A más de tres años del 19S, familias de edificio Centauro siguen sin hogar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

A más de tres años del 19S, familias de edificio Centauro siguen atrapados en la burocracia y sin un hogar

El gobierno de Miguel Ángel Mancera aprobó 100 mdp para la construcción del nuevo Centauro. Sin embargo, con el avance de las obras, el presupuesto se disparó a los 205 mdp.
Especial
3 de abril, 2021
Comparte

La señora Verónica Mendiola, 58 años, se detiene a diario frente al esqueleto de fierros, vigas, andamios, y ladrillos, que da forma a la torre Centauro A1 en la calle doctor Lucio de la céntrica colonia Doctores, Ciudad de México.  

Dice que no es que pueda hacer mucho ahí parada frente a los andamios vacíos y las grúas detenidas. Pero estar allí, “al pie del cañón”, le da una cierta sensación de paz y de que, al menos, su antiguo hogar en el que vivió 30 años no está solo ni abandonado. Que hay alguien pendiente de él.  

Por eso asegura que, desde aquel potente sismo de septiembre de 2017 que zarandeó el edificio dejándolo muy debilitado por las rajas en trabes y muros y al borde del colapso, no ha dejado de visitar el lugar. Primero, vigilando que los rateros no terminaran de desmantelar el poco patrimonio que les dejó el temblor. Luego, observando la demolición del enorme inmueble de 14 plantas. Y ahora, viendo la lenta reconstrucción de la nueva Torre Centauro que se levanta en el mismo lugar de su antecesora.  

Aunque lo de ‘lenta reconstrucción’ es un decir. Porque Verónica, que es la administradora del edificio, asegura que las obras llevan “un año totalmente detenidas” por falta de pagos del gobierno capitalino a la constructora, mientras ella y 68 familias damnificadas siguen viviendo de renta a tres años y medio del terremoto que los expulsó de sus hogares.   

Lee más: A tres años del 19S: “Nunca terminaremos de agradecer a los rescatistas anónimos”

“Hemos presentado amparos, hemos ido a platicar con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y hemos mandado escritos a la constructora. Hemos hecho de todo, pero nadie nos escucha, ni nos hace caso”, dice frustrada la mujer, que asegura que a más de dos años de que se demolió por completo el inmueble en noviembre de 2018, la reconstrucción se quedó “abandonada” cuando apenas llevaba un avance de siete plantas; es decir, apenas el 50% de lo proyectado. 

Foto: Especial

“Todo el rato son puras promesas. Nos dicen que ya la semana que viene, luego que no, que al mes próximo, y así nos tienen todo el rato mientras nosotros seguimos sin nuestro hogar y sin que nadie nos dé una explicación”, insiste Verónica, que explica que aunque son beneficiarios de la ayuda de 4 mil pesos que da el gobierno capitalino a los damnificados, ese dinero se queda “muy corto” para rentar hoy día una vivienda en la capital mexicana.  

Prometen que la obra estará antes de 2022 

A unos pocos metros de la Torre Centauro se levanta su ‘gemela’, la Torre Osa Mayor, que también sufrió daños estructurales por los sismos de septiembre de 2017, y fue demolida por el gobierno de la ciudad.  

Sin embargo, en el caso de la Osa Mayor los vecinos corrieron con un poco más de suerte: el pasado mes de enero, al fin, les entregaron las llaves.  

Aunque para Leticia Rosales, vecina del inmueble, decir que tuvieron ‘suerte’ es tal vez demasiado decir luego de las largas noches que vivieron en la calle bajo una lona de plástico frente a las ruinas del inmueble, y de años de desgaste lidiando también con las autoridades y con una burocracia que enfrentaron hasta el final. 

Foto: Especial

Por poner solo un ejemplo de esa burocracia: el pasado 19 de septiembre, coincidiendo con el tercer aniversario del temblor, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum les hizo la entrega virtual de las llaves de sus nuevos hogares. Sin embargo, la entrega real del edificio se fue retrasando hasta enero, es decir, aun tardaron otros cuatro meses en acceder a sus casas.   

Lee: Fotos: Edificios abandonados o en reconstrucción a tres años del 19S

Pero, aunque ahora ya empezó una nueva odisea, la de pagar la deuda que les dejó la reconstrucción y equipar el nuevo departamento, al menos la odisea de la reconstrucción ya terminó para los vecinos del Osa Mayor. En cambio, enfrente, los del Centauro aún viven con la incertidumbre de cuánto tiempo más seguirán sin casa y cuándo se reactivarán las obras.  

