Indagan nuevo desvío de 3 mil 500 millones con Javier Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Investigan nuevo desvío de 3 mil 500 millones con Javier Duarte; el principal operador sigue prófugo

La nueva investigación contra Duarte se inició por una denuncia presentada por la ASF en febrero pasado, por irregularidades detectadas hace más de seis años en Veracruz.
Cuartoscuro
8 de marzo, 2021
Comparte

La Fiscalía General de la República (FGR) abrió una nueva carpeta de investigación por el posible desvío de más de 3 mil 500 millones de pesos provenientes de diversos fondos federales que, en 2015, fueron transferidos a la administración del entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte. El dinero fue extraído de las cuentas oficiales y nunca fue devuelto.

Con esto la suma de recursos posiblemente desviados en Veracruz ya supera los 66 mil millones de pesos. Es, por mucho, la entidad con el mayor monto de recursos públicos desaparecidos. Aunque la mayor parte del dinero mal manejado corresponde al periodo de Duarte, hay más de 2 mil 600 millones desaparecidos que ya corresponden al primer año del actual gobierno de Cuitláhuac García.

Te puede interesar: Sin avance caso contra Javier Duarte por desapariciones; México no logra permiso para detenerlo

La nueva indagatoria de la FGR surge de la denuncia que el pasado 17 de febrero presentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante el Ministerio Público en contra de los funcionarios que resulten responsables de este desvío detectado hace seis años, pero que hasta ahora fue denunciado.

El informe de resultados de la auditoría de inversiones físicas 1475-DF-DS que dio pie a la denuncia, concluyó que el gobierno de Duarte desvió de su cauce legal un total de 3 mil 525 millones de pesos provenientes de seis fondos federales, destinados a obras de infraestructura, saneamiento sanitario, asistencia en casos de desastres, entre otros.

Como fue recurrente en dicha administración los auditores encontraron que la tesorería de la Secretaría de Finanzas del Estado no transfería a los municipios los recursos que recibía, o los retiraba de los fideicomisos o cuentas autorizadas creada para ello. Esto con el supuesto objetivo de usar el dinero para cubrir otros gastos.

El retirar recursos federales de las cuentas autorizadas para ello es una práctica irregular pero relativamente frecuente en varios entidades. Sin embargo, lo grave en el caso de Veracruz – de acuerdo con los funcionarios de la ASF consultados por Animal Político – es que el dinero nunca se regresaba ni se probaba en que se había gastado.

El informe de la auditoría destaca, por ejemplo, la desaparición de 2 mil 750 millones de pesos del denominado Fondo de Contingencias Económicas que deberían destinarse justo a gastos emergentes, pero que la administración estatal retiró del banco sin probar para que lo usó.

“No se acreditó documental, contable, financiera, administrativa y presupuestalmente el destino, aplicación y erogación de dicho importe (…) los recursos se retiraron indebidamente de la cuenta específica y exclusiva para llevar el registro, control y rendición de los recursos para el fortalecimiento financiero del Gobierno del Estado de Veracruz”, indican en su reporte los auditores.

Exactamente lo mismo sucedió con 104 millones 637 mil pesos del denominado Fondo Regional, y 30 millones de pesos del Programa para el Desarrollo Regional Turístico Sustentable, que la administración de Duarte retiró de las cuentas autorizadas y nunca los devolvió.

Los auditores también identificaron que el gobierno de Veracruz indebidamente 143 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda federal le transfirió para que, a su vez, fueron dispersados hacia los fideicomisos públicos de Administración e Inversión de las Zonas Metropolitanas de Acayucan, Coatzacoalcos, Veracruz y Xalapa. Dicho recurso tampoco fue devuelto a la federación.

Sumado a lo anterior los auditores identificaron que, en algunos contratos de obras hidráulicas pagados con los recursos transferidos, se etiquetaron pagos por materiales que no se utilizaron ni localizaron, lo que permite presumir que se trató de una simulación para justificar la erogación de dichos recursos.

Implicado, perdonado y ahora prófugo

De acuerdo con el dictamen técnico incluido en la denuncia presentada ante la FGR, el principal responsable del manejo de los recursos públicos desviados en Veracruz es el extesorero de la Secretaría de Finanzas estatal y exdiputado federal del PRI, Antonio Tarek Abdalá Saad.

Tanto en esta denuncia, como en las otras 61 que ya ha presentado la Auditoría en contra de la administración de Duarte (cifra récord para cualquier ente público del país), los auditores identifican a Tarek como el funcionario que autorizó el movimiento del dinero para fines ajenos a lo que estaba programado.

Sin embargo, pese al cúmulo de denuncias en su contra, la Fiscalía General no ha podido proceder en su contra debido a que en noviembre de 2018, unos días antes de que concluyera el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, la entonces PGR le concedió un criterio de oportunidad gracias a una declaración en la que reconoció que los desvíos existían pero que se los había ordenado Javier Duarte.

El efecto de dicho criterio fue “exonerar” a Tarek Abdalá de 43 posibles cargos de peculado que para ese momento ya pesaban en su contra. Sin embargo, dicho criterio se le concedió sin reclamarle un solo peso de reparación del daño pese a que así lo exigía la ley, situación irregular que ahora es investigada por la FGR.

