Bailarina Itzel Schnaas denuncia al escritor Andrés Roemer por acoso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Bailarina Itzel Schnaas denuncia al escritor Andrés Roemer por acoso sexual

La bailarina profesional denuncia que Roemer la tocó sin su consentimiento durante una reunión que tuvieron en la casa del escritor.
Cuartoscuro
17 de febrero, 2021
Comparte

La bailarina profesional Itzel Shanaas denunció al escritor y diplomático, Andrés Roemer, por acoso sexual, asegurando que no ha sido la única víctima.

En un video, Itzel relata que conoció a Roemer en noviembre de 2019 durante el Festival Ciudad de las Ideas, tras el cual intercambiaron números para hablar de los proyectos escénicos de la bailarina.

Además de ser catedrático, Andrés Roemer se desempeñó como cónsul de México en San Francisco, California, Estados Unidos, y embajador de la buena voluntad ante la Unesco. Actualmente conduce un programa en el canal ADN40 llamado ‘De Cabeza’.

En su denuncia, Itzel Shanaas cuenta que días después de conocerse, Roemer la citó en una cafetería de la colonia Roma, en Ciudad de México, pero un par de horas antes del encuentro el escritor cambió el lugar y dijo que mejor la esperaba en su casa.

De acuerdo con Itzel al llegar, Roemer le invitó una copa de alcohol, que ella rechazó argumentando que debía manejar su motocicleta.

Cuando la bailarina le presentaba el proyecto, Andrés Roemer comenzó a decirle cumplidos y hacer comentarios incómodos sobre “lo sexi que puede volverse una mujer en moto”.

Lee: Canal Once termina programa ‘John y Sabina’ tras señalamientos de acoso laboral; recontratará a Ackerman

Roemer también dijo que sí el hubiera podido escoger, su esposa habría sido bailarina. “Me pareció un halago muy estúpido y empecé a cuestionar su tan prestigiada inteligencia”, señala Itzel. 

La plática siguió y después de interrumpir varias veces la presentación, Itzel cuenta que Andrés Roemer la tocó sin su consentimiento.

“Empezó a acariciar mis piernas, a masajear mis piernas cerca de la ingle y a tocar su pene. Tocar y/o excitar y/o masturbar, a veces hacen falta precisiones y no las tengo, para mí fue un poco de todo”, dice Itzel.

Ante esto, la bailarina sintió miedo y no supo que hacer por lo que trató de terminar la reunión lo más pronto posible.

Cuando por fin se despidieron, el escritor aseguró que programaría los proyectos de Itzel en su próximo festival y “colocó algunos miles de pesos frente a mí y me dijo: ‘a nuestra próxima reunión llegas con una falda que yo te haya comprado'”. 

Después de esta reunión, la bailarina relata que pasaron muchas otras cosas por lo que decidió denunciar ante la Unidad de Género de Grupo Salinas, toda vez que Roemer actualmente trabaja en un canal de dicho grupo.

Como parte de la investigación, la instancia citó a otras organizaciones como #MeTooMéxico y Periodistas Unidas Mexicanas, la cual ha recibido otras denuncias contra Roemer.

Tras realizar las indagatorias, la Unidad de Género de Grupo Salinas resolvió que el escritor ha utilizado el mismo modus operandi con otras víctimas y en diciembre de 2020 determinó que “Andrés Roemer es un violentador sexual patológico que atenta contra las mujeres”.

“Gané la denuncia, existe el expediente pero no quedé conforme supongo que aún falta muchísimo por hacer”, señala Itzel. 

Desde entonces, la bailarina ha compartido su testimonio y recibido el de otras víctimas que le platican una experiencia muy similar a la suya.

Entre ellos, el de una compañera bailarina, cuyo novio le platicó que entre 1991 y 1992 una amiga suya fue víctima de Roemer al igual que Itzel.

“No sé que pasa, o el mundo es muy pequeño o tus alcances son aterradores, Andrés (…) resulta que yo estaba apenas naciendo cuando tú ya violentabas (…) habrás de ser ruin y miserable, cabrón, habrás de tener miedo tú a nosotras porque estoy segura que muchas mujeres se van a sumar a esta denuncia, estoy segura que vamos lograr cuestionar tu prestigio y entrecomillar tu nombre, ¡ya basta!”, finaliza Itzel. 

Suman cuatro víctimas 

Tras la denuncia de Itzel Shanaas, la organización Periodistas Unidas Mexicanas compartió otros tres testimonios de víctimas de Roemer recibidos en marzo de 2019.

La primera de ellas se trata de una periodista cuyo relato se parece mucho al de Itzel.

Cuenta que fue a entrevistarlo a su casa en la colonia Roma, cuando Roemer intentó besarla. Ella se negó, él la ofendió y luego le pidió que no contara nada.

El segundo caso se trata de una periodista a quién obligó a tener relaciones sexuales con él y luego la amenazó diciéndole que si denunciaba algo haría que la corrieran de la empresa.

Mientras que el tercer caso es de una mujer que tuvo que recoger unos libros en la casa del escritor. Luego de recibirla, cuenta que Roemer se masturbó frente a ella sin entregarle los libros e igual le pidió que no le contara a nadie.

