Migrantes solicitantes de asilo en EU son abandonados en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Migrantes solicitantes de asilo en EU son abandonados en México y sufren violaciones de sus derechos

La organización Human Rights Watch recopiló testimonios de migrantes que han sido víctimas de diversos delitos por parte de autoridades y grupos criminales.
Cuartoscuro
5 de marzo, 2021
Comparte

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) documentó diversos casos de abusos contra migrantes, solicitantes de asilo en Estados Unidos, que se encuentran temporalmente en México.

De acuerdo con HRW, las y los migrantes han sido víctimas de extorsión y secuestro por parte de autoridades mexicanas y grupos criminales. Además de que se les ha impedido su derecho a trabajar o acceder los servicios básicos.

El informe señala que como parte de la estrategia emprendida por el expresidente Donald Trump, desde enero de 2019, Estados Unidos envió a México a 71 mil solicitantes de asilo. Y desde marzo de 2020, el país vecino ha expulsado a más de 400 mil migrantes, a quienes les negaron la posibilidad del asilo. Muchos de estos migrantes fueron enviados a México.

Lee: Congresistas de EU piden a Blinken trabajar con México atención a migrantes

Entre los casos revisados no solo hay migrantes centroamericanos que intentan llegar a EU, sino también personas de Venezuela que que buscan protección frente a la tortura y persecución política que sufren en su país.

Algunos de los migrantes que se encuentran en nuestro país dijeron a HRW que “temían denunciar los delitos y abusos sufridos a las autoridades mexicanas, y que a menudo no podían obtener los documentos necesarios para trabajar, recibir atención médica o enviar a sus hijos a la escuela”.

Según la organización internacional, el abandono de los migrantes también se refleja en que casi la mitad de los solicitantes de asilo perdieron sus casos por faltar a sus audiencias migratorias. Esto ocurrió porque habían sido secuestrados o transportados al sur de México, a miles de kilómetros de donde se habían programado sus audiencias.

Al presentar el informe, el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, señaló que decenas de miles de familias se encuentran “en un contexto en el cual sufren extorsión y violencia” y lamentó el abandono por parte de los gobiernos de México y EU.

Los abusos

Para realizar su informe, HRW entrevistó a solicitantes de diversas nacionalidades, así como sus abogados, funcionarios y organizaciones.

El principal hallazgo de la organización es que: “los migrantes en México están expuestos a violaciones sexuales, secuestros, extorsión, agresiones y trauma psicológico”.

Una buena parte de los migrantes consultados por HRW relataron que fueron víctimas de principalmente de grupos del crimen organizado o de funcionarios mexicanos.

Casi la mitad de las y los entrevistados indicaron que policías, agentes de migración o grupos criminales intentaron extorsionarlos.

“En 16 casos, los solicitantes de asilo manifestaron que agentes de migración o policías mexicanos los sacaron de autobuses o de filas en el aeropuerto y amenazaron con deportarlos si no les pagaban un soborno”, se lee en el informe.

Mientras que otros dijeron que los funcionarios mexicanos los detuvieron y “amenazaron con matarlos o entregarlos a los carteles si no pagaban”.

En 27 casos, las personas solicitantes de asilo denunciaron que grupos criminales los interceptaron en cruces fronterizos, estaciones de autobús, hoteles u otros lugares.

Lee: AMLO y Biden acuerdan cooperar en migración, combate a la pandemia y cambio climático

“Los criminales los habían secuestrado o amenazado con secuestrarlos, y habían exigido cientos o miles de dólares a modo de rescate o a cambio de protección”, relata HRW.

Las víctimas señalaron que suelen ser identificadas por sus agresores, gracias a sus documentos de identidad o migratorios.

Incluso, en algunos casos, el agresor ya tenía su fotografía o identificaba a la persona entre la multitud. “Muchas víctimas dijeron haber visto a desconocidos que los miraban o les tomaban fotografías antes o después de ser víctimas del delito”.

Por otro lado, la organización detectó que las personas que forman parte del programa “Quédate en México” no reciben documentos migratorios con fotografías que les permita el acceso a sus derechos laborales, de salud y educación, como lo establece el programa.

“Algunos solicitantes de asilo señalaron no haber podido abrir cuentas bancarias o recibir transferencias internacionales de dinero”.

Las recomendaciones

Pese a que el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha suspendido la inclusión de nuevos casos en “Quédate en México” y está permitiendo el ingreso paulatino de solicitantes, su gobierno sigue impulsando la expulsión de personas solicitantes de asilo por motivos de salud pública, relacionadas con el COVID.

El gobierno de EU, expresa HRW, “no ha tomado ninguna medida para solucionar la situación de los 30 mil individuos a quienes les desecharon sus solicitudes de asilo injustamente tras ser enviados a México”.

Para enfrentar esto, la organización plantea que el presidente Biden debe garantizar que su plan de eliminar el programa “Quédate en México” incluya a los solicitantes de asilo cuyos casos fueron desechados injustamente mientras estaban en México, y poner fin a la política de su país que permite expulsar a migrantes hacia México.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador “debe cerciorarse de que los solicitantes de asilo que siguen esperando en México puedan trabajar y acceder a atención médica y educación, y que quienes hayan cometido delitos contra migrantes, incluidos policías y agentes de migración, respondan ante la justicia”.