Actualmente el extesorero está prófugo de la justicia y su paradero se desconoce. Esto luego de que en abril de 2020 un juez del estado de Veracruz giró una orden de aprehensión en su contra a petición de la Fiscalía de dicha entidad, por su participación en el esquema de desvío de recursos a través de empresas fantasma que Animal Político reveló desde 2016.

Y aunque se le exoneró de cargos penales a nivel federal, Tarek tiene en curso 64 procesos administrativos impulsados por la propia ASF. Ocho de ellos ya fueron resueltos en contra de Tarek quien debe pagar 208 millones de pesos, cosa que tampoco ha hecho.

Lee más: Javier Duarte dice que declarará todo sobre Odebrecht y los sobornos que dio a campaña de EPN en 2012

¿Dónde está el dinero?

De acuerdo con datos del Sistema Abierto de Auditoría de la ASF, el monto de recursos observados por malos manejos en Veracruz y que deben ser regresados a la Secretaría de Hacienda asciende a 66 mil 336 millones de pesos. Es, por mucho, la entidad federativa con la mayor cantidad de dinero desaparecido.

La mayor parte de ese monto corresponde al periodo de gobierno de Javier Duarte con más de 58 mil millones de pesos. Pero a ellos ya se suman 2 mil 685 millones de pesos posiblemente desviados en el año 2019, el primero de la administración del actual gobernador Cuitláhuac García. A ellos se suman 2 mil 400 millones de los dos años del gobierno de Miguel Ángel Yunes.

Lo que hasta ahora no se ha podido esclarecer pese a las numerosas investigaciones emprendidas contra la administración de Duarte, es el destino final de los recursos desviados. Como ya se dijo, el principal operador de los malos manejos fue perdonado sin que esclareciera este hecho y actualmente está prófugo.

En el caso de Javier Duarte, aunque está preso y sentenciado desde hace tres años y medio su proceso por lavado de dinero y asociación delictuosa fue por un caso ajeno a los desvíos reportados por la ASF. Exsecretarios de finanzas de su administración han sido vinculados a proceso, pero aún no hay condenas.

Lo anterior también ha ocasionado que la mayor parte de los recursos mal manejados no hayan sido devueltos al erario.

En 2018 Animal Político reveló que poco más de 3 mil 600 millones de pesos desviados terminaron en una amplia red de empresas fantasma implicadas en financiamiento ilegal a la campaña electoral del PRI en 2012, y a la adquisición de diversas propiedades.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Sinovac: la emergencia por la que expertos en Indonesia piden una tercera dosis de esta vacuna china

Desde febrero han muerto al menos 30 médicos y enfermeras que ya habían recibido dos inyecciones de la vacuna china en un país que registra más de 20 mil nuevos contagios al día.
Getty Images
5 de julio, 2021
Comparte

Al menos 20 médicos y 10 enfermeras en Indonesia murieron entre febrero y junio de este año, a pesar de estar vacunados con dos dosis contra la COVID-19, según la asociación de los trabajadores de la salud del país.

Los expertos están haciendo ahora un llamado para que estos reciban una tercera dosis de Sinovac (la vacuna china que también se administra en Chile, Uruguay y varios otros países de América Latina), mientras Indonesia lucha contra un aumento en las infecciones impulsado por nuevas variantes.


En la entrada de un centro de vacunación en las afueras de Yakarta, cientos de personas empujan para entrar. Un guardia les dice que tengan paciencia, que adentro no hay espacio.

Menos del 8% de la población(250 millones) de Indonesia ha sido vacunada y con un aumento dramático de casos, impulsado por nuevas variantes como la delta, la gente está desesperada por obtener protección.

Dentro, el alcalde local, Arief Wismamsyah, explica que ha habido un malentendido: deben registrarse antes de acercarse, dice.

Afuera, por un altavoz, los guardias le dicen a la gente que se vaya a la casa… pero nadie se mueve.

“Ningún efecto”

Actualmente Indonesia registra más de 20,000 nuevos casos de COVID-19 por día, aunque los expertos dicen que la cifra es con toda probabilidad mucho mayor, dado que no se hacen suficientes pruebas fuera de la capital, Yakarta.

Multitud frente a un centro de vacunación en Denpasar, Bali, Indonesia, 26 de junio de 2021

Antara/Reuters
Las filas frente a los centros de vacunación son inmensas.

Pero incluso entre los inmunizados hay una creciente preocupación sobre cuánta protección les brindará la vacuna fabricada en China.

De los 949 trabajadores de la salud que murieron por COVID-19 en Indonesia entre febrero y junio, 20 médicos y 10 enfermeras habían recibido ambas dosis de Sinovac.

Los médicos se muestran reacios a hablar públicamente, pero admiten que se sienten muy vulnerables.

Una especialista en pulmones, que prefiere permanecer en el anonimato, es una de las que recibió sus dos dosis.

Después de un mes, dice que se hizo una prueba para verificar el nivel de anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad en su cuerpo.

