Así surgió la activación de adultos mayores en la vacunación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Un baile no planeado: así surgió la activación de adultos mayores en la vacunación COVID

Promotores deportivos tomaron el control de la logística y las jornadas de inmunización fluyeron con menos caos.
Cuartoscuro
28 de febrero, 2021
Comparte

Minutos antes de las 2 de la tarde del viernes 26 de febrero, tres integrantes de la brigada Ponte Pila levantan de sus asientos al centenar de adultos mayores que esperan para pasar a recibir la vacuna de COVID-19 en la Prepa 1 en la alcaldía de Xochimilco.

Suena la canción Dónde estás, Yolanda, de la Sonora Santanera. Los activadores, vestidos con pants verde, piden seguir el ritmo con palmas y aquello se vuelve un coro de aplausos y una coreografía de pies que van un paso a la derecha y otro a la izquierda, mientras muchas de las bocas siguen el coro: te busqué, te busqué, Yolanda.

Lee: Diferentes métodos, aunque también filas: Cómo ha sido la vacunación en otros países

El baile se para por la hilera de adultos mayores a los que ya les piden avanzar a las mesas de vacunación, con ese ánimo reciben las dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

Vanesa Tirado, promotora deportiva e integrante de Ponte Pila cuenta que fue hace más o menos un mes cuando les dijeron que iban a participar en las jornadas de inmunización. El baile y los ejercicios con las personas de 60 años y más no eran parte de la agenda.

Pero en el día uno de la aplicación, el 15 de febrero, en la alcaldía Magdalena Contreras, Vanesa vio que los adultos mayores tenían frío y empezaban a impacientarse durante la espera para pasar a que les aplicaran el biológico; otros estaban nerviosos.

Así que a la joven de 27 años se le ocurrió ponerlos en movimiento. Solicitó permiso para hacer una activación y pidió música. “La primera canción que pusimos fue Como La Flor. En cuanto empezó la cumbia y se oyó la voz de Selena, los señores se animaron, hubo hasta gritos”, cuenta Vanesa.

Ella es licenciada en acondicionamiento físico y recreación y lleva tres años, desde que empezó el programa, en Ponte Pila.

El programa Ponte Pila, del Instituto del Deporte de la CDMX, surgió hace tres años. Antes de que empezara la pandemia de COVID, los instructores iban a espacios públicos e instalaciones deportivas de las colonias, barrios, pueblos y unidades habitacionales de las 16 alcaldías de la Ciudad de México, para llevar actividades físicas y recreativas a la población.

El primer día de la jornada de vacunación en Magdalena Contreras, Vanesa y sus compañeros activaron a unas 700 personas, cuenta.

“Queremos que los adultos mayores se sientan apapachados. Los recibimos bien, les damos la bienvenida, les damos agua, una manzana, una alegría para que coman algo y si hay oportunidad, porque ya están pasando muy rápido a la vacuna, mientras esperan los activamos, y además aprovechamos para decirles que deben hacer actividad física, que es bueno para ellos”, dice Martha Silvia Yáñez, promotora deportiva.

Tanto gustó aquel baile que la actividad ya se implementó para animar y mover a los adultos mayores mientras esperan por su vacuna. El miércoles, en la primera jornada de vacunación en Xochimilco, Tláhuac e Iztacalco, las redes sociales y los medios de comunicación reprodujeron los momentos en que las personas de la tercera edad seguían a los activadores de Ponte Pila, lo mismo en pasos de baile que en ejercicios regulares.

Silvia, quien fue de las primeras que se lanzó a apoyar la idea de Pamela, cuenta que las jornadas han resultado cansadas para ellos. “Estamos cansados, sí, pero muy contentos. En este tiempo de pandemia siento que estamos ayudando a terminar con esto. Además, mis papás viven en Magdalena Contreras. Ya se vacunaron. Se vacunaron mis vecinos. Ya están a salvo y para mí es una gran tranquilidad. Tengo muchas ganas y energía para seguir apoyando acá y que la gente se sienta querida, apapachada”, dice la promotora deportiva.

Su compañero Héctor Rodríguez, que también lleva en Ponte Pila desde que inició el programa y es un experto bailador de Break Dance, confirma que las jornadas han sido cansadas. “Pero el cansancio es lo de menos. Aquí lo importante es darle un buen trato a la gente, porque se lo merecen, a la gente hay que tratarla bien. Y no nada más es siéntate y ahí espérate. No, es siéntate, por favor, y ahorita te vas a divertir para que pases con buena actitud por tu vacuna y salgas con buen ánimo”.