Hasta el momento, Andrés Roemer no se ha pronunciado sobre estas acusaciones.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Condenan a 4 años de prisión a una periodista que cubrió el inicio del brote de COVID en Wuhan, China

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus en Wuhan y que se encuentra en huelga de hambre, se enfrenta a cuatro años de prisión.
28 de diciembre, 2020
Comparte
Zhang Zhan

YOUTUBE
La exabogada Zhang Zhan había sido detenida en mayo.

Zhang Zhan, una reportera ciudadana china que cubrió el inicio del brote de coronavirus de Wuhan, ha sido condenada a cuatro años de prisión.

Zhan fue declarada culpable de “buscar altercados y provocar problemas”, un cargo que se usa frecuentemente en ese país contra activistas.

La exabogada de 37 años fue detenida en mayo y lleva varios meses en huelga de hambre. Sus abogados dicen que se encuentra en mal estado de salud.

Zhang es una entre varios periodistas ciudadanos que han enfrentado problemas por informar sobre lo que estaba ocurriendo en Wuhan, la localidad china donde comenzó el brote de SARS-CoV-2.

En China no hay medios de comunicación que no sean oficiales y se sabe que las autoridades toman medidas drásticas contra activistas o informantes cuyas denuncias consideran socavan la respuesta del gobierno al brote.

El presidente de China, Xi Jinping, ha insistido en varias oportunidades en que su gobierno manejó correctamente el brote.

“Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia”, dijo Ren Quanniu, uno de sus abogados defensores, a la agencia de noticias AFP.

Ren agregó que la madre de Zhang, que estaba en el tribunal, sollozó en voz alta cuando se leyó el veredicto.

Otras detenciones

Zhang había viajado a Wuhan en febrero para informar de forma independiente sobre el brote.

Un ciudadano de Wuhan

Getty Images
La ciudad china de Wuhan es considerada el primer epicentro de la pandemia.

Sus informes transmitidos en vivo y sus escritos se compartieron ampliamente en las redes sociales, lo cual llamó la atención de las autoridades chinas.

La organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés Chinese Human Rights Defenders) señaló que sus reportes también incluyeron las detenciones de otros periodistas independientes y el acoso que estaban sufriendo las familias de algunas víctimas que pedían una rendición de cuentas.

En una entrevista en video con un cineasta independiente antes de su arresto, Zhang dijo que decidió visitar Wuhan después de leer una publicación en línea de un residente sobre la vida en la ciudad durante el brote.

Una vez allí, comenzó a documentar lo que vio en las calles y hospitales en transmisiones en vivo, a pesar de las amenazas de las autoridades.

“Quizás tengo un alma rebelde. Solo estoy documentando la verdad. ¿Por qué no puedo mostrar la verdad?”, dijo en un clip de la entrevista obtenido por la BBC.

“No dejaré de hacer lo que hago porque este país no puede retroceder”.

“Información falsa”

Zhang desapareció el 14 de mayo, según el CHRD. Un día después, se reveló que había sido detenida por la policía en Shanghái, a más de 640 km de distancia.

El presidente de China, Xi Jinping, con otros funcionarios

Reuters
En marzo, el presidente de China, Xi Jinping, dijo que el virus había sido controlado con éxito en la provincia de Wuhan y Hubei.

A principios de noviembre se le presentaron cargos formales.

El documento de la acusación señala que Zhang envió “información falsa a través de texto, video y otros medios vía (plataformas como) WeChat, Twitter y YouTube”.

También está acusada de aceptar entrevistas con medios de comunicación extranjeros y de “difundir maliciosamente” información sobre el virus en Wuhan. Se recomendó una sentencia de cuatro a cinco años.

En protesta por su arresto, Zhang hizo una huelga de hambre, lo cual ha deteriorado su salud.

Uno de sus abogados dijo en un comunicado que cuando la visitó a principios de diciembre, ella le había dicho que la estaban alimentando a la fuerza mediante una sonda.

También dijo que sufría dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago.

“Restringida las 24 horas del día, necesita ayuda para ir al baño”, dijo el abogado Zhang Keke, quien también indicó que tiene problemas para dormir.

“Se siente psicológicamente agotada, como si cada día fuera un tormento”, dijo el abogado que había solicitado el aplazamiento del juicio dado su estado de salud.

Zhang había sido detenida en 2019 por expresar su apoyo a los activistas en Hong Kong.

“Sentencia alarmante”

Leo Lan, consultor de investigación y defensa del grupo de derechos humanos Network of Chinese Human Rights Defenders, dijo que la sentencia de Zhang es “alarmante”.

“(Su) sentencia es muy dura. El gobierno chino está muy decidido a silenciarla e intimidar a otros ciudadanos que intentaron exponer lo que sucedió en Wuhan”, le dijo a la BBC.

“Me preocupa el destino de otros ciudadanos detenidos que también informaron sobre la pandemia”.

Varios reporteros ciudadanos que informaron desde Wuhan, entre ellos: Li Zehua, Chen Qiushi y Fang Bin, desaparecieron a principios de este año.

Li finalmente apareció y explicó que había sido puesto en cuarentena a la fuerza, mientras que se informó que Chen está con su familia, pero bajo supervisión del gobierno.

Aún se desconoce el paradero de Fang Bin.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.