que el 5 de enero tuvo 14 pacientes intubados menos y 40 menos, el 6 de enero. 

“La semana pasada sí tuvimos días en los que se sintió una estabilización. La consultas por COVID pasaron de alrededor de 40, en la semana previa, a más o menos 20 y las defunciones también bajaron. El 31 de diciembre, por ejemplo, tuvimos 14 fallecidos, en los días pasados ese número se redujo quizá a la mitad. No sabemos bien a qué se debió la estabilización, pero pudo ser por el semáforo rojo y el cierre de actividades”, dice una médica residente del Hospital General de México, a quien llamaremos María, para respetar su petición de no identificarla con su nombre real.

Pero la reducción en la tendencia de crecimiento en los pacientes hospitalizados se rompió el 7 de enero, ese día la CDMX reportó un incremento de 100 pacientes, con respecto al anterior, y para el 8 se sumaron 162 más. En los pacientes intubados, el incremento fue de 1 para el 7 de enero y de 53 para el 8. 

La ZMVM tuvo un día más de respiro. El 7 de enero se informó que hubo 14 pacientes intubados menos, con respecto al 6, pero para el 8 se sumaron 57 pacientes intubados más y 210 en hospitalización general.

Este 9 de enero la ola volvió a bajar: esta zona reportó, otra vez, decrecimiento en el número de personas con soporte ventilatorio (6 menos) y de nuevo se desaceleró el repunte en hospitalización general (121 más).

Lee más: Nueva variante de COVID, en México: Qué se sabe de ella y cómo mutan los virus

Pese a eso, los números ya se acercan a un escenario complicado. En total, la CDMX reportó este 9 de enero, un total de 6 mil 762 personas hospitalizadas, de las que  mil 644 están intubadas. En tanto que la Zona Metropolitana del Valle de México registró un total de 9 mil 333 pacientes ingresados en instituciones de salud, de los que 2 mil 166 están conectados a un ventilador.

El 28 de diciembre, la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, dijo, en conferencia de prensa, que se habían hecho modelaciones de escenarios respecto a las hospitalizaciones en la ZMVM. En el peor escenario, señaló, se podría llegar a 9 mil 512 camas ocupadas. Eso quiere decir que se está a un paso no solo de llegar a eso, sino de rebasarlo.

Sheinbaum también informó ese día que se trabajaba en la recoversión de hospitales para llegar a tener disponibles 10 mil 457 camas.

Vienen los contagiados de Año Nuevo

La COVID puede manifestarse hasta 14 días después del contagio, dice el médico internista del Centro Médico 20 de Noviembre, López Guzmán, así que quienes se hayan contagiado entre el 24 de diciembre y el día de Reyes llegarán a los hospitales entre el 7 y el 21 de enero, más o menos. 

“Seguramente estaremos peor para entonces en los hospitales. Ya hay muy pocos espacios para atender a pacientes graves de COVID, se desocupan algunas camas y al instante se vuelven a ocupar”, advierte. 

El especialista –que también trabaja en un hospital privado, el ABC– dice que la saturación está igual en instituciones públicas y en particulares. “Los hospitales privados también están rebasados. Tienen el mismo problema para recibir en sus servicios de urgencias a los pacientes, que tienen que esperar tiempos prolongados para ingresar”. 

María, la residente del Hospital General, explica que ahorita si el paciente viene grave se le estabiliza y se busca un lugar, pero sí puede tardar horas en ingresar. “Conforme se van desocupando camas, se va ingresando. Si no vienen muy graves, se le pide a la familia que busque otro lugar”. 

Uno de los problemas, dice la residente, es que las personas siguen llegando por su propio pie a las instituciones de salud, sin haber verificado antes en el 911 si hay camas disponibles. “Es poca la gente que llega en ambulancia, ya para ingresar, así que la familia es la que debe buscar donde sí pueden recibirlo”.

