Presidencia, incompetente para responder 24% de solicitudes en 2020
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Presidencia se declara no competente para atender 24% de solicitudes de información en 2020

En el año que acaba de concluir se observa un cambio en el patrón de respuestas negativas de Presidencia, ya que durante 2019, no había declarado ni una sola incompetencia.
Cuartoscuro
8 de enero, 2021
Comparte

La Oficina de la Presidencia rechazó durante 2020 el 23.7% de solicitudes de información que se le hicieron con el argumento de que no era competente para atenderlas, 419 de un total de mil 767 recibidas, de acuerdo con datos proporcionados a Animal Político por el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI)

La mayoría, por tratarse de preguntas relacionadas con la pandemia de COVID-19, que efectivamente tendrían que haber sido planteadas a la Secretaría de Salud u otras instancias, pero también algunas que sí le corresponderían, como explicar en qué se basa el presidente Andrés Manuel López Obrador para afirmaciones que hace en sus conferencias matutinas o presupuestos que sí maneja su oficina.

Leer más: Presidencia se dice “no competente” para explicar dicho de AMLO sobre llamadas falsas al 911

En el año que acaba de concluir se observa un cambio en el patrón de respuestas negativas de Presidencia, ya que durante 2019, no había declarado ni una sola incompetencia. En cambio, había argumentado “inexistencia” de la información en 381 casos, que representaron el 11%, mientras que en 2020 solo dio esa respuesta a tres solicitudes (una de ellas, duplicada en el sistema, por lo que en los hechos fueron solo dos).

En un comparativo con las respuestas que se dieron en sexenios anteriores —hecho gracias a datos obtenidos vía transparencia por la organización Artículo 19 y facilitados a este medio— se puede ver que las declaraciones de incompetencia de este sexenio promedian más del 7%, por encima del 5% promedio que tuvo la Oficina de Presidencia con Enrique Peña Nieto, pero debajo del 11.5% declarado en la administración de Felipe Calderón.

En cuanto a recursos de revisión, es decir, cuando los ciudadanos no quedan conformes con la respuesta y piden la intervención del INAI, en la presidencia de López Obrador se han duplicado respecto a sexenios anteriores. El “índice de recurrencia” era de 6 anteriormente, pero en este sexenio ha sido de 14.3 durante 2019 y de 11 durante 2020.

¿En qué se ha declarado incompetente cuando sí le correspondía?

Un ejemplo de cuando Presidencia se declaró incompetente para responder fue cuando se le preguntó en qué se había basado López Obrador para decir el 15 de mayo que el 90% de las llamadas de mujeres al 911 por violencia familiar son falsas.

La unidad de transparencia de su oficina dijo que eso tenía que preguntarse al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que es quien hace estadísticas sobre las llamadas al 911, a la Secretaría de Gobernación o al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), a pesar de la pregunta era directamente sobre los dichos del presidente. 

La organización Equis Justicia para las Mujeres, que fue quien había hecho la solicitud 0210000085720, criticó que era una falta de asumir su responsabilidad, y que sería como irle a preguntar a otra dependencia qué quiso decir el presidente.

Otro cuestionamiento sobre dichos de la conferencia mañanera fue después de que el 24 de marzo, López Obrador afirmara que se tenían “en caja” alrededor de 400 mil millones de pesos gracias a lo que se ha ahorrado y evitado en corrupción, por lo que alguien solicitó con folio 0210000057920 los detalles de dónde sacó el presidente ese monto.

Sin embargo, Presidencia contestó que quien era competente para explicarlo era el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado o la Secretaría de Hacienda.

Un tema sobre el que se ha negado reiteradamente la información, ya sea con declaración de inexistencia el año pasado o simplemente con el argumento de que no se encontró documentación, es lo que tiene que ver con el Censo de Bienestar que se hizo cuando López Obrador ganó la presidencia y los encargados de su realización, llamados Servidores de la Nación, que dependen de Coordinación de Programas para el Desarrollo de la Oficina de la Presidencia.

