SEP suspende Orquestas Azteca y adeuda salarios a maestros de música
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

A un año de absorber Orquestas Azteca, SEP las suspende y adeuda salarios a maestros de música

Más de 700 maestros fueron convencidos para firmar renuncias voluntarias sin obtener finiquito tras los años trabajados y deslindando de responsabilidad a Fundación Azteca con la promesa de tener mejores condiciones al ser contratados por la SEP.
Cuartoscuro
16 de febrero, 2021
Comparte

La Secretaría de Educación Pública (SEP) absorbió las Orquestas de Fundación Azteca, propiedad Ricardo Salinas en 2019, y con ello se hizo cargo de la contratación de los maestros de música que habían trabajado con el empresario durante años. Sin embargo, un año después, la dependencia suspendió el proyecto por falta de presupuesto y aún debe tres meses de salario a los profesores. 

Para convertir el proyecto “filantrópico” a programa gubernamental, la administración del exsecretario de Educación, Esteban Moctezuma, quien dirigió Fundación Azteca entre 2001 y 2018, creó la Dirección General de Coros y Orquestas en la SEP.

Te puede interesar | Al ritmo de Salinas Pliego: el gobierno de AMLO rescata a las orquestas Azteca

A partir de entonces, los 12 o 15 profesores que impartían clases por cada una de las 50 orquestas Azteca que operaban en el país hasta 2019, es decir, más de 700 personas, fueron convencidos para firmar renuncias voluntarias sin obtener finiquito tras los años trabajados y deslindando de responsabilidad a Fundación Azteca con la promesa de tener mejores condiciones al ser contratados por la SEP, explicaron maestros y coordinadores de Nuevo León, Quintana Roo y Estado de México entrevistados por Animal Político.

De ganar 8 mil pesos mensuales en la Fundación, comenzaron a ganar 10 mil pesos en la SEP, pero no tuvieron otras prestaciones. Firmaban contratos temporales como “prestadores de servicio de asesoría externa especializada” con las secretarías de educación estatales, y los pagos provenían de recursos federales del programa Escuelas de Tiempo Completo, de acuerdo a los contratos entregados a este medio. 

Lo que cambió fue el “patrón”, pues los mismos maestros fueron contratados por la SEP enseñaban a los mismos niños y jóvenes que participaban en las Orquestas Esperanza Azteca, aunque también comenzaron a enseñar a alumnos de las escuelas públicas, lo que implicó doblar su tiempo de docencia.   

Las sedes de ensayo tampoco cambiaron en estados como Nuevo León o Quintana Roo, pues esos gobiernos estatales había prestado las instalaciones de escuelas públicas al proyecto del empresario. En Valle de Bravo, Estado de México, Fundación Azteca rentaba una casona para las clases, pero al pasar a la SEP, les asignaron una secundaria para las clases.

En tanto, los recursos públicos que sostenían las Orquestas provenía de Escuelas de Tiempo Completo, el programa mediante el cual los alumnos tenían actividades extracurriculares como deportes o recibían alimentos dentro de los planteles. 

Sin embargo, Escuelas de Tiempo Completo, creado desde el sexenio de Felipe Calderón, sufrió recortes primero de 5% en 2019, luego de 50% en 2020; y para el presupuesto de egresos de 2021, el Ejecutivo no le había asignado presupuesto, aunque después informó que le daría 5 mil millones de pesos, lo mismo que tuvo en 2020. 

Esto impactó en los profesores de música, pues la SEP no les ha pagado el periodo laborado de julio a octubre de 2020, pese a que aún en pandemia siguieron dando clases en línea, con la promesa que recibirían los pagos retroactivos junto con la firma del contrato semestral que, hasta ese momento, no habían signado, dice una de las maestras de Nuevo León que pidió no publicar su nombre. 

En octubre se enteraron que el programa de orquestas tampoco continuaría debido a los recortes presupuestales. “Nos vemos en la necesidad de aplazar el programa de orquestas hasta nuevo aviso, por lo que estaremos en pausa hasta que contemos con los recursos necesarios para cumplir a cabalidad”, les informó Ricardo Cerrillo, director general de Educación Musical y Orquestas Escolares de la SEP y quien antes fue el director de Finanzas de Fundación Azteca. 

“Estamos viendo el tema de los pagos de julio al 16 de octubre. Tu coordinador regional operativo te contactará para darles mayores informes. Y si estás interesado en colaborar voluntariamente y seguir atendiendo a tus alumnos, avísanos, trabajaremos a distancia”, dijo el funcionario a través de un video difundido en redes sociales. 

A cuatro meses de ese anuncio, los profesores no han recibido el pago de los cuatro meses trabajados, que sumarían 40 mil pesos para cada uno y, en algunos casos como Nuevo León, les argumentan que los maestros trabajaron porque quisieron, y no existe contrato que ampare la obligación de la SEP a pagarles. 