Un médico del Hospital Belisario Domínguez, a quien llamaremos Juan, señala que en el área de terapia intensiva de este hospital, las siete camas con las que se cuenta están ocupadas. Hay cuatro pacientes esperando poner ingresar desde urgencias a esta zona. Uno de esos lugares se está reservando para una enfermera de la misma institución. 

“Ya nos ha pasado que de pronto un médico o una enfermera se pone mal y no tenemos donde ingresarlo, ahorita estamos esperando un espacio para traerla a ella a terapia intensiva”, cuenta. 

Ante todo esto, López Guzmán pide a la ciudadanía cuidarse y enfocarse en no contagiar. “No hay que exponerse ni seguir exponiendo a los demás. No sabemos a qué punto vamos a llegar. Nadie le ha pegado, en ningún lugar del mundo, a las predicciones. Pero no sé qué más tiene que pasar, si ya hemos rebasado los 14 mil casos diarios. Necesitamos prevenir más en las acciones del día a día. Cada persona tiene que hacerlo. Ya necesitamos actuar con conciencia social”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: cómo se transmite, síntomas y qué hacer para evitar contagiarte

Con el aumento de casos de viruela del mono en el mundo, la OMS declaró este sábado una emergencia de salud global.
23 de julio, 2022
Comparte

 

La Organización Mundial de la Salud declaró este sábado la emergencia de salud global por el brote, después de que se hayan registrado más de 16 mil casos (cinco de ellos mortales) en 75 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica.

Desde inicios de mayo, autoridades de salud de varias naciones, desde Europa hasta Canadá, Estados Unidos y Australia, comenzaron a detectar casos de esta extraña enfermedad, cuyos brotes anteriores habían sido muy contenidos.

En años recientes, solo se habían detectado casos fuera de África en EE.UU., Israel, Reino Unido y Singapur (aunque esto no implica que no se haya dado en otros países, donde los sistemas de detección epidemiológica son menos desarrollados).

Sin embargo, los brotes se han ido multiplicando en una forma que hicieron sonar las alertas en las instituciones sanitarias.

Diversos organismos de vigilancia epidemiológica y expertos, no obstante, llamaron a la calma tras la detección de los primeros casos y dijeron que la viruela del mono no constituye una amenaza para la salud del público general.

BBC

BBC

Sin embargo, es la primera vez que tantos países del mundo detectan a la par nuevos casos en el mismo lapso de tiempo y muchos de ellos sin conexión aparente o sin historiales de viaje a África.

Al ser una enfermedad ya conocida, centros de salud de numerosas naciones ya tienen desde hace tiempo protocolos para evitar los contagios, detectar los síntomas y ofrecer tratamientos.

Aquí te contamos algunas de esas claves sobre cómo puedes prevenir la viruela del mono y evitar contagiarte.

Estar atentos a posibles síntomas

Las autoridades sanitarias de varios países, incluidos varios latinoamericanos, se pusieron en alerta para identificar con celeridad cualquier potencial caso de viruela del mono, para poder ofrecer tratamiento, rastrear contactos y evitar la propagación del virus.

Para ello, las agencias de salud han recomendado a sus poblaciones estar atentas a los síntomas y acudir al médico si hay sospecha de estar contagiado, principalmente si has estado de viaje en las últimas tres semanas (el periodo de incubación de la enfermedad).

BBC

BBC

La Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (Ukhsa, por sus siglas en inglés) señala que, al inicio, los síntomas de la enfermedad suelen ser parecidos a los de una gripe e incluyen:

  • fiebre
  • dolor de cabeza
  • dolores musculares
  • dolor de espalda
  • escalofríos
  • agotamiento
  • ganglios linfáticos inflamados

El síntoma más característico aparece de 1 a 5 días después de la fiebre: se desarrolla una erupción que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, principalmente manos y pies.

En muchos de los casos actuales, las personas han reportado la aparición de la erupción en la zona genital.

La forma en que se ven este tipo de ampollas cambia y pasa por diferentes etapas antes de finalmente formar una costra que luego se cae.

