Sin contratiempos, inicia segunda jornada de vacunación en alcaldías de CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlo Echegoyen

Sin contratiempos, inicia segunda jornada de vacunación en Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco

Este miércoles se vacunarán a las personas cuyo primer apellido inicia con las letras A y B. Las personas se formaron desde las primeras horas del día.
Carlo Echegoyen
24 de febrero, 2021
Comparte

La mañana de este miércoles arrancó la aplicación de vacunas contra COVID en las alcaldías Xochimilco, Tláhuac e Iztacalco, en la Ciudad de México.

Desde las primeras horas del día, decenas de personas acudieron a formarse fuera de las sedes anunciadas por el gobierno capitalino.

Personal del gobierno de la CDMX se encargó de organizar a las personas formadas y les informó que los requisitos para recibir las vacunas son: tener más de 60 años y presentar su INE o algún comprobante de domicilio para verificar que viven en esa demarcación.

Lee: Fallas de comunicación, papeleo y bloqueos: la jornada de vacunación que se vivió en Ecatepec

Este martes, en las tres alcaldías se vacunarán a las personas cuyo primer apellido inicia con las letras A y B.

También supervisaron que las personas se mantuvieran a sana distancia y apoyaron a quienes tienen alguna discapacidad con sillas de ruedas. En el lugar hay sillas de ruedas disponibles para su uso.

Foto: Andrea Vega.

En la Prepa 1, en Xochimilco, los personal del gobierno capitalino entregó agua a los adultos mayores que ingresaban y mientras esperaban su turno realizaron activación física.

No se respetaron las citas

En el deportivo Xochimilco, las personas comenzaron a formarse desde las 3 de la mañana, pese a que el acceso inició hasta las 8:00 horas.

Una vez que el deportivo abrió sus puertas, las personas que estaban formadas entraron y esperaron su turno en sillas colocadas por las autoridades.

Algunas personas fueron contactas en días previos por el gobierno capitalino para asignarles una hora y la sede en la que se vacunarían, con estos datos, se dijo, no tendrían que hacer filas. Sin embargo este sistema no se respetó.

La señora Ana María García relató a Animal Político que ella se registró en la plataforma y le arrojó que su cita era a las 2 de la tarde, pero vio en las noticias que la gente se había llegado a formar desde la madrugada y temió quedarse sin vacuna, así que llegó a las 9:30 al módulo de vacunación.

A las 10:15, la señora Ana María cruzó la puerta del deportivo Xochimilco sin ser cuestionada sobre si tenía hora de cita y espero su turno en la zona correspondiente.

Foto: Andrea Vega

Este medio pudo constatar que en la entrada, el personal del gobierno no pregunta a las personas si tienen cita ni se les pide el folio del registro previo en la plataforma de Mi Vacuna.

Las y los adultos mayores solo llegan, se forman y pasan poco a poco solo con mostrar su identificación oficial.

Hay algunos casos como el de la señora Laura Camacho, que extravió su INE. A ella le permitieron el paso con su credencial de INAPAM y el comprobante de domicilio.

Sedes Iztacalco

En los centros de vacunación del Palacio de los Deportes y la Escuela Superior de Educación Física se vivió un ambiente similar.

En el Palacio de los Deportes, las personas fueron ingresadas a una de las naves contiguas al recinto, donde regularmente se realizan expos o eventos.

Adentro se colocaron alrededor de 25 mesas y las personas fueron vacunadas en grupos de cinco.

Foto: Andrea Vega.

“Cuando supe que me tocaba vacunarme pensé que me iba a tener que formar desde una noche antes, y no, empezaron a decir en los medios que no, pues hice caso. Llegué a las 11 de la mañana que tenía mi cita y me sorprendí porque está muy bien organizado, muy ordenado. Son las 12:30 y ya salí.

“Estoy muy contento. Yo ya quería mi vacuna. Siento que me quitaron un peso de encima, porque siempre andaba en la calle, cuando salía a lo esencial, con miedo y pues ahora ya voy a estar más tranquilo”, dijo Genaro Balderas, de 68 años, residente de la alcaldía de Iztacalco, a quien le tocó vacunarse en el Palacio de los Deportes.

En la Escuela Superior de Educación Física la entrada también fue ordenada y a sana distancia.

Foto: Carlo Echegoyen.

Las personas que salieron de estas sedes dijeron a Animal Político que tampoco les pidieron el folio obtenido al momento de su registro.

También señalaron que al momento de tomar sus datos y aplicarles la vacuna no les tomaron foto de la cara ni se quedaron con copia de su INE.