“No tuvo ningún efecto. Esta vacuna no me generó anticuerpos“, le dijo al servicio indonesio de la BBC. “La hice de nuevo un mes después y obtuve los mismos resultados”.

Reconoce que algunos de sus colegas obtuvieron mejores resultados, pero en ella, la vacuna Sinovac tuvo poco o ningún efecto, remarca.

Ensayos

La Sinovac fue aprobada para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indicó que los resultados habían mostrado que previno la enfermedad sintomática en el 51% de las personas vacunadas.

También señaló que la vacuna previno los casos graves de COVID-19 y la hospitalización en el 100% de la población estudiada.

Médicos en Indonesia

EPA
Los trabajadores de la salud comenzarón a ser vacunados con Sinovac en enero.

Sinovac Biotech, que fabrica la vacuna, insiste en que dos dosis son suficientes para ofrecer protección contra los casos graves de la enfermedad.

La farmacéutica informó que está realizando ensayos clínicos sobre la eficacia de una tercera inyección y afirma que los primeros resultados son alentadores.

“Después de dos inyecciones, nuestro cuerpo ya ha producido una memoria inmune. En cuanto a en qué casos se necesitará la tercera inyección, hay que darles a los investigadores más tiempo para estudiarlo”, dijo recientemente Yin Weidong, CEO de Sinovac a la Televisión Central de China.

Yin explicó que cuando los voluntarios que habían sido doblemente vacunados con la vacuna Sinovac recibieron una tercera inyección después de tres y seis meses, la respuesta de anticuerpos llegaba a multiplicarse por 10 en una semana y por 20 en 15 días.

El equipo de mitigación de riesgos de la Asociación Médica de Indonesia dice que cree que, en general, cualquier vacuna aprobada por la OMS y las autoridades indonesias está ayudando a reducir el riesgo de COVID-19 grave.

Pero ahora está evaluando si los trabajadores de la salud deberían recibir una dosis adicional.

Debate sobre la tercera dosis

Dicky Budiman, epidemiólogo de la Universidad Griffith, en Australia, se encuentra entre los que apoyan la medida.

“En este momento en el que nos enfrentamos a una ola impulsada por nuevas variantes, es muy urgente que reciban un refuerzo. Es necesario potenciar la efectividad de la vacuna Sinovac y aumentar los anticuerpos frente a variantes como la delta uno”, opina.

Sinovac

EPA
Indonesia confía en la vacuna Sinovac para frentar el avance de la pandemia.

Tri Yunis Miko, epidemiólogo de la Universidad de Indonesia, dice que la eficacia de la vacuna disminuye con el tiempo, y recuerda que han pasado seis meses desde enero, cuando los trabajadores de la salud recibieron sus vacunas en el país.

Pero Windhu Purnomo, profesor de la Universidad de Airlangga, también en Indonesia, se pregunta si tiene algún sentido recibir una tercera dosis.

“Hemos visto varios casos de trabajadores de la salud que murieron y que estaban completamente vacunados. Eso no debería haber sucedido”, dice.

“Si la vacuna Sinovac de hecho no protege a las personas contra nuevas variantes, entonces la administración de terceras dosis no será de utilidad”.

Siti Nadi Tarmizi, portavoz del gobierno de Indonesia para el lanzamiento de la vacuna, dice que están esperando más información.

“En relación a la sugerencia de una tercera dosis de la vacuna, no ha habido publicaciones científicas ni recomendaciones adicionales de la OMS al respecto. Por lo tanto, debemos esperar”, dijo.

“Tenemos nuestro propio equipo de investigación que se encuentra en la tercera fase de un ensayo clínico que analiza la eficacia de la vacuna Sinovac después de dos dosis. Esto nos proporcionará información sobre si necesitamos agregar una tercera inyección de refuerzo”.

“Al borde de una catástrofe”

Indonesia ha tenido el peor brote de COVID-19 del sudeste asiático, con alrededor de 2.1 millones de casos positivos y 57,000 muertes hasta la fecha.

ICU ward for COVID-19 patients at a government-run hospital in Jakarta, 26/06/2021

Reuters
Las nuevas variantes están propiciando un aumento en el número de casos en el país.

El mes pasado, la Cruz Roja de Indonesia describió la situación del país como “al borde de una catástrofe de COVID-19”, con hospitales llenos y suministro de oxígeno a niveles críticamente bajos.

El número de niños que contraen COVID-19 casi se ha triplicado desde mayo, y las muertes infantiles han aumentado drásticamente a medida que el país sufre la ola de infecciones más grave hasta el momento.

El presidente Joko Widodo anunció recientemente que el gobierno administrará la vacuna a niños mayores de 12 años.

Y las autoridades anunciaron un cierre de dos semanas en la isla principal de Java así como en Bali, con el objetivo de reducir a la mitad el número de casos.

Mientras que otras vacunas pueden estar disponibles en Indonesia, como las de AstraZeneca y Sinopharm, la mayoría de las dosis ha sido suministradas por su aliado cercano, China.

Por ello, la realidad es que el gobierno tiene pocas opciones en este momento, aparte de continuar usando Sinovac.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.