A pesar de eso, el 20 de mayo de 2020 su unidad de transparencia rechazó contestar una serie de preguntas planteadas en la solicitud 0210000076120 sobre cómo se contrató a los servidores, con qué fundamento jurídico, o cuánto dinero se empleó para el censo, con el argumento de que eso se le debía preguntar a la Secretaría de Bienestar, encargada de repartir los programas sociales. Aunque Animal Político documentó que esa dependencia también rechaza solicitudes de información al respecto.

Presidencia incluso se declaró incompetente recientemente para proporcionarle a un o una solicitante los Informes de Gobierno que cada año el Ejecutivo presenta el 1 de septiembre ante el Legislativo y que se hacen públicos. Con el folio 0210000077320, alguien pidió la versión digitalizada de estos informes de 2002 a 2018 porque no los encontró. Pero la Oficina contestó que se los pidiera a la Cámara de Diputados.

Bajan otro tipo de respuestas negativas

A la par que el pico de que casi un cuarto de las solicitudes fueron rechazadas con el argumento de la no competencia, otro tipo de respuestas diferentes al envío de la información mediante la plataforma bajaron de representar 35% en 2019 a 16% en 2020. Estas respuestas son que la solicitud no corresponde al marco de la ley, que no se le dará trámite, que no hace falta responder porque la información ya es pública, o cuando al solicitante se le pide precisar más su petición, o que efectúe un pago o acuda a un lugar para recibir lo que pidió.

En total, la respuesta “entrega de información en medio electrónico” casi no varió entre el primer y el segundo año de este sexenio, de 56.1% a 55.1%.

Aunque esto es solo cómo se registra estadísticamente, ya que Animal Político ha podido comprobar que también hay solicitudes que se quedan sin una respuesta real.

Por ejemplo, en mayo se solicitaron detalles de la realización de la polémica campaña “Cuenta hasta 10” contra la violencia familiar durante el confinamiento, ya que la presentó el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas. Pero al abrir la supuesta respuesta a los folios 0210000086720 y 0210000086820, indicaba que no tenían datos porque el tema había corrido a cargo de la Secretaría de Gobernación. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Aleksandr Dugin, el 'Rasputin de Putin' que ha modelado la visión del mundo del presidente ruso

El analista y estratega, conocido por sus puntos de vista ultranacionalistas, es considerado por algunos como el pensador más influyente de Rusia. Su figura se volvió central este fin de semana, cuando Rusia informó que su hija, Darya Dugina, murió el sábado en un ataque en Moscú.
22 de agosto, 2022
Comparte

Es quizás el filósofo vivo a quien más admira Vladimir Putin y se dice que es uno de los que más influencia ejerce en la forma de pensar del presidente de Rusia.

Aleksandr Dugin, analista, académico y estratega, es conocido por sus puntos de vista ultranacionalistas, y en muchos ámbitos se le considera como el pensador más influyente de Rusia.

Por su influencia sobre el presidente ruso, algunos lo llaman el ‘Rasputin de Putin’, en referencia a Grigori Rasputin, el místico que cautivó a la corte imperial de Rusia hace un siglo.

Se cree que Dugin fue el cerebro detrás de la anexión de Crimea ordenada por Putin en 2014. Y también defendió hace años que era necesaria la intervención militar en el este de Ucrania a la que llama Novorossiya (Nueva Rusia) “para salvar la autoridad moral de Rusia”.

Y en los últimos meses, mientras el mundo observa la invasión rusa en Ucrania, muchos han vuelto a revisar las ideas de Dugin y su influencia en las acciones de Putin.

Rasputin

Getty Images
Por su ascendencia sobre el presidente ruso, algunos lo llaman el ‘Rasputin de Putin’, en referencia a Grigori Rasputin, el místico que cautivó a la corte imperial de Rusia hace un siglo.

La figura del relevante pensador ultranacionalista se volvió central en la disputa con Ucrania este fin de semana, cuando Rusia informó que la hija de Dugin, Darya Dugina, murió el sábado en un ataque en Moscú.

Lee: Darya Dugina: Muere en una explosión en Moscú la hija del ‘Rasputín de Putin’, uno de sus principales ideólogos

Los servicios secretos rusos han atribuido el ataque a Ucrania, aunque Kyiv ha rechazado las acusaciones.

Mykhailo Podolyak, un asesor del presidente de Ucrania, dijo que la versión de los hechos ofrecida por el Kremlin es “propaganda rusa” de “un mundo ficticio”.