Tanto en Quintana Roo como en el Estado de México, los profesores reconocen que no firmaron el contrato para el segundo semestre de 2020, pero creyeron que se trataba de un retraso como el que habían tenido un año antes. Lo que sí tuvieron fue la asignación de grupos y horarios para impartir clases. 

Pero hasta el momento, el problema sigue sin resolverse. “Nadie nos dice nada. Según nuestro coordinador dice que el coordinador regional no le contesta ni los mensajes”, dice uno de los maestros del Estado de México que pidió no publicar su nombre. 

Animal Político preguntó a la SEP por las orquestas y, sobre todo, por el adeudo a los profesores, pero no respondió. 

La falsa filantropía 

Los maestros de música que tenían años trabajando para Orquestas Azteca, en casos como Quintana Roo, ni siquiera se enteraron del cambio. El 15 de agosto de 2019 “faltando 10 días para cobrar nos dijeron que cobraríamos hasta nuevo aviso porque desde julio ya no pertenecíamos a Fundación Azteca”, explica Roberto Valadez, quien trabajó con la fundación desde 2012”. 

Los coordinadores estatales del programa, a cargo del director del proyecto Julio Saldaña, les indicaron que a partir de ese momento serían profesores de la SEP y, por tanto, debían firmar la carta de renuncia a las orquestas, “para librar de cualquier responsabilidad al Fideicomiso Esperanza Azteca No. F/10222; Asociación Azteca Amigos de la Cultura y las Artes, A. C.; SINOT, S. C.; Fundación Azteca IAP; Fundación Tv Azteca, A. C.; Tv Azteca S. A. de C. V.; Tv Azteca SAP de C. V. y Televisión Azteca, S. A. de C. V.”, de acuerdo con los documentos entregados a este medio. 

La renuncia advertía que durante el tiempo prestado de servicio, “siempre se me fueron cubiertas las prestaciones que tuve derecho, por lo que me reservo acción o derecho alguno que ejercitar en contra de ustedes por ningún concepto, otorgándoles el finiquito más amplio que en derecho proceda”. 

Además, que “jamás habían laborado tiempo extra, ni séptimos días, ni días festivos de descanso obligatorio”, pese a que los conciertos que debían dar siempre eran fuera del horario laboral y no recibían ningún pago extra, aseguran los entrevistados y boletines de la Fundación promoviendo los eventos en fines de semana. 

Los maestros, con hasta 8 o 10 años de antigüedad que podían demostrar a través de las facturas emitidas a nombre de Fundación Azteca, accedieron a firmar la renuncia sin obtener algún finiquito con la promesa que como empleados de la SEP obtendrían prestaciones, pero no fue así. 

Las Orquestas Azteca en realidad se trató de una “falsa filantropía”, de acuerdo con la investigación de Quinto Elemento Lab en la que demostró que el empresario Salinas Pliego obtenía recursos públicos que aportaban la mayor parte del capital que financiaba el proyecto privado. 

Desde 2009 y hasta el primer trimestre de 2018 se entregaron al menos mil 689 millones de pesos de recursos públicos a ese proyecto de Grupo Salinas. Y el dinero le llega desde el Congreso, la SEP, Conaculta y 29 gobiernos estatales. 

Sin embargo, a inicio de 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno dejaría de otorgar donativos a organizaciones o asociaciones de la sociedad civil.

Por esta decisión en 2019 y 2020, de acuerdo con el registro de donativos en el Presupuesto de Egresos ya no hubo donaciones para Orquestas Azteca, pero tampoco apoyos a las estancias infantiles para madres trabajadoras u organizaciones que pagaban tratamientos contra cáncer, por ejemplo. 

Pero a diferencia del resto de proyectos de la sociedad civil, el gobierno federal rescató a las orquestas creando una dirección general exclusivamente para eso en la SEP, recontratando a los profesores y hasta a directivos de la Fundación

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

¿Es posible que sigan apareciendo variantes cada vez más peligrosas de covid-19 o existe un límite?

La variante Delta es aún más contagiosa que la Alfa. ¿Seguirá el virus cambiando de modo tal que pueda evadir la inmunidad o la evolución misma le pondrá un freno?
Getty Images
13 de junio, 2021
Comparte

Está claro que ahora estamos lidiando con un virus que se propaga mucho más fácilmente -probablemente con más del doble de facilidad- que la versión que surgió en Wuhan a fines de 2019.

La variante Alpha, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido, realizó un gran salto en su capacidad de transmisión. Ahora la Delta, encontrada por primera vez en India, dio un salto aún más grande.

Esto es evolución en acción.

Entonces, ¿estamos condenados a un desfile interminable de variantes nuevas y mejoradas que se vuelven cada vez más difíciles de contener?

¿O hay un límite en torno a cuánto puede empeorar el coronavirus?

Vale la pena recordar el viaje en el que se encuentra este virus. Ha dado el salto desde infectar a una especie completamente diferente (sus parientes más cercanos son los murciélagos) a nosotros.

Es como tú cuando comienzas en un nuevo trabajo: eres competente, pero queda espacio para mejorar.

La primera variante fue lo suficientemente buena como para iniciar una pandemia devastadora, pero ahora está aprendiendo en el trabajo.

Número de reproducción

Cuando los virus saltan a los humanos, sería “muy raro que fueran perfectos”, explica Wendy Barclay, viróloga del Imperial College de Londres. “Se instalan y luego se lo pasan genial”.

Multitud

Getty Images
La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su número de reproducción.

Hay ejemplos de virus, dice, desde pandemias de gripe hasta brotes de ébola, que dan el salto y luego se aceleran.

Entonces, ¿hasta dónde podría llegar?

La forma más clara de comparar el poder de propagación biológico puro de los virus es observar su R0 (el número de reproducción).

Ese es el número promedio de personas a las que cada persona infectada transmite un virus, si nadie fuera inmune y si nadie tomara precauciones adicionales para evitar infectarse.

Ese número era de alrededor de 2,5 cuando comenzó la pandemia en Wuhan y podría llegar a 8,0 para la variante Delta, según los modeladores de enfermedades del Imperial College.

“Este virus nos ha sorprendido mucho. Va más allá de lo que temíamos”, dice Aris Katzourakis, un investigador que estudia la evolución viral en la Universidad de Oxford.

“El hecho de que haya sucedido dos veces en 18 meses, dos linajes (Alfa y luego Delta) cada uno 50% más transmisible es una cantidad fenomenal de cambio”.

Él cree que es “tonto” intentar poner un número a qué tan alto podría llegar, pero puede ver fácilmente más saltos en la transmisión durante los próximos dos años.

Otros virus tienen un R0 mucho más alto, y el poseedor del récord, el sarampión, puede causar brotes explosivos.

Laboratorio

Getty Images
El virus todavía puede “mejorar”, es decir volverse más eficiente en su modo de transmisión.

“Todavía hay espacio para que suba más”, dice Barclay. “El sarampión está entre 14 y 30, dependiendo de a quién le preguntes, no sé cómo se desarrollará”.

Entonces, ¿cómo lo están haciendo las variantes?

Hay muchos trucos que el virus podría utilizar para mejorar su propagación, como:

  • mejorar la forma en que se introduce dentro de las células de nuestro cuerpo
  • sobrevivir por más tiempo en el aire
  • aumentar la carga viral para que los pacientes respiren o tosan más virus
  • cambiar en el proceso de infectar otra persona

Una de las formas en que la variante Alfa se volvió más transmisible fue mejorando la forma de saltarse el mecanismo que alerta de su intrusión, llamado respuesta de interferón, dentro de las células de nuestro cuerpo.

Pero esto no significa que para cuando lleguemos a Omega en el alfabeto griego de las variantes acabaremos con una bestia imparable.

“En última instancia, existen límites y no existe un virus superdefinitivo que tenga todas las combinaciones de mutaciones negativas”, señala Katzourakis.

También existe el concepto de compensaciones evolutivas: para mejorar en una cosa, a menudo tienes que empeorar en otra.

Traslado de enfermo con covid-19

Getty Images
Las nuevas variantes son más transmisibles que la original.

El programa de vacunación más rápido de la historia le dará al virus un obstáculo diferente para superar y lo empujará en otra dirección evolutiva.

“Es muy posible que los cambios en el virus que hacen que sea mejor para evitar las vacunas puedan terminar comprometiendo su capacidad de transmisión en un sentido absoluto”, dice Katzourakis.

Él piensa que la variante Beta -que tiene una mutación llamada E484K que ayuda a evadir el sistema inmunológico pero que no ha logrado despegar- es un ejemplo de esto.

Sin embargo, la Delta tiene mutaciones que la ayudan a propagarse y a esquivar parcialmente la inmunidad.

Fase intermedia

Aún es difícil predecir cuál resultará ser la estrategia óptima para el coronavirus. Los diferentes virus utilizan diferentes técnicas para seguir infectando.

El sarampión es explosivo, pero deja una inmunidad de por vida, por lo que siempre tiene que encontrar a alguien nuevo. La influenza tiene un R0 mucho más bajo, apenas por encima de 1, pero muta constantemente para evadir la inmunidad.

“Estamos en una fase realmente interesante, intermedia y algo impredecible, es difícil predecir cómo se desarrollará dentro de un año”, dice Barclay.

Una cosa que se afirma a menudo, pero que atrae el desprecio de los científicos, es que el virus debe volverse más leve para propagarse más fácilmente.

Perú

Getty Images
Las variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para los países más pobres.

Hay muy poca presión evolutiva sobre el virus para que eso suceda. El virus ya se ha transmitido a la siguiente persona mucho antes de que mate a la persona infectada.

Y las personas que más lo propagan (los más jóvenes) son las que no se enferman mucho.

En los países ricos con buenas campañas de vacunación, se espera que las próximas variantes no puedan representar un problema importante debido a la inmunidad generalizada.

Pero estas variantes cada vez más transmisibles son una pesadilla para el resto del mundo, donde hacen cada vez más difícil contener a la covid-19.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N0wyhKC_uok

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.