Por pandemia, 5.2 millones de alumnos no continuaron estudios en 2021
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Por la pandemia, 5.2 millones de alumnos de todos niveles no continuaron estudios en 2021

Esta cifra sobrepasa la estimación que había hecho la SEP en agosto de 2020, que calculaba 10% de deserción en educación básica, que equivaldría a 2.5 millones de estudiantes y 8% de nivel superior, es decir, 325 mil universitarios.
Cuartoscuro Archivo
23 de marzo, 2021
Comparte

Por motivos asociados a la pandemia de COVID-19 o por falta de recursos económicos, 5.2 millones de estudiantes, de entre 3 y 29 años, no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta cifra sobrepasa la estimación que había hecho la SEP en agosto del año pasado, que calculaba 10% de deserción en educación básica, que equivaldría a 2.5 millones de estudiantes de primaria y secundaria y 8% de nivel superior, es decir, 325 mil universitarios.

De hecho, la dependencia no había hecho pública la información sobre el impacto de la pandemia en la deserción escolar, pues en 2021 ha retrasado la actualización de la estadística educativa y tampoco ha entregado los datos solicitados vía transparencia.

La Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación (ECOVID-ED) 2020 es la primera información oficial al respecto y revela que 5.2 millones de alumnos de 3 a 29 años de edad (9.6% en relación con la población total de esa edad) no están inscritos por la COVID-19 por falta de dinero o recursos para el ciclo escolar 2020-2021.

De estos, 3 millones son de nivel básico (preescolar, primaria y secundaria) y  1.3 millones no se inscribió por motivos de la COVID-19 y 1.6 millones por falta de recursos económicos. Adicional a los 5.2 millones, 3.6 millones no se inscribieron porque tenían que trabajar.

Sobre los motivos asociados a la pandemia para no inscribirse, el 26.6% de los encuestados considera que las clases a distancia son poco funcionales para el aprendizaje; 25.3% señala que alguno de sus padres o tutores se quedaron sin trabajo, y 21.9% carece de computadora, otros dispositivo o conexión de internet.

En tanto, entre los motivos que tuvieron los alumnos de entre 3 y 29 años que no concluyeron el ciclo escolar 2019-2020, es decir, que abandonaron la escuela durante la pandemia, fue porque perdió el contacto con sus profesores o no pudo hacer tareas (28.8%), alguien de la vivienda se quedó sin trabajo o redujeron sus ingresos (22.4%), la escuela cerró definitivamente (20.2%) y carecía de computadora, otros dispositivo o conexión a internet (17.7%).

La población que refiere no haberse inscrito por falta de recursos alcanza los siguientes porcentajes: El grupo de 13 a 15 años (1.1%); 16 a 18 años (5.6%); de 19 a 24 (12.5%); de 25 a 29 años (10.9%).

Para la respuesta asociada a “tenía que trabajar” sobresale el grupo de 16 a 18 años (4.4%), de los 19 a los 24 años (13.1%), y para el grupo de 25 a 29 años (20%).

Respecto al dato de población que refiere no haberse inscrito por motivo relacionado a la pandemia se tiene que para la edad de 6 a 12 años lo indica 1.4%, para las edades de 13 a 15 años se tiene un 4.8%, se incrementa la razón de no inscripción por la COVID-19 para el grupo de 16 a 18 años con 6.8% y para la edad de 19 a 24, lo indica 5.2%.

En total habían 32.9 millones de población inscrita en ciclo escolar 2020-2021, de los que 90% está en instituciones públicas y 10% en privadas. De los no inscritos al nuevo ciclo escolar, 1.5 millones es de escuelas públicas y 243 mil en escuelas privadas.

Y de la población inscrita en el ciclo escolar 2019-2020 e inscrita en el 2020-2021 (30.4 millones), 302 mil cambiaron de escuela privada a pública (1.0%) y 285 mil (0.9%) cambiaron de escuela pública a escuela privada.

La encuesta fue realizada por el Inegi a través de entrevistas telefónicas, bajo el marco de muestreo que deriva del Plan Nacional de Numeración del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tanto de teléfonos móviles como fijos; dada su selección probabilística, permite expandir sus resultados para la población del país (94% de la población usuaria de teléfono).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Panda gigante ya no está en peligro de extinción ¿Cómo le hizo China?

El panda gigante acaba de ser retirado por China de la lista de especies en peligro de extinción tras décadas de trabajo de los conservacionistas, pero ¿cómo lo han conseguido?
9 de julio, 2021
Comparte

Son bonitos, adorables y ya no están al borde de la extinción.

Los osos pandas ya no están clasificados como tal por las autoridades chinas, pero siguen siendo vulnerables, advierten.

La clasificación se ha rebajado porque su número en la naturaleza ha alcanzado al menos los 1.800 ejemplares.

Los expertos afirman que el país ha conseguido salvar a su emblemático animal gracias a sus esfuerzos de conservación a largo plazo, incluida la ampliación de sus hábitats.