Si una persona presenta este tipo de erupción debe acudir al médico y aislarse para evitar transmitir la enfermedad a otros.

Partícula del virus de la viruela del mono.

Science Photo Library
Partícula del virus de la viruela del mono.

Estar atentos a los síntomas es clave, porque la viruela del mono, a diferencia de la covid, no se transmite antes de que las personas desarrollen síntomas.

La Clínica Cleveland explica que una persona puede contagiar a otra hasta que todas las costras se hayan caído y haya piel intacta debajo.

Evitar los contactos cercanos

En Reino Unido, donde se reportó una de las mayores cantidades de casos, las autoridades investigan como patrón que muchos de los enfermos son hombres que tienen sexo con otros hombres.

Aunque se han valorado algunas teorías como que el virus ha mutado y ahora también puede ser de transmisión sexual, epidemiólogos y virólogos británicos creen que al final esto se debe a que el virus se ha seguido transmitiendo de una forma ya conocida: el contacto cercano piel con piel.

Por eso, la agencia de salud británica se puso en contacto con clínicas de atención a personas LGBTI para alertar a estos grupos de potenciales riesgos asociados al contagio de la viruela del mono a través del contacto íntimo.

Susan Hopkins, asesora médica jefe de la Ukhsa, explicó que una de las medidas a tomar es velar por la aparición de lesiones en la piel.

“Hacemos un llamado para que los hombres que son homosexuales y bisexuales y estén al tanto de cualquier erupción o lesión inusual se comuniquen con un servicio de salud sexual sin demora si tienen inquietudes”, dijo.

Mano con lesiones causadas por la viruela del simio

Getty Images
Uno de los cerca de 20 pacientes infectados con viruela del mono en Estados Unidos en 2003, cuando se registraron los primeros casos en el continente americano.

Organizaciones LGBTI británicas han recomendando que las personas estén pendientes de cualquier erupción en sus potenciales parejas sexuales y que se discuta abiertamente sobre esta nueva enfermedad y sus síntomas ante un posible encuentro casual.

El potencial contagio de una persona a otra no ocurre solo por contacto durante el sexo.

La Ukhsa explica que la propagación puede darse a través de cualquier:

  • contacto con ropa usada por una persona infectada (incluidas ropa de cama o toallas)
  • contacto directo con lesiones o costras de la piel del enfermo
  • tos o estornudos de una persona contagiada

Es por eso que las autoridades sanitarias recomiendan no utilizar prendas ni tener contacto cercano con personas que puedan estar enfermas y, si presentas síntomas, aislarte y una vez que te recuperes, lavar tu ropa, incluidas toallas y sábanas.

Igualmente, sugieren usar pañuelos desechables en caso de toser y estornudar y, si puedes, evitar hacerlo con otras personas cerca de ti.

La higiene y otros cuidados

En ese sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recuerdan que lavarse las manos sigue siendo una acción decisiva ante este virus.

“Practica una buena higiene de manos después del contacto con animales o humanos infectados. Lávate las manos con agua y jabón o usa un desinfectante para manos a base de alcohol”, recomiendan los CDC.

La Clínica Cleveland recuerda que, en África, la enfermedad se ha vuelto más frecuente en niños, por lo que los padres deben aplicar estos cuidados también a los menores.

Aunque de momento no ha sido detectada en animales, otros brotes de viruela del mono han tenido su origen en algunas especies transportadas desde África.

Por eso, la Clínica Cleveland recomienda en general cocinar bien todos los alimentos que contengan carne o partes de animales.

Algunos expertos en salud pública también han recomendado a las personas que realicen viajes internacionales estar atentas a las recomendaciones de las autoridades locales y seguir sus indicaciones y protocolos, en caso de que existan, para evitar potenciales contagios.

Si trabajas con personas que están contagiadas en hospitales, clínicas o centros de salud, los CDC recomiendan que utilices equipos de protección personal.

* Esta nota fue publicada originalmente en el mes de mayo y actualizada con la declaración de emergencia de salud global por parte de la OMS el 23 de julio.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.