Las extrañas circunstancias en torno al ataque han levantado todo tipo de especulaciones tanto dentro como fuera de Rusia.

La reconocida analista Yekaterina Shulman opinó que el estallido de ira entre los comentaristas pro Kremlin en respuesta al ataque le pereció sospechoso.

“La reacción fue inmediata. Parecería como si estuvieran esperando que sucediera algo así”, escribió.

En criterio de Shulman, el asesinato “posiblemente podría usarse para aumentar la indignación pública dentro del país para justificar acciones represivas aún más activas por parte del Estado”.

Con anterioridad, opositores rusos han señalado que el Kremlin utiliza ataques de este tipo para justificar agresiones o despliegues armados.

En un comunicado tras el ataque, Dugin pidió una “victoria” en Ucrania tras la muerte de su hija. “Solo necesitamos nuestra victoria. Mi hija sacrificó su vida de joven mujer en su altar. ¡Así que por favor, consíganla! (la victoria)”, escribió.

Pero, ¿quién es Dugin y por qué tiene tanta influencia sobre Putin?

El “imperio eurasiático”

La filosofía de Dugin se conoce como eurasianismo.

Sostiene que la Rusia ortodoxa no es ni de Oriente ni de Occidente, sino una civilización separada y única, un “imperio eurasiático” comprometido en una batalla por el lugar que le corresponde entre las potencias mundiales.

Y la misión principal de esta civilización, cree Dugin, debe ser desafiar la dominación de Estados Unidos en el mundo.

Sus teorías han recibido amplio apoyo tanto entre la “nueva derecha” de Europa como en la alt right (derecha alternativa) de EU.

Una protesta en apoyo de "Novorossiya"

Getty Images
Una protesta en San Petesbrugo en 2015 en apoyo de ‘Novorossiya’ (Nueva Rusia) en Ucrania.

Nacido en Moscú en 1962, Dugin trabajó como periodista para después involucrarse en la política poco antes de la caída del comunismo.

En 1987, durante el segundo año de gobierno de Mijaíl Gorbachov, Dugin se unió al liderazgo de la notoria organización nacionalista rusa antisemita Pamyat, y durante los siguientes años se desempeñó como miembro del Consejo Central de la agrupación.

A principios de la década de 1990, cuando la Unión Soviética estaba cerca de colapsar, Dugin comenzó a asumir un papel político de más alto perfil.

Formó una asociación con “patriotas estatistas” en el campo comunista y estuvo, durante un breve periodo, cerca de Genadii Zyuganov, el líder del Partido Comunista de la Federación Rusa.

En un artículo en el sitio web del Centro para Europa de la Universidad de Stanford, el experto en política rusa John B. Dunlop escribe que en 1991, cuando colapsó la URSS, Dugin conoció a un importante escritor neofascista con vínculos con elementos del ejército ruso, Aleksandr Prokhanov, cuya revista Den sirvió para divulgar las ideas de la “oposición rojo-marrón” (socialista-fascista).

“Dugin pronto emergió como uno de los principales ideólogos de Den“, señala Dunlop.

Poco después comenzó a editar su propia revista, Elementy, y fundó la editorial Arktogeya.

Pero, según Dunlop, fue en 1998 cuando la carrera de Dugin dio un salto al ser nombrado asesor de geopolítica de Gennadii Seleznev, quien era presidente de la Duma y un importante actor en la política rusa.

Un año después, Dugin fundó el Centro de Experiencia Geopolítica en Moscú.

En un artículo en su revista explicó que el centro podría convertirse en “un instrumento analítico de la Plataforma Euroasiática para, simultáneamente, la Administración Presidencial, el Gobierno de la Federación Rusa, el Consejo de la Federación y la Duma Estatal”.

Putin

Getty Images
En 2000, Putin declaró públicamente que “Rusia siempre se ha percibido a sí misma como un país euroasiático”.

Sus ideas y estrategias parecieron afianzarse en el 2000 cuando conoció a Gleb Pavlovskii, uno de los principales ideólogos del gobierno del entonces recién electo presidente Vladimir Putin.

Y todo pareció quedar claro cuando ese año Putin declaró públicamente que “Rusia siempre se ha percibido a sí misma como un país euroasiático”.

Dugin después dijo que la admisión de Putin era “histórica, grandiosa y revolucionaria” y que lo cambiaba “todo”.

Desde entonces, Dugin se ha desempeñado como profesor de la Universidad Estatal de Moscú, ha planificado cursos para instituciones militares rusas y a menudo aparece en los principales canales de televisión de Rusia.

En 2015, el gobierno de EU lo sancionó por su proximidad al Kremlin y su aparente influencia en la anexión de Crimea el año anterior.

El “libro de texto”

Dugin fundó en 2001 el Partido Eurasia para promover sus ideas euroasiáticas.

Entonces dijo que el movimiento enfatizaría la diversidad cultural en la política rusa y se opondría “a la globalización al estilo estadounidense y también se resistiría a un regreso al comunismo y al nacionalismo”.

Fue en 1997 cuando publicó Los fundamentos de la geopolítica: el futuro geopolítico de Rusia, un libro en el que establece los detalles para que Rusia reconstruya su poder a nivel mundial.

Algunos analistas aseguran que ese libro marcó la visión de Putin sobre Rusia y su lugar en el mundo y que todos los generales del ejército ruso lo leen en algún momento.

En él escribe que, para lograr sus objetivos geopolíticos, Rusia necesitaría “la desinformación, la desestabilización y la anexión”.

Además, señala que agentes rusos deberían fomentar las divisiones raciales, religiosas y regionales dentro de EU mientras promueven las facciones aislacionistas en ese país.

También indica que en Reino Unido las operaciones psicológicas deberían centrarse en exacerbar las rupturas históricas con la Europa continental (adelantándose dos décadas al Brexit) y los movimientos separatistas en Escocia, Gales e Irlanda.

Dugin también plantea que Europa occidental debería verse atraída hacia Rusia por sus recursos naturales: petróleo, gas y alimentos, mientras la OTAN colapsa desde adentro.

Igualmente, escribió que uno de los objetivos de las anexiones de Rusia debería ser Ucrania. Su idea es que una Ucrania independiente se interpone en el camino para que Rusia se convierta en una superpotencia transcontinental.

“Ucrania como Estado independiente con ciertas ambiciones territoriales representa un peligro enorme para toda Eurasia”, escribe, y “sin resolver el problema ucraniano, en general no tiene sentido hablar de política continental”.

Dugin

BBC
“La verdad es una cuestión de creencia”, dijo Dugin a la BBC en 2017.

Muchos ven que las acciones de Rusia en los últimos años inmiscuyéndose en las elecciones en EU y en el proceso del Brexit, y con conflictos como los de Georgia o el del este de Ucrania son un ejemplo de la influencia de las ideas eurasianistas de Dugin sobre Putin y sus colaboradores.

La “verdad rusa”

Para lograr esta “nueva realidad rusa”, Dugin se ha apoyado en un marco filosófico cuidadosamente construido en el que la verdad parece haber quedado de lado.

“La verdad es una cuestión de creencia”, dijo Dugin en una entrevista con el programa Newsnight de la BBC en 2017.

“La posmodernidad muestra que en cada supuesta verdad lo único que cuenta es lo que tú crees”.

“Así, creemos en lo que hacemos, creemos en lo que decimos. Y esta es la única manera de definir la verdad. Así que nosotros tenemos nuestra verdad rusa especial y usted tiene que aceptarlo”, expresó.

Agregó: “Si Estados Unidos no quiere comenzar una guerra, se debe reconocer que Estados Unidos ya no es un único amo”.

“Y (con) la situación en Siria y Ucrania, Rusia le está diciendo: ‘No, tú ya no eres el jefe’. Esa es la cuestión de quién gobierna el mundo. Solo la guerra puede realmente decidirlo”.

Según escribió David Von Drehle en The Washington Post, la obra de Dugin “se puede resumir en una idea: la alianza equivocada ganó la Segunda Guerra Mundial”.

“Si tan solo Hitler no hubiera invadido Rusia, Reino Unido podría haberse roto. Estados Unidos se habría quedado en casa, aislado y dividido, y Japón habría gobernado a la antigua China como socio menor de Rusia”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zCY05LVIK6Y

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.