China considera a los pandas un tesoro nacional, pero también los ha prestado a otros países como herramientas diplomáticas.

La última actualización de la clasificación “refleja la mejora de sus condiciones de vida y los esfuerzos de China por mantener sus hábitats integrados”, manifestó Cui Shuhong, jefe del Departamento de Conservación de la Naturaleza y la Ecología del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente en una conferencia de prensa.

Cachorros de Panda

Getty Images
El nivel de riesgo de los pandas se ha rebajado al alcanzar en la naturaleza al menos 1.800 ejemplares.

La nueva clasificación se produce años después de que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ya retirara a este animal de su lista de especies en peligro de extinción y lo volviera a catalogar como “vulnerable” en 2016.

En ese momento, los responsables chinos cuestionaron la decisión y advirtieron de que podía inducir a la gente a creer que los esfuerzos de conservación podían relajarse.

Pero, ¿cómo salvó China exactamente a estos formidables animales?

bambu

Getty Images
Los pandas deben comer entre 12 y 38 kg de bambú al día para satisfacer sus necesidades.

Todo se trata del bambú

China lleva años intentando aumentar la población del panda gigante.

Estos animales estaban antaño extendidos por todo el sur y el este del país, pero, debido a la expansión de la población humana y al desarrollo, se limitan ahora a las zonas que aún contienen bosques de bambú.

El éxito se debe a los esfuerzos chinos por recrear y repoblar los bosques de bambú.

El bambú constituye alrededor del 99% de su dieta, sin la cual es probable que mueran de hambre.

Los pandas deben comer entre 12 y 38 kg de bambú al día para satisfacer sus necesidades energéticas.

“Se trata de restaurar los hábitats”, declaró a la BBC Craig Hilton-Taylor, director de la Lista Roja de la UICN.

“El mero hecho de restaurar el hábitat del panda les ha devuelto su espacio y les ha proporcionado alimento”.

La pérdida de hábitats fue la causa de que el número de pandas descendiera a poco más de 1.200 en la década de 1980, según el especialista.

Panda gigante

Wildlife Reserves Singapore

“Hay que recuperar el bambú y poco a poco el número de pandas empezará a recuperarse”, sostiene.

Ginette Hemley, vicepresidenta senior de conservación de la vida silvestre del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), se mostró de acuerdo.

“Los chinos han hecho un gran trabajo invirtiendo en los hábitats del panda, ampliando y creando nuevas reservas”, consideró Hemley. “Son un maravilloso ejemplo de lo que puede ocurrir cuando un gobierno se compromete con la conservación”.

Sin embargo, este éxito podría ser efímero.

Se prevé que el cambio climático acabe con más de un tercio del hábitat de bambú del panda en los próximos 80 años.

“Con el cambio climático, va a hacer demasiado calor para que el bambú crezca”, explicó Hilton-Taylor.

Los pandas dependen mucho del bambú para alimentarse y la pérdida de este no vuelve la situación muy prometedora para ellos”.

Entonces, ¿es la cría en cautividad la respuesta?

Muchos zoológicos e instalaciones chinas han apostado por la cría de pandas gigantes en cautividad, a veces con métodos de inseminación artificial.

Tener animales en cautividad es como una póliza de seguro”, afirma Hilton-Taylor. “Pero no queremos mantenerlos en cautividad para siempre”.

El objetivo final de la mayoría de los programas de cría en cautividad es devolver los animales a la naturaleza.

Panda nacido en cautividad

Getty Images
Los pandas nacidos en cautividad parecen incapaces de adaptarse a la vida en la naturaleza.

“Ha habido un par de intentos de introducir pandas en la naturaleza, pero no han tenido éxito”, dice Hemley. “Todavía no estamos fuera de peligro”.

En 2007, el primer panda gigante nacido en cautividad que se liberó en la naturaleza, Xiang Xiang, murió tras ser golpeado por los machos panda salvajes.

Por qué nos obsesionan los pandas

El antílope tibetano es otro animal que también fue eliminado de la lista roja de la UICN, por ejemplo, pero siempre se ha puesto más atención en el panda, que ha llegado a ser visto como un icono de los esfuerzos de protección de los animales.

2 years old Watson Grace from Durham, NC chooses one of the Panda hats at a store during Smithsonian's youngest giant panda cub

Getty Images

¿Pero qué tiene el panda que nos hace suspirar al unísono?

“Sus marcas blancas y negras y sus amplias manchas negras alrededor de los ojos los hacen muy carismáticos. No hay nada parecido en el mundo”, sugiere Hemley.

“Una feliz coincidencia de sus adaptaciones naturales da como resultado lo que los humanos perciben como bonito, y una cara linda y mimosa es mucho más fácil de amar”, considera Cheng Wen-Haur, vicedirector general de Wildlife Reserves Singapur, organización que gestiona la mayoría de zoológicos del país.

“En palabras de Baba Dioum , al final solo conservaremos lo que amamos”.


*El texto es del autor, excepto la parte referida al anuncio de China en julio de 2021.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4e8yluf4XFY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.