Respuesta estatal ante COVID, dispar y también insuficiente
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Sin coordinación y apoyos: La respuesta estatal ante COVID, dispar y también insuficiente

La respuesta de México ante COVID se fragmentó entre las decisiones que tomaron los 32 estados, con acciones sin coordinación y a veces contradictorias.
Por Lidia Sánchez y Arturo Daen
29 de marzo, 2021
Comparte

En los hechos, México aplicó al menos 33 estrategias para enfrentar la pandemia de COVID-19, con los resultados que ya conocemos, al tener el país uno de los niveles más alto de mortalidad en el mundo por esa enfermedad, desempleo y aumento de la pobreza.

El gobierno federal estableció un plan de apoyos y a su vez cada estado el suyo, a partir de la precariedad financiera y social que tenían cuando les impactó la pandemia, su capacidad o su decisión de endeudarse, pero también por su alineación política. 

De ese modo se tuvo una respuesta diferenciada y dispersa para apoyos económicos, sanitarios y sociales, aunque en general también insuficiente, con tropiezos, falta de ayuda a grupos vulnerables y en su mayoría opaca en el gasto, sin que el gobierno federal fomentara o lograra generar cohesión, según analistas y estudios consultados. 

“El abanico de respuestas estatales fue muy variado y refleja un problema de federalismo, y eso es una mala noticia porque no hubo una coordinación entre los tres ámbitos de gobierno, de cómo responder a la pandemia, en vez de tener una distribución clara donde se hubiera dicho cómo iba a responder cada ámbito de gobierno, e iba a hacerse responsable de ciertas tareas específicas”, dijo Guillermo M. Cejudo, investigador y coautor de un estudio del CIDE sobre la respuesta estatal.

Lee: Lecciones que debimos aprender en diciembre para no tener una tercera ola de COVID tan grave

“No hay un enfoque de cooperación, entre estados, federación y municipios, ahora mismo están todos los incentivos para que los gobernadores compitan entre sí”, dijo el especialista en finanzas públicas, Carlos Brown.

“Si no hay comunicación entre los distintos niveles de gobierno, pues es una fórmula para el desastre. Es lo que ha pasado”, agregó.

La falta de coordinación incluso fue al interior de los estados, ya que Coneval identificó que sólo 32% de las acciones o programas de los gobiernos estatales se aplicaron en coordinación con los gobiernos municipales.

Un ejemplo de la disparidad en el país: en los 6 estados gobernados por Morena se terminó por establecer a lo largo de 2020 el uso obligatorio de cubrebocas -mientras que su eficacia para prevenir COVID era cuestionada por el gobierno federal-.

Sin embargo, en esas entidades no se impusieron multas o cárcel por no utilizarlo. 

En cambio esto sí ocurrió en estados como Chihuahua, Michoacán, Jalisco, Coahuila, Yucatán, Zacatecas, Querétaro, Nayarit, Colima y Guanajuato, aunque no se tienen estudios definitivos sobre cómo esas medidas coercitivas pudieron incidir  en la tendencia de contagios.

Gobernadores de esta última lista de estados, por cierto, conformaron durante el año pasado la llamada Alianza Federalista, reclamando al gobierno federal su mal manejo de acciones ante la pandemia y que era necesario hacer más pruebas de detección del virus.

Otro ejemplo: según el análisis de Coneval, con datos del periodo de marzo a agosto, Yucatán fue el estado que activó más programas para proteger el empleo formal ante la pandemia, con 20, aunque el Consejo también apuntó que el implementar más cantidad de acciones no era sinónimo de efectividad.

Por otro lado, estados como Chiapas, Coahuila, Durango, Nuevo León, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz aplicaron solo 3, y la Ciudad de México sólo uno, entidad que en cambio fue una de las que dio más apoyos para el empleo informal. 

Yucatán, gobernado por el PAN, fue el estado que más aumentó su deuda en un año, ante el impacto de la pandemia.