Animal Político planteó estas mismas preguntas a César Cravioto, comisionado de reconstrucción de la ciudad, a quien también se le cuestionó por qué las obras llevan detenidas aproximadamente un año, según dijeron los damnificados.   

En entrevista, el funcionario capitalino explicó que el anterior gobierno de Miguel Ángel Mancera aprobó un presupuesto de 100 millones de pesos para la construcción del nuevo Centauro. Sin embargo, con el avance de las obras, el presupuesto se disparó hasta los 205 millones de pesos.  

Ante esta situación, el nuevo gobierno de Sheinbaum hizo una auditoría, “que se llevó su tiempo”, e hizo un dictamen en el que señaló que en este nuevo presupuesto habría un sobrecosto de 28 millones de pesos que el gobierno de Sheinbaum se negó a pagar, motivo por el que la constructora detuvo la obra.  

“En lugar de pagarle los 205 millones de pesos, la contraloría determinó que el precio justo era pagarle 177 millones de pesos, y ahí fue cuando se produjo un estira y afloja”, explicó Cravioto, que añadió que se les ofreció a los vecinos contratar a una nueva constructora, propuesta que fue rechazada por éstos al considerar que ello “implicaría pérdida de más tiempo y de dinero”, además de que dijeron no tener problema con la actual constructora, “que es del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (INVI)”.  

Pero, meses después de ese ‘estira y afloja’, César Cravioto subrayó “que la negociación con la empresa ya quedó”, y que ya se firmó el convenio en el que se acordó que el gobierno de la ciudad pagará 62 millones más para completar los 177 millones determinados por la contraloría capitalina, “y así se pueda terminar ya el edificio”.  

Aunque todavía resta que en la próxima sesión del fideicomiso de reconstrucción, que se espera se lleve a cabo el próximo 15 de abril, se solicite el recurso público a la Secretaría de Finanzas de la ciudad, y la empresa obtenga la fianza para que el gobierno comience a pagarle, y así se reactive la construcción.  

“Esta es información que ya tienen los vecinos, que están enterados de las rutas y de los tiempos”, subrayó Cravioto, que estimó que la obra esté terminada para antes de que termine este 2021. “Ese es el compromiso de la empresa”, recalcó.   

No obstante, Verónica Mendiola dice que sigue sin estar convencida. “Así nos vienen diciendo desde que empezó el año y mucho antes”, insiste la mujer, que asegura que ya les habían prometido que para este marzo que acaba de pasar todo quedaría resuelto, y les volvieron “a mentir impunemente”.

“El problema no depende del INVI, ni de la constructora. Depende del gobierno de la ciudad y del Fideicomiso para la Reconstrucción. Porque nos han puesto tantas trabas que seguimos empantanados”, hace hincapié Verónica, que comenta resignada que, por el momento, a los vecinos del Centauro no les queda de otra más que seguir insistiendo para que las autoridades les cumplan, y continuar yendo a diario a observar el cascarón del que espera, algún día, sea su nuevo hogar después de la tragedia. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Hongo negro: 6 preguntas clave sobre la rara infección que ataca a pacientes COVID en India

En India los hospitales están viendo un alarmante aumento de los casos de mucormicosis, una infección que puede causar ceguera o la muerte en pacientes tratados por coronavirus.
26 de mayo, 2021
Comparte

Lo llaman el “hongo negro” y en India es considerado “una pesadilla dentro de la pandemia” de coronavirus.

Esta semana fueron reportados casi 9.000 casos de mucormicosis, una infección causada por un hongo.

Algunos pacientes solo han podido ser salvados al extirparles un ojo. Y la tasa de mortalidad entre quienes se contagian es del 50%.

Miles de casos se han registrado entre pacientes que se habían recuperado de covid-19 o que estaban en proceso de recuperación, de ahí que se asocie a la pandemia de coronavirus.

Los médicos aseguran que existe una relación con losesteroides que se usan para tratar la enfermedad. Y se sabe que los diabéticos tienen un mayor riesgo de sufrir de mucormicosis.

Estas son algunas claves para entender qué es la infección por mucomicosis y por qué tiene efectos tan devastadores.

1. ¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis, comúnmente llamada “hongo negro”, es una infección muy rara.

Es causada por la exposición al hongo mucor, que es parte de la familia Mucoraceae que se encuentra comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en descomposición.

Una vista microscópica del hongo mucor

Getty Images

“Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas”, explica a la BBC el doctor Akshay Nair, un cirujano ocular de Bombay, India.

Afecta los senos nasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.

2. ¿Qué causa la infección?

Los médicos creen que la mucormicosis puede estar provocada por el uso de esteroides, unos compuestos farmacológicos usados para los tratamientos de pacientes graves o en estado crítico por covid-19.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones y ayudan a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico del cuerpo se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre, tanto en pacientes diabéticos como no diabéticos con covid-19.