El informe completo de Human Rights Watch puede consultarse aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Bitcoin: qué es el "cruce de la muerte" y por qué asusta a los que invierten en la criptomoneda

La divisa digital cayó por debajo de los US$30.000, un descenso del 55% desde su máximo de abril. Los inversores están preocupados porque el "cruce de la muerte" sea un anticipo de posibles pérdidas mayores.
23 de junio, 2021
Comparte

El precio del llamado “oro digital” cayó este martes por debajo de los US$30.000, borrando todas las ganancias que había acumulado durante el año.

Este nuevo descenso -que lo llevó a descender momentáneamente alrededor de los US$29.000- significa una estrepitosa caída de más del 50% desde que su precio llegó al máximo histórico de US$64.800 en abril.

¿Por qué es importante? Básicamente porque la caída provocó un fenómeno conocido como el “cruce de la muerte”, que arrastró un desplome de todo el mercado de las criptodivisas.

Este cruce una señal que utilizan los inversores al hacer un análisis técnico que les permite predecir el posible comportamiento de la divisa digital. El nombre es siniestro porque indicaría pérdidas mucho mayores en el futuro.

En palabras simples, el cruce de la muerte se forma cuando el precio promedio de los últimos 50 días cae por debajo del precio promedio de los últimos 200 días. (En términos técnicos se habla de “la media móvil” de las últimas 50 y 200 jornadas).

Cuando se produce esa combinación, el cielo se nubla y el pesimismo se apodera de quienes analizan la tendencia de la criptomoneda.

“Es muy malo que haya un cruce de la muerte porque al final lo que tienes es una confirmación de que la tendencia a largo plazo va a la baja”, le dice a BBC Mundo Hugo Osorio, subgerente de Estrategias de Inversión de la empresa de servicios financieros Falcom Asset Manager.

“El cruce es un patrón de comportamiento que todo el mundo que hace análisis técnico ve. Y como todo el mundo lo ve, adquiere peso”, agrega.

Es como una especie de profecía autocumplida que hace que las personas prefieran deshacerse de una parte de sus bitcoins e invertir en otro activo menos riesgoso.

Foto de una pantalla de un terminal de Bloomberg

BBC
Este gráfico muestra el “cruce la muerte”. La línea de color rosa es el precio promedio del bitcoin en los últimos 50 días, mientras que la línea amarilla es el precio promedio de los últimos 200 días.

Es importante tener en cuenta que los análisis técnicos no solo incluyen una variable, por lo que cuando se trata de anticiparse al camino que seguirá el precio de la divisa, los expertos utilizan la cruz como un elemento más dentro de su caja de herramientas.

Por ejemplo, en marzo de 2020, cuando la pandemia remeció los mercados, también se formó este cruce, justo antes de que el precio subiera más de 1.000% en un año, contradiciendo las predicciones.

Sin embargo, el contexto era otro. En aquel momento la bolsa estaba por el suelo y cuando logró recuperarse, el bitcoin también lo hizo. Eso hace que el cruce no sea infalible, como tampoco lo son los cálculos matemáticos que intentan anticipar lo que viene.

Pese a la fuerte caída de la divisa, esta se recuperó levemente hasta ubicarse alrededor de los US$32.000 (en la tarde de este martes en Estados Unidos, horario EST).

El factor China

El desplome de la divisa se produjo luego que el Banco Popular de China publicara una declaración en la que prohíbe expresamente a los bancos y a las plataformas de pago del país realizar transacciones y participar en actividades empresariales relacionadas con el comercio de criptomonedas.

El argumento del banco, cuyas decisiones siguen estrictamente las directrices del gobierno de Xi Jinping, es que la medida está destinada a “combatir la especulación del bitcoin y otras monedas digitales”, así como “garantizar la seguridad de los ciudadanos y mantener la seguridad y estabilidad financiera”.

gdfgd

Getty Images

China sigue endureciendo sus políticas contra el uso de las criptomonedas. En mayo el país prohibió a sus entidades financieras prestar servicios en criptomonedas, provocando otra caída del bitcoin.

Y la semana pasada el gigante asiático ordenó el cierre de varios centros de “minería” de criptomonedas, que es como se les llama a los lugares donde se generan estas monedas.

El “minado” en China alimenta casi el 80% del comercio mundial de criptodivisas a pesar de la prohibición desde 2017 de comerciar con ellas en el país y del cierre de esta actividad en varias provincias.

Por eso las restricciones que el gobierno ha impuesto este año generan preocupación en el mundo financiero.

“Lo que ha hecho China es tratar de golpear fuerte a las criptomonedas y buscar por todos los medios posibles de que no se acepte como medio de pago”, apunta Osorio.

“China está en una cruzada muy fuerte contra el bitcoin”, agrega el analista. “Habrá que ver si esto le da resultados o no”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.