Según explicó el funcionario Rafael Hernández Kotasek, secretario de Planeación del Gobierno de Yucatán, pidieron por ejemplo un crédito de 1,500 millones de pesos luego de que el gobierno federal bajara los recursos para estados el año pasado, y que esa entidad enfrentara dos huracanes y tres tormentas tropicales, además del daño económico por la pandemia.

“Si tuvimos que adquirir deuda, es porque también sabemos que en el corto plazo entre más podamos amortiguar el impacto de esta pandemia, así sea con estos créditos, pues más rápida será la recuperación”, mencionó.

Entérate: ‘Están sobreviviendo a duras penas’: Para quienes viven en la calle no hubo apoyos del gobierno por COVID

El mismo funcionario dijo que pudo haber sido diferente la relación con el gobierno federal, con más estímulos fiscales y coordinación. “Tal vez una estrategia que pudiera complementar los esfuerzos de un estado, definitivamente pudo haber logrado un mayor impacto”.

Según los datos de Hacienda y analizados por el Instituto Belisario Domínguez, Yucatán pasó de una deuda de 4,147 millones de pesos en 2019 a una de 8,281 a finales de 2020. Un aumento del 99.7%, es decir, se duplicó.

Le siguieron Jalisco (33.8%), San Luis Potosí (25%), Guanajuato (21.2%), Colima (20.8%) y Durango (19.1%), en niveles de aumento (son entidades donde gobierna la oposición y vinculados con la llamada Alianza Federalista). 

Otros estados, por el contrario, redujeron su deuda el año pasado, como Querétaro, Tabasco, Sinaloa, e Hidalgo.

El secretario de Finanzas de Jalisco, Héctor Rafael Pérez Partida, dijo en entrevista que créditos que solicitaron el año pasado, como uno de 6,200 millones de pesos, se enfocaron en “reactivación económica, de que hubiera actividad, de construcción de infraestructura, que pudiera contener el impacto”.

El tema de Salud, dijo, se atendió principalmente a través de reasignaciones de partidas ya existentes. Pérez Partida defendió que la estrategia de la entidad dio resultados, para atemperar un daño aún mayor. El año pasado, Jalisco se ubicó ‘a media tabla’ en el tema de generación y pérdida de plazas, con una baja de 32 mil empleos formales. Solo Baja California, Chihuahua y Tabasco lograron aumentos en generación de empleo formal, según esta gráfica de México, ¿cómo vamos?

“Las asimetrías en las respuestas ante la pandemia dependen fuertemente de la capacidad financiera que tienen los estados”, refirió Carlos Brown, recordando que las entidades federativas generan únicamente el 12% de sus ingresos, y el resto de los recursos provienen del acuerdo de coordinación fiscal con la Federación.

“Aunque no solo es un tema de capacidad financiera, también es un tema de capacidad institucional”, y la respuesta estatal ante la COVID también se quedó corta, agregó. 

En una encuesta que hizo el INEGI sobre el impacto económico de la pandemia, de mayo a junio de 2020, cuando se dio la primera gran ola de COVID, sólo 7.8% de las empresas en el país habían recibido algún tipo de apoyo. 

Estados como Chihuahua, Guanajuato, Yucatán, Aguascalientes y Zacatecas anunciaron desde el inicio de la pandemia un “paquete” amplio de medidas e instrumentos para atender los efectos de la pandemia por COVID.

“Hay otros, como Tabasco, Nayarit, Baja California Sur, Guerrero; que decidieron esperar para ir incorporando medidas e instrumentos conforme se manifestaban los efectos del problema o que decidieron dar una respuesta más limitada, y que se manifiesta en un número bajo de instrumentos anunciados”, señaló un estudio del CIDE con datos hasta julio. 

El mismo análisis indicó que los apoyos fiscales, económicos y sociales otorgados por los estados lucían insuficientes, por los montos y la cobertura de beneficiarios. 

Lee más: A un año de la pandemia, México supera las 200 mil muertes por COVID-19

Casi la mitad de los instrumentos (48%) tuvieron como meta de beneficiarios a 10 mil personas o menos, 30% eran para atender entre 10 mil y 50 mil personas, 4% para entre  50 mil y 100 mil personas, y 17% para más de cien mil. 