En esta sede el tiempo promedio de todo el proceso, entre formarse y recibir la vacuna, fue de hora y media.

“Por redes sociales mi hija se enteró que me tocaba vacunarme hoy. Sí me registró en la plataforma de Mi Vacuna, pero nunca nos hablaron ni nos mandaron mensaje para avisar cuándo y dónde me tocaba. En la mañana fuimos a preguntar a la delegación Iztacalco y ahí nos dijeron que nos viniéramos para acá al Palacio de los Deportes. Llegamos poco antes de las 11 de la mañana y tardó todo como hora y media. No me dolió ni tengo ningún malestar. Ya llegando aquí fue rápido y todo bien”, cuentó Claudia Josefina Avendaño, de 72 años y residente de la alcaldía Iztacalco.

Vecinos de la delegación Iztacalco reportaron a Animal Político que la alcaldía publicó un mensaje en sus redes sociales en los que llamaba a los adultos mayores que viven cerca de la unidad de vacunación instalada en la Escuela Nacional de Educación Física a acudir a la vacunación aunque la letra de su apellido no correspondiera con el día.

Ante esto, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaun dijo que desconocía el llamado, pero “es importante que acuda con su cita o con la letra de su apellido”.

Los vecinos que llegaron no fueron vacunados, pues aunque eran habitantes de la alcaldía no les correspondía por la letra de su apellido.

El gobierno de la CDMX informó que hasta las 12 del día, en las tres demarcaciones se han vacunado a 7 mil 634 personas, mientras que mil 479 seguían en espera.

En total este miércoles se han descongelado 10 mil 120 vacunas en las sedes.

Unidades de vacunación

Las seis unidades de vacunación para estos días son:

Iztacalco. Dos sedes: Palacio de los Deportes (pabellones entrada por Puerta 5) y Escuela Superior de Educación Física.

Tláhuac. Dos sedes: Bosque de Tláhuac y Hospital General “Tláhuac” del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Xochimilco. Dos sedes: Escuela Nacional Preparatoria No. 1 “Gabino Barreda” y Deportivo Xochimilco.

La aplicación de dosis será conforme a la letra inicial del primer apellido: A y B el 24 de febrero; C y D el 25 de febrero; E, F y G el 26 de febrero; H, I, J, K y L el 27 de febrero; M el 28 de febrero; N, Ñ, O, P y Q el 1 de marzo; R el 2 de marzo; S, T y U el 3 de marzo; V, W, X, Y, Z y sin apellido paterno el 4 de marzo; y rezagados y faltantes el 5 de marzo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Burnout: qué es el síndrome de estar ‘quemado’ por el trabajo y cómo combatirlo

Fruto del estrés laboral crónico, el síndrome es uno de los principales problemas de salud mental y la antesala de muchas patologías psíquicas que puede empeorar con la pandemia.
16 de julio, 2021
Comparte

¿Se ha encontrado en alguna ocasión de su vida agotado física y mentalmente? ¿Ha tenido una actitud de indiferencia y desapego en el trabajo? ¿Se ha sentido desmotivado, frustrado y ha disminuido su productividad laboral?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa entonces ha sufrido el síndrome de burnout o síndrome del “quemado”.

Catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un riesgo laboral en 2019, se incluyó en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11), cuya entrada en vigor se ha fijado para el 1 de enero de 2022.

Se trata de un trastorno cada vez más conocido y diagnosticado.

Combina factores de riesgo personales con factores de riesgo relacionados con la organización.

De hecho, es uno de los principales problemas de salud mental y la antesala de muchas patologías psíquicas.

Un chico tapándose la cara

Getty Images

Origen del síndrome

El término “burnout” fue descrito por primera vez en 1974 por el psicoanalista Herbert Freudenberger.

Observó en una clínica para toxicómanos en Nueva York cómo la mayoría de los voluntarios tenía una pérdida de energía progresiva hasta llegar al agotamiento.

También detectó síntomas de ansiedad, depresión y desmotivación en el trabajo, además de agresividad hacia los pacientes al cabo de un año de estar trabajando.

Su descripción fue la siguiente: “Una sensación de fracaso y una experiencia agotadora que resulta de una sobrecarga por exigencias de energía, recursos personales o fuerza espiritual del trabajador”.

Doctora en su oficina

Getty Images

Principales características

El síndrome es consecuencia de un estrés laboral crónico.

Suele aparecer en personas cuya profesión demanda entrega y dedicación a los demás, como es el caso de la enseñanza, la salud o los servicios sociales.

Afecta especialmente a los profesionales de la salud, dado que se encuentran expuestos al sufrimiento humano y a la muerte.