Un paciente de covid en India

EPA
Pacientes graves de covid-19 en India y otras partes del mundo requieren tratamientos con esteroides, lo que abre la puerta a la mucormicosis.

Los expertos creen que esta disminución de la inmunidad podría desencadenar los casos de mucormicosis.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus lo agrava y luego los esteroides que ayudan a combatir la covid-19 actúan como combustible para el fuego”, dice Nair.

3. ¿Por qué en India?

Está muy relacionado con la pregunta anterior.

India está en medio de una segunda durísima ola de coronavirus, aunque el número diario de casos está empezando a bajar. Pero el sistema de salud indio estuvo completamente saturado durante semanas, y en los hospitales escaseaba el suministro de oxígeno y medicamentos para afrontar la pandemia.

Los doctores recurrieron sobre todo a esteroides para tratar la enfermedad.

El estado occidental de Maharashtra es uno de los que registra más casos de hongo negro y también es uno de los más afectados por la segunda ola de covid-19.

Por otro lado, como explicábamos arriba, los casos de hongo negro también se han vinculado con los niveles de azúcar en la sangre. India tiene la segunda tasa más alta de diabetes en el mundo.

4. ¿Cuáles son los síntomas?

Los pacientes que padecen la infección por hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal.

También hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y finalmente la pérdida de un ojo. Puede haber manchas negras en la piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan demasiado tardepara ser tratados, cuando ya están perdiendo la visión. Los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el ojo afectado para evitar que la infección llegue al cerebro.

Un paciente de mucormicosis en India

EPA
Los médicos buscan la manifestación de la mucormicosis en los ojos y la boca.
Un paciente de mucormicosis en India

Getty Images

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

Se puede tratar con una inyección intravenosa antifúngica que debe administrarse todos los días durante un máximo de ocho semanas. Es el único fármaco eficaz contra la enfermedad.

5. ¿Es contagioso?

La mucormicosis no es contagiosa entre personas o animales. Solo se desarrolla en pacientes con las condiciones propicias en su cuerpo, como la diabetes o la inmunodepresión causada por otras enfermedades.

Sin embargo, ya que se propaga por las esporas de hongos que están presentes en el aire o en el medio ambiente, es casi imposible evitarla.

Un paciente de mucormicosis en India

EPA
La enfermedad no se transmite entre personas, pero sí puede adquirirse a través del ambiente si está presente.

Una persona sana, o sin problemas del sistema inmunitario no debe temer por un contagio de este tipo.

“Las bacterias y los hongos están presentes en nuestro cuerpo, pero el sistema inmunológico los mantiene bajo control“, explicó K. Bhujang Shetty, director del hospital Narayana Nethralaya de India.

“Cuando el sistema inmunológico se debilita debido al tratamiento del cáncer, la diabetes o el uso de esteroides, estos organismos toman ventaja y se multiplican”, explicó Shetty a la agencia Reuters.

“La cepa parece ser virulenta, elevando los niveles de azúcar en sangre a niveles muy altos. Y extrañamente la infección por hongos está afectando a muchos jóvenes“, dice por su parte el doctor Raghuraj Hegde, de la ciudad sureña de Bangalore.

6. ¿Qué tan extendido está el contagio en India?

Un alto funcionario del gobierno de India, V. K. Paul, ha declarado que “no hay un gran brote” de mucormicosis. Sin embargo, en todo el país se ha reportado un número creciente de casos que ha llegado a más de 8.800 esta semana.

“Ya estamos viendo dos o tres casos por semana aquí. Es una pesadilla dentro de una pandemia“, dice la doctora Renuka Bradoo, del Hospital Sion de Bombay.

Una UCI en Delhi, capital de India.

Getty Images
India ha tenido varios records mundiales de contagios y muertes por covid-19 en los últimos días.

El doctor Baxi trató a unos 800 pacientes diabéticos con covid-19 el año pasado y ninguno de ellos contrajo la infección por hongos.

En cambio, el mes pasado su paciente más joven fue un hombre de 27 años que ni siquiera era diabético. “Tuvimos que operarlo durante su segunda semana de covid-19 y quitarle el ojo. Es bastante devastador”.

El Consejo Indio de Investigación Médica y el Ministerio de Salud de la Unión han pedido a la población mantener la higiene personal y enfermedades como la diabetes bajo control.

También los han instado a usar zapatos, pantalones largos, camisas de manga larga y guantes mientras manipulan tierra, musgo o estiércol para evitar la exposición al hongo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WhrDWNcNQEM&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.