En términos de familias u hogares, 50% contempló atender a menos de 50 mil, 11% entre 50 mil 100 mil familias y hogares, y 39% a más de cien mil hogares.

“Las medidas que se emplearon terminaron siendo insuficientes y no es sorprendente, porque como documentamos, la inmensa mayoría de medidas era de una escala muy chica, que aportaban unos cuantos millones de pesos nada más, o llegaban a unas decenas de miles de personas cuando la magnitud de lo que estaba sucediendo era amplia”, señaló Guillermo M. Cejudo, coautor del estudio del CIDE.

El mismo analista dice que otro problema, la falta de información clara sobre los programas y montos de ayuda aplicados, impide hacer una evaluación precisa sobre algún plan de acción estatal, en comparación con otros. 

“No me atrevería a decir de manera categórica si algún estado lo hizo bien o lo hizo mal justo por el tema de la transparencia. No sabemos si lo que no transparentaron era muy bueno o era muy malo, y la falta de información lo vuelve incomparable”.

Opacidad, falta de indicadores

En su mayoría, los programas o acciones emprendidos por los gobiernos locales ante COVID han carecido de un padrón de beneficiarios o el mismo no es público. Tampoco ha predominado el que cuenten con reglas de operación o estrategias de evaluación, según los estudios consultados. 

Para la mayoría de los apoyos o programas anunciados por los estados también se desconoce el monto destinado y en ocasiones, incluso, de dónde provinieron los recursos, si de las finanzas de los estados o lo que les asigna la federación.

“Encontramos que había un déficit muy serio sobre transparencia. En muchos casos no podíamos saber ni siquiera cuánto era el monto que se estaba asignando o las reglas para acceder a los apoyos”, comentó el profesor del CIDE, que también es miembro investigador del Coneval.

“La emergencia se puede volver pretexto para la opacidad”, agregó.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indicó en su estudio “La política pública frente a la COVID-19: Recomendaciones para América Latina y el Caribe” que si los países no controlan el desvío y uso ineficiente de recursos perderán oportunidades para mitigar el impacto de la crisis en la sociedad. 

“Es fundamental mantener altos niveles de transparencia en los gastos y contrataciones, y demostrar un fuerte compromiso y capacidad de investigar abusos”.

En México, sólo 11 de las 32 entidades aplicaron estrategias de evaluación para la mayoría de sus programas o apoyos creados para hacer frente a la crisis sanitaria por la COVID-19. Sin embargo, la mayoría de las evaluaciones no se encuentran disponibles públicamente para su consulta.

Lo mismo sucede con las reglas de operación. Aunque 15 entidades afirmaron que la mayoría de sus apoyos cuenta con una serie de puntos que indican fechas y montos de su aplicación, al ser cuestionados por el Coneval ninguno pudo proveer de alguna o suficientes fuentes de información.

Para ejemplificar las contradicciones que se registran entre los anuncios, aplicación y transparencia de los programas de apoyo frente a la pandemia elegimos dos entidades, una al sur y otra al norte del país: Chiapas y Sonora.

Chiapas es el estado con el mayor porcentaje de población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta básica, con casi 70%. También, junto a Campeche, ha sido la entidad que ha estado en semáforo epidemiológico de color verde por más tiempo durante la pandemia. Y tiene la menor tasa de defunciones por COVID-19 de todo el país.

Aún así Victorino Morales, experto en Ciencias Políticas por el Tecnológico de Monterrey en Chiapas, señaló que la política pública en cuanto a atención del COVID en ese estado “sólo deja ver un desastre donde no sabemos cómo actuar con grupos de pueblos originarios ni con la gente de menores recursos”.

Coneval reportó que entre marzo y agosto de 2020 en Chiapas se crearon 12 apoyos para atender la pandemia. 

De ellos, solo uno estuvo destinado a la atención de pueblos originarios, con el que se entregaron ambulancias en 13 municipios indígenas. Ese fue un programa nuevo, pero cuyo origen de recursos se mantuvo como “no disponible”.

“En este año hay elecciones y por lo que ha pasado en el estado sí se deja ver como que hubo una motivación electoral para aplicar en tal o cual lugar un apoyo”, señala Victorino Morales.

En la información que el gobierno de Chiapas dio al Coneval sobre el apoyo de las ambulancias se indica que “son muestra clara del compromiso institucional de su gobierno de brindar un mejor servicio de salud pública a todas y todos”.

En Chiapas se entregaron tres apoyos para pequeñas y medianas empresas pero se desconoce el padrón de beneficiarios, las reglas de operación y solo de uno se publicó la estrategia de evaluación.

Sonora es la tercera entidad con mayor tasa de muertes por COVID-19, después de la Ciudad de México y Baja California. Pero también es uno de los estados donde menos programas de apoyo se crearon para hacer frente a la pandemia.

Ahí se aplicó un apoyo para “familias con mayores carencias sociales, que habitan en zonas de atención prioritaria de localidades de mayor concentración poblacional” y que sufrieron una disminución de ingresos o pérdida de empleo.

A ellos se les dio “una entrega única de dos paquetes alimentarios conformado por 24 artículos de la canasta básica, cada uno”. 

Y aunque se indicó que “la evidencia” para diseñar el programa fueron “las zonas de atención prioritaria”, también se explicó que “debido a las medidas de sana distancia no se integró padrón de personas beneficiarias”, pero que en la distribución de los paquetes participaron “fiscalizadores estatales”.

A nivel nacional dos entidades indicaron tener el mayor número de los apoyos dedicados a la economía de las mujeres durante la pandemia: Jalisco y el Estado de México. Sin embargo, en este último solo se reportó el adelanto de la entrega de un programa ya existente, Salario Rosa.

En Jalisco, un programa de atención a mujeres incluyó “apoyos económicos y una tableta”. Otro, solo apoyaría a entre 10 y 40 mujeres emprendedoras. Este “buscaba mantener y conservar las micro y pequeñas empresas de mujeres”, pero solo estuvo vigente entre julio y agosto de 2020.

Ni Chiapas ni Sonora generaron apoyos específicos para las mujeres. Guillermo M. Cejudo insistió en que ellas y personas de bajos recursos, indígenas o trabajadores temporales debían ser grupos estratégicos para los apoyos “y no solo brindarles cobijas o despensas”.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) uno de los retos durante esta pandemia era justo encontrar “maneras rápidas de colaboración entre todos los actores económicos y mejorar la colaboración y coordinación de los tres niveles de gobierno, y transparentar ante la ciudadanía las decisiones de las autoridades”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

4 claves que explican qué está haciendo bien Ucrania para contener el poderío ruso

El corresponsal de seguridad de la BBC, Frank Gardner, analiza cuatro aspectos que han definido la efectiva resistencia ucraniana frente a la incursión de Rusia.
26 de marzo, 2022
Comparte

Esta invasión lleva un mes de transcurrida y hasta ahora, Ucrania ha desafiado todos los pronósticos. Superadas en casi todos los aspectos -en tanques, tropas, aviones- las fuerzas ucranianas, reforzadas por civiles voluntarios, en muchos lugares han frenado el ejército ruso.

Han perdido territorio, especialmente alrededor de Crimea, que ya había sido ocupada y anexada por Rusia en 2014. Pero el objetivo original de Moscú de tomar rápidamente la capital Kiev y otras ciudades importantes, forzando la dimisión del gobierno, claramente ha fracasado.

El curso de la guerra todavía podría ir en contra de Ucrania. Sus fuerzas se están quedando peligrosamente sin los vitales misiles antitanques y antiaéreos suministrados por Occidente y necesarios para contener el avance ruso.

Muchas de las más aguerridas fuerzas regulares ucranianas en el este del país están en riesgo de quedar rodeadas, asiladas y aniquiladas.

Y con una cuarta parte de la población habiendo abandonado sus hogares, los que se han quedado arriesgan ver a sus ciudades convertidas en distópicos terrenos baldíos por el implacable fuego de artillería y bombas de Rusia.

Pero, no obstante estos factores, las fuerzas de Ucrania están superando a las de Rusia en esta guerra en muchos niveles. Esta semana, el portavoz del Pentágono John Kirby las elogió por defender partes de su territorio “muy astutamente, muy hábilmente, muy creativamente”.

Entonces, ¿cuáles han sido exactamente los secretos de su éxito?

1. Alta motivación

Voluntarios ucranianos reciben entrenamiento en armas en Odesa

EPA
La determinación de los ucranianos de hacer lo que puedan para defender su nación a permitido liberar a los soldados profesionales para que vayan al frente de batalla.

Hay una enorme diferencia entre la moral de ambos ejércitos. Los ucranianos están luchando por la misma supervivencia de su país como nación soberana, horrorizados por el discurso del presidente Putin, en vísperas de la invasión, cuando dijo que Ucrania era básicamente un invento artificial de Rusia.

Los ucranianos le han dado su apoyo colectivo al gobierno y a su presidente. Como resultado, ciudadanos sin ninguna experiencia militar están voluntariamente tomando las armas para defender a su pueblos y ciudades, a pesar de la abrumadora fuerza bélica rusa que enfrentan.

“Así es como un pueblo lucha por su propia existencia”, declara el brigadier Tom Foulkes, que sirvió 35 años como oficial del ejército británico en Alemania durante la Guerra Fría. “Así es como defienden a su patria y a sus familias. Su valentía es tanto impactante como espléndida”.

En la práctica, esto ha liberado a los soldados ucranianos para que puedan ir a combatir en el frente de batalla, sabiendo que sus ciudades tienen amplia defensa.

En contraste, muchos soldados rusos que fueron enviados a combatir en Ucrania son conscriptos, recién egresados de la escuela, perplejos y confundidos de encontrarse en una zona de guerra cuando creían que sólo iban a realizar un ejercicio militar.

La mayoría tuvieron poca a nada de preparación para la ferocidad de los combates que han enfrentado. Se han reportado deserciones, escasez de alimentos y saqueos.

2. Comando y control

El presidente Volodymyr Zelensky visita a un soldado ucraniano herido

EPA
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, y sus principales asesores han mostrado un liderazgo claro.

Los pronósticos iniciales de un devastador ataque cibernético ruso, que inhabilitaría las comunicaciones ucranianas, no se materializó. En cambio, de alguna manera Ucrania ha logrado mantener una coordinación efectiva sobre varios frentes de batalla, aún donde ha cedido terreno.

El gobierno se ha sostenido en Kiev y mantenido altamente visible, inclusive con la vice primera ministra vistiendo una funcional camiseta caqui cuando se dirigió a la nación con una insignia del gobierno en el fondo.

El ejército ruso, por el contrario, no parece tener ningún tipo de liderazgo unificado, con poca coordinación entre los diferentes frentes de batalla.

Eso muy probablemente ha tenido un efecto negativo en la moral militar rusa. Se ha sugerido que las reportadas muertes de por lo menos cinco generales rusos se deben en parte a la necesidad que tuvieron de acercarse a las líneas de combate para movilizar las tropas y evitar que queden atascadas.

A nivel de suboficiales, en otras palabras los cabos y sargentos, la doctrina militar rusa no permite casi iniciativa alguna, con esas filas de rangos bajos siempre esperando las órdenes de sus superiores.

El profesor Michael Clarke, un experto militar de King’s College en Londres, dice que los suboficiales rusos están rodeados de corrupción e ineficiencia y son muy mal vistos por sus subordinados.

3. Buenas tácticas

Dos soldados ucranianos con un misil jabalina

Reuters
Ucrania tiene acceso a herramientas modernas de guerra, como el misil jabalina de tierra-aire.

Las fuerzas ucranianas tienen una gran desventaja numérica, sin embargo, han hecho mejor uso del terreno y de sus armas que los invasores rusos.

Mientras los rusos han tendido a concentrar sus fuerzas en pesadas y lentas columnas blindadas, con los vehículos frecuentemente amontonados y cerca los unos de los otros, los ucranianos han ejecutado con éxito asaltos relámpago cuidadosamente sincronizados, acercándose sigilosamente para disparar un misil antitanque y luego dispersarse antes de que los rusos puedan responder.

Antes de la invasión, los entrenadores de la OTAN de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá estuvieron durante períodos largos en Ucrania, poniendo a la fuerzas al día con los combates defensivos e instruyéndoles en cómo hacer el mejor uso de los sistemas de misiles con tecnología de punta, como el jabalina o el NLAW -un arma antitanque diseñada en Suecia- o la más reciente versión del misil antiaéreo Stinger.

“Los ucranianos han sido mucho más listos que los rusos”, dice el profesor Clarke, “porque han realizado algo mucho más aproximado a una operación de armas combinadas que los rusos no han hecho”.

Lo que quiere decir es que han hecho uso completo de todas las herramientas militares a su disposición, como drones, artillería, infantería, tanques y guerra electrónica.

Mapa de Ucrania que muestra la resistencia ucraniana contra las fuerzas rusas

BBC

Cuando estas se combinan, todos estos diferentes aspectos de combate pueden generar un efecto más grande que la suma de sus partes.

Otro estratega militar, Justin Crump, que dirige la asesora de inteligencia Sibylline, señala que los ucranianos han sido particularmente expertos en encontrar los puntos vulnerables en las filas rusas y atacándolas con fuerza.

“Ucrania ha implementado tácticas altamente efectivas”, comenta, incluyendo los ataques a los puntos débiles rusos como los convoyes de aprovisionamiento, usando sistemas de armas suministrados por la OTAN con gran efecto contra objetivos precisos e improvisando cuando lo requieren.

Aunque es difícil tener un panorama preciso de las bajas, hasta los cálculos más conservadores del Pentágono colocan las muertes rusas en más de 7.000. Eso es casi la mitad de los bajas que los soviéticos sostuvieron en 10 años de guerra en Afganistán y apenas llevamos un mes de guerra.

El brigadier Tom Foulkes también tiene una explicación de por qué tantos generales rusos están cayendo en el frente: “Esto me suena como una campaña de francotiradores deliberada y muy exitosa que podría deteriorar las estructuras de comando rusas”.

4. La guerra de la información

Una conferencia de video entre los líderes del G7 con el presidente Zelensky, Bruselas 24 de marzo de 2022

HO/EPA
El presidente Zelensky ha participado por video en una serie de reuniones internacionales y parlamentos extranjeros.

Y también está la guerra de la información. Ucrania la está ganando sin lugar a dudas en la mayoría del mundo -aunque no en Rusia, donde el Kremlin todavía controla el acceso a casi todos los medios.

“Ucrania ha movilizado la esfera de información de tal manera que le ha dado una tremenda ventaja interna y externa”, expresa Justin Crump.

“Eso ha sucedido desde arriba hasta abajo, ayudado por la formidable destreza mediática del presidente Zelensky”.

Es una opinión compartida por la doctora Ruth Deyermond, catedrática en seguridad post soviética en el Kings College en Londres.

“Claramente, el gobierno ucraniano ha sido muy exitoso en el control de la narrativa de la guerra, ciertamente para el mundo en general”, dice. “Lo que el conflicto ha logrado para la reputación internacional de Ucrania es absolutamente extraordinario”.

Pero ahora mismo, cumplido un mes de esta desesperada lucha de vida o muerte en las fronteras orientales de Europa, eso podría no ser suficiente para salvar a Ucrania.

El poder numérico del ejército ruso, a pesar de todos sus defectos, no favorece a Ucrania. Si de alguna manera llegan a escasear las armas defensivas de Occidente, la asediada nación sólo podría resistir por un tiempo limitado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=G-DoQmKQ8rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.