Además tienen un alto nivel de exposición laboral, con largas jornadas de trabajo y un nivel elevado de exigencia y sobrecarga de tareas.

Esta exposición a largo plazo genera una pérdida de energía, un sentimiento de falta de realización personal y una despersonalización que pueden ocasionar trastornos de salud y poca motivación para el trabajo, generando errores y deterioro de la calidad del servicio.

Hombre en la cama, mirando el celular durante la noche

Getty Images

Tres componentes significativos caracterizan al síndrome del quemado:

  1. Estado de agotamiento emocional: sentimiento de estar sobrepasados emocionalmente y exhausto en el trabajo.
  2. Actitud cínica o distante frente al trabajo: percepción deshumanizada de las personas con las que nos relacionamos en el trabajo.
  3. Sensación de ineficacia, de no hacer bien las tareas: insatisfacción en el trabajo con sentimientos de descontento y desmotivación.

Instrumentos de evaluación

Existen varios instrumentos para medir el desgaste profesional por parte de los médicos.

Uno de los más conocidos es la escala de Maslach o Maslach Burnout Inventory, que consta de 22 ítems en forma de afirmaciones sobre los sentimientos y actitudes del profesional.

Otra escala es el inventario de burnout de Conpenhague, compuesto por 19 preguntas divididas en tres escalas para medir el agotamiento personal.

Ambos instrumentos son de utilidad para poder determinar si un trabajador sufre el síndrome del quemado.

Pero los tiene que utilizar un profesional, para realizar una correcta interpretación.

Edificio de oficinas con muchas personas trabajando de noche

Getty Images
Algunas sociedades glorifican el exceso de trabajo hasta el punto de agotamiento.

Otros factores que influyen

Existen varios factores que influyen en este síndrome.

Estos son los más destacables:

  1. Los turnos laborales y el horario de trabajo. Tienen influencias biológicas y emocionales claras: alteraciones del ritmo cardiaco, ciclo sueño-vigilia, etc.
  2. La seguridad y estabilidad del trabajo, especialmente en época de crisis. Perder el trabajo o estar bajo la presión de perderlo durante un tiempo prolongado.
  3. Falta de formación profesional para desempeñar las tareas y falta de asertividad. No estar preparado y, por lo tanto, no poder hacer correctamente el trabajo. No saber decir no y asumir más carga de trabajo de la que podemos llevar a cabo.
  4. La estructura y clima organizacional: organizaciones complejas, con muchos requerimientos, exceso de burocracia y responsabilidades que pueden afectar al grado de control del individuo, incluyendo un alto nivel de estrés, carga de trabajo excesiva o poca autonomía profesional.
  5. Las relaciones interpersonales con otros compañeros de trabajo basadas en la falta de confianza, poca o escasa cooperación o destructivas, con altos niveles de tensión.

Además de lo anteriormente expuesto, a nivel personal hay una serie de factores de riesgo, como son: el deseo de destacar y ser brillante, la autoexigencia, una baja tolerancia al fracaso, el perfeccionismo, la ambición, creerse indispensable, tener pocos intereses fuera del trabajo o ser excesivamente idealistas.

Bañistas sentados frente a la playa

Getty Images

¿Cómo lo podemos prevenir?

Existen algunas medidas eficaces:

  • Dar información sobre el síndrome de burnout, sus síntomas y consecuencias, de manera que lo podamos detectar de forma rápida.
  • Permanecer atentos a las condiciones del ambiente laboral.
  • Impartir formación sobre habilidades sociales y estrategias para enfrentarse a los cambios.
  • Fomentar actividades extralaborales.

Es muy importante no estar centrados en temas de trabajo siempre, dentro y fuera, sino romper y mantener una vida activa desconectados del trabajo.

Mejor tratamiento

El tratamiento se centra principalmente en la atención a la disminución del estrés o el desarrollo de nuevos hábitos positivos que reduzcan la aparición del mismo.

Trabajar la resiliencia es muy importante, para que la persona pueda aprender, mejorar y recuperarse.

La mejora de la autoestima, el ajuste de las expectativas a la realidad o el fomento de hábitos saludables, además de contar con herramientas para combatir el estrés, nos darán la llave del éxito frente a una enfermedad que ha crecido durante la pandemia.

*Fernando Díez Ruiz es profesor doctor en la Facultad de Psicología y Educación de la Universidad de Deusto y Pedro César Martínez Morán es director del Máster en Recursos Humanos de ICADE Business School de la Universidad Pontificia Comillas.

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons.

Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.