Verde mata café 

Los integrantes de Ponte Pila han estado apoyando desde el arranque de la vacunación en la capital, a mediados de febrero, en las alcaldías de Magdalena Contreras, Milpa Alta y Cuajimalpa, pero entonces su presencia fue menos visible.

Todavía en esos días quienes dominaban la escena y la logística eran los Servidores de la Nación. Con ellos, que se distinguen por usar chaleco café, el trato y el ambiente era otro. Los rostros adustos daban instrucciones secas y las preguntas de los adultos mayores se topaban con respuesta cortas. Incluso hubo fricciones entre la población y los servidores o Siervos de la Nación, como les dice el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las jornadas de vacunación no fluyeron bien. Hubo caos y confusión. 

En la segunda fase de la inmunización, en Xochimilco, Iztacalco y Tláhuac los pants verdes desplazaron a los chalecos cafés y todo cambió. El trato se volvió afectuoso, las preguntas encontraron respuestas amables, las filas y el baile fluyeron.

Y no es que los servidores ya no estén, están, pero se intercalan con los integrantes de Ponte Pila y los de Participación Ciudadana del gobierno de la Ciudad de México, que también apoyan en la coordinación, enfundados igual en un pants verde.  La administración de la capital dispuso un total de 600 personas para ayudar en la logística. 

“La verdad es que sí se notaron problemas en las primeras jornadas y por eso el gobierno de la CDMX decidió tomar el control, porque con los Servidores de la Nación sí se estaba dificultando el proceso”, dice un integrante de la administración capitalina que prefiere que no aparezca su nombre.

“Buenos días, bienvenidos, bienvenidas, gracias por venir”, les dice, con tono amable y una sonrisa que se adivina bajo el cubrebocas, una integrante del personal del gobierno capitalino a los adultos mayores que llegan por su vacuna al módulo de la Prepa 1 de la UNAM.

En el área de salida, los familiares reciben a las personas de 60 y más que en su mayoría salen con buen ánimo. “Estuvo bien, hasta bailé un rato”, le dice un adulto mayor a su hijo mientras caminan. “Deberías bailar también tú, deberían bailar, eh”, les dice el señor a quienes están en la zona y se va con la sonrisa que se nota en sus ojos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Jeff Bezos: cómo fue el viaje de 11 minutos al espacio del multimillonario

El fundador de Amazon fue acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen.
20 de julio, 2021
Comparte

El multimillonario y fundador de Amazon, Jeff Bezos, voló este martes al espacio en un exitoso vuelo tripulado a bordo de su nave New Shepard.

Bezos estuvo acompañado por su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen. Funk, con 82 años, y Daemen, con 18, son respectivamente la mayor y el más joven en viajar al espacio.

Viajaron a bordo de una cápsula con las ventanas más amplias jamás enviadas al espacio, lo que les brindó unas espectaculares vistas a la Tierra.

La New Shepard, construida por la empresa de Bezos Blue Origin, está diseñada para servir al naciente mercado del turismo espacial.

La nave despegó a las 13:12 GMT desde un centro privado de lanzamiento cerca de Van Horn, Texas. La cápsula luego descendió con la asistencia de paracaídas en el desierto del occidente de Texas 11 minutos después.

Después de tocar tierra, Bezos declaró: “Astronauta Bezos : ¡el mejor día de mi vida!”

La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

Blue Origin
La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

A dos minutos de partir, la cápsula se separó del cohete y continuó ascendiendo hacia la línea de Kármán, la ampliamente reconocida frontera del espacio, a 100 km de altura.

Los pasajeros experimentaron unos cuatro minutos de ingravidez y pudieron soltarse de sus cinturones de seguridad para flotar y disfrutar del panorama de nuestro planeta a la distancia.

“Quienes han volado —los astronautas— dicen que se puede ver lo frágil que es la Tierra”, había dicho Bezos antes del vuelo.

“¡Caramba, mira el mundo!”, dijo Funk maravillada por la vista.

Antes del vuelo había dicho que anticipaba con mucho entusiasmo dar volteretas en la microgravedad.

Después de que la cápsula alcanzara una altitud máxima de unos 106 km, inició el descenso con un paracaídas para amortiguar el aterrizaje.

Al tocar tierra, Mark Bezos dijo: “Me siento increíblemente bien”.

El cuarto pasajero es el hijo del financista Joes Daemen, que fundó la firma de capital privado neerlandesa Somerset Capital Partners.

Originalmente, su hijo había asegurado un puesto en el segundo vuelo, pero fue reclutado para reemplazar al ganador anónimo de una subasta pública.

Este ganador desconocido, que pagó US$28 millones para unirse al primer vuelo tripulado del New Shepard, tuvo que declinar la oportunidad “debido a conflictos de agenda”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0y8-oEJtz60